Skip to main content
Internet Archive's 25th Anniversary Logo

Full text of "Libro de la Montería del Rey D. Alfonso XI"

See other formats


Google 



This is a digital copy of a book that was prcscrvod for gcncrations on library shclvcs bcforc it was carcfully scannod by Google as pan of a projcct 

to make the world's books discoverablc onlinc. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 

to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 

are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other maiginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journcy from the 

publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with libraries to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prcvcnt abuse by commcrcial parties, including placing technical restrictions on automatcd qucrying. 
We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfivm automated querying Do nol send aulomated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a laige amount of text is helpful, picase contact us. We encouragc the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ A/íJí/iííJí/i íJíírí&Hííon The Google "watermark" you see on each file is essential for informingpcoplcabout this projcct andhclping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remove it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are lesponsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can'l offer guidance on whether any speciflc use of 
any speciflc book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
anywhere in the world. Copyright infringement liabili^ can be quite seveie. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organizc the world's information and to make it univcrsally accessible and uscful. Google Book Search hclps rcadcrs 
discover the world's books while helping authors and publishers reach new audiences. You can search through the full icxi of this book on the web 

at jhttp : //books . google . com/| 



Google 



Acerca de este libro 

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido 

cscancarlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo. 

Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de 

dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es 

posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embaigo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras 

puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir 

Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como 

tesdmonio del laigo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted. 

Normas de uso 

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles 
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un 
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros 
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas. 
Asimismo, le pedimos que: 

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares; 
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales. 

+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a 
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar 
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos 
propósitos y seguro que podremos ayudarle. 

+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto 
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine. 

+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de 
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de 
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La l^islación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no 
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en 
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de 
autor puede ser muy grave. 

Acerca de la Búsqueda de libros de Google 



El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de 
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas 
audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página |http://books .google .comí 



SK 
\n1 




PRINTED IN SPAIN 

/' 



.' • o ,. . . 



\ 



LIBRO 



MONTERÍA 



REY D. ALFONSO XI, 



EXCMÍ>>..6ENOR 
D. JOSÉ GUTIÉRREZ DE LA VEGA. 



MADRID. 

IMPREKT.v V FUXDICION DE M. TELLO, 



1877. 



* 



&^ 



DISCURSO 
LIBRO DE LA MONTERÍA. 



UÁS SOBRB EL LIBRO DE LA UOMTERÍA 
Y HALLA2GO DE OTRO. 

■ N el Discuno sobre el Libro de la IHott- 
', terta, que vá al frente del tomo i de 
\ la presente obra, y del cual vienen 
* á ser estos apuntes una especie de 
s^^unda parte ó complemento, expusimos lo 
siguiente: 

I.— Plan de la Biblioteca Venatoria. 
II. — El autor del Libro de la Montería, ¿es 

D. Alfonso el Sabio? 
III. — El autor del Libro de la Montería es Don 

Alfonso XI. 
IV, — El autor del Libro de la Montería no pu- 
do ser D. Alfonso X. 



VI BipLIOTECA VENATORIA. 

V. — Prioridad del Libro de la Montería en la 
Biblioteca Venatoria, 

VI. — Preparativos para esta edición del Libro 
de la Montería. 

VIL — Bibliografía Venatoria Española. 

De esos siete puntos, el segundo, tercero y 
cuarto han sido discutidos extensamente por 
doctos espsuíoles y extranjeros, durante cerca 
de medio año que ha mediado entre la publi- 
cación de aquel tomo i y este ii; y todos esos 
críticos, los que hemos leido al menos, han ve- 
nido á honrar con su sanción ilustrada la opi- 
nión nuestra, de que el Libro déla Montería no 
es obra del siglo xiii ni de D. Alfonso X, sino 
del siglo XIV y de D. Alfonso XI. 

£1 quinto punto, aquel en que alegamos las 
razones que teníamos para inaugurar la Bi- 
blioteca Venatoria con el Libro de la Montería^ 
está expuesto á alguna rectificación, que hare- 
mos modesta y espontáneamente antes que na- 
die se nos anticipe. Dijimos que preferíamos 
la obra de D. Alfonso XI: • i.°, por ser obra 
de un Rey; 2.°, por ser la obra completa espa- 
ñola más antigua; 3.^, por su mérito intrínse- 
co; 4.°, por su fama universal; 5.®, por lo rara 



\ 



DON ALFONSO XI. VII 

que se ha heclio y lo muy buscada que es por 

los bibliófilos; y 6.°, por lo mala que es, según 

opinión general de todos los críticos, la única 

edición hecha de ella por Gonzalo Argote de 

Molina en el siglo xvi.t 

Después de escrito y publicado esto, llegó á 
nuestras manos un libro español, traducido al 
francés é impreso en París, de que no hay no- 
ticia en España entre nuestros bibliógrafos an- 
tiguos ni modernos, titulado Los Paramientos 
de la Caza, original de D. Sancho el Sabio, rey 
de Navarra, y que se dice publicado en 1180, 
es decir, cerca de dos siglos antes que el Libro 
de la Montería» (i) 

Ya no se trata aquí de una obra de venación 
del siglo XIII ó del siglo xiv, de D. Alfonso el 



(x) Los Paramientos de la Caza, ou réglements sur la chasse en 
general, par Don Sancho le Sage, roi de Navarre, publiés en Panée 
X180. Avec une introduction et des annotations du traduct^ur.— Pa- 
rís.' Librairíe Céntrale d'Agriculture et de Jardinage. Rué des Eco- 
Íes, 6a, prés le Musée de Cluny. Auguste Goin, éditeur. — Un volu- 
men en 8.® de io6 pStginas. En la dedicatoria k Mottsieur le Barón 
Marc de Lasstts, iq>arece el nombre del traductor H, CasHllon 
(d'Aspet), y dice qne encontró el original escondido en los Archi- 
vos provinciales de Pamplona. 

Con motivo de la aparición de este libro, los periódicos de Ma- 
drid han dicho lo siguiente: 

«Hasta ahora se habia discutido entre los historiadores sobre si 
el famoso Libro de la Montería^ que se consideraba el m&s antiguo 
y admirable modelo del habla castellana, era de D. Alfonso el S&- 



VIII BIBLIOTECA VENATORIA, 

Sabio 6 de D. Alfonso el Justiciero; cuestión 
que, como hemos visto^ es de grandísima im- 
portancia entre los eruditos y de gran trascen- 
dencia en la historia de la literatura española: 
se trata de otra cuestión mucho más importan- 
te y trascendental, porque afecta más honda- 
mente á los doctos y á la historia de las letras. 
Los Paramientos de la Caza vienen á alterar la 
cronología bibliográfica de nuestro país, la es- 
tablecida hasta hoy por todos los historiado- 
res, echando á rodar las opiniones mejor cimen- 
tadas, puesto que gana la palma en antigüe- 
dad á muchos libros que se tienen por verda- 
deros oxigenes de la lengua castellana. 

Los Paramientos ie la Caza se establecen más 
allá, no solamente de aquellos antiquísimos li- 
bros en prosa reconocidos como primeros es- 
critos en romance culto, sino que se dejan por 
delante también al Poema de Berceo, al Libro de 



Uo 6 de D. Alfonso XI, hasta que el Sr. Gutierres de U Vega 
acaba de probar al publicarlo que es del vencedor de los moros en 
el Salado. Pero lo que no sabíamos es que dos siglos antes, es de- 
cir, en el siglo xii, había escrito D. Sancho el S&bio, rey de Na- 
varra, Los ParamüHtos dé la CasAt precioso libro de fiestas y co»- 
tumbres de cacerías, el cual fué traducido al francés, y cuyo ejem- 
plar hemos visto en poder del Sr. Gutierres de la Vega, que pronto 
lo publicara en su BiblioUca Venatoria, con presencia del c6dice 
original que existe en una de las bibliotecas de Espafia.i 



DON ALFONSO XI. IX * 

AfoloniOy al de la Vida de Sania María Bgip~ 
ciacay al de £^ Adoración de los tres Santos Re~ 
yeSf y aun quizas al Poema del Cid, tenido has- 
ta ahora por el más antiguo, sin ceder el dere- 
cho de anterioridad más que á la Confirmación 
del Fuero de Aviles^ hecha por el emperador Don 
Alfonso VII el año de 1155. (i) 

Tan pronto como leimos la traducción de 
Los Paramientos de la Caza, empezaron nues- 
tras diligencias para hallar el dichoso manus- 
crito en los Archivos provinciales de Pamplo- 
na, que hasta el momento en que escribimos 



(i) Hemos dicho que Los Paramientos de la Caza, son quiz&a 
anteriores al Poema del Cid^ teniendo en cuenta todas las opinio- 
nes que resnme Ticknor (Histor. de la Lit. Bsp. t. i, p. 17): Se 
han citado (Risco, p. 69, Crónica del Cid^ por Soothey, p. 282, no- 
ta) dos pasages, con la pretensión de establecer esta fecha histb— 
rica; pero lo (mico que de ellos puede deducirse es que se escribió 
despoés del afio 1x35. (V. A. Hnber Gtschichte des Cid, Bremen, 
1289, 12.**, p. 29.) El punto es de difícil resolución, y corresponde 
naturalmente k los literatos españoles. Sánchez la fija hacia el afio 
de 1130, que es medio siglo poco m&s 6 menos después de la 
muerte del héroe. (Poesías anteriores^ etc., t i, p. 223). Capmani 
(Elocuencia Española, Madrid, 1786, 8.*^, t. x, p. i) es de la misma 
opinión. Marina, cuyo voto es de gran peso (Memorias de la Áca^ 
demia de la Historia, t. iv, 1805, Ensayo, p. 34), la coloca hfccia 
X190 ó 1200, veinte 6 treinta afios antes de Berceo. Los traducto- 
res españoles del Bouterweck (Madrid, 1829, 8.°, 1. 1, p. X12) pu- 
blicaron un facsímile del manuscrito, y siguieron el parecer de 
Sánchez; lo mismo hace Huber (Gesch des Cid Vorwort, p. 27). 
Afiadiremos k estos pareceres el del distinguido escritor Femando 
Wolf, de Viena (Jahrbucker des LUeratur, Wien X83X, Band lvi, 
p. 251), que lo fija entre 1x40 y 1x60. Serla f&cil citar otras muchas 



X BIBLIOTECA VENATORIA. 

estas lineas no ha sido hallado. Si felizmente 
llega á nuestro poder la deseada copia, des- 
pués de bien verificada su autenticidad, ven- 
drá á formar parte de la Biblioteca Venatoria^ 
con un Discurso preliminar en que entraremos 
en el fondo de la importante cuestión que que- 
da indicada. Y si ya no será el Libro de la Mon- 
tería la obra completa española más antigua, 
siempre quedarán en pié las demás razones 
que abonan su derecho de prelacion. 

Del séptimo y último punto de nuestro Dis^ 
curso sobre el Libro de la Motíteria, volveremos á 
ocupamos al final de esta segunda parte, as! 
para completarlo con los artículos de otras 
obras impresas ó manuscritas que hemos en- 
contrado y que aumentarán nuestra Bibliogra- 
fía Venatoria Española, como para incluir el 
relativo á Los Paramientos de la Caza, con las 
circunstancias que concurran en el hallazgo 
del manuscrito, ó dificultades que se encuen- 
tren, y estimación que deba hacerse en su 
consecuencia de la edición francesa. 



opiniones en la materia; pero el conjunto de las expresadas, todas 
ellas de hombres eminentes y «fistinguidos, formadas en los cin- 
cuenta años siguientes k la primera publicación del Poetna^ no de- 
jan duda racional de que, cuando ménoe, se escribió en 1200. 



II. 



OPINIÓN DE CRÍTICOS ESPAÑOLES SOBRE EL 
LIBRO DE LA MONTERÍA, 




L transcribir en todo 6 en parte algu- 
nos de los juicios críticos que han 
emitido ilustrados literatos, sobre el 
^ aprecio que les merece la Biblioteca 
Venatoria j y muy especialmente sobre el origen 
y paternidad del Libro de la Montería, como 
que nuestra buena estrella ha querido que to- 
dos sean favorables á nuestro pensamiento ge- 
neral y á nuestra opinión particular, sentimos 
cierto natural embarazo, que es fuerza dejar 
á un lado, si hemos de revelar el debate que 
completa y remata nuestro estudio sobre la 
obra de D. Alfonso XI. 

El Sr. D, Juan José Bueno, erudito literato 
y bibliotecario de la Universidad de Sevilla, 
nos ha escrito lo siguiente: 



XII BIBLIOTECA VENATORIA. 

«Aún no he concluido de leer el Discurso sobre el Libro de la 
Montería; pero con lo que llevo visto basta y sobra para fallar el 
pleito de su filiación. Usted ha puesto en su punto la controversia, 
y se puede decir que ha dictado la ejecutoria en este litigio litera- 
rio, tomando las pruebas del texto de la misma obra. Mi opinión, 
y no ea falsa modestia, nada vale en la república literaria; pero se 
la expreso con toda sinceridad y con la m&s profunda convicción. 
No hallo manera de destruir sus razonamientos, y de hoy m&a el 
Undécimo de los Alfonsos, reivindicara la gloria de haber sido el 
autor de obra tan estimable por varios títulos. 

iEn orden á la parte tipográfica, el libro es lindísimo y parece 
impreso por los Elzevirios. Si el Sr. Tello no gozara de tan justo 
crédito, esta impresión bastaría & conquistárselo. 

•Las letras, la lengua y los bibliófilos deben reconocer el servicio 
que V. les presta, y por su parte felicita á V. de todo corazón, de- 
seando lleve á feliz término su empresa, su cariftoso amigo y pai- 
sano Q. S. M. B.— Juan J. Bubmo.— Sevilla 14 de Agosto de X877.Í 

El Sr, D. Enrique de Leguina, diligente co- 
leccionista de libros de caza, autor de varías 
obras históricas muy apreciables, y en la ac- 
tualidad Gobernador civil de la provincia de 
Córdoba, ha publicado este articulo: 

«Achaque moderno, y revestido de condiciones de belleza é ilus- 
tración que lo hacen singularmente apreciable, es al dar á la 
estampa libros clásicos, acompañarlos con observaciones y co— 
mentaríos, á las veces tan importantes como las obras mismas, 
que para deleite de eruditos, aparecen con frecuencia. Tales hábi- 
tos» patrocinados hoy por el desarrollo que el espíritu de investi- 
gación va adquiriendo, sustituyen ventajosamente á las pesadas 
amplificaciones, que con la forma de licencias 6 á guisa de discur- 
sos preliminares, eran, no hace mucho, largos panegíricos, sólo 
aceptables en épocas en que insignes vulgaridades merecían los 
honores de una controversia siempre cansada, y á menudo de todo 
punto inútil. 

•Satisface semejante moderna usanza la tendencia al examen, 
propia del espíritu cultivado, que para disfrutar cumplidamente 



DON ALFONSO XI. XIII 

cualquiera joya literaria, pretende conocer laeitmctora de la obra, 
la autoridad que la edición merece alcannr por lo qoe asuma de 
auténtica y exacta, y los antecedentea de aquel k quien w debe, uí 
como desea encontrar aclaradoa los parages oscuros, advertidos 
los errores, y encomiadas las bellesas. / 

»No otro ha sido el in-op6sito del Excmo. Sr. D. Jos6 Gutierres 
de la Vega al reproducir el libro de D. Alfonso XI sobre el ejerd— 
do de la Monttria, ▼ulgarixando su conocimiento, ya que de la 
primitiva edición hecha por el ilustre Argote de Molina, son con- 
tados los ejemplares que hoy existen. Mas si aquél escritor ha de 
obtener aplauso entusiasta de cnantospor la gloria de nuestra lite* 
ratura se desvelan, s61o con el hecho de facilitar el exfcmen del in- 
mortal libro que siempre alcanc6 especial estimación de propios 
y extraflos, y fué objeto del detenido estudio de los eminentes Pe— 
llicer, Clemencin, Cerd&, Llaguno, Palomares, Lafnente Alcánta- 
ra, Ticknor, Gayangos y Amador de los Rios, harto mayor premio 
debe obtener su empresa, puesto que el trabajo preliminar que al 
Libro de la Montería acompafta, forma por si sólo un vol&men 
digno de singular aprecio. 

i Dejaremos, pues, de ocupamos del tratado de D. Alfonso, no 
sólo porque éste andarft pronto en todas las manos, sino principal- 
mente porque, como queda indicado, su critica ha sido cumplida- 
mente realizada por aquellos doctos escritores, y concretaremos 
las lineas presentes al Diuurso del Sr. Gutierres de la Vega, deter- 
minando hasta qué punto le deben gratitud las letras espafiolas. 

•Tiene, por cierto, la materia k que el Sr. Gutierres de la Vega 
dedica sus inteligentes afanes, gran atractivo para nosotros, pues 
si considerada bajo el punto de vista del interesante estudio de cos- 
tumbres, encierra rico depósito de elementos para reconstituir pa- 
sadas épocas; como noble afición, adquiere timbres históricos por 
la constante pr&ctica de r^es y magnates, no siendo menores los 
ganados en el terreno de las letras, ya que ha merecido ser objeto 
de importantes obras debidas á multitud de acreditados escritores, 
que la han consagrado curiosos trabajos, ¿un cuando con distinto 
propósito emprendidos. 

•La mayor parte de nuestros monarcas fueron notables cazado- 
res, y seria preciso enumerar á casi todos para poner de realce esta 
ingénita afición. Hasta hubo alguno, como D. Juan I, conocido con 
el dictado de El Caxador: es cierto, que, en pasadas épocas, cons- 
tituía tan singular mérito lucir en esta clase de lances, que lo con- 



XIV BIBLIOTECA VENATORIA. 

ftigoalMi la Cránica, Asi Castilla, en la de Enrique IV, anota que 
era D. Beltran de la Coeva, «magnifico en sus cosas, cortés y ^a- 
•doso con todos, gran cabalgador de la gineta, gran montero é ca- 
lzador, costoso en loe atavíos de su persona, franco é dadivoso;» y 
en las sepulcrales losas se imprimia semejante cualidad, pudiendo 
servir de ejemplo el epitafio que recuerda Argote en su Noblesa del 
Ándalueia: «Aqui iaz feipoo escudeyro, buen fidalgo 6 cabaleyro, 
•gran cazador ¿ monteyro.» 

•Afición por cierto tan arraigada, que no bastaban & contenerla 
ni los enormes gastos que su ejercicio exigía, ni los riesgos que su 
prkcüca ocasionaba, á las veces terminados con grandes desgracias; 
ni la oposición de algunos moralistas que, como D. Francisco de 
Castilla en su Theórica de Virtudes, contestaba de este modo al 
Con&uelo del ejercicio de la caza y monterta: 

AI consuelo en cetrería 
Que me das, devo saber 
Que hay cazando 
Mil enojos en el dia, 
Por un rato de placer 
De quando en quando. 

Del deleite en montear 
Por ser triste mi natura 
En tibio espacio, 
Es dejarse hombre engañar 
Honor, descanso y holgura 
En el cansancio. 

Corriendo tras los venados 

Y puercos entre las breñas. 
De las vidas 

Han sido muchos privados: 

Y dos reyes por mas señas 
De caídas; 

Y en los campos si me dices, 
Que será el daño menor 
En llano trecho: 
Con galgos hallo perdices 
Las liebres con el azor 
A mí despecho. 

•Conocedor de estas circunstancias el Sr. Gutiérrez de la Vega, 
trata el asunto con cariño extremo, y dá comienzo & su erudito pre- 
liminar Discurso f expresando el plan de la Biblioteca Venatoria que 
se propone llevar á cabo; emite las razones que aconsejan empezar 
la publicación por el Libro de la Montería del rey D. Alfonso, y 
como, apenas enunciado el proyecto, salta á su vista la dificultad de 
determinar "k cual de los Alfonsos se debe la importante obra cuya 



DON^^ALFOMSO XI. XV 

reproducción díáfnit«mos« dedica & eite particular detenido estadio, 
merced al coal deqmés de acumular cnantoa antecedentes pueden 
contribuir k esclarecer d oscuro punto histórico; después de hacer- 
se cargo del juicio aotwiaado de doctos escritores, prueba de una 
manera inconcusa y terminante, que el autor lo fu6 D. Alfonso XI, 
con tal abnndanda de datos, con tan investigador anftUsb, que, en 
lo sucesivo, fuera temeridad inconcebible sostener la contraria opi- 
nión. Encarece, en seguida, el Sr. Gutierres de la Vega la impor- 
tancia y prioridad del Libro dt la U<mUfUi\ hace resaltar las belle- 
zas que la obra contiene, convirtiéndos e en s^;uro gula para el 
que, m&B tarde, ha de recorrer sus p&ginas; manifiesta los prepsra- 
tivos verificados para lansar á la p6blica lus esta preciosa edidon, 
y las condiciones de autenticidad y exactitud que reúne, <lf¡dncidas 
de las copiosas fuentes donde se ha tomado y del rigoroso criterio 
para su redacción elegido; y concluye con una cofáosa Bibliografía 
Venatoria^ hecha en dos partes, con el mismo razonado criterio que 
en todo su trabajo predomina, y que, por fá, sola, bastarla para dar 
nombre al señor Gutierres de la Vega entre los modernos bibliófi- 
los españoles. 

vEb la bibliograSa dencia que en nuestra época adquiere com- 
I^eto desarrollo, pues s61o alguna obra monumental como la Bi^ 
blioteca de Nicolfts Antonio, ó pocas, no muy completas, del pasado 
siglo, eran las ónicas bsses existentes para llegar al conocimiento 
de esa denda auxiliar, verdaderamente interesante para cuantos 
pretenden conocer 6 depurar alguna rama dd saber humano, y el 
distinguido escritor k quien aludimos, utilizando d ser la secdon 
bibliográfica venatoria terreno vlr^n y feraz, lo ha aprovechado 
con inteligencia suma, y ocupará por dio digno lugar entre los que 
se proponen dar impulso & este linsge de estudios. 

•En efecto, el Sr. Gutierres de la Vega, que rncabeta esta sec- 
ción de 80 Discurso con un, aunque breve, interesante exordio, dk 
cuenta de las prindpales obras que inddentalmente tratan de la 
materia, y después relata las que de días se ocupsn de un modo 
directo y técnico. Quizfts podrk advertirse que entre Iss primeras 
citadas se nota la omisión de dgunas, como las de Alfonso Fernan- 
dez de Falencia, los Bolandos, Córdoba, d P. Carvallo y otros que 
se ocuparon estensamente de la caza; mas no ha intentado segura- 
mente d Sr. Gutiérrez de la Vega dar & conocer todas laa otsrss re- 
vestidas de esta drctmstanda, sino señalar las prindpales, como 
también hace notar que han sido llevados al teatro los cagadores. 



XVI BIBLIOTECA VENATORIA. 

citando alguna prodndon dramática, y prescinde de incluir, segu- 
ramente con deliberado propósito, otros análogos trabajos que, en 
sentido figurado, tratan de la caza 6 de los que la practicaban, co- 
mo el auto de D. Manuel de Arriaga titulado Bl ZHvino Cazador ^ y 
El HalcoH de Federico del inmortal Lope de Vega, que muy de 
antiguo fueron dados nuestros escritores k usar semejante al^órico 
estilo, y la caza proporcionaba para ello variado motivo: pueden 
ser prueba de esta aseveración las coplas que Alfonso Alvares de 
Villavandino consagró & la venida de D. Ruy Lopes de Dávalos, 
que empiezan: 

El Girifalte mudado 

Ya cobró su gentil vuelo . 

»Tal es, pues, el trabajo que el Sr. Gutiérrez de la Vega ha rea- 
lizado: si & lo interesante del asunto se agrega la erudición copiosa 
y nunca pesada, la sana critica, y la castiza manera de expresar y 
analizar los conceptos, circunstancias que en su trabajo concurren, 
no podrá dudarse del acierto con que ha realizado su empresa el 
Sr. Gutiérrez de la Vega, merecedor del ferviente aplauso de los 
amantes de nuestra gloria literaria. — E. de Leguina.» (i) 

El Sr. D. F. Miquel y Badía, conocido es- 
critor catalán, ha dado á luz el artículo que 
sigue: 

•Si los cazadores emplearan una mínima parte siquiera del en- 
tusiasmo que sienten por su diversión favorita, en acoger y patro- 
cinar la Biblioteca Venatoria que en Madrid ha comenzado á dar á 
luz el Excmo. Sr. D. José Gutierres de la Vega, á buen seguro que 
se tirarían á miles los ejemplares de la colección, y que el editor 
haría magnifico negocio. Es cierto que los aficionados á alguna 
especial ocupación 6 entretenimiento suelen poner en ella un ahin- 
co que en muchas ocasiones á los ojos de las personas indiferentes 
é incapaces de comprender los subidísimos goces que se* alcanzan 
con satisfacer una pasión 6 capricho, les hace pasar por monoma- 
niacos, gente estrambótica y como fuera de la sociedad, é iacapacts 
de sacramentos, según dice la frase popular con su vigor de expre- 
sión característica. Mas si tales y tantas cosas pueden pensarse de 



(i) Diario de Córdoba^ del dia 15 de Agosto de 1877. 



DON ALFONSO XI. XVII 

un rebotcador de antiguallas y trastos viejos, de un bibliómano que 
escudriña horas y horas baratillos y puestos de lance, de un colec- 
cionista de sellos, botones y tirantes (que de todas estas baratijas y 
de otras muchas más se forman colecciones en nuestros dias), ¿qué 
habrii de pensarse y sentirse de un cazador en toda la extensión de 
la palabra, de nn devoto de San Eustaquio, cinegeta entusiasta y 
que á sus placeres anteponga todos los demás placeres y distraccio- 
nes de la vida? 

»Si nuestros lectores» no cazadores, quieren formarse idea de 
hasta qué punto han de sufrir molestias y privaciones los aficiona-» 
dos k la caza, no tienen m&s que entretenerse algunos ratos ho- 
jeando las obras que recientemente han dado k luz los señores ge- 
neral Milans, barón de Cortes y Enrique Pérez Escrich, y en parti- 
cular Los Cazadores, de este ultimo, quien traza con t\ titulo de 
Colin un cuadro curioso y fidelísimo de las peripecias de una par- 
tida de caza experimentadas por un neófito ó cazador bisoño. Desde 
la salida del cazador en el primer tren metido en un vagón de ter- 
cera, entre perros de distintas castas, hasta el pasarse un dia ente- 
ro sin comer apenas, corriendo tras de una bandada de perdices, su- 
dando, jadeando para llegar k la noche molido y quebrantado, todo 
se encuentra en el libro del Sr. Pérez Escrich, y por incidencia 
junto con discretisimas observaciones venatorias en las de sus 
compañeros de afición general Milans y barón de Cortes. Pero 
todas estas privaciones y otras que saben de memoria los que 
cuentan entre sus parientes y amigos k algún aficionado i la caza, 
son menudas molestias ante el placer intenso, vivísimo que tan 
magistralmente describe D. Francisco de Rojas Zorrilla en su ca- 
ballerosa comedia García del CastaHar. piec este ilustre hidalgo 
que á las mayores honras prefiere: 

entre aquellos cerros 

Salir á la primer luz, 
Prevenido el arcabuz, 

Y que levanten mis perros 
Una banda de perdices; 

Y codicioso en la empresa 
Seguirlas por la dehesa, 
Con esperanzas felices 
De verlas caer al suelo; 

Y cuando son k los ojos 
Pardas nubes con pies rojos, 
Batir sus alas al vuelo, 

Y derribar esparcidas 
Tres ó cuatro; y anhelando 

TOMO II. B 



XVIII BIBLIOTECA VENATORIA. 

Mirar mis perros bascando 
Las que czytTon heridas, 
Con mi voz que los provoca; 

Y traer las que palpitan 

A mis manos, que las, quitan 
Con su gusto de su boca; 
Levantarlas, ver por dónde 
Entró entre la pluma el plomo, 
Volverme k mi casa como 
Suele de la guerra el conde 
A Toledo, vencedor; 
Pelarlas dentro en mi casa. 
Perdigarlas en la brasa, 

Y puestas a! asador 

Con seis dedos de un pemil, 
Que & cuatro vueltas 6 tres 
Pastilla de lumbre es 

Y canela del Brasil; 

Y entregársele á Teresa 
Que con vinagre y aceite 

Y pimienta, sin afeite 

Las pone en mi limpia mesa, 
Donde en servicio de Dios, 
Una yo y otra mi esposa 
Nos comemos; que no hay cosa 
Como k dos perdices, dos. 

«Después de cuya descripción se comprende con cuánto acierto 
dijo Marco Tulio Cicerón en su libro De SeneciuiCt hablando de 
las delicias que la vida campestre tiene para el labrador, que <la 
•caza que llena sus momentos de holgura viene á ser para él un nue- 
avo condimento de los demás placeres.» Con lo cual y con el cü" 
mulo de ejemplos que podrían sacarse de todas las épocas y de to- 
das las civilizaciones, bien pueden hasta los menos inclinados k las 
diversiones cinegéticas, confesar en voz alta que han de escerrar 
en si atractivo poderoso, y que por lo mismo han de excusarse á 
los cazadores estusiastas las extravagancias en que incurren, y que 
han dado pié para sacarles en las tablas de los teatros como es- 
pecie sui gauriSf entretenida y á propósito para mover á risa k los 
espectadores. 

•En la caza, como en muchas artes, se contarán individuos que 
la ejercen sin darse clara cnenta de sus reglas y principios, y otros 
que los conocen bien y los formulan, pudiendo en consecuencia di- 
vidirse los cazadores, en cazadores letrados é iletrados. No se ne- 
cesita de mucha discreción para comprender que la Biblioteca Ve- 
natoria del Sr. Gutiérrez de la Vega no vá enderezada á los segun- 
dos, sino que ha visto la luz para solaz y altiaimo deleite de los 



DON ALFONSO XI. XIX 

primeros. Gracias con qne los camdores iletrados pasea los ojos 
por Los Cazadores de Pérez Escricb, que les ofrecen el interés de la 
novela, ó bien lean algunas páginas sueltas de algún tratadito en 
que en forma pedestre, se den reglas para los distintos modos de 
cazar. Y no se crea por lo que hemos indicado que falten en el pri- 
mer volumen impreso por la Biblioteca Venatoria numerosos capí- 
tulos en los que se den sendos consejos, advertencias y recetas de 
car&cter paramente pr&ctico; antes al contrario, por lo que luego 
diremos se verfc que en el Libro de la Montería del victorioso rey 
D. Alfonso XI (primero de la colección) abundan los preceptos que 
con dificultad escasa pueden entender perfectamente los cazadores 
menos eruditos con solo que se esfuercen algo para familiarizarse 
con \z f obla castellana áéí siglo decimocuarto. 

•Al concebir el i«oyecto de publicar la Biblioteca Venatoria, pen- 
só desde luego el Excmo. Sr. D. José Gutiérrez de la Vega, según 
manifiesta en el extenso y bien pensado prólogo con que la encabe- 
za, inaugurarla con el Li6ro de la Montería que anunció como tra- 
bajo del rey D. Alfonso X el S&bio. Moviéronle k ello ser obra de 
un famoso monarca, ser la obra completa española m&s antigua de 
su especialidad, su mérito intrínseco, lo rara que se ha hecho y lo 
muy buscada que es por los bibliófilos, y lo mala que según opinión 
general de los críticos es la (mica edición de ella hecha en el si- 
glo XVI por Gonzalo Argote de Molina. Hemos dicho que el Sefior 
Gutiérrez de la Vega habia anunciado aquel libro como producción- 
del ínclito aator de las Partidas, siguiendo el parecer respetabilí- 
simo de críticos tan sabios y tan perspicaces como el autor de la 
Historia Critica de la Literatura EspaHola D. José Amador de los 
Ríos y los Sres. D. Emilio Lafuente Alcántara y D. Pascual de 
Gayangos que aceptaron tácitamente su parecer en la introducción 
al Libro de las Aves de Casa del canciller Pero López de Ayala, 
impreso por la benemérita asociación de Bibliófilos españoles. Un 
estudio detenido hecho por el Sr. Gutierres de la Vega Ih ha lleva- 
do á reivindicar para el biznieto del Rey Sabio, la paternidad del 
Libro de la Montería, siendo tan juiciosas, tan fondadas y tan per> 
tinentes las razones que en apoyo de su tesis aduce, que dudamos 
puedan serle rebatidas por los eruditos entendidos en la tarea de 
averiguar fechas , descubrir autores y certificar hechos oscurecidos 
ó Ignorados. 

tNo es asunto para un articulo de periódico político dar sobre el 
particular más eztessoí pormenores. Diremos sólo, wá pan los ca- 



N 



XX BIBLIOTECA VENATORIA. 

zadores aficionados á las letras como para los literatos ganosos de 
conocer las obr.;s en qae se puedan bien estudiar los orígenes y la 
riqueza de nuestro idioma patrio, en qué se ocupa el Libro de ¡a 
Montería del rey don Alfonso XI, con lo cual se verá también en 
qué conceptos puede ser interesaate para cazadores y literatos. Ce- 
damos para ello la palabra al Sr. Gutiérrez de la Vega, que lo apun> 
ta discretamente en las siguientes lineas: 

«Viniendo ya al valor intrínseco que tiene el Libro de la MonU" 
•ríUf se puede asegurar á priori que fcun hoy dia no deja nada que 
B desear para aprender en él á ser un buen cazador y un buen monte- 
tro; para saber criar y aleccionar los perros, y &un tal vez para sa- 
uber cuidarlos en sus heridas y enfermedades; para conocer los 
•montes y correrlos con provecho; para buscar y levantar la caza; 
«para enderezarla á los puestos de los cazadores; para seguirla y 
•cobrarla con los perros, con lecciones relativas k los tiempos y 
•circunstancias, á las localidades y especies de hombres, perros, re- 
uses y cuanto por mucho 6 por poco entra en una fiesta venatoria.» 
Y añade más adelante: «El gran mérito literario del Libro de la 
•Motíteria lo abona un hecho, y basta el solo hecho de haberlo con- 
isiderado el docto historiador de la literatura española Sr. Amador 
•de los Ríos, digno, dignísimo de ser atribuido á D. Alfonso el Sá- 
»bio, el autor del libro gloriosísimo de las Partidas.» 

ff £1 volumen objeto de este artículo forma el tomo i del Libro de 
¡a Montería restablecido el texto primitivo sobre el famoso y anti- 
quísimo manuscrito de la Cartuja de Sevilla, propiedad hoy de 
S. M. el rey D. Alfonso XII (Q. D. G.), y teniendo á la vista tra- 
bajos de Palomares, Llaguno y Amirola y Cerda y Rico. El to- 
mo II que le seguirá trata de los montes de la Corona y de las gran- 
des cacerías reales por D. Alfonso XI. Al marcado interés que en sí 
encierra el viejo libro, añade la nueva edición, impresa en caracte- 
res elzevirianos y en forma hoy muy querida de los bibliófilos, los 
méritos del Discurso-prólogo á que hemos hecho referencia, y del 
que hemos copiado los anteriores párrafos, y una Bibliografía Ve- 
notoria Española dividida |en dos secciones, de obras manuscritas 
y obras estampadas. ¿Será afortunada la empresa intentada por el 
Excmo. Sr. D. José Gutiérrez de la Vega? ¿Podrá realizarse con fe- 
liz éxito la publicación de las obras que anuncia del principe Don 
Juan Manuel, de Juan de Sant Fagun, montero del Rey D. Juan II, 
y de D. Beltran de la Cueva, duque de Alburqaerque? Desde luego 
no tememos pecar de aventurados as^pirándole el favor y los plá- 



DON ALFONSO XI. XXI 

cemcs de lo« Ubli&filos espafioles, uí como nos atrevemos i espe- 
isr qae no ha de faltarle tampoco el apoyo de los machos, innume- 
rables cazadores ilustrados que cuenta nuestra patria, y para quie- 
nes la posesión de una notable obra venatoria ha de ser placer ma- 
yor, 6 igual por lo menos, al de la adquisición de una escopeta ir- 
reprochable 6 de un perro de finísima casta.— F. Miqusl y Ba- 
DÍAS (i). 

£1 Sr. D. Miguel López Martínez, ilustrado 
escritor público y afamado en ciencias agra- 
rias, ha juzgado así nuestra empresa en un 
estudio bibliográfico: 

«El Sr. Gutiérrez de la Vega trae su filiación de la política. Su vi- 
da ha estado consagrada á la defensa de so partido y al servicio de tu 
causa, ora como periodista, ora como diputado, ora como altofun» 
cionario pübUco. Hoy est& cesante, para bien de la literatura) pues 
le sucede lo que á todos los hombres de aplicación, inteligencia é 
iniciativa. Cesan en el pros&ico cuanto codiciado destino, pero su 
actividad halla pronto nuevos rumbos en qué mostrarse, y no tardan 
en darse de alta en puestos de m&s honra y merecimiento propios y 
de mayor utilidad y ^oria para la patria. 

»Ni las lides periodísticas, ni las tareas de la emigración, ni los 
alanés que le impone su partido para que no quede en el porvenir 
arrollada la bandera, entibisron el calor de su alma, ni hoy bastan 
& satis&cer su ambición esas ocupaciones políticas. Ha conocido 
con instinto certero que los recreos, artes y cuestiones sgrariss 
ofrecen p&bulo k la ganancia y estimulo k los nobles deseos de fama, 
y esto le ba decidido k lanzarse k la palestra, en la cual, desde el 
primer momento, ha conquistado un puesto distinguido. 

«La Biblioteca Venatoria, de que antes hemos dado cuenta en 
este periódico, no tiene car&cter esencialmente agrícola, pero se 
puede asegurar que la propagación de su lectura ha de contribuir 
gradualmente, tanto lo menos como una obra técnica, primero k 
colonizar los extensos despoblados, después á retener slgnnos días 



(i) Diario de Barcelona^ del dia xx de Setiembre de 1877. 



XXII BIBLIOTECA VENATORIA. 

en sus h<^ abandonadas haciendas & los propietarios, y por ultimo, 
& invertir en el cultivo parte del capital empleado en obras urbanas 
de puro lujo. 

•Considérase el «abúnteismo» como una llaga mortal de la agri- 
cultura. Combatirlo es empresa meritoria y patriótica, por lo que 
fomenta la producción de la tierra, y eso es lo que hacen los agró- 
nomos exponiendo la utilidad de las reformas campestres y la 
conveniencia de que no encomienden los dueños su ejecución k 
manos subalternas, y esto es lo que hace el Sr. Gutierres de la Ve- 
ga, revelando con su B^lioteca los atractivos de la vida del campo. 
Por eso recomendamos eficazmente su adquisición k nuestros lec- 
tores. 

i Como no podia menos de suceder, el Sr. Gutiérrez de la Vega 
ha hecho reflejar su carácter en todos los accidentes de publicación 
que acompañan & la Biblioteca VinaUma. Se advierte su gusto 
aristocrático en el lujo adecuado, sin ostentación, de la parte tipo- 
gráfica, y ¿chanse de ver sus inclinaciones severas y analíticas en la 
concienzuda revisión de los originales, y sobre todo, en el precioso 
clásico discurso que váal frente del tomo primero. 

»A1 leer este discurso se siente un doble efecto: por una parte el 
Uctor queda como admirado del gran cuadro de la literatura vena- 
toria que se presenta ante sus ojos. Siendo privativa hace tiempo 
la lectura de las obras de caza de los eruditos, y perdida, por causas 
que renunciamos á exponer, la afición á las grandes cacerías, la ge- 
neralidad no tiene la menor idea de lo que ha sido esta diversión 
en los tiempos pasados. El Sr. Gutiérrez de la Vega, nombrando 
autores, discutiendo opiniones, describiendo costumbres, nos inicia, 
si así puede decirse, en un mundo desconocido. Por otra parte, 
queda el lector sorprendido de la facilidad con que se propagan los 
errores históricos, y con que se admiten, como hechos inconcusos, 
los absurdos más groseros, hasta que una sana critica desentraña 
la verdad, y desvanece con la luz del criterio los infinitos errores y 
las mil preocupaciones que la oscurecían. 

•¿Quién es el autor del Libro de la MonUriai Se creyó durante 
mucho tiempo que D. Alfonso XI. El Sr. Amador de los Ríos ex- 
puso con su bien conquistada autoridad y con gran copia de citas, 
algunas equivocadas, que lo era D. Alfonso el Sabio; el Sr. Gutiér- 
rez de la Vega, atreviéndose á entrar en lid con dicho Sr. Amador 
de los Ríos, con D. Pascual Gayangos y con el Sr. Lafuente Alcán- 
tara, ha demostrado la equivocación de estos historiadores y probado 



DON ALFONSO XU XXIII 

que el héroe de lit batalla del Salado es el autor de tan preciada 
obra. 

>Si k cnakimer impognador de escritores de tan justa nombnutta 
se podría aplicar con razón aquello de «atreverse sólo es herois— 
mo,i calcülese el mérito literario contraído por el Sr. Gatierrea 
de la V^pi, que no sólo se atreve, sino que los acosa denodada- 
mente, aunque con cabal cortesía, en el terreno histórico, y los ven- 
ce con rara sagacidad de juicio en la esfera de la crítica. 

>LoB argomentos del Sr. Gutierres de la Vega para probar que 
el Ltím> de la iionteria corresponde k D. Alfonso XI, y no al Sa- 
bio, son irrebatibles, como que están fundados en hechos ciertos y 
positivos. Por ejemplo, en el capitulo xv se habla de un Diego Bra- 
bo, cuyo ejemplo debe imitarse; es asi que este personaje fué mon- 
tero de D. Alfonso XI, como lo demuestra con documentos feha- 
cientes el Sr. Gutiérrez de la Vega, luego de él no pudo hablar un 
siglo &ntes D. Alfonso el Sabio. En el capítulo zxix del tomo xi se 
habla de un cerro *por el que salieron los moros cuando fué desba- 
•ratado Abomelique.» £1 Sr. Gutiérrez de la V^a prueba también, 
con la Crónica de Alfonso Onceno en la mano, que Abomelique fué 
hijo de Albohacen, rey de Marruecos, que vino k España y fué ven- 
cido por D. Alvaro, obispo de Mondofledo, y otros caballeros an- 
daluces mucho después de la muerte del de las Partidas, y deduce 
que éste no podía hablar de sucesos posteriores k su vida y reinado. 
»Aaí como en esta parte del discurso preliminar demuestra el se- 
ñot Gutiérrez de la Vega su sagacidad y sana critica, en los ca|d— 
talos Yx y VII no deja lugar k la duda sobre la concienzuda solici- 
tud con que ha preparado la Biblioteca^ y su vasta erudición en este 
ramo eqtecial de literatura. Cita y dá cuenta de loa importantes 
manuscritos y de ni impresos sobre caza, entre cuyos autores figu- 
ran reyes, principes, poetas y personajes políticos muy famosos. 

»£n conclusión, la Biblioteca Venatoria despierta grandemente 
la afición k la vida del campo, sin lo cual no pueden prosperar las 
industrias agrícolas, y el Sr. Gutiérrez de la Vega merece como 
pocos un asiento en la Academia de la Historia, y un puesto promi- 
nente entre los escritores contemporáneos.— Migubl Lops2 Mak- 
TIMB2* (x). 



(i) Revista Agrícola del Ministerio de Fomento, del dia 30 de 
Setiembre de 1877* Biadrid. T. iv, págs. 740 y siguientes. 



XXIV BIBLIOTECA VENATORIA. 

El Sr. D. Manuel de la Revilla, sabio cate- 
drático de literatura española en la Universi- 
dad de Madrid, ha escrito lo siguiente en una 
de sus acreditadas revistas crítico-literarias: 

«El Sr. D. José Gutiérrez de la Vega ha comenzado la publica^ 
clon de una Biblioteca Venatoria, en la que se propone incluir las 
obras españolas mfcs notables que al ejercicio de la caza se refieren; 
y con muy buen acuerdo ha dado principio & su empresa por la im- 
presión del Libro de la Montería, publicado por Argote de Molina; 
atribuido por él y por la mayoría de los escritores de estos ultimes 
siglos al Rey D. Alfonso X^, y regalado después al Rey Sabio por 
el Sr. Amador de los Rios. 

»E1 interés de esta publicación consiste, no tanto en el mérito 
intrínseco de la obra, como en el prólogo que la precede, donde el 
Sr. Gutiérrez de la Vega prueba con concluyentes razones, que no 
dan lugar & réplica, que el Libro de la Montería no es el Tratado 
de Venación del Rey S&bio, como afirmó, sin pruebas suficientes, el 
Sr. Amador de los Rios, sino que fué obra del rey D. Alfonso XI. 
•El sistema de razonamientos harto débiles en que el Sr. Ama- 
dor fundó su opinión contraría á la de Argote de Molina, queda pul- 
verizado por las razones de hecho que en contra alega el Sr. Gutiér- 
rez de la Vega, y que consisten en la mención expresa que en el li- 
bro se hace de personajes y sucesos del reinado de D. Alfonso XI, 
mención que procuró desvirtuar el Sr. Amador sosteniendo que la 
tercera parte de la obra era añadida al texto, sin más razón para 
probarlo que la de que en los códices no se decia que el libro cons- 
ta de tres partes, cosa desmentida terminantemente por el ex&men 
de los mismos códices, según muestra el Sr. Gutiérrez de la Vega. 
•Resulta, pues, probado que el Libro de la Montería no es el Tro- 
tado de Venación de D. Alfonso el Sabio, perdido por desgracia; 
sino que fué escrito 6 mandado escribir por D. Alfonso XI entre los 
años 1342 y 1350. 

•¿Q4iedará aqui la cuestión? A ultima hora se nos ha dicho que 
otro escritor, cuyo nombre no nos es permitido revelar, ha descu- 
bierto en el libro ciertas indicaciones que no pemúten colocarlo en 
el reinado de Alfonso XI, sino en fecha posterior. Pero en tal caso 
¿cómo se explica que en los códices se diga temina&temente que 



DON ALFONSO XI. XXV 

fii¿ escrito por el rey D. Alfonso? Espefremos la lohicioii de esto 

dificultad, que no tardarán en damos los doctos escritores que tanto 
se afanan por reconstruir la oscura hutoria de nuestra literatura de 
la Edad Medias (i). 

£1 escritor á quien se alude más arriba, que 
por cierto es un ilustrado literato y eruditísi- 
mo investigador de la historia antigua, íntimo 
amigo nuestro, y cuyo nombre tampoco reve- 
laremos, nos dijo hace tiempo que, fundado en 
la fecha en que creia que murió uno de los 
monteros de D. Alfonso XI, se disponía á re- 
cojer su memoria y estudiar sus datos, con el 
presentimiento de probar que el Libro de la 
Montería era de época posterior á la por nos- 
otros establecida. Amantes de la verdad, sobre 
todo, y ganosos de la exactitud histórica más 
que de nuestra propia gloria, le regalamos el 
tomo I de este libro, le ofrecimos todos los da- 
tos que poseíamos para que pudiese apreciar 
mejor la cuestión, y lo exhortamos á que to- 
mara parte en el debate, haciendo pública su 
opinión; y lo que es más, le prometimos es- 
tamparla y discutirla en este sitio. 

Sin duda las graves tareas que ocupan cons- 



(i) Revista Contemporátuat 15 de Octubre de 1877. Madrid* To- 
mo Jttt pftgina 371 y aigoientes* 



XXVI BIBLIOTECA VENATORIA. 

tantemente á nuestro amigo, nos han privado 
del gusto de oir su opinión, ni pública ni par- 
ticularmente. Sírvale de estímulo para hacerlo 
esta nueva súplica que le dirigimos sin miedo 
por la derrota, que antes que nuestra vanidad 
personal está el deber de restablecerla verdad, 
por dignidad de la historia, en lo cual todos 
ganamos más que con dar culto á nuestras par- 
ticulares opiniones. 

Además de que, mientras más acá se traiga 

la época en que fué escrito el Libro de la Mon- 
Uría, más gana nuestra opinión de arrancarlo 
del siglo XIII y de la paternidad de D. Alfonso 
el Sabio. En cuanto á arrancarlo de la pater- 
nidad de D. Alfonso XI, ya ha indicado el pro- 
fundo literato Sr. de la Revilla, los graves in- 
convenientes que se ofrecen. Pues si en todos 
los códices antiguos, hasta en el que se consi- 
dera que pudo ser el original anotado por el 
mismo Rey, se lee: Este libro mandamos facer 
Nos el Rey D. Alfonso de Castiella ef de León; y 
nosotros hemos establecido que se escribió des- 
de el año 1342 hasta el 1350 en que murió Don 
Alfonso XI en el real sobre Gibraltar; en el 
momento en que se traiga el origen del libro 



DON ALFONSO ZI. XXVQ 

un dia siquiera más acá, resultará que 6 mien- 
ten los códices contemporáneos^ ó si dicen con 
verdad que lo mandó facev ti Rey D. Alfonso, 
de no ser el Onceno porque hubiera muerto, se 
corre el peligro de tropezar en seguida con el 
nombre de D. Alfonso XII, al cual le sorpren- 
dería la alusión, si bien él hijo de Doña Isa- 
bel II es tan buen cazador como el nieto de 
Doña Maiía de Molina. 

£1 Sr. D. Francisco Javier Cobos, distin- 
guido escritor público granadino, ha emitido 
este juicio crítico: 

«Varones insignes en las letras, amantes entusiastas de las glorias 
p&trias, que dedicaron toda una vida de investigaciones y trabajos 
& desenterrar de entre el polvo de archivos y bibliotecas los olvid** 
dos ó desconocidos tesoros de la cultura nacional, dieron & la 
estampa, por vez primera, maniscritos hasta entonces, por la gene- 
ralidad, ignorados, 6 reprodujeron libros curiosos, ediciones raras, 
poniéndolas al alcance de los aficionados á literarios estudios; pero 
todo ello sin plan preconcebido y trazado de antemano, sin orden 
ni concierto, y sin otro objeto que salvar del olvido los manuscri- 
tos 6 libros que por su rareza iban haciéndose difíciles de conser- 
var; esfuerzos dignos de loa, que siempre fueron recompensados con 
aplauso y agradecimiento por los cultivadores y devotos de las le- 
tras españolas. Pero no se habia intentado por ahora (6 & lo me- 
nos no ha llegado & nuestra noticia), dar & la estampa, formando 
colección, los manuscritos 6 libros de mérito, reputados como 
d&sicos, referentes á un determinado género literario. 

vReservada estaba la gloría de tan difícil como provechosa tarea 
& nuestro respetable amigo el Excmo. Sr. D. José Gutiérrez de la 
Vega, escritor tan castizo como erudito, investigador incansable, 
entusiasta partidario de nuestros cl&sicos autores, hiMta el punto dt 



XXniI BIBLIOTECA VENATORIA. 

que á su iniciativa debieron la existencia las tres bibliotecas de 
Escritores Granadinos, Griegos y Cubanos [i), empezadas & publicar 
en Granada, en Madrid y en la Habana, y tan vehemente partidario 
de los nobles entretenimientos de la caza, como admirador ilustrado 
de los primores y filigranas con que bordaron el lenguaje, &un & 
raiz de su formación definitiva, los prosistas y poetas qae por dU* 
tintos caminos han enriquecido nuestro parnaso. 

•Reunidas estas aficiones en el Sr. Gutiérrez de la Vega, y ía^ 
vorecidas por la voluntaria soledad y el retraimiento á que la con- 
secuencia y dignidad políticas le redujeron; deseoso de ocupar pro> 
vechosamente forzados ocios, y contando con elementos bastantes 
para llevar á feliz término tan dificil empeflo, concibió el pensa- 
miento de publicar, bajo el nombre genérico de Biblioteca Venato- 
ria, una colección de los antiguos libros cl&sicos españoles referen- 
tes al arte de la caia, reimprimiendo los ya dados & la estampa, é 
imprimiendo por vez primera los que hasta ahora han permanecido 
inéditos, desconocidos 6 olvidados. Ardua era la tarea, y necesarias 
dotes especiales, no ya para darla por cumplida, sino aun para in- 
tentarla; pero como en el Sr. Gutiérrez de la Vega,'adeni&s de una 
voluntad firme y decidida, concurren las circunstancias de poseer 
extensos conocimientos cinegéticos, una erudición vastísima en el 
ramo de bibliografía de la caza y artes que con ella se relacionan, 
y un gran amor fi los escritores de nuestros buenos tiempos litera- 
rios, á los pocos meses de anunciada la Biblioteca Venatoria ha 
aparecido el primer tomo, que es una verdadera joya para el caza— 

(i) Biblioteca de Escritores GranadinoSt desde la civilización 
árabe hasta nuestros dios. Monumento elevado á las glorias de las 
letras patrias por la iniciativa y bajo la protección del Excmo. Se- 
ñor D. José Gutiérrez de la Vega, ex-Gobemador de Granada, y 
Gobernador de Madrid. Obras de D. Diego Hurtado de Mendoza, 
coleccionadas por D. Nicolás del Paso y Delgado. Tomo I. Grana- 
da, imprenta de El Porvenir ^ 1864. En 4.° 

Biblioteca de Dramáticos Griegos^ publicada por la iniciativa y 
bajo la protección del Excmo. é limo. Sr. D. José Gutiérrez de la 
Vega, Gobernador de Madrid, y traducida en prosa castellana por 
D. Eduardo de Mier. Tragedias de Eurípides. Tomo I. Madrid, 
imprenta de M. Tello, calle de Preciados, nüm. 86, 1865. En 4.*> 

La Biblioteca de Escritores Cubanos^ proyectada en la Habana en 
x868, no llegó & inaugurarse á causa de la revolución. 



DON ALFONSO XI. XXIX 

dor, para el que profesa las letras y para el bibliógrafo. Tales oii- 
Isgros hace la actividad, cuando v& acompaflada de las necesarias 
aptitudes, de la f 6 y del entusiasmo. 

•Pero el Sr. Gutiérrez de la Vega no se ha contentado con reim> 
primir el Libro de la Montería, sino que lo ha hecho preceder de un 
pr&logo tan curioso como erudito, y de un ensayo sobre Bibliogra' 
fia Venatoria Española, quisa hasta ahora el ünico y el mis com- 
pleto qne se ha pnblicado. En el primero, después de exponer el 
plan de la Biblioteca Venatoria, y el objeto que se propone, abor* 
da franca, resuelta y dichosamente una importantísima cuestiott de 
critica hist6rico~literaria. 

•El antor del Libro de la Montería ¿es D. Alfonso el Sabio?» pre- 
gunta el Sr. Gutiérrez de la Vega; y entra fc examinar la cuestión 
con arsenal tan rico de datos, que, contra la opinión de eruditisi— 
moa escritores contemp<»ineos, prueba que no fué el Rey Sabio el 
autor del Libro de la Montería, de que se trata, y reivindica para 
D. Alfonso XI la paternidad, ó por lo menos, la inspiración de aquel 
preciado monumento literario. 

•Ni antes ni después de Ai^^ote de Molina, fc quien corresponde 
quis& la gloria de haber sido el primero qne se ocupó del célebre 
c&dice de la Montería, habia puesto nadie en duda que fuera obca 
del siglo XIV, y por consiguiente, de D. Alfonso el Onceno, hasta 
que el s&Uo D. José Amador de los Rios, en su Historia Critica de 
la Literatura Española, di6 como cosa^puesta fuera de duda, que al 
Rey S&bio se det^a el códice qne tales controversias viene prodo» 
ciendo. Siguieron esta opinión, fundados quisa mis en la autoridad 
reconocida del Sr. Amador de los Rios, que en los resultados de sus 
investigaciones y de su diligencia, hombres tan discretos y peritos 
en letras como los Sres. D. Emilio Lafuente Alcántara y D. Pas- 
cual Gayangos, al ilustrar la edición que, del Libro de las Aves de 
Casa, del Canciller Pero López de Ayala, hizo la Sociedad de Bi- 
bliófilos Espafioies; y encauzada la opinión en este sentido, parecia 
resuelta la cuestión, y adjudicada la paternidad del Libro de la Mon- 
leria al inmortal autor de las Partidas. 

«Sin embaído, el Sr. Gutiérrez de la Vega, al estudiar detenida- 
mente el Libro de la Montería, quiso comparar los diversos códices 
que de él se conservan; llegar hasta donde humanamente es posible 
en materia de investigación y de critica; alcanzar el mayor acierto 
y robustecer sus observaciones con los comentarios y censuras que, 
soine el mismo asunto, hombres de reconocida competencia habían 



XXX BIBLIOTECA VENATORIA. 

emitido, y pora conseguirlo, tomó como base de su estudio los Có- 
diees I y II EscuñaUnses, el rarísimo y celebrado de la Cartuja de 
Sevilla, el de Palomares y el de Llaguno y Cerda; arsenal poderoso 
de donde el Sr. Gutiérrez de la Vega ha sacado armas i)a8tantes 
para destruir las err&neas suposiciones que ültimamente andaban 
sin correctivo, y restablecer, por medio de ingeniosas deducciones, 
el imperio de la verdad. 

. » Efectivamente, el ultimo comentador del Libro de la Montería, 
ha encontrado en él, al estudiarlo, los argumentos incontestables 
que prueban, en definitiva, que fué escrito é inspirado por el rey 
D. Alfonso XI, y que no pudo serlo por D. Alfonso el Sabio. Entre 
otras muchas razones de gran peso, fúndase para ello en que en el 
capitulo IV, pfcginaaodel tomo primero del Libro de la Montería, se 
cita con elogio & Diego Bravo, cuando era vtvo, montero que fué 
de D. Alfonso XI hasta que murió en el cerco de Algeciras; en que 
en los capítulos zxix y zxx del tomo ii se habla de la derrota y 
muerte de Abomelique, infante de Benamarin, como hechos ya pa- 
sados; y sabido es que aquella derrota y muerte tuvieron lugar ha- 
cia el año X339, en pleno siglo xiv, y avanzado ya el reinado de don 
Alfonso el Onceno; y, finalmente, en que en la carta á Alvar Gar- 
cía, que v¿. al final del segundo tomo del Libro de la Montería, se 
habla de un Conde, fijo del Rey, que no era otro que D. Enrique de 
Trastamara, hijo bastardo de D. Alfonso XI. En vista de todo, el 
Sr. Gutiérrez de la Vega ha llegado & esta conclusión irrebatible. 
Si en el Libro de la Montería y en diversos pasajes se mencionan 
hechos sucedidos en pleno siglo zxv, y en el reinado de D. Alfon- 
so XI, no ha podido ser obra del siglo xixi ni estar escrito por el 
insigne autor de las Partidas. Su legitimo, su verdadero autor, es, 
pues, el vencedor del Salado. 

»E1 argumento es de aquellos que no tienen contestación; y aun- 
que el Sr. D. Manuel de la Revilla ocupándose de este mismo 
asunto, anuncia ya un nuevo trabajo, de autor desconocido, en que 
se trata de demostrar que ni los Sres. Amador de los Rios, Lafuente 
Alc&ntara y Gayangos, que suponen el Libro de la Montería obra de 
D. Alfonso el S&bio, tienen razón alguna, ni el Sr. Gutiérrez de la 
Vega ha dado en lo cierto con sus atinadas y discretas observacio- 
nes (i), siempre tendrá este la gloria de haber reivindicado para su 



(i) Ya hemos contestado en la indicación del Sr. de la ReviUa, 
á U observación del pubUcista granadino. Puesto que todos loa c6- 



DON ALFONSO XI. XXXI 

verdadero antor obra tan importante; de haber parificado al erudito 
y discreto Ai^^te de Molina del pecado que sobre an memoria se 
ha pretendido arrojar, con m&s prediñtacion que acierto, y de ha- 
ber esclarecido, con su inteligente y rabonada critica, un punto, 
«i no oscuro, al menos dudoso, de nuestra historia literaria. No sa- 
bemos, no conocemos los fundamentos del nuevo escrito que anun- 
cia el Sr. Revilla; pero hasta que podamos juzgar de los datos en 
que se apoya para desvanecer cuanto sobre el Libro de la Montería 
se ha opinado y escrito hasta ahora, la última palabra pertenece de 
derecho al Sr. Gutiérrez de la Vega. 

•Otra felicisima novedad, como dijimos antes, encontramos en 
el tomo primero de la Biblioteca Venatoria: es un ensayo sobre Bi- 
bliografía Venatoria Española, el m&s completo de los conocidos 
hasta el dia, el único quisfc, que se ha dado k la estampa, y el solo 
en qne se encuentra cnanto ya directa 6 indirectamente & la vena- 
ción toca. Consta de 213 números, los Z02 primeros dedicados & los 
mamucritos, y los otros zxi & los impresos. Producto de largas y 
costosas investigaciones, este ensayo viene k dar fi conocer la ri- 
queza literaria que en el ramo de caza poseemos, demostrando de 
paso con cu&n poco fundamento se acusa k los españoles de no ha- 
ber cultivado las ciencias naturales, en esos periodos histéricos que 
sin tomarse el trabajo de estudiarlos y conocerlos, se califican por 
muchos de atrasados con notoria injusticia. 

»De lo que dejamos brevemente apuntado se deduce cuan impor- 
tante es la empresa que con tan notable acierto está realizando el 
Sr. Gutiérrez de la Vega; cuan útil y provechosa es la misión que 
se ha impuesto, y c6mo por el camino de la noble afición de la ca- 
za, vienen á estudiarse y k resolverse cuestiones que tanto intere- 
san k la historia literaria de nuestro país. Buena prueba de ello es 
el libro que ha inspirado estas Uneas, y lo ser&n en lo sucesivo los 
tomos que han de seguirle, para los cuales sabemos que el Sr. Gu- 
tiérrez de la Vega cuenta con curiosísimos manuscritos, alguno de 
ellos enteramente, hasta ahora, desconocido. 



dices antiguos, hasta el que se atribuye al mismo D. Alfonso XI, di- 
cen que el libro lo mandú facer el Rey D. Alfonso de Castiella et de 
León, la disyuntiva es terrible: 6 fué de D. Alfonso XI antes de su 
muerte en 1350, 6 si el libro es posterior, viene k parar li Don 
Alfonso Xn que felizmente reina. 



XXXII BIBLIOTECA VENATORIA. 

•Intentar empresas tales, é intentarlas en Espafia, donde tan es- 
casa es la afición & lecturas útiles y provechosas, merece estimulo 
y aplause: llevarlas k cabo es alcanzar la gloria del vencimiento en 
una lucha ruda y peligrosa; hacerlo, como lo ha hecho, como con- 
tinua haciéndolo el Sr. Gutiérrez de la Vega; unir al encanto que 
produce la lectura de esa joya de nuestro idioma, que se llama el 
Libro de ía Montería, las sabrosas enseñanzas contenidas en los 
trabajos preliminares con que ha sido enriquecida, y presentar todo 
esto en un elegante volumen, impreso con gran cuidado, con carac- 
teres elzevirianos, en papel de hilo fabricado expresamente para 
esta edición, dándole carácter antiguo, embellecido con la repro— 
ducdon de preciosísimas vifletas, copia fiel, sin duda alguna, de las 
que tanto llaman la atención en códices antiguos, ofreciendo un li- 
bro que rivaliza con cuanto hasta aqui del mismo género se ha he- 
cho entre nosotros, y hasta con lo que de las prensas extranjeras 
sale, es un milagro de actividad, de fé y de constancia, pues por 
milagro tenemos ver realizado tan felizmente el pensamiento de 
restaurar el antiguo ramo de literatura venatoria, para bien de las 
letras patrias, encanto de los eruditos y deleite de los cazadores. 

•Con afán esperamos el tomo segundo de la Biblioteca: entre tan- 
to, reciba el Sr. Gutiérrez de la Vega la felicitación y el aplauso 
que desde las columnas de La Lealtad le enviamos, si no con el 
entusiasmo del aficionado á las nobles tareas de la caza, con la gra- 
titud del que profesa ardientísimo amor á las letras españolas. — 
Francisco J. Cosos» (z). 

El Sr. D. Vicente Cuenca, ilustrado perio- 
dista y escritor critico, ha publicado un exten- 
so articulo, en que después de largas y erudi- 
tas consideraciones sobre la caza, dice lo que 
vá á continuación: 

«Ahora bien; esas crónicas, esas narraciones, esas historias, esas 
fiestas y esos libros que refieren nuestras hidalgas pasadas aficiones, 



(z) La Lealtadt de Granada, del día az de Noviembre de 1B77. 



DON ALFONSO XI. XXXQI 

es lo que se ha propoeato dar á la estampa el Sr. Gotierres de la 
Vega en su Biblioteca Venatoria. 

>E1 empeflo propuesto por su fundador, como comprenderán 
nuestros lectores que ccmozcan esta clase de trabajos, era difícil por 
todo extremo, si habia de cumplirse con todas las circunstancias 
que pide esta clase de tareas, con los conocimientos especiales 
que requiere para llevada & feliz término, y sobre todo, c<m la 
erudición sana y profunda que demandan estas obras, las más mo- 
delos de lenguaje. 

>E1 primer tomo que tenemos á la vista, 6 sea Libro de ¡a Moa-' 
feria del Rey D. Alfonso XI, reqwnde de la valia y competencia 
del Sr. Gutierres de la Vega en asuntos cinegéticos. 

•En efecto, reunir en un mismo escritor gran entiaiasmo por el 
arte que tan Inen cantara Oppiano en su célebre poema; familiari- 
dad bastante con los hablistas del siglo de oro de nuestra literatu- 
ra; estudio detenido de la biblic^rafía del ramo, casi desconocida, 
y fé suficiente para no desmayar ante las dificultades que entraña 
esta clase de trabajos, en que hay que prepararlo todo, era poco 
menos que imposible; pero D. José Gutiérrez de la Vega ha tenido 
el rarísimo privilegio en nuestra época, de dar nombre á empresas 
y monumentos literarios, que se tenian por los más como poco ha- 
cederos, como si su genio alentase con los escollos que hacen nau- 
fragar & tantos otros. Aún hay más; quedaba dar al César lo que 
sayo era, y contra el torrente de la opinión recientisima que desig- 
naba el Libro de la Monteria al Rey Sabio, devolvérselo á su ver- 
dero autor D. Alfonso XI, vencedor del Salado y de Algeciras. 

»Es curiosísimo en verdad, como dice el Sr. Gutiérrez déla Ve- 
ga en su nunca bien ponderado discurso preliminar que acompaña 
este precioso volumen, es cuiiosisimo: tque desde la Edad Media 
■hasta que Gonzalo Argote de Molina se ocupó del Libro de la 
nMoHtería en la mitad del último tercio del décimo sexto siglo, esta 
■obra corri5 sin contradicción alguna como original, 6 cuando mé- 
■nos inspirada por el Rey Don Alfonso el Onceno, el vencedor de 
■los moros en Algeciras y el Salado. Nadie le ha disputado for- 
■malmente la gloria, que sepamos, en tiempos posteriores hasta 
■después de mediados del siglo zix, sin embargo de haberse consa- 
■grado á su estudio, entre otros, escritores tan doctos como Pelli— 
■cer, Clemencin, Cerda y Rico, Llaguno y Amirola, Palomares, 
■Lafuente Alcántara (D. Miguel) y el historiador Ticknor. 
•Desde que el sabio D. José Amador de los RioB publicó su ines- 

TOMO II. C 



XPOV BIBLIOTECA VENATORIA. 

•timaUe HittoriaCfiHeU éU laHUtatura £s^«Ud/4i, se ha provocado 
•seriamente la discusión sobre el origen y propiedad de este libro, 
•habiéndose jicordado por el docto histcniador proclamar como au- 
•tor al qoe lo faé de tantas obras inmortales, el Rey D. Alfonso el 
•S&bio: opinión que han aceptado Lafuente Alc&ntara (D. Emilio) 
•y stt colaborador en el L»6fO de las Aves de Caxa del Canciller Pero 
•Lopes de Ayala, el enuUtSsimo biUiógrafo D. Pascual de Ga. 
»yangos.t 

•La refutación que de la doctrina sentada por estas dos ilustra- 
disimas autoridades literarias, especialmente de la primera, 6 sea 
de la del Sr. Amador de los Rios, hace el fundador de la Biblioteca 
VetMtona, no puede ser más contundente y rotunda. Las razones 
que aduce, las pruebas que presenta, el desenvolvimiento de las 
ideas en el curso de la discusión, la galanura y atildamiento de su 
estilo, el mfcs esquisito, la caballerosidad con que combate, la hi- 
dalguía que en ¿1 preside, la profundidad del pensamiento, la erudi- 
ción que entrafia, la agudeza del ataque, la discreción en la polé- 
mica, la claridad que afecta hasta el punto de no dar lug^ar á som- 
bra alguna de duda, y, por último, la entereza con que persigue y 
alcanza la verdad hasta desvelarla por completo, forma por todo 
extremo lin conjunto tan bellísimo y perfecto que, sin miedo de 
vemos desmentidos, puede presentarse como un acabado modelo de 
controversia en estos tiempos que corren de discusiones personalf- 
simas, que tanto amenguan la serena región de las letras modernas. 
¿Quién de hoy m&s, después de haber leido el bello discurso del se- 
ñor Gutiérrez de la Vega, que precede al Libro de la Monferia^ po- 
drá designar como autor de la obra al Rey S&bio? 

•En esta materia, la justísima fama alcanzada en buena lid, 
tanto en literatura como en los diario* políticos que ha dado á la 
estampa el distinguido publicista de que nos ocupamos, puede que- 
dar satisfecha, si existe, como no dudamos, una recompensa al que 
defiende y descubre la verdad; y esta recompensa es el apoyo invi- 
sible, oculto, pero serio, de las gentes honradas, cuyo poder se re- 
conoce poco li poco. Ign6rase el momento y el por qué de esta 
fuerza nueva que nos ayuda un día; pero es lo cierto que de pronto 
se siente uno m&s fuerte y mejor escuchado, que 3ra no se camina 
sólo por la senda emprendida, que se oyen en derredor ciertos ru- 
mores favorables, semejantes al ruido que hace una onda pura al 
través de las arenas abrasadas del desierto. 
•Imporlmtiiimo es, igualmente, el p&rrafo vxi ds! discorso, en 



DON ALFONSO XI. XXXV 

e qae trata el distinguido critico de la BiUiografía Venatoria Bi- 
paMoía; p&naío, repetimos, que bastaria para crear la repatadon y 
avalorar una gran inteligencia. Sm incansables investigaciones y su 
perseverancia, qne honrarian á un benedictino, ha hecho ascender 
a! numero de éUñcientoi trece los trabajos descntiertos hasta el pre- 
sente, la mayor parte desconocidos de la generalidad, y los otros 
sepultados en el polvo de nuestras bibliotecas. 

■Si de la parte literaria pasamos & la material de la impresión, 
creemos suficiente llamar la atención del curioso, diciéndole que ha 
ddo estampada en las prensas de D. Manuel Tello, y dirigida aque- 
lla por D. José Gutiérrez de la Vega, para hacer su más completo 
elogio. Pocas obras, desde hace mucho tiempo, podrán competir en 
bellezas tipográficas con la actual. El papel que en ella se ha em-> 
pleado es de hilo, y trabajado con grandísimo esmero para esta edi- 
ción; los tipos son los usados por los Elzeverius, célebre familia 
holandesa de impresores de los siglos xvi y xvii, cuyo nombre al- 
canza nna altísima nombradla por la elegancia, buen gusto y lim- 
pieza de sus caracteres; y el tamaño del vol&men en S.^ español, 
forma que igualmente prefiriera en sus obras maestras, el tan apre- 
ciado por los inteligentes Buenáventta« Elzevir de Leyde. Los es-^ 
cndos y viñetas son reproducciones de las mejores y más afamadas 
impresiones españolas, como por ejemplo, el escudo que adorna la 
portada, y que, en forma más pequeña, reproduce el que ae encuen- 
tra en la primera edición del Quijote. Igualmente se vé reproduci- 
do con una fidelísima pn^iedad, hasta en sus defectos de la ¿poca, 
el grabado de la anteportada alegórica que acompaña el Libro de la 
Montería, 

•¿Recuerdan nuestros lectores la manera elegante y juiciosa ét 
los frontispicios emblemáticos con que nuestros padres tenían la 
costumbre de adornar las ediciones de sus lit»-os? 

•Nosotros los hemos suprimido, como tantas otras cosas ama- 
bles. iDesdichada reformal 

•Esos frotttxspicioe, bien ejecutados, eran como.una advertencia, 
como una información por signos del alma, que se debía tomar en 
cuenta, si queríamos que. el libro nos agradara, como una invita- 
ción para entrar 6 para retirarse, según la idiosincrasia de nuestro 
eqiiritu 6 de la disposición del momento, y lo mismo que la sinfo- 
nía de una 6pera expresa primeramente, bajo una forma general y 
casi abstracta, las pasiones que el drama Úrico vá á desenvolver 
entre cierto nfimero (de individuos determinado, sus figuras do- 



ZXXVI BIBLlOraCA VENATORIA. 

catate* naomiui tajo mu iomu fttnrtedii, y como en tlgaaat 
MíapMMtt, li mnu mlltlu c^mciiU en lu bUlorlai y poenue. 

ilUo a verdad que de eete modo « eUibi mejor pnpando, por 
lateUcenle que loen el lector, puii comprtader el verdeden ci- 
rtcter de le bifioili romiiu. cuando an Ingenio» frondipicia raí. 
nifeatib* en emblemu eeneibleí loa mcM cuuteiinicoa de U 
tuelM oigicinde:— Büfiloi ferocei domidai pan s[ mI»;o, ]«>- 
Dea nncidoe É un cuto de triunfo, trofeoí de vlctoriu coroiudas 
de kgniUt con lu aiu eiiendidu, el gnq» de ]x loba inatrnida 
pan la maternidad por el mandato todopoderoso de loa diseca, co- 
lomoaa rotea, k coya aombra duerme im caclavo apretando en an 
mano impotente el pnAo de una eepade separado de bu hoja, ;, por 
bltimo, en un deio tempestuoso y «iircado de reUmpagoa, loa doa 
buitrea nae legnian siempre eI ejtrdto de Mario, con los coUaiea 
de hieiTO que tea hablan fijado al cuello lu legiones? 

• IFelii, mil veces felia aquel que, como el Sr. Gatientz de la 

lEate ta ii grandes laagoa el trabajo emprendido por el fnndador 
de la BitliaUc* Vataloria; ampreaa monumental que le aquilata 
como critico profundo j diatingullo literata y pobllciata, al aprs- 
tio con que ya era tenido por propios y eitrafloa; empTtaa dignado 
encoDuio por aus conlemporlmeos, de envidia pan la posteridad, do 
asombro para todoa, y que ao pode* minos de abrirle de par en par 
las pBCrtas de la Ácaiama it la Histeria por aclamación. — Vi- 
CBHn CuiKCU (i). 



I La Ltaitad EipaiMa, de Uadiíd, del día 2B de Novlembra 




III . 

OPINIÓN DE UN CRÍTICO EJCTRANJBRO SOBRE EL 
UBRO DE LA MONTERÍA. 




L Reverendo Padre Fedele da Fan- 
na, de quien ya hemos hablado en 
el tomo I de esta obra, y que tan 
buena memoria de su profundo sa- 
ber y alta inteligencia ha dejado en todas nues- 
tras bibliotecas, nos envió á su despedida la 
siguiente carta, juzgando nuestra empresa, y 
tomando parte en la cuestión del origen del 
Libro de la Montería: 

«Madrid, x.^Novembre, 1877.— >EccelIentiaiimo Signore.— Ho 
ricevatoil primo volume della Biblioteca Venatoriaf che Ella voUe 
gentilmente regalarmi, e Le ne rendo quelle graxie che per me >i 
poosono maggiori. lo lo conservero come un prejdoBo rícordo d! 
Vostra Eccellenza Illustrissima, che ebbi 1' onore ed U placeré di 
conoscere nella Reale Biblioteca di S. Lorenzo dell' Escoríale. 

•Parlando con Vostra Eccellenza dell' oggeto delle ane ricerche, 
e vedendo 1* ardore con che Ella esaminava manoscrittí trattanti di 
caccia e di cacciatorí, ed il savio discemimento col qoale teneva 
tonto di ogtá anche menomo indizio che potesse f omirle uno schia- 
rimento nelle cose dnbbie, e come raccoglieva con somma cura 
ogni piú piccolo dato che potesse condorla alio scoprimento della 
veritá; mi eocoibí ch' io mi trova^m in presenxa di un valente cae- 



XXXVIII BIBLIOTECA VENATORIA. 

ciatore, il quale, all' araore di un passatenpo e di un esercizio 
tanto onesto ed atile come é quello del cacciare, unisce lo studio e 
le rícerche piú minute e savie intomo agli antori ed agli scritti che 
trattano deli' arte della cácela. E mi fa molto íacile il dednrre, che 
VoBtra Eccellenza Illastrissiraa potrebbe rendere un aegnalato ser- 
vido, non solo agli amatoii dell' esercido della caccia, ma si 
ancora alie bellecxe della lingua c^stigliana, alia tiibliografia, ed alia 
storia, coUe sue dotte e ben dirette investigaxionl: le quali, lascian- 
dole tutto il valore e la rinomanca che Ella puó avere come es- 
perto cacdatore, Le darebbero il mérito ed il vanto assai piú gran- 
de e piú ntile, di erudito bibliógrafo, di sagace editore, di iUustre 
letterato, e talvolta anche di storico molto perspicace e valente 
nella materia che forma oc^etto spedale del snoi eserdái pratici 
e delle sue rioerche scientifiche. 

•A questo favorevole gindifio ch* io formeva di Lei e delle sue 
occupaxioni al primo vederla ed al sapere chi Lei era, di che si occu- 
pava, e quale lo scopo delle sue indagini e de' suoi studii, corri- 
sponde plenamente il primo volnme della Biblioteca Venatoria che 
Ella ha or ora dato alia luce. Non 1* ho letto tutto per mencanza di 
tempo, di che Ella vorri tenermi per iscusato in vista della molta 
mia occupaáone: ma ho letto con bastante attenzione e con gran- 
dissimo placeré il brillante discorso che Ella vi premette, ed in 
modo particolare e con particolare soddisfázione mi sonó trattenu- 
to a considerare le prove da Lei recate per dimostrare chi sia il 
vero antore del Libro della UonUria. Avendo io percorso quaai 
tutta Europa, revistato quasi tutte le biblioteche, esaminato una 
ingente quantiti di codici manoscritti, e di altri documenti d' ogni 
specie e d' ogni tempo, sempre coll' intento o di scoprire 1' occulto, 
o di rifbrmare giudizii erronei, o di chiarire cose dubbie, e di pub- 
blicare cose utili alia religione, alia scienza ed alia societá; non 
posso non rallegrarmi grandemente, e non congratularmi con Vo- 
stra Eccellenza Ulustrissima del felice risultato delle sue indagini e 
de' suoi studii intomo all' autore del Libro dfilla Montería, poiché 
le sue dedu2Íoni a favore di Alfonso Undécimo, sonó della massima 
evidenza. E le prove alie quali si appoggia la sua sentenza, che sará 
oggimai la sentenza di tutti i dotti, essendo intrinseche, tolte cio¿ 
dal testo stesso del libro che Ella pubblica, sari ben dif&cile, per non 
diré impossibile, che chicchessia voglia accingersi a dimostrase 11 
contrario di cid che Elln prova con tanta evidenza, e riesca ad 
infirmare gU argomenti {da Lei addotti con tanta perizia in provm 



DON ALFONSO XI» XXXIX 

delle toe condnsiont. Le qoattro dUzioiii tfanidie da Lei recate e 
co8Í bene chiaiite, tolg(»o per sempre il Libro delta UonUria ad 
Alfonso il Savio, e lo restitnlBcono definitivamente ad Alfonso XI. 

•Peccato che Lei non abbia onenrato conoeciato il valore del 
qnattro ponti storid che il Libro deUa Montería contiene, prima di 
affidarlo alia marrhina tipográfica, Gh¿ non avremmo ora lo ecocido 
di vedere un' opera che nd sao primo volóme porta ad ogai foglio il 
riverito nome di Alfonso il Savio, qnando nd discono che la prece- 
de, dó d nega con tntU ginstida, e con totta evidensa d dimostra 
non essere egli 1* aatore. Ma qvesta matfriale discofdaaza, ed alcnni 
dtri piccoU n£i, che dagli occhi piü acuti vedssero oesenrati in 
qocsto sao primo volóme della Biblioteca Venatoria, restaño lar- 
gamente compensati dalla diiara e cimvincentiadma solodone che 
Ella vi d& a una qoestioae che interessa egodmente la Ubliografia, 
la letteratora e la storia, sapendod ora con certesia* grasie alie 
dotte investigadoni di Ld, che il Libro della Moateria, credoto lo 
qoesti oltimi tempi di Alfonso il Savio, é dovoto día inq^radone 
di Alfonso XI, ed ¿ opera del secólo zxv. 

*Mi place pd molto la moderadone che Ella osa nd conjmttere 
il Signor Amador de los Ríos, saggiamente condderando che, i 
grandi istoriografi, benché vdentissimi, diffidlmoite possono an- 
daré immani da errorí nelle singóle qoestioni e nd latti piü mi- 
noti, awegnach¿ la storia della letteratora di ana grande'nadone 
non potrebbe dtrimenti essere in totti i saoi particolari veridica e 
completa, che edific andola sopra monografie perfette e minotsmen- 
te stadiate. Qoesta sua modestia nd combattere e vincere on vden- 
te istoríco ed un sao compatriota, d qoale professa tatta la soa sti- 
ma e rispetto. Le varri ancora piü di dmpatie e di stima presso i 
giosti estimatori della vittoría di Ld e della scoofitta dd soo aml- 
co, che la stessa vittoria, la qode senza dobbto ridonda a gloria di 
Ld, della letteratora castigUana, deUa venta storica, e dd vindto- 
re della battaglia dd Salado. 

•Mancandomi il tempo per entrare in dtre coosidenttlooi intorao 
sd pregi dd sao discorso, ed all' atilitá della soa BiblioUca Venato^ 
rta, mi permetto di farle oeservare, o meglio di ríconfermarle per 
iscritto dó che giá Le disd a voce rispetto all' et& dd doe codid 
che mi fece vedere di' Esconde, e della cd época mi chiese e ri- 
portd nd soo libro con termini di dogio che io non mérito, la mía 
opidooe: che do¿ la pdeografia pad bene stabilirc molte volte lo 
spado di trenta moni mi qode appartiene la forma ddla icrittiim« 



XL BIBLIOTECA VENATORIA. 

ma gUimmai pud, a mió parere, senza altrí dati estranei alia forpia 
della lettera, determinare il decemdo al quale quella appartenga. 
Quando pero concorrano altri dati estranei alia forma ed agli acci- 
danti della scrittura, come pare si verifichi nel Códice I Escoria- 
lense, si pud presumere con ana certa probabilit& e verisimiglianza, 
che la lettera appartenga a un determinato decennio come Ella 
dice nel luo libro. 

•Sarebbe stato bene che Ella avesse riprodotto in questo primo 
volume, col sistema fototipico, almeno una pagina del Códice I Es- 
eoriatense ed anche del secondo, attesa la grande importanza del 
primo* e le note equivocaaioni rispetto all' antichitá dell' uno e 
deír altro; e ció non solo per tramandare ai posteri ed ai lontani un 
saggiofedele della forma e dilferenaa rispettiva della scrittura del 
due codici, cosa assai utile nel caso che essi venissero a perire, ma 
eaiandio perch¿ i páleografi presentí e futuri, spagnnoli e stranieri, 
poesano in qualunque tempo e regione certificarsi, mediante la rap- 
presentazione fototipica, della veracit& delle sue asserzioni: e che 
inoltre ci avesse detto se, e come, e quanto rispondano le vignette 
che si incontrano nella edizione del Molina a quelle del Códice della 
Certosa di Siviglia, affinché si sappia se quelle sonó una ripro- 
duzione di queste, o se sonó originali, o copíate da altro códice che 
piü non esiste. Ma cid che non fu fatto, o che non si pot¿ fare nel 
primo volume, potri eseguinú nel secondo, se cosi placerá a Vostra 
Eccellenza Illustrissima. 

•lo intanto pr^andola di gradirele mié piü vive congratulazioni 
per ai fausti inizii della sua Biblioiecü Venatoria, aggiungo i miei 
piü caldi voti, affinché a si felice cominciamento, corrispondano 
la continuadone ed il termine, a sollazzo degli onesti cacciatori, a 
incremento della bibliografía, a lustro della lingua castigliana, a 
vantaggio della veriti storica, e sopra tutto ad onore e gloria di 
Dio che é fonte di ogni bellezza, di ogni veritá, di ogni sapere, e 
del verace diletto che non finisce mai, ed a mérito altresi di Vostra 
Eccellenza Illustrissima, cui tributeranno omaggio di riconoscenza, 
di stima e di ammirazione quanti sonó e saranno amatori delle pub- 
blicadonl utili e beo fatte, fra i quali Ella puó annoverare chi ha il 
placeré di soecriversi col piü profondo rispetto— Di Vostra Ecce- 
lienza Illustrissima, Umilissimo Devotissimo Servitore, P. Fr. 
Fbdblb da Fanna, Prefetto degli Editori delle Opere di S. Bona- 
ventura.— il Sua BecellenMa lUustrisima il Signor Gutierres de la 
F<ga.— Madrid.! 



IV. 



OPINIÓN DE LOS SEÑORES AMADOR DE LOS RÍOS 

Y CAYANCOS. 




UANDO ya estaba impreso casi todo 
el tomo I de la presente obra, y un 
mes antes de salir á luz, nos deparó 
la suerte una conferencia con nues- 
tro respletable amigo el historiador de la lite- 
ratura española, Sr. Amador de los Rios, la 
cual dio lugar á cuatro cartas que nos cruza- 
mos en aquellos dias, y que son por todo ex- 
tremo pertinentes al punto que discutimos. 
Hé aquí la epístola que inaugura la correspon- 
dencia: 

«Ezcmo. Sr. D. José Gutiérrez de la Vega.— Mi estímado ami- 
go: Sorprendido por la noticia que V. se sirvi6 darme anoche so- 
bre el texto del prólogo del Libro de la Montería, vuelvo k mi casa 
y examino el libro xii de mis Extractos de los Mss. del Escorial, 
donde al folio 66 y siguientes existen los relativos & dicho monu- 
mento, que bajo los signaturas Y. ij. z6, 6 ij. 19 se custodia en la 
Biblioteca del Escorial. Con nueva admiración veo que tengo co- 



XLII BIBLIOTECA VENATORIA. 

piado todo el pr61ogo y extractados los dos libros, con nota de sos 
req)ectivos capitolos, y que en las primeras lineas de la referida 
copia se lee (Cod. Y. ij. x6): 

«Este libro mandamos facer Nos el Rey D. Alfonso de Castilla 
»et de León, qne fabla en todo lo qne pertenes^e k las maneras de 
•la Montería, et depártese en dos libros. El primero etc. etc.» 

•Esta copia está, Sr. D. José, de mi paño y letra; y en todo el 
prólogo no se hace variación alguna del concepto de los dos libros. 
El índice que k continuación formé, tampoco se extiende á más, 
señalando perfectamente la materia que cada libro contiene. De 
modo que esta declaración está absolutamente conforme con lo que 
es en si el Libro de la Montería. 

•Repito que mi sorpresa no tiene limites desde que oí las decla- 
raciones de V.; y que, consultados hoy mismo antecedentes biblio- 
gráficos de grande autoridad, mi sorpresa es ya asombro. 

•Entre otros testimonios he de citar á V. (porque lo tengo á la 
vista) el análisis que el entendido Rodrigues de Castro hizo en el 
pasado siglo del c6dice Y. ij. x6 á la página 686 del tomo ii de sus 
Escritores Españoles 6 Biblioteca Española (i). Allí copiando los 
dos prólogos (del libro z y del ii), trasladó textualmente estas pala- 
bras, con que el dicho Códice empieza: 

•Este libro mandamos faser Nos el Rey D. Alfonso de Castilla é 
•de León, que fabla en todo lo que pertenes9e á las numeras de la 
•Montería, é depártese en dos libros» El primero fáUa del guisa- 
amiento etc. etc.^ 

•Ahora bien, á mi propio personal testimonio se une el de un in- 
vestigador respetable y un muy docto paleógrafo, que tanto trabajó 
en el Escorial como Rodrigues de CasW. ¿Qué ha sucedido, señor 
D. José, para que á deshora se cambie y trueque la lección de dos 
libros en la de tres libros^ como V. me anunció anoche? ¿Es que 
Castro en 1786 y yo en 1855 teníamos cataratas? ¿O es que en rea- 
lidad el Códice Y. ij. z6 se conforma, en esta su primera declara- 



(t) El Sr. Amador de los Rios rectifica aquí un error át nume- 
ro de página que cometió en su Historia Critica de la Literatura 
EipañoUit tomo zii, pág. 556, donde consignó que Rodrigues de 
Castro escribe esto á la página 6j6, según lo hemos transcrito en 
el tomo z, págs. xxvz y lxvii de esta obra; cuando Rodrigues de 
Cattro lo dijo en la pág» 686. 



DON ALFONSO XI. XLIII 

don, con lo qne extensamente ezpHca todo el pr61ogo y confirma 
la tabla de ca|¿tnlo8 que yo saqvé de ¿1, y no me conaiente dudas, 
nuevamente examinado?..». 

•Digole en verdad- que no sé & qné atribuir esto. V. me afirmó 
tanto la exactitud de la nueva lección, que sin duda en todo esto 
bay una ofuscación inexplicable. 

•Usted va k hablar, no obstante, en letras de molde; y ya que la 
casualidad, unida k su benevolencia para ocAmigo, me han puesto 
en frutos, yo me atrevo k supUcsrle que vea y revea esas primeras 
lineas del referido prólogo, & fin de tener toda la seguridad que el 
caso pide, para negar y contradecir lo declarado por Rodríguez de 
Castro y anunciado por m i en la forma que V. sabe. 

•Repito, amigo mió, que las seguridades de V. me tienen verda- 
doamoite confoso. Yo hago una vida muy fat^osa; pero para ad- 
quirir entero convencimiento de que lei y copié mal, como de que 
Castro a% equivocó también, leyendo y escriinendo mal; para que 
se ponga de manifiesto la contradicción, que V. dice haber descu— 
bierto entre esa declaración de: et depártese en dos libros, y el con- 
texto de todo el prólogo y de los tttulos que componen esos dos li^ 
bros, de que la obra realmente consta, no tendré dificultad, si V. en 
ello conviniere, en que vayamos los dos juntos k la Biblioteca del 
Escorial, examinemos juntos el Códice, y saquemos de dicha frase, 
et depártese en dos libroSf un fac^mile. 

» A estos términos se reduce esta cuestión, que es simplemente 
cuestión de hecho. Si V., tan amante de la verdad y tan benévolo 
para mi, en ello consintiere, yo veré una nueva prueba de su no 
desmentida amistad y antiguo cariño. 

•Repitome muy suyo, y le pido perdón por lo atropellado de es- 
tos borrones. Indicóme V. que su texto urgía en la imprenta, y pa- 
ra ahorrar nuevas dilaciones, meiq>resuro k enviárselo. 

•Siempre es de V. afectísimo amigo, Q. B. S. M.— Josi Ama- 
dor DB LOS Ríos.— Hoy ;6 de Junio 1877. — Corredera, a6, princi- 
pal ixquierda.» 

En el mismo dia, y casi al volar de la pluma, 
contestamos lo siguiente á nuestro ilustre ami- 
go, como el respeto y la cortesía nos ordena* 
ban: 



XLIV BIBLIOTECA VENATORIA. 

«Ezcrao. Sr. D. José Amador de los Ríos. — Mi estimado amigo: 
La apreciabilisima carta de V. que acabo de recibir, me llena de 
dulce y completa satisfacción, porque si yo me be equivocado, 
¿ante qué juez miui competente qu^ V., el s&bio historiador de la 
literatura española, he de rectificar mi equivocación? Y si he acer- 
tado ¿& dónde he de ir k buscar mis alta y competente autoridad 
que confirme mi acierto? Si lo primero, si me equivoqué, yo lo con- 
fesaré modestamente, y V. tendrá la generosidad de perdonarme, 
al mismo tiempo que la gloria de haberme dado otra lección sobre 
las muchas que he aprendido en sus magníficos libros, de que sa- 
be V. que soy el primer lector y mfts entusiasta admirador; y si lo 
segundo, si acerté, la aquiescencia y conformidad de V. vendr&n k 
sancionar, desde hoy para siempre, y sin que nadie se atreva ya k 
dudarlo, jque el LUtro de te Montería no es de D. Alfonso X, el .Sa- 
bio, sino de D. Alfonso XI, el Justiciero. 

•Nuestro breve di&logo de anoche, arrinconados en la calle de 
Sevilla porque nos estrujaba la gente, y cuando k V. le apremia- 
ba la hora para irse k su Academia de la Historia, por lo que me 
invitaba k seguirle, mientras k mí me picaba el hambre, por lo 
que le convidaba k acompafiarme; nuestro corto di&logo para mi 
de improviso y para V. de sorpresa, giró, como no podia menos, 
sobre I9 que V. ha dicho k aquel propósito en su Historia de la 
Literatura Española, y. sobre lo que yo escribo en mi discurso pre- 
liminar al Libro úe la Montería, 

•Por eso me parece (con perdón sea dicho) que hay alguna con- 
fusión en el primer pfcrrafo de la carta de V., tratando al mismo 
tiempo de los dos códices Escurialenses; la misma que he notado 
en su obra. De cualquier modo que sea, atei^fononos k lo escrito, 
que es lo que hemos de discutir. 

•Para establecer V. que el Libro de la Montería no fué de D. Al- 
fonso XI, sino de D. Alfonso X, dice en su Obra citada^ tomo xxx, 
p&gina 553: «No vaciló en efecto Argote de Molina en dar por re- 
• suelto que fué mandado escribir por el vencedor del Salado, ade— 
•lantándose á sentar que lo compusieron sus monteros y presentán- 
•dole dividido en tres diferentes libros,» 

•Esta es la cuestión. (Desde aquí empieza V. k equivocarse en 
mi humilde concepto.) 

•En la nota numero z que pone V. al pié de dicha página, in- 
siste V. en lo mismo y aftade lo siguiente: «Argote, después de su- 
poner arbitrariamente que el tratado se parte en tres libros, ingie- 



DON ALFONSO XI* XLV 

re en el prUogo esUa lioeM respecto del fútisoo. «£1 tercero fm~ 
•Ua de loe montes de nuestro sefiwío, en qosles comarcas son bae- 
>nos de invierno y de ▼ersno.t Estas palabras (contioáa V.) que se 
acuerdan muy mal con la declaración de que fué escrita esta obra 
por los monteros de Alfonso XI, falUin m ¡os eódiees del Escorial, 
á que aludlmoa en el tezto.t 

•¿Conque falta en los códices del Escorial (no son más que dos, 
el ij. Y. x6, y el ij. Y. 19), lo de «que el tratado se parte en tres /i- 

broSt» y que «El tercero fsbla de los montes ?• 

•Pues esta es la cuestión, repito. 

•Y no salgamos de la diqruntiva. O falUí» 6 Mo/aitan talos dos 
códices del Escorial las palabras sefialadaa, y que V. afirma que 
Argote supone arbitrariamenle y que ingiere en el prUogo. 

•Puea yo declaro, mi buen amigo, con la mano sobre el corsF- 
son, que 6 soy yo el de las catsntas, 6 el códice ij. Y. 19, se departe 
en tres libros; y no solamente empieaa el tercero libro fabUmáo de 

losmontes , sino que acaba con la carta á Alvar Garda, que V. no 

concede más que al otro códice, en la nota x de su página 556. 

•Vea V., pues, Sr. D. José, como es indiqíensable que vayamos 
al Eaciwial, maAsna mismo si V. quiere, á sacar el facaimile que 
desea, para que quede esta cuestión bien dqmrada. No merecen 
menos la gloria de las letras y la verdad de la bistoria para un 
amante de ellas como yo, y pera un tan grsn maestro como V. 

•Y esta verdad es tanto más digna de ser aclarada por V., cuanto 
que en la página 553 vuelve á repetir: «Si en loe códices, que he» 
•moa examinado, alguno de los cuales perece anterior al reinado de 

•Alfonso XI, coasta el tratado de la Montería de dos solos libros • 

•Y en la página 555, hablando ya en particular del códice que yo 
le he citado, que es el que encierra «El tercero libro que laUa de 
•loe montes,^ insiste V. en lo proseo aludiendo á Argote: «Mas ol-< 
•vidó 6 no tuvo en cuenta que el códice del Escorial que lo encierra, 
•sobre ser el más moderno de los existentes, expresa también que el 
•refierido tintado se partia en solos dos libros;^ cuando, amigo mió, 
no eq;nresa nada de eso, sino que se expresa asi: depártese en tres 
libtvs. 

•En honra de la verdad histórica, amigo mió, estoy insistiendo 
á mi pesar en recordar á V. estas equivocaciones, como la que co- 
mete V. al decir en la página 556 que el códice de papel, en lase* 
gunda parte del libro segundo consta «de cuarenta y seis eapftulos, 
•el óltimo de los cualM es la carta ya referida á Alvar Garda;» 



XLVI BIBLIOTECA VENATORIA. 

caando cootta de 46 tUulos sin contar la carta, puea al el último 
de loa cuales ha de ser la carta, entonces serían 47; 

tACtn me atreverla á rectificar otra equivocación, al suponer V. 
en lo que queda copiado ra&s arriba, que el c6dice que encierra el 
tercero libro es el mfts moderno de los existentes. 

•Ese códice, k que V. alude, que es el de pergamino avitelado, 
es medio siglo mfts antiguo que el de papel cepti, k quien otorga V. 
mayor antigñedad. Me apresuro k decirle que esta opinión no es 
mia solamente, que á serlo no me resolverla á ponerla en frente de la 
de V.; sino que es del eruditísimo paleC^rafo veneciano Padre Fe- 
dele da Fanna, que recorre nuestras bibliotecas estudiando los c6- 
(tices espafioles de la Edad Media para rectificar los textos de los 
Santos Padres, habiendo ya hecho según dicen, prodigiosos descu- 
brimientos en favor de las obras de San Buenaventura. 

•Y el códice k que yo aludo, es el de que decia Llaguno y Ami— 
rola que parece el mismo original; el que cree Cerda y Rico que 
seria el mismo ejemplar que tendría el Rey para s» uso; y el que 
supone Clemencin que fifé alguno de los designados en los números 
171 y 172 del cat&logo de los libros de Isabel la Católica. 

tTodos estos atributos se los aplica V. al otro códice, al de 
papel't siendo tanto mfts de extrafiar que en la nota citada se lo atri- 
buya V. & la Reina Católica, cuanto qae en aquel catftlogo no se 
habla mfts que de un Libro de la Montería en pergamino, y de otro 
que es 6 habla de los montes é déla montería^ también en pergami~ 
no. Si estos son los dos códices de Isabel la Católica anotados en 
el catftlogo con losn&meros 171 y 172, ¿cómo dice V. del de papel, 
que «acaso es el nfimero 171 del catftlogo de los libros de la Reina 
•Isabel !.*•? 

•Adem&a de las rftpidas Indicaciones que anoche hice ft V. sobre 
casi todo esto, le añadí, que lo en que yo principalmente me fundo 
para creer firmisimamente que el Libro de la Montería es de Don 
Alfonso XI, es en lo que sigue: 

•z.'^ En que el libro se empexó (según se dice en el capitulo iv, 
del libro i) después de muerto Diego Bravo, y este Diego Bravo, 
montero de D. Alfonso XI, murió en la cerca de Algeciras, que 
como sabe V. tuvo lugar desde X342 & X344. 

12.'^ En que otros monteros de los que también como ese figu-> 
. ran en el libro, venando al lado del Rey, hacen su papel en la corta 
de D. Alfonso XI. 

•3.^ En que dos batidas de las que se narran en el libro, faeron 



DON ALFONSO XI. XLVII 



dadasea kM HurnteB de Tarifa eomo el adamo filiro coeata, 
pues de la derrota y moerte de AborneÜqne, llamado rey de 
dudad* cuyo snceao tuvo lugar el verano de 1339; como qne Abo^ 
rneüqne loé aquel infante Benamarin, hijo del Rey de Marraecoa 
Albohacen, qne precipitó al i>adie fc venir áveiq^ea muerte, donde 
encontró la rota del Salado el 30 de Octubre de 1340. 

•4.* En qne la carta k Alvar Garda, que con tanta ra«>n eati* 
ma V. aer obra ééi Rey, no paede menee de aerio del Rey D. Al- 
fonao XI; porque en ella ae habla del R^ et del donde su JijOf y da 
onoe Evangelistas^ que no poeden aer otros, aquellos, el Rey, qne 
D. Alfonso XI; el Conde su fijo, el conde de Traatamara, y eatoa 
Evangelistas^ nnoe pobres monteros del mismo D. Alfonso XI, qne 
vivieron realmente en aquellos tiempos, segon me parece que prue— 
bo incontestablemente en mi diacurso preliminar al L«6f0 de la 
Mouinría, con el testimonio de crónicas contemporáneas é historias 



•Por consigoiente, si de todo esto se habla desde la cruz k la fe- 
cha, deade el principio hasta el fin, en el precitado libro, ¿cómo ha 
de ser anterior k loe hechos que ¿1 mismo refiere? El nacimiento 
del libro ea indudable para raí qne tuvo lugar después de muerto 
Diego Bravo en la cerca de Algeciras, y antes de la muerte de Don 
Alfonso XI en el real sobre Gibraltar: entre 1342 y 1350. He ahí, 
Sr. D. José, todo lo que hay que averiguar, aunque para mi esti ya 
averigoado. Y este nuevo trabajo, k que V. me invita y k que por 
lo visto me ha de ayudar con su ilustración suma y su autoridad 
suprema, servirit de discurso preliminar al tomo iz y óltirao del 
L«6f0 de la Montería, que la semana qne viene entra ya en prensa. 
Si yo pierdo en el debate, nü libro ganará mucho con reproducir 
una grsn verdad por V. afirmada nuevamente, y yo gano siempre 
en el mero hecho de discutir con V. Y si por ventura mia, yo estu- 
viese en lo firme, ¿cómo ha de perder V. ante tan débil competi- 
dor coa] lo aoy yo? y ¿cómo no ha de ganar la historia de la lite- 
ratura que V. ha levantado tan alto, erigiéndole con su obra mag- 
nifico y eterno monumento? 

•Aguardo su aviso para que partamos en vuelta del Escorial 
cuando V. quiera. Pero & fin de que no me embrome V. por el ca- 
mino antes de evacuar la dta del códice, voy k proponerle una 
apoesta: si yo gano, es decir, si en el códice de pergamino avitela- 
do se lee: dtpáftese en tres libros, deade ahora me comprometo ao— 
lemnemeate á pagar k V., ai mia amigos politices llegan idgan 



XLVIII BIBLIOTECA VENATORIA. 

dU al poder, con influir aofare elloc con alma, vida y coruon, para 
que le ayuden en cnanto sea menester, fc fin de que realice la glo- 
riosa empresa de completar su Historia Crítica de la Literatura 
Bipañola; y si gana V., me comprometo fc lo mismo, y & que ade* 
mi» lo premien personalmente como su ejemplar y laboriosa vida 
literaria se merece. 

•Con este motivo se reitera de V. afectísimo amigo Q. B. S. M. 
— José GuTiBBKBZ DB LA, Vboa.— Hoy i6 de Junio de 1877.» 

El Sr. Amador de los Ríos nos replicó de 
esta manera: 

»Ezcmo. Sr. D. José Gutiérrez de la Vega.— Muy sefior y que- 
rido amigo mío: Leo la muy sabrosa carta de V., que recibo al 
volver fc casa fc las once de la noche; y juróle en verdad que su ul- 
timo párrafo ha venido á quitarme un gran peso de encima. De- 
clara V. que no se trata del códice en papel upti^ al referirse fc la 
declaración, i depártete en tres libros^ sino del cédiee en pergamino; 
y precisando asi la cuestión, esta pierde para mi toda la im^^orfcan— 
da que le daban sus palabras de la noche pasada. 

•Lo que me sorprendía, lo que me asombraba anteanoche, y me 
seguía asombrando, cuando escriU la anterior, era que yo hubiese 
leído tan mal el prólogo del c6d. Y. ij. x6, y que lo hubiese copiado 
con tanta desgracia que le atribuyese una declaración evidente- 
mente inexacta, exponiéndome fc ver puesta en contingencia mi 
veracidad, como expositor de los hechos. — Usted Umita ahora su 
afirmación al prólogo del códice en pergamino, y la sorpresa y el 
asombro mió desaparecen por encanto, felicitfcndome de ello. En 
toda polémica que sobre este punto pueda entablarse, siempre apa— 
recerfc demostrado que yo me he ceñido extrictamente al texto del 
prólogo del códice en papel cepii, quf he conceptuado y conceptuó 
en todos conceptos anterior al códice en pergamino, porque asi me 
lo persuadieron todos sus caracteres paleogrfcficos, con otras mu- 
chas rabones de critica, en mi polnre Historia alegadas y que pue- 
den fácilmente ampliarse. 

»La cuestión cambia totalmente de aspecto; y como V. no habrfc 
olvidado las palabras que yo pronuncié al despedimos, felicitfcn— 
dolé por su trabajo, encaminado fc buscar la luz, no ha de extrafiar 
ahora que, consecuente con mis principios, le repita mi felidta— 
don, desefcadole el éxito mfcs cumplido. Si, amigo mío; yo, que sé 



DON ALFONSO XI. XLIX 

lo dificil que ea el acierto en todo linage de investígacioDes criti- 
ay^áatbncaBf no he de ofenderme porque V. salga, como me íq» 
dica, en dcfema de la opinión de Argote de Molina; y si es^ de» 
fensa trae consigo la fuerza de la convicción y de la verdad, no 
sólo no me entri8tecer& el qne sea V. qnien haga este servicio k 
las letras patrias, sino qne lo aplaudiré con todas las veras de mi 
alma, en gracia de mi antiguo cariño. 

•Jamás me he conceptuado infalible ni invulnerable, y abrigo el 
intimo convencimiento de que ha de haber muchos errores en mis 
investigaciones de historia, de critica y de arte. Y ¿cómo nó, si el 
error es triste y perduraUe patrimonio de esta pobre humanidad 
y deleznable barro que vestimos? 

•Asi, pnés, como que este asunto ha perdido con la ¿Itima fór- 
mula qne V. ha dado k sus afirmadcmes, todo lo alarmante que 
para mi tenía, aunque pudiera ipso facto decirle algo, en orden k 
las observaciones que trae su muy favorecida, resuélveme k espe- 
rar la lectura de su Discurso, que ha de ser por extremo fructífera, 
y rucóle qUe no se haga esperar demasiado. Lo ünico que de su 
amistad y benevolencia me atrevo k esperar, es que no olvide que 
mi afirmación sobre la frase: «et dep&rtese en dos libros,» está to- 
mada del códice en papel cepti (Y. ij. z6). Esto es obligado: lo de— 
más cabe holgadamente en la libertad del juicio, por mi siempre 
en todos respetado. Est modus in rebus, 

•Holgando ya el perentorio viaje al Escorial, porque todo está 
en claro con los términos, en que V. finalmente se expresa, al po- 
ner las condiciones de la propuesta expedición, lo dejaremos para 
más adelante. Yo recuerdo los buenos ratos que há doce años pa- 
ramos allí juntos y no quiero renunciar k la esperanza de que se 
repitan algún dia (i). 



(x) El Sr. Amador de los Rios se equivoca tamtúen (y de equi- 
vocaciones tratamos) en suponer que há doce años pasamos juntos 
buenos ratos en el Escorial, cuando hace nada menos que veinte y 
dos afk)s (no hay para qué quitamos la edad) que no nos hemos 
vuelto á ver en ese Real Sitio. El Sr. Amador de los Rios afirma 
aquello más arriba, según hemos visto, y lo desmiente más abajo, 
conforme veremos, con sus mismas palabras: 

•Deber es nuestro declarar no obstante que los presentes capitu- 
les (sobre el Poema de Mió Cid) están escritos desde 1848, habiendo 

TOMO II. D 



/ 



L BIBLIOTECA VENATORIA. 

»De V. como siempre afectísimo amigo. Q. B. S. M. —José 
Amador db los Ríos.— Hoy s&bado k las doce de la noche del x6 
de Junio 1877.» 

Nuestra contra réplica no se hizo esperar 
mucho, porque á las pocas horas le escribimos 
lo que sigue: 

«Ezcmo* Sr. D. Amador de loe Ríos.— Mi muy querido amigo: 
Evidentemente el Ms. ij. Y. 16, 6 sea el de pf4>el cepti, 6 Có- 
dice iz EscuriaUnse, como yo le llamo siguiendo k Palomares, 
empieza diciendo: et depárteu e» dos libros. Esto est& fuera de duda. 
Asi lo consigno varias veces en lo que está impreso, y ezpedal— 
mente en el articulo vi del Discurso sobre el Libro de la MotUeria, 
al describir los cinco códices que he tenido presentes para esta 
nueva edición de la obra. 

•Pero es tan incompleto, que ¿1 sólo no podría servir para estu- 
diar bien el texto. Carece, por supuesto, del libro tercero, que 
tiene casi dos veces y media la extensión de aquellos: solamente en 
el libro primero, del titulo ix salta al xui, y del xxzv pasa al 
xxxix; la tabla de la segunda parte del libro segundo está incom- 
pleta, porque no llega más que al titulo ix» y salta al final del texto 
del titulo vi; desde el xii vk al xiv; en fin, está hasta mal hecho; 
tiene hojas arrancadas y algunas maltratadas. 

•No puede compararse ni con el Ms. ij. Y. 19, 6 sea el de pergal- 



sido consultados con muy respetables literatos, entre quienes vi- 
ven todavía afortunadamente los Sres Hartzenbusch y Ferrer 
del Rio, y leidos en 1855 á SS. MM. en el Real Sitio del Escorial, 
donde nos honraron también, oyéndolos benignamente, los señores 
D. Pedro de Madrazo, D. Fermin Gonzalo Morón, D. José de la 
Revilla, D. Antonio Gil de Zarate, D. Tomás del Corral y Ofia, 
D* Ramón Leandro Malats, D. José Gutierres de la Vega y otraa 
personas, no menos distinguidas, que durante el verano del expre- 
sado año, frecuentaban nuestro estudio en el Real Monasterio de 
San Lorenzo.^ 

{Historia Critica de la Literatura Española, por D. José Amador 
de los Ríos, tomo iii, páginas 131 y siguiente, nota). 

Después de esa fecha, no hemos vuelto al Escorial hasta este año. 



DON ALFONSO XI. Ll 

mino avitelado, 6 Códice I Escutialenu, como yo también le llamo 
con Palomares, & pesar de lo mal tratado que está; ni mucho 
menos con el magnifico y riquísimo Códice de la Cartuja de Sevilla ^ 
ni con el hermoso Códice de Palomares^ ni ccm el laborioso Códice 
de Llaguno y Cerda, Es de notar que ninguno de estos tres eruditos 
lo tuvo en gran estimación puti sus estudios, hechos expresamente 
con el fin de dar k luz de nuevo el Li¿>ro de la MonteHa^ y sustituir 
la mala edición de Argote de Molina. Todos tres siguieron preferen- 
temente el Códice i Escurialense y el Códice de la Cartuja de Sevilla. 

»Todo esto en cuanto al códice de papel; que en lo relativo á es— 
tablecer la época en qae se escribió, y designar el Rey que mandó 
iacer el Libro de la Montería ^ que es y ha de ser /a única cuestión, 
ya he dicho & V., que para probar que fué D. Alfonso XI, no me 
apoyo para nada en los códices, sino en los sucesos históricos que 
en él se refieren. 

•Ahora me alegraría m&s de haber acertado, para hacerme digno 
de las benévolas palabras que V. me recuerda y me repite en su se- 
gunda carta, k que tengo el gusto de contestar. ' 

»Qnede, pues, para cuando V. quiera nuestra partida de estudio 
al Escorial, reiterándome de V. nuevamente, como siempre, su 
afectísimo amigo, Q. S. M. B. — José Gutiérrez db la Vega.— 
Hoy 17 de Junio de 1877.» 

Como hemos visto, nuestro sabio amigo el 
Sr. Amador de los Rios se desentiende, prime- 
ro, de que hemos probado que de ambos có- 
dices escurialenses afirma terminantemente 
que constan de ios solos libros; segundo, de 
que á este propósito maltrata injustamente á 
Gonzalo Axgote de Molina que estaba en lo 
cierto; y tercero, de la verdadera cuestión, es 
decir, de que el Libro de la Montería es de Don 
Alfonso XI y no de D. Alfonso X, como él 
asegura. 



LII BIBLIOTECA VENATORIA. 

Resérvase, sin embargo, el cdecimos ipso 
fado algo en orden á las observaciones de 
nuestra primera carta; resuélvese á esperar la 
lectura de nuestro Discurso, que supone ha de 
ser por extremo fructífero, y nos ruega que no 
nos hagamos esperar demasiado. » Poco tiempo 
después le enviamos el tomo i de esta obra 
con nuestro Discurso sobre el Libro de la Monte- 
ría^ y con gran satisfacción nuestra nos ha da- 
do el silencio por respuesta. 

Este silencio elocuentísimo nos llena de su- 
ma alegría y de profundísima gratitud, porque 
quiere decir que nuestro noble amigo, el insig- 
ne historiador de la literatura española, viene á 
reforzar con su opinión las de los ilustrados 
críticos que preceden, y á dar á la nuestra el 
autorizado exequátur que anhelábamos, formu- 
lado en las siguientes palabras de su segunda 
carta^ copiada anteriormente: cUsted no habrá 
olvidado las palabras que yo pronuncié, al 
despedimos, felicitándole por su trabajo, enca- 
minado á, buscar la luz; no ha de extrañar 
ahora que, consecuente con mis principios, le 
repita mi felicitación, deseándole el éxito más 
cumplido. Síy amigo mió; yo, que sé lo difícil 



DON ALFONSO XI. Lili 

gue es el acierto en todo linaje de investiga* 
dones critico-históricas, no he de ofenderme 
porque V. salga, como me indica, en defensa 
de la opinión de Argote de Molina; y si esta 
defensa trae consigo la fuerza de la convic- 
ción y de la verdad, no sólo no me entristece- 
rá el que sea V. quien haga este servicio á las 
letras patrias, sino que lo aplaudiré con todas 
las veras de mi alma, en gracia de mi antiguo 
cariño, i 

Al terminar con el Sr. Amador de los Rios, 
saludemos cordial y respetuosamente á otro 
noble amigo, el ilustre literato y bibliógrafo 
español D. Pascual de Gayangos, cuya fama 
se extiende justa y gloriosamente por mucho 
más allá de la culta Europa, y el cual se nos 
ha brindado espontáneamente para este de- 
bate. Quizás sentiríamos flaquear nuestras fuer- 
zas para habérnoslas con tan formidables con- 
tendientes, si no tuviésemos tanta fé en la te- 
sis que sustentamos, y no fuera tan grande el 
peso de nuestras convicciones. , 

Del Sr. de Gayangos hemos dicho sola* 
mente, con relación á este punto, que en la 
introducción al Libro de kts Aves de Caza^ del 



LIV BIBLIOTECA VENATORIA. 

canciller Pedro López de Ayala publicado por 
la Sociedad de Bibliófilos Españoles, «vimos 
aceptada tácitamente la opinión de Que el Li^ 
bro de la Montería que conocemos, no es obra 
del siglo XIV ni de D. Alfonso XI, sino del si- 
glo XIII y de D. Alfonso X, el Sabio» (i). Esto 
ha dado lugar á que el insigne bibliógrafo nos 
escriba, en carta fechada en Londres el 26 de 
Octubre de este año, lo siguiente: 

•Recibí agradecido, y leí con gusto, el lindo tomito déla Biblia^ 
teca VefMtoriat /por cierto que me trata V. con una considera- 
ción y finura que no merezco por ningún esiilo. En la cuestión de 
si el Libro de Montería, que publicó Argote, es de Alfonso X 6 de 
Alfonso XI, no estamos enteramente acordes. Que el texto publi- 
cado por el señor de Fuenteventura es el arreglado por los monte- 
ros del Onceno, no admite k mi ver género de duda, y las pruebas 
que V, aduce son incontrovertibles, Pero lo que yo he dicho, 6 queri- 
do decir, es que los monteros del de Tarifa utilizaron y ampliaron el 
texto del libro que mandó escribir Alfonso X; y que el del Onceno 
sirvió de norma al de D. Juan Manuel. Lo uno no quita fc lo otro, 
y si algún dia pareciere el que mandó facer el Rey Sabio, se verft 
que es el mismo con las adiciones introducidas por el Onceno.» 

Pocas> pero importantísimas y trascenden- 
tales, son las palabras del Sr. de Gayangos, y 
por estas circunstancias, y por ser suyas, han 
de merecer toda nuestra consideración. Ana- 
licémoslas detenidamente. Después de una 



(i) Libro de la Montería, tomo r, página xxviii de nuestra 
edición. 



DON ALFONSO XI. LV 

modesta demostracioii de todo hombre emi- 
nente, dice, que ten la cuestión de si el Libro 
de Montería^ que publicó Argote, es de Alfon- 
so X 6 de Alfonso XI no estamos enteramente 
acordes,» para establecer en seguida una há- 
bil distinción que hemos de seguir en todas 
sus consecuencias. Empieza por declarar li- 
sa, llana y rotundamente: tque el texto pubU- 
cado por el señor de Fuenteventura es el arre- 
glado por los monteros del Onceno, no admite 
á su ver género de duda^ y las pruebas que he- 
mos aducido son incontrovertibles,^ Pues esta 
es toda la cuestión. Que el texto del señor 
de Fuenteventura; que el texto del Códice I 
Escurialense; que el texto del Códice II Escuria-' 
tense (i}; que el texto del Códice de la Cartuja 
de Seoilla; que el texto del Códice de Palomares; 
y que el texto del Códice de Llaguno y Cerda, 
que es todo, absolutamente todo lo que cono- 
cemos de más precio, además de otros cuatro 
códices iguales, copias de copias, que existen 
en la Biblioteca Real de París; que todos esos 
textos, que son uno mismo, sean el arreglado 



(i) Ea las partat que contiene. 



LVI BIBLIOTECA VENATORIA. 

por los monteros de D. Alfonso XI, esa repe- 
timos, esa ni más ni menos, es toda la cues- 
tión. Y sino admite génerodeduda para el señor 
de Gayangos, y si nuestras pruebas le pare- 
cen incontrovertibles, eso es lo que deseábamos, 
á esQ^únicamente aspirábamos, porque ese es 
nuestro triunfo más completo. Con este se- 
gundo autorizado exequátur , queda la cuestión 
definitivamente resuelta en nuestro favor. No 
habría ya para qué hablar de ella, si no fuera 
porque estamos resueltos á seguir á todos los 
que opinen de otro modo, hasta en sus últimos 
atrincheramientos. Y no por otra razón que 
por honra de las letras y de la verdad histó- 
rica. 

A continuación de aquellas palabras, añade 
el Sr. de Gayangos: iPero lo que yo he dicho, 
ó querido decir, es que los monteros del de 
Tarifa utilizaron y ampliaron el texto del libro 
que mandó escribir Alfonso X; y que el del 
Onceno sirvió de norma al de D. Juan Ma- 
nuel.» Aquí ya se complica esto con dos cues- 
tiones distintas; primera, que el libro de Al- 
fonso X, utilizado y ampliado, es el de Al- 
fonso XI; y segunda, que este libro es la ñor- 



DON ALFONSO XI. LVII 

ma del que luego escribió el príncipe D. Juan 
Manuel. Veamos si con la ayuda de Dios y la 
claridad y franqueza con que discutimos, po- 
nemos cada cosa en su punto, tanto la prime- 
ra cuestión que es la que solamente tíos inte- 
resa hasta ahora, como la segunda, que nos 
comienza á interesar desde este momento. 

Recordemos, no lo que quiso decir, sino lo 
que realmente dijo, porque está bien claro, el 
Sr. de Gayangos, á propósito del Libro de la 
Montería', t Natural era que las r^las y pre- 
ceptos de un arte tan vulgarizada, y esparcida, 
y que constituía, según dejamos indicado, la 
principal ocupación y recreo de la nobleza cas- 
tellana, lograsen sus expositores y maestros, y 
asi es que el sabio rey D. Alfonso, primero, y 
más tarde su sobrino el infante D. Juan Ma- 
nuel, escribieron los tratados de caza que ro- 
nocemos, aunque incompletos, y en los cuales, 
ademas de la venación 6 montería se compren- 
dería á no dudarlo, la cetrería 6 caza, con azo- 
res.! En una nota á estas lineas, y como para 
comprobar que trataba del Libro de la Montería f 
anadia: lEs cuestión bastante debatida entre 
los eruditos la de si el Libro de Montería publi- 



LVín BIBLIOTECA VENATORIA. 

cado por Argote de Molina como de Alon- 
so XI, debe ó nó atribuirse al rey sabio (i).» 

Esto, ni más ni menos, dijo el Sr. de Gayan- 
gos, y por eso escribimos nosotros, que «vi- 
mos aceptada tácitamente la opinión de que 
el Libro de la Montería que conocemos, no es 
obra del siglo xiv y de D. Alfonso XI, sino del 
siglo XIII y de D. Alfonso X, el sabio.» Esta 
era la opinión clara y esplícitamente expresa- 
da por el Sr. de Gayangos. 

Ahora nos dice que quiso decir otra cosa; y 
preguntamos nosotros: ¿pues por qué no la 
dijo? 

Pero aceptemos lo que quiso decir; que á 
hombres tan respetables como el Sr. de Ga- 
yangos, hay que creerlos bajo su palabra. 
Quiso decir, como hemos visto, «que los mon- 
teros del de Tarifa utilizaron y ampliaron el 
texto del libro que mandó escribir Alonso X;» 



(i) El Libro de las Aves de Caga, del canciller Pero López de 
Ayala, con las Glosas del duque de Alburquerque. (Publícalo la So- 
ciedad de BibU6fílo8.) Madrid, MDCCCLXIX, páginas z y si- 
guientes. 

Ya probaremos en su dia lo ligeramente que se ha procedido al 
aplicar al libro de López de Ayala las Glosas del duque de Albur- 
querque, que fueron escritas para el libro de Joan de Sant Fagun. 



DON ALFONSO XI. LIX 

y ¿cómo lo prueba? Creemos sincerainente que 
el Sr. de Gayangos ha dicho ya su última pa- 
labra, y que no saldremos mañana con una ci- 
ta recóndita en que nos diga que aún quiso 
decir otra cosa. Lo que ha querido decir hoy, 
para probar que el libro de D. Alfonso XI es 
el de D. Alfonso X, utilizado y ampliado por 
los monteros de aquel, es que csi algún dia 
pareciere el que mandó facer el Rey Sabio, se 
verá que es el mismo con las adiciones intro« 
ducidas por el Onceno.» Más claro, que el li- 
bro en cuestión, es ni más ni menos que otro 
libro ampliado que no conoce nadie, ni el se- 
ñor de Gayangos tampoco. Este argumento es 
tan admirable, que después de admirarlo nos- 
otros, lo abandonamos á la admiración de 
nuestros lectores. Casi, casi nos alegraríamos 
de que pareciere el libro incógnito, y que ade- 
más se asemejara al que conocemos (y del que ha 
hablado desde el principio nuestro ilustre 
amigo), para que acertando el Sr. de Gayan- 
gos, ganase otro cuartel más en su magnífico 
escudo literario: el de profeta. Esto es tan se- 
rio como la afirmación del Sr. de Gayangos. 
Pasemos ya al último pimto. Concluye 



LX BIBLIOTECA VENATORIA. 

nuestro respetable amigo haciendo otra profe- 
cía, que ha podido consultar cotejando los dos 
libros, porque aquí ya no se trata de hablar 
de las estrellas, ó sea de lo desconocido. Afir- 
ma también el Sr. de Gayangos que el «libro 
de D. Alfonso XI sirvió de norma al de don 
Juan Manuel.» ¿En qué? preguntamos nos- 
otros. £1 libro de D. Alfonso XI trata de 
montería, y el libro de D. Juan Manuel habla 
de cetrería; aquel trata de la educación de los 
monteros y de la cria y enseñanza de los per- 
ros para correr el monte tras el oso, el venado 
y el jabalí, con todo el aparatoso estruendo de 
la montería, y llevar los animales bravios á los 
puestos en que aguardan los señores armados 
de venablo 6 de ballesta para matar la fiera; 
y este habla de la educación de los halconeros 
y de la ciía y enseñanza de los halcones para 
cruzar estos los aires tras la garza, la paloma 
6 la grúa, con el silencio de la cetrería, y traer 
las Cándidas aves á la dama ó al caballero que 
recorre tranquilamente los llanos y las ribe- 
ras; el primero es el arte de la cacería imagen 
de la guerra, y el segundo es el arte de la ca- 
cería imagen de la paz; aquel es el libro de 



DON ALFONSO XI. LXI 

caza mayor, y este es el libro de caza menor. 
¿En qué se parece uno á otro? Ni en el fondo, 
ni en la forma, ni en los accidentes. Si el libro 
de' Alfonso X se parece al de Alfonso XI como 
este se parece al de D. Juan Manuel, ya está 
averiguada la incógnita; no es menester que 
aquel parezca para suponer su gran desemejan- 
za con el segundo. 

Quizás nos hemos extendido demasiado en 
nuestras consideraciones, toda vez que las le- 
yes de la buena crítica literaria no pueden ad- 
mitir discusión sobre lotiesconocido, ni girar 
sobre argumentos profetices, ni entretenerse 
en distingos hábiles y caprichosos. Lo esen- 
cial y concluyente para nosotros en el verda- 
dero punto qué debatimos, es el doble exequá- 
tur que hemos recibido de los dos ilustres 
Académicos que nos han honrado con sus 
cartas. 




I 





V. 

BIBLIOGRAFÍA VBNATORIA ESPAÑOLA. 

(AdicUm). 

ESDE que publicamos la Bibliografía 
Venatoria Española al ñn de nuestro 
discurso preliminar al tomo i de la 
presente obra, hemos adquirido no- 
ticias de otros libros 6 ediciones, no compren- 
didas allí, y que ponemos á continuación para 
ir enriqueciendo nuestro trabajo, siguiendo la 
numeración de los artículos. 

MANUSCRITOS. 



214. ANÓNIMO.— (Tratado de Montería.) 
MS. del siglo XV. 

Museo Brit&nico. 

El Sr. D. Pascual de Gayangos nos ha favorecido desde Londres 
con la siguiente noticia: «Reconociendo hoy unos manuscritos ve- 
nidos de España (c6mo ni cuándo no lo sabré decir & V.), he topado 
con uno muy curioso de Montería, origina] y del siglo zv, com— 
\ puesto por un montero de D. Juan II, 6 quizás de su hijo D. Enri«- 



DON ALFONSO XI. LXIIl 

qae IV, 6 coando ménoe de algún penooage de aquella época; el 
cual, á mi modo de ver, forma un anillo máa de la cadena que co- 
mienza con Alonso X y termina con los Reyes Católicos. La obra, 
que está dirigida por nn montero & otro, como V. verá por la ad— 
jsnta copia hecha de prisa y corriendo de una parte de la dedicato- 
ria ó discurso preliminar, es & mi corto entender muy interesante, 
y debiera formar parte de sn Biblioteca Venatoria,» 

La ilustrada opinión del sabio bibliógrafo español, nos obligará 
á estudiar este códice tan pronto como nos sea posible, pues ya nos 
inspira mucha curiosidad la copia que nos envia de parte del dis- 
curso preliminar. 

215. ANÓNIMO.— Chirurgia, etc. Medici- 
na de gli huomenj, cauallj, et falconj. MS. 
del siglo XV. 

Biblioteca Nacional de París. MS. núm. 212. 

En nn volumen de varios, en folio, pei^^amino, de 125 fojas nu- 
mero 212 (aatiguo 7249), se lee al folio cz, hasta el cxii, el si- 
guiente tratado: «As^ cdímenza lo libre dell nudriment he de la 
cura dells ocels los quals se pertanyen ha cassa.» 

Este texto catalán traducido del latin, ha sido publicado, tomán- 
dolo de este MS., por Nicolás Rigault, en sus Rei accipitrarú» 
Scriptores. Lutetiee: 1612. En 4.**, página 183 á 200. 

216. ALFONSO XL— Libro de la Mon- 
tería. Este libro mandamos fazer Nos el Rey 
D. Alffbnso de Castiella et de León que fabla 
en todo lo que pertenesce á las maneras de la 
Montería. Et depártese en iij libros, etc. MS. 
del siglo XV. 

Biblioteca Nacional de París. MS. nüm. 2x6. ' 

Está en un volumen de vanos, en folio, en papel, con el número 
2x6 (antiguo 78x4), de 90 folios, sin portada ni titulo. Termina en 
el folio 56, sin copiar al libro zii, aunque lo describe en el prólogo. 

Este ejemplar tiene las mismas lagunas que el nüm. 10.222. 

Méaat ALFONSO XI, Libro de Montería^ nüm. 29, tomo I, pá- 
gina cu. 



LXIV BIBLIOTECA VENATORIA. 

217. GUZMAN EL BUENO (D. Carlos 
Tomás de). — Arte de cazar la perdiz con recla- 
mo macho y hembra. MS. del siglo xix. 

Un manuscrito en 4.^, muy abultado, en papel, que posee el Ilds- 
trisimo Sr. D. Enrique de Leguina. 

Véase GUZMAN EL BUENO {Carlos Tomát de) tomo i, p&gina 
ccii, numero 157 de la presente obra. ¿Serán ambos manuscritos, 6 
tendría fc la vista el Sr. Hidalgo el ejemplar impreso, según parece 
desprenderse de su cita, y que nosotros no hemos visto? 

218. LÓPEZ DE AYALA (Pedro).— (De 
la caza dé las aves...) 

Museo Británico. 

Está citado en el Catalogue of the Spanish MSS, i» the Brítish 
Museum, de D. Pascual de Gayangos, pág. 182. Habiendo escrito á 
L6ndres á este amable corresponsal de todo el que le ocupa en 
honra de las' letras, nos contestó el Sr. de Gayangos lo siguiente: 
«Del libro del Canciller no sé qué decir á V., sino que el tamaño 
es en 4.® menor; el numero de hojas y época del manuscrito el 
que ya sefialé en mi catálogo. Por lo demás es manuscrito sin im- 
portancia alguna; copia de copia, sin esmero, ni calidad que lo re- 
comiende.» 

2 1 9. LÓPEZ DE AYALA (Pero).— De la 
caga de las aves, é de sus plumages, é dolen- 
9ias, é melecinamientos. MS« del siglo xvi. 

Biblioteca del Duque de Osuna. 

(Principia el folio x.**) Aqui comienga El libro De 9etreria De los 
plumages de los f aleones y primente del falcon nebli 

(Folio 73 vuelto, linea 9, en que termina) Deo gracias. 

MS. en pasta, 7-5-14 de 73 hojas ütiles en 4.®, con numeración 
x-73. Letra de la primera mitad del siglo xvi. Principia el texto 
por el capitulo segundo de la obra de Ayala, careciendo del capi- 
tulo x.° y del prdlogo. Se halla en mal estado por haber la tinta 
corroído el papel. Al capitulo que trata de «las melezinas de que 
•deuen andar apercebidos los cafadores,» último de la obra en otros 



DON ALFONSO XI. LXV 

nannacrítoe, siguen en este otros mochos capitnlos, en los que se 
trata la manera de corar las enfermedades de las aves de caza; 
siendo el titolo del primero de estos capítulos «I>e la puf^ de 
aragoneses! y el del ultimo «Para quitar la liga de los falcones 
•brauos qnando con ella los toman braooS.» — Estas adiciones se 
hallan en algunos manuscritos con el titulo *De ¡as snertes de los 
Falcones.» 

Véase LÓPEZ DE AYALA (Pbro), De la casa de las aves i de 
sus plumages é dolencias é melesinamientos, n&meros 65 y 66. 

220. LÓPEZ DE AYALA (Pero).— De 
la ca9a de las aves, e de sus plumages, e do- 
len9ias, e meleginamientos. MS. del siglo xvl 

Biblioteca del Duqoe de Osuna. 

(Principia en el folio i.**, con numeración 74) Otro tratado de 
9etreiia. Nuestro Señor Dios quando crió el Mundo 

(En el I6U0 X.® vuelto, linea xx, principia el) (pitólo Primero 
de las qoales (sic) son llamadas aoes de Ri^ifla como son gauila- 
nes e Afores esmerejones falfones e alcotanes. De cada dia vieron 
los honbres 

(Termina el capítulo 48, que trata «de quales cosas deue andar 
aperfenido el cafador.t en el folio 43 vuelto, ultima linea) des co- 
mo de dos é puxgar& muy bien. 

MS. en pasta, 7-5-13 de 43 hojas útiles en 4.® — Letra de me- 
diados del siglo zvi. — Las 24 primeras hojas con numeración 74'98 
continuando la de otro manuscrito (señalado 7— 5—X4) con el que 
debió estar encuadernado en otro tiempo. A pesar del encabeza- 
miento «Otro tratado de fetreria» que lleva al principio del texto, 
es la obra de López de Ayala conforme se halla en otros muchos 
manuscritos, pero careciendo del párrafo i.** del prólogo. Hállase 
este volhmen en mal estado por haber sido el papel corroido por la 
tinta. 

221. LÓPEZ DE AYALA (Pero).— De 
la caga de las aves, e de sus plumages, e do- 
lengias, e mele9Ínamientos. MS. del siglo xviii. 

Biblioteca del Dnque de Osuna. 

(AI principio tres hojas con la tabla, interrumpida en el caf^tu- 

TOMO H. E 



LXVI BIBLIOTECA VENATORIA. 

le 4J, y con el prólogo. Ette principU al veno de U aegmida hoja 
prelimúuir con U siguiente dedicatoria) Al muy honrrado padre y 
Seftor D. Gonzalo de Mena por la gracia de Dice Obispo de la muy 
noble 9Índad de B&rgos Pero López de Ayala vuestro hamil pa-* 
riente é semidor me encomiendo k vuestra merced 

(Hoja 4, con numeración z, principia el) Capitulo x de las Aves, 
qoe son llamadas de Rapifia, assi como A9ores, Falcones, Ganila— 
nes, Esmerejones, é Alcotanes. De cada dia vieron los ornes 

(El Capítulo 46 y ultimo, que trata «De lo que el cafador debe 
tener prevenidot termina en la ultima linea de la hoja 6a. Sigue 
además en otras tres hojas el índice completo de los cai^tulos). 

MS. en pasta, 7-'S-X2 en 68 hojas ütiles en 4.® Copia hecha en 
el siglo xvni. 

222. PALOMARES (Francisco Javier 
Santiago). — Observaciones sobre el Libro 
de la Montería que publicó Gonzalo Ar- 
gote de Molina, en Sevilla, el año de 1582^ en 
casa de Andrea Pescioni, asegurando que le 
mandó escribir el muy alto y muy poderoso 
Rey D. Alfonso de Castilla y de León, llama- 
do el Onceno, con el discurso que el dicho 
Gonzalo Argotede Molina puso á su edición • 
MS. del siglo xviu. 

Museo Británico. 

Está citado en el Catalogue of th$ Spanish Mu. in the BrUisk 
Muuum, de D. Pascual de Gayangos, páginas z8x y 182: el có- 
dice Eg. 588 en papel gr. íól. letra del siglo xviii, PapeUs de Pah^ 
mares, etc. 

Cuando leímos esto, sospechamos si las Observaciones de Palo- 
mares serian critico-^iistteicas sobre el Libro di la Montería y so- 
bre su origen. Entonces escribimos al Sr. de Gayangos, residente 
k la saxon en Londres, y este señor, con ese amor á las letras con 
que M constltnye colaborador generoso de todo el que á ¿1 recurre,' 
nos contestó lo siguiente: «Las Observaciones de Palomares no son 
talü, lino simplemente el discurso do* Argote, como en algunos 



DON ALFONSO XI. LXVII 



qénplivM «ilalpriiiciiilo, y enofrMa|fln,copiaidoftlftl«Cn, 
que mipriinida U ^loga. Lo cual me hace suponer que ti «qoel 
escribid ^^servacioms 6 poso notas al discurso, como lo indica el 
titulo, estas se hallan en otra parte. Me lo persuade el que los tres 
6 cuatro tomoa qoe figuran en la colección como do Palomares, y 
pertenecieron & la Biblioteca de. D. Juan de Iriarte, se compmien 
principalmente de fracmentos paleogr&ficos, caligr&ficos y de anti- 
güedadea, como he yisto mochos en la Real Academia de la Histo- 
ria, en nuestra Biblioteca Nadonal, y en Toledo, todos de letra de 
aquel pendolista.! 

IMPRESOS. 



223. ANÓNIMO.— El Tiro de Benito, lan- 
ce de caza. Madrid. Imprenta Universal. 

Un folleto, en 4.® mayor, de x6 pAgioas. 

224. BENIFAYÓ (El Barón de).— Regla- 
mento para el servicio de la Real Montatía, 
Ballesteiía y Armería. Madrid. Imprenta de 
Quirós, Abades, lo. 1871. 

Un folleto en 4.^ mayor, de 34 piginas. Suscrito: «Palacio a de 
Octubre de 1871.— El barón de Benifayd.t 

225. COMISIÓN DE LEGISLACIÓN.— 
Informe dado por la Comisión de legislación 
acerca del disfrute de la caza en tierras de do- 
minio particular. Impreso de orden de las Cor- 
tes. Madrid. Imprenta de M. Repullés, pla- 
zuela del Ángel. 1821. 

En 4.^ 7 prefinas. Fechado: Madrid a de Noviembre de tSao. 

226. EVANGELISTA.— Libro de Cetre- 



LXVIII BIBLIOTECA VENATORIA. 

lia de Evangelista y una Profecía del mismo, 

con prólogo, variantes, notas y glosavo, por 
D. Antonio Paz y Melia. Breslau, 1877. 

Se ha poblicmdo en la revista Zeiiseimft für romanische PkUo- 
logie^ de Breslan, nüm. 2, Setiembre, 1877, en 4.®, desde lapfcgi- 
na 222 & la 246. 

227. FELIPE IV.— Cédulas Reales que 
S. M. manda se guarde lo en ellas contenido, 
sobre la Caza, Pesca y leña. Ganadas á pedi- 
miento de los Sesmeros de la tierra de Ma- 
drid, este año de mil y seiscientos y treinta y 
dos. Siendo Sesmeros Pedro de Herrera, ve- 
cino del lugar de Xetafe, y Miguel de Avila, 
vecino del lugar de Vallecas, y Andrés Ñuño, 
vecino de Carabanchel de Arriba» En Madrid. 
Por Francisco de Ocampo. Año m.dc.xxxii. 

En folio, 34 fojas. 

228. FELIPE IV. — (Para la conservación 
de la caza y pesca de mis heredamientos Rea- 
les de Aranjuez, Ottos y Aceca ) En el Par- 
do á 21 de Enero de 1650. 

En folio, 12 páginas. 

229. FERNANDO VI.— (Para la conser- 
vacion de la caza en el Real bosque del Par- 
do). En el Buen Retiro, á 14 de Setiembre 
de 1752. 

Bn folio, 20 p&ginas y 4 de índice. 

230. FERNANDO VI.— ^Real orden para 



DON ALFONSO XI. LXJX 

que se puedan tirar y matar libremente las pa- 
lomas á cualesquier distancia y sin pena algu- 
na, encontrándolas en los sembrados por el 
tiempo de ellos, especialmente en los meses de 
Octubre y Noviembre; pero sin poderse valer 
ni usar de redes, armadijos, ni otros artificios 
para matarlas. Fechada y firmada: Madrid 25 
de Octubre de 1754. Diego, Obispo de Carta- 
gena. 

En folio, una página. Tenemos presente la publicada en AlctUí 
á 8 de Noviembre de 1754 por Pedro Antonio Merodio. 

231. GUTIÉRREZ GONZÁLEZ, (An- 
tonio). 

VéM« HIDALGO (Cfcrlo^, TnOtdo de Caxa, tomo i, pft^na 
ccii, numero 159 de esta obra. 

232. MAYNE-REID (El capitán).— El 
cazador de Tigres. Obra escrita en inglés por 
el capitán Mayne-Reid. Traducida directa- 
mente al español por D. F, Picatoste. Madrid. 
Imprenta y librería de Gaspar, editores (An- 
tes Gaspar y Roig), calle del Príncipe, núme- 
ro 4, 1877. 

Un volumen en 4.® mayor de 79 páginas con grabados. Esta obra 
como las demás de su autor, es una novela en que accidentalmen- 
te se habla de la can. 

233. MORALES (Diego de). 

Véase XIBAJA (loseph), numero 238. 

234. REAL JUNTA DE OBRAS Y 



LXX BIBLIOTBCA VENATORIA. 

BOSQUES.— Acuerdo de la Real Junta de 
obras y bosques, de cinco de Abril de mil 
setecientos y cincuenta y seis, en assumptos 
de caza y pesca. 

En folio, 4 páginas. Tenemos & la vista el publicado en Álcali á 
27 de Abril de 1736 con la firma y r&bríca autógrafas de Pedro An- 
tonio Merodio. 

235. SANCHO VI (El Sabio).— Los Pa- 
ramientos de la Caza, ou réglements sur la 
chasse en general, par D. Sancho le Sage, Roí 
de Navarre. Publiés en Tannée 1180. Avec 
une Introduction et des Annotations du tra- 
ducteur. París. Librairie Central d'Agricultu- 
re et de Jardinage. Rué des Écoles, 62, prés le 
Musée de Cluny. Auguste Goin, editeur. 

Un volumen en 8.** de- 106 p&ginas y tabla de materias. En la 
dedicatoria A Monsieur le barón Marc de Lassus, dépuU de la 
HauU-Ganmnet á PAssemblée nattonal, se firma como traductor 
H. CasHlkm (d'Áspet), y dice: •Los Pf^amUntos de la Casa, de 
Sancho le Sage, roi de Navarre, étaient enfouis dans les Archives 
provinciales de Pampelone, depuis la fin du xiz si¿cle. Copies 
aur l'original et traduits en fran9ais, c'est la premiare fois que par 
mes soins lis anront été publiés.» 

Como hemos dicho en una de las pftginas anteriores, cuantas di- 
ligencias se han hecho hasta ahora han sido infructuosas para en- 
contrar el códice en loa archivos provinciales de Pamplona. Si aun 
lo encontramos vendr& k formar parte del», Biblioteca Venatoria, y 
después de bien justificada su legitimidad, entraremos en las gran- 
des cuestiones que auscita. Y si no existe allí, trataremos de averi- 
guar el oiigen y fundamento de esta traducción francesa, en La 
Ilustración Venatoria, periódico que estamos preparando para 
inaugurarlo al comenxar el afio 1878. 

Por ahocm obaervaremos solamente, que el capitulo vin de esta 
edición francesa, titulado Ordonnances concemant la chasu, que 



DON ALFONSO XI. tZXI 

pirece un aditmineQto al libro, ae encoentri en ao mtyor parte 
ea el Fuero General de Navarra. Edición acordada por la Excelen— 
tiainw Diputación Provincial, diri^da y confrontada con el origi- 
nal qne eziate ea el Archivo de Comptoe, por D. Pkblo üarregai 7 
D. Segundo Lapuerta. Afio 1869. Pamplona. Imprenta Provincial, 
á cargo de V. Cantera, Titolo x, De Comos, pftginaa xi6 y li- 
guientes. 



236, SOLER (D. Isidro).— Compendio 
Histórico de los Arcabuceros de Madrid, des- 
de su origen hasta el año 1795. Contiene dos 
láminas en que están grabadas las marcas y 
contramarcas que usaron en sus obras. Escri- 
to por D. Isidro Soler, arcabucero del Rey en 
la citada época. Madrid: 1849. Imprenta de 
L. García, calle de Lope de Vega, núm. 26. 

Un volfimen en 4.® de 47 páginas con dot lámina». 

Bn el reverso de la portada de este libro, caytL primera e^cion 
hemos anunciado en su logar co r re sp ondiente, se lee la siguiente 
nota k esta segunda: «El interés que ofrece este folleto para los 
aficionados al arte de la Caza, y el haberse concluido la edición 
que de ella (sic) se hÍ20 en Madrid el año 1795, nos ha estimulado 
á reimprimirlo, sin alterar en nada el texto ni las fechas que con- 
tiene.» 

237. VEGA Y MELENDEZ (D. Manuel 
Joaquín de). — Ordencircular álos Intendentes 
de todo el Reyno para la veda general y anual 
de Caza y Pesca; según leyes reales, pragmá- 
ticas, últimas reales resoluciones, y acuerdos 
de la Junta de Obras y bosques. 

En folio, 7 páginas. Tenemos k la vista la fechada y firmada en 
Salamanca á aa de iLhril de 1761, por D. Manuel Joaquín de Vega y 
Melendec. 



LXXtl BIBLIOTECA VENATORIA. 

238. XIBAJA (losePH de) y MORALES 
(DiBCo de). — Por loseph de Xibaja y Diego de 
Morales, aposentadores de la Real Ca;a de 
Volatería. Con el Conseiolusticia, y Regimien- 
to de el Lugar deGetafe, Aldea, y jurisdicción 
de Madrid. Sobre que á los dichos aposenta- 
dores s» las cumplan y guarden todas Us 
prehemin encías y exempciones, de que deben 
gozarlos Caladores, Cataniberas y Oficiales 
de dicha Real Ca^a de la Volatería. 

En folio, 21 plflou. Fretcndcmuc H copRcme U lontcad* dub 
CD 19 de ¿go«to de ¡Kt- 

M*niD 31 DI DiCKHtn SE 1I77. 



(nctx ú i^ÉM 

€e0n qm íabUt 

ttt tollo lo que 

pertcnc$cc á 

lod tnaneroe 

)( la ÉñúnU- 




$i$la xiP, 



LI9R0 TERCERO. 

AQin COMIENZA EL TERCERO LIBRO QUE FABLA DB 
LOS ItONTES DB TODO EL SEÑORÍO DB CASTI- 
LLA ET DB LEÓN, ET ALGUNOS DB LOS 
RBGHOS DB GRANADA. (l) 

PRÓLOGO. 

> ASTA aquí vos habernos dicho en íc~ 
t cho de la monteila, c¿mo deben fa- 
SP cer los buenos monteros en su guisa- 
^ míeoto, et en pensar sus canes, como 
las otras condiciones que debe haber todo 
aquel que quiere ser buen montero: et otrod 
en saber bien buscar el monte; et en la guisa 
que lo deben correr, como en las monterías 
que pueden acaescer, et quí deben facer en 
cada cosa segund que Nos entendimos que 

(t) Fulu teda ote lignlt ta «I CMia t BtmñiUHu. 



4 BIBLIOTECA VBNATORU. 

cumplía: cEt qué es lo que fagan en las dolen- 
>cias que vienen á los canes; et otrosí en las 
•ferídas que les dan los venados.» (i) Et por- 
que el monte es de tal manera en que avienen 
muchas aventuras, que serían malas de creer 
á otri (2) que non sopiese qué era correr mon- 
te, ó si las non hobiese visto; et aun porqué es 
de tal manera, que tantas son las cosas que en 
él acaescen que non ha hombre en el mundo 
que pudiese escrebir todo lo que en él puede 
acaescer; pero pesiemos en este libro todas las 
cosas porque pensamos (3), et entendimos que 
podrian acaescer. Et si alguna cosa menguó 
que aquí non se. puso, non es maravilla, por 
las razones que vos habernos dicho. Et como 
quier que Nos pesiemos lo que entendimos que 
se debia facer en cada cosa, cuando acaescie- 
re, pero muchas cosas pueden acaescer, que 
aquí non están, porque el monte es de tal ma- 
nera como dicho es. Et por esto tal (4), cuan- 
do acaesciere, ñnca en entendimiento de buen 
montero que faga en ello lo mejor que enten- 
diere que cumple de facer, segunt que fuere el 
acaescimiento. Et agora queremos vos decir 



(z) Lo que vk entre comilUs e» edición marginal de letra dife- 
rente en el Códice I Escurialeuu. 
(a) Otre. Códice I Btcurialense. 

(3) Patamos. Códice I Escmialense. 

(4) Bt eeto tal. Códicf I BscuriaUnu, 



DON ALFONSO TO. $ 

de los montes que há en nuestro Señorío, se- 
ñaladamente de los que Nos sabemos, cuales 
son los mejores de oso, et cuales de puerco; et 
cuales son montes de invierno, et cuales de ve- 
rano, et de los mas dellos cuales son las voce- 
rías, et cuales las annadas. 




CAPITULO PRIMERO. 
De los monUs dé tierra i$ Castíella VUja. 

A Ordunte es buen monte de oso, et 
de puerco en invierno et en verano, 
et son las voceiias la una desde Ma- 
ta-Redonda el somo adelante fasta 
Colandos: et la otra desde Brañas fasta la Ray- 
gada. Et son las armadas, la una en Payo del 
Cost, et la otra en Sel de la Dueña, et la otra 
en Pandiello. 

El monte de Sopeñano es bueno de puerco 
en verano, et son las vocerías, la una desde 
encima de la peña de Ovarco, la peña adelan- 
te, fasta el Pico de Elía; et la otra desde Le- 
cena fasta Medianas. Et son las armadas, la 
una desde la casa de Seyes fasta encima de la 
peña; et la otra desde Medianas fasta Esca- 
leras. 

%Los numUs dé Montísia san estos. 
La Trapiella es buen monte de oso, et de 



DON ALFONSO XI. 7 

pueccQ en veíano, et son las vocerías, la una 

desde Sel de la Espina fasta Salcediellos: la 

otra desde Salcediellos fasta Reconquiello. £t 

son las armadas, la una entre Amas-Mestas, 

et la otra en Sel del ÁrboL 

Rituerto et Acebueno es buen monte de 
puerco en verano: et son ks vocerías, la una 
desdel Collado de Fuente Prevedo fasta la 
Puerta de Rio Pando: et la otra desde Corve- 
do (i) fasta el Vado de Lian de Noceda, et ^ 
Sel de la Evia, et á Lian del Tojo, et al Vado 
del Agua Sal. Et son las armadas, la una en 
el lomo de Sant Pelayo, et la otra en el Ace- 
bal de Molleda. 

VLos montes de Espinosa son estos. 

El monte de Cerneja es buen monte de oso, 
et de puerco en verano. Et son las vocerías, la 
una desde Buste-Sierro fasta Onserrota (2): et 
la otra desde Fozejo fasta encima Cacemeja. 
Et scm las armadas la una en la puente de en- 
tre Amas-Mestas, et la otra en la sierra delan- 
te de la Forca. 

El monte del Osedo (3) es bueno de oso en 
verano, et de puerco en invierno, el año que 



(2) Coraedo. Códice I BscutiaUnu. 
(a) Eoierrata. Cóiiu I Escurialmu, 
(S) Lotedo. Códice I BtamaUtue. 



8 BIBLIOTECA VENATORIA, 

hay grana. Et son las vocerías, la una en el 
Cerro de Busbarcena, fasta en Buste-Sierro: 
et la otra desde Buste-Sierro que descienda (i) 
fasta Nocequero: et es el armada á la Breña 
del Árbol. 

El monte de Vall-Osera, et de rio de la Cor- 
villa (2), et de Corte la Madre es todo un monte, 
et es muy real monte de oso en verano, et en 
invierno al tiempo que non face nieve, et de 
puerco eso mesmo. Et son las vocerías, la una 
desde Lian de la Peña fasta encima de Hoy de 
Cove, et la otra desde Buste Cortezas fasta la 
Sierra del Texuelo: et la otra desde Rio Tor- 
eado fasta en Val del Escaño. Et son las ar- 
madas, la una en la Maza del Toro, et la otra 
en los Prados de Campiello. 

El monte de Rioseco es bueno de oso, et de 
puerco en verano, et en invierno, et en tiem- 
po que hay grana. Et son las vocerías, la 
una desde Molarejos cerro arriba, fasta Fo- 
yuelos de Rioseco: et la otra desde Buscua* 
dríña en la Fruente, et Aduema Bues. Et son 
las armadas, la una en Buste la Lama, et la 
Otra en Lago de la Mofrexnosa, et la otra á la 
Maza del Toro. 

El monte del Alar es muy real monte de 



(z) Descenda. Códice I BicurUUetue, 
(2) Covina, Códice I Eicurialmu, 



DON ALFONSO XI. g 

OSO, et de puerco en verano, et en invierno, 
cuando non face nieves. Et son las vocerías, 
la una desde las Crespas del Alar fasta en Bus 
compuesto, et la otra desde las Crespas del 
Alar fasta la Piedra de Busmor: et la otra des- 
de la Piedra de Busmor fasta Henal: et la otra 
desde la Mesa fasta la Canal de Hoz Mayor. 
£t en Henal que estén monteros con canes de 
renuevo. £t son las armadas la una en He- 
nal, et la otra en Buhalejo, et la otra en Fa- 
zuela (i). 

£1 monte de Tríona (2), et de Canales es 
buen monte de oso^ de puerco en verano: et 
son las vocerías, la una desde la Piedra de 
Busmor fasta Bustasnos (3), et la otra desde 
Bustasnos (4.) fasta Entramos Castros: et la otra 
desde el Prado fasta en Bustelarío: et la otra 
desde Bustelario fasta el Rostro de Peñave- 
ra (5). Et son las armadas la una en Fondón de 
Cerriella, et la otra en la Breña de Busmor. 

El monte de Lunada es buen monte de oso 
en verano, et son las vocerías, la una desde 
Cuete Cazguedo fasta encima de Argomedo, 
et la otra desde Cuete Categuero fasta el Ta- 



(i) La Fuuela. Códice I Bscutiaiente, 

(2) Triova. Códice I Btcurialense. 

(3) BusüuftM. Códice / BscuriaUtue. 

(4) Bnatarftos. CódUe 1 Escurialeiue, 

(5) Feftanenu Códice ! BscunalcHU. 



XO BIBUOTBCA VENATORIA. 

pete et Altexuelo, et la otra desde Argomedo 
fasta la Foz de Lunada» et la otra desde la 
Foz de Lunada Menda, et á Valnera, et al Co- 
lla-Diello del Corro. Et son las armadas, la 
una á la fuente de Valvera (i), et la otra á Fon- 
te-Sana (2). 

£1 monte de Rio Emiera, et la Zamina es 
buen monte de oso en verano. Et son las vo- 
ceríaS) la una desde Valmala á Hocejo, et la 
otra desde Hocejo por los Picos de la Zamina 
fasta las breñas de Breñal; et de las breñas de 
Breñal fasta los Pontones de Ribafarta; et la 
otra desde Breña-Escobal fasta Porciles; et 
desde Porciles fasta Faza-Montosa. Et son las 
armadas, la una en la Breña de Cabuzal, et la 
otra en la Breña de Secadiella. 

£1 monte de Val-decio es buen monte de 
oso, et <le puerco en verano. Et son las voce- 
rfas, la una desde las colinas fasta Sender del 
Puerco, et dende á Faza Vaqueriza, et al Si- 
llar de Mungiijon, et á Monter de Papo. Et 
son las armadas, la una en Sedelago, et la otra 
en el Collado de Breña-Segur. 

ir Los numUs de Sova son estos. 

La Mesa es buen monte de oso, et de puer- 
co en verano, et son las vocerías, la una desde 



(i) Valnwa. CóÜet 1 BKurialtnu, 
(a) Pootuana. Códiet I B$9mUil$nu, 



DON ALFONSO XI. II 

el Cerro (i) adelante, &8ta Terraslada, et la 
otra desde Senderinfiesto fasta Hozcerrada (2). 
£t son las armadas, la una en Bustaguijon» et 
la otra entre Amas Sienas. 

Gascón es buen monte de puerco en verano. 
Etson las vocexlas, launa desde Monienco 
fiiista en Tasangue, et la otra de Fresneda fas- 
ta Cova Oreya. Et son las armadas, la una en 
Bostaguijon, et la otra en Entramas-Sierras. 
£1 Desuebi es buen monte de oso, etde 
puerco en verano. Et son las vocerías, la una 
desde Bustrian á Boleraguijon el cerro ade* 
lante, et la otra desde el Portiello de la Foz, el 
cerro adelante, fasta el Portiello del Amues* 
ta. Et son las armadas, la una en la Cabreri* 
za, et la otra en el llano de la Torca (3). 

Lez (4) es buen monte de puerco en verano. 
Et son las vocerías, la una en Thibunarel cer- 
ro arriba, fasta Encaruña, et la otra desde la 
Moñeca el cerro arriba, fasta la Peña de Aja. 
Et son las armadas, la una en Bolón, et la 
otra en los Picos. 

ir Los montes de Ruesga son estos. 
El monte de Bustablado es buen monte de 



(i) Cedro el Códiee I SsturiaUntá. 

(a) Hoshernuia. Cóttíet I BtcuHúimtu, 

(3) Torca. Códiu I BscuriaUíue. 

(4) het^CódUei BtcturUUatu, 



12 BIBLIOTECA VENATORIA. 

OSO et de puerco en verano. Et son las vocerías, 
la una desde Linares fasta en Alisas, et á Mo- 
jabarcas, et á Bustortex, et á Cerro del Pajar, 
et á encima de Val del Arco, et á Vega de la 
Barzeniella; et la otra en Sillar de Cortezuelas. 

Lason es buen monte de oso et de puerco en 
verano. Et son las vocerías, la una desde los 
Collados fasta Hoyo de Masayo. Et son las ar- 
madas, la una en Coagero, et la otra en Medía- 
Duero. 

Luzno es buen monte de oso, et de puerco 
en verano, et son las vocerías, la una desde 
Ramales fasta en la Faza, et la otra desde Fo- 
cecina fasta el Valle. Et es el armada en el 
Ardavaño. 

El monte de Urdafege es bueno de puerco 
en verano, et en invierno. Et son las vocerías 
la una desde la piedra del Alcoba fasta en la 
Fruente. Et es el armada el Cerro de Urdafe- 
ge arriba. 

ir Los montes de Trasmiera son estos, 

Covadal es buen monte de puerco en vera- 
no, et en invierno. Et es la vocería desde Lo- 
rada el cerro arriba, fasta Angostina. Et es el 
armada en la Defesiella, et fasta Fomedo el 
camino arriba. 

Vesmaya es buen monte de puerco en vera- 
no, et en invierno, et es la vocería desde Ba- 



DON ALFONSO XI. 1 3 

danil fasta Busmartin. £t es la annada á Lan- 
ga de Mira. 

La Paul es buen monte de puerco en vera- 
no et en invierno, et es la vocería desde la Foz 
á Collado del Fomo el cerro adelante. Et es el 
annada entre la Paul, et Sobarzo en los 
prados. 

£1 monte de Anaz es bueno de puerco en 
verano, et en invierno. Et son las vocerías, la 
una desde encima de Noja fasta Peña Perrera, 
et la otra desde Angostina á Breñal. Et son las 
armadas, la una en Merija, et la otra en Pi- 
guezos, 

ir Los montes de Pag son estos, 

Riocabado, et Verecediello es buen monte 
de oso, et de puerco en verano^ et en invierno 
en tiempo que non face nieve. Et son las voce- 
rías, la una desde Fomiellas el cerro adelante, 
fasta Cerro Penoso, et la otra desde Cerro Pe- 
noso á Sel de la Vega. Et son las armadas, la 
una á Buste Ranedo, et la otra á Sel de la 
Vega. 

Vidaciervo, et el Dueso es buen monte de 
oso, et de puerco en verano, et invierno, al 
tiempo que non face nieve. Et son las voce- 
rías, la una desde el Dueso, el cerro adelante, 
fasta el Sel de la Vega, et la otra desde Can- 
fier el somo adelante, fasta encima del Carrie^ 



Z4 BIBLIOTECA VENATORU. 

lio, et la otra de encima del Camello fasta la 
Fruente. Et son las armadas, la una en la 
Fruente, et la otra en Sel de la V^a. 

Lon de Harón, et Buste-Cabañas es buen 
monte de oso, et de puerco en verano, et en 
invierno. Et son las vocerías, la una desde en- 
cima del Carriello ata la Fruente, et que ten- 
gan los rostros contra Buste-Cabañas, et la 
otra desde encima del Carriello al Tasquera, 
et del Tasquera á Buscenplimin. Et son las 
armadas, la una en la Posadiella, et la otxa á 
las Cuevas de Villavid. 

El monte de Lueña es bueno de oso, et de 
puerco en verano. Et son las vocerías, la una 
desde la Breña de Sel de Godiña fasta en Ca- 
raña, et la otra desde Caraña fasta en Buiz- 
Nuevo el somo adelante. La otra desde la Ca- 
sa de Rio Bastonorío el somo adelante, fasta 
la Casa de Valladar, et de la Casa de Valladar 
fasta encima del Escudo, et dende fasta enci- 
ma de Sierrallana. Et desde encima de Sierxa.- 
llana, los prados adelante, fasta Peña Trilsel, 
et dende fasta encima del Marfojo de Salas. 
Et desdel Marfojo de Salas fasta la Parada. Et 
son las armadas, la una en Vega de Arena8,>et 
la otra en Sant Andrés de Lueña. 

Rio Durangos (i) es buen monte de oso» et 



(i) DarAOgot. Códi€$ J Bicurimhiuá, 



DON ALFOHSO XI. 15 

de puerco en verano. £t son las Tooeifas des- 
de Hayedo (i) de Cumbriales fasta en Cotíl de 
Fresno el camino adelante; et desde Cotil de 
Fresno fasta en Cerro de la Pesquera: et la 
otra desde el Hayedo (2) de Cumbriales fasta 
Avellanedo el somo adelante: et de Avellane- 
do fasta en somo del Cerro de la Corría. Et 
son las armadas en V^a Escobosa. 

ir Los maníes de Carriedo son estos. 

Pisueña, et Londeguarda es buen monte de 
oso» et de puerco en-verano, et son las voce- 
rías, la una desde Cuete del Acebo fasta Sier- 
ra«>Luenga el somo adelante» et desde Sierra- 
Luenga fasta en los Paules: et de los Paules 
fasta el Cerro de Redondiella: et la otra desde 
encima del Cerro del Acebo fasta Breñal, et 
dende fasta la Breña de Busmangas, et de la 
Breña de Busmangas fasta Colládixo. Et son 
las armadas la una en Cerro Bustillo, et la otra 
en la Vega de Buxuide. 

Alones es buen monte de puerco en verano» 
et en invierno, et son las vocerías, la una des^ 
de la Breña del Collado fasta en Cabixas, et la 
otra desde la Breña del Collado fasta en Cue^ 
mayor, et son las armadas en Entramos Rios^ 



(x) Haedo. Códiu I Escurialense. 
(a) HBtáo, Códice I BscurUOeiw, 



^ 



1 6 BIBLIOTECA VENATORIA. 

Monte-Lerana es buen monte de puerco en 
verano, et en invierno^ et son las vocerías, la 
una desde las Halladas fasta Lon de Lerana 
el cerro adelante, et la otra desde Lon de Le- 
rana fasta Amenza, et es el armada en Co* 
terio. 

ir Los montes de Sotos-^Cueva^ ti de la Sosierra 

son estos. 

La Engaña es buen monte de oso, et de 
puerco en invierno, et en verano, et son las 
vocerías, la una desde Rio Tortiello fasta Sel 
de la Peña, et la otra desde Aguza-Lanzas fasta 
en somo de la Faya del Caballero, et la otra 
desde Somo-Sierra fasta encima de la For- 
maza, et la otra desde la Mesa del Caballero 
fasta encima del Sebraduero. Et son las arma- 
das, la una en la Cañada del Pardo, et la otra 
en Sel de la Faya, et la otra en la Canal del 
Abedul. 

Argomedo es buen monte de oso et de puer- 
co en verano, et son las vocerías, la una desde 
Loma-Rasa fasta Bustazños, et la otra desde 
la Peña de los Condes fasta la Verzosa, et la 
otra desde Pedrajueles fasta Foyo-Largo. Et 
son las armadas, la una en la Garma de los 
Orríos, et la otra en Londeguarda, et la otra 
ld Rio de Valmolin. 

Valmayor es buen monte de oso et de puer- 



DON ALFONSO XI. I7 

co en verano. Et son las vocerías, la una des- 
de encima Foyuelos de Rioseco á Piedra Tra- 
vesaña: et la otra desde Piedra Travesaña al 
Candanal; et del Candanal á la Cueva Coste- 
riza, et dende á Focejo, et desde Focejo á Pe- 
ña ürría, et de Peña Unía á Cerro Estacas, et 
de Cerro Estacas á Peña Osera. Et son las ar- 
madas, la una en Gandaríella, et la otra en el 
collado de las Tapas, et la otra en Campoma- 
yor, et la otra en él rio de Quintaniella. 

La Mofosa es buen monte de oso en verano. 
Et son las vocerías, la una desde Sedar de 
Gonzalo á Piedras Cavadas, et de Piedras Ca- 
vadas á la Cruz de Piedra Travesaña, et la 
otra de la Cruz á Piedra Travesaña, et á la 
Peña de Cueval Cabrerizo, et la otra desde la 
Peña de Cueval Cabrerizo fasta la Peña de Ro- 
yoacetor, et de la Peña de Royoacetor fasta la 
Moñeca. Et son las armadas, la una en Caba- 
mella(i), etla otra al prado de Lodarejos, et 
la otra á la Garma de Redondo, et la otra en 
Lama Redonda. 



(x) Cabañiella. Códice I Bscurialense. 




TOMO II. 





CAPITULO II. 

De los montes (i) de Aguilar de Campo ^ et de 
Pemia, et de Liéhana. 

ON Mayor es buen monte de oso en 
verano, ict es la vocería por cima 
ide la cumbre de la sieira, desde 
•encima de los llanos fasta encima 
ide Can-Donoso. £t son las armadas, la una en 
»el Llano de la Mata de rio Sema, et la otra 
•en el Campo de Navas.» (2) 

El monte de Costumbria es buen monte de 
oso en verano, et á las veces hay puerco. «Et 
•son las vocerías, la una desde el Calero fasta 
•la Peña de la Cueva, ét la otra desde losTor- 
•cedos fasta Amoroso, et es el armada en el 
•Calero.! (3) 

El monte de Agudedo es bueno de puerco 
en verano, «et es la vocería desde el Pico fas- 



( X ) De tierra Cóüct 1 Bseurialense. 

{2) Adición de letra diferente en el CóÜcc I EtcuriaUnse, 
(3) Adición en el Cádia I EscuriaUrtH, 



DON ALFONSO XI. ^9 

ita Revoldebesa» que non pase al monte de 
•Lastríella. Et es la armada en el Campo de 
•Navas. i (i) 

£1 Haedo de Castríello es buen monte de 
oso en verano. «Et es la vocería desde la Pe- 
ina de sobre Iruega fasta Oter Velloso, que 
inon pase contra el monte de Lastriella. Etes 
la vocería en Oter Velloso. • (2) 

£1 monte de .Peña Luenga es buen monte 
de oso en verano. 

«El monte de Ijar es bueno de oso en vera- 
•no. Et son las vocerías, la una por cima de 
»Ijar, á Lian de Santa Maila^ que non pase á 
•Val de Redondo, et la otra^or cima de Ijar, 
•desde Cuevaares fasta el collado de Soma- 
•hoz, que non pase á Brañosera. Et son las 
•armadas en el collado de Somahoz.» (3) 

•Monte Aguilar es buen monte de oso en 
•verano. Et es la vocería por cima de la cum- 
•bre de la sierra. Et son las armadas la una 
•en el camino que vá á Valverzoso, et la otra 
en la Loma sobre Valverzoso.» (4) 

cBuscapero es buen monte de oso en ve- 
•rano. 



(i) Adición en el Códice I EseuriaUnse. 

(3) Adición en el Códice I Escuriatettse. 

(3) Adición en el Códice I EscurieUense, 

(4) Adición en el Códicf I Escuriaknse, 



20 BIBLIOTECA VENATORIA. 

i£l monte de las Quintaniellas es bueno de 
»oso en verano. 

iLa sierra de Olea es buen monte de oso en 
•verano. Et son las vocerías, la una por cima 
•de la cumbre de la sierra, et la otra por Lo- 
»ma Hoyos, que non pase á Isedo. Et es el ar- 
omada en el collado de Soma Hoyos.» (i) 

Aviones es buen monte de oso en verano, et 
son las vocerías, la una por la Braña de Lian 
de Santa María, et la otra por Peña-Rubia. Et 
es el armada en somo de Mazandrero. 

El Azebeda de Salcediello, et Mohedos es 
todo un monte, et es bueno de oso en verano. 
Et son las vocerías, la una desde en derecho 
de Barriuelos por la cumbre fasta Brañosera. 
Et es el armada á la loma entre Brañosera et 
Salcediello. 

El monte de Canal que es sobre Brañosera 
es buen monte de oso en verano, et es la voce- 
ría por la loma fasta Peñarroya, et dende por 
cima de la Peña fasta Peña Hestia, et dende 
fasta Canal (2). Et es el armada en Lomanzon. 

El monte de Barbadiello, et de la Peña de 
Villa- Vellaco es todo un monte, et es buen 
monte de oso en verano, et son las vocerías 
desde la Peña de Sant Julián por cima de la 



(i) Adiciones de letra diferente en el Códice I Escurialeuse. 
(2) Por cima de la pefia. Códice I Bseuriatcnse, 



DON ALFONSO XI. 21 

cumbre fasta el Portiello de Valle, et dende 
por la cumbre fasta en Cildat Et dende por 
cima de la cumbre fasta el Cueto de Cue-Mo- 
rales. £t es el armada á los llanos del Pico de 
HojTuelo. 

•El monte de Mezuz es bueno de oso en ve- 
•lano. Et este non ha vocería, salvo homes que 
•deseñen en los altos del monte. Et son las arma- 
•das desde Población fasta el Aldea de Suano.i 

«El monte que es entre Aviada, et Mazan^ 
•drero, es bueno de oso en verano, et son las 
•vocerías, la una por cima de la cumbre de la 
•sierra, que non pase á Val de Redondo, nin á 
•Brañosera, et la otra por el valle de Aviada, 
•que non pase á Pero-Ferrero. Et es el arma- 
•da al Iglejuela.* (i) 

V En tierra de Campo hay estos montes. 

«El Haedo de sobre Santa Cruz es buen 
•monte de oso en verano.» 

«El monte de Val-de-Ellas, et la Mata de 
•Rio-Pudio es todo un monte, et es bueno de 
•oso en verano. Et son las vocerías, la una por 
•cima de la cumbre de la sierra, et la otra por 
•allende del rio, que non pase á Isedo. Et son 
•las armadas á la boca del valle. • (2) 



(z) Adiciones de letra diferente al Códiu I EscuriaUnu. 
(2) Adiciones de letra diferente en el Códice I Btourialtnsg. 



22 BIBLIOTECA VENATORIA. 

El monte de Ladrero, et de Val-de-Cibio, 
que es en Bricia, es buen monte de oso en ve- 
rano, et son las vocerías, la una desde Solñto 
fasta el Castiello de Bricia, et la otra desde Ra- 
nedo fasta el Soto. Et son las armadas, launa 
á la Fajruela, et la otra entre Villamediana, et 
Lomas. 

Monte Carrales es muy real monte de oso 
en invierno, et en verano. Et son las vocerías, 
la una en Cuevas fasta Contrixa á la Peña de 
Truena, et de la Peña de Truena fasta Peña 
Aguda, et dende á Vall-Osera. Et son las ar- 
madas la una en las Torres, et la otra en Por- 
cil de Carrales. 

El monte de Vielda es buen monte de puer- 
co en verano, et á las veces hay oso. Et es la 
vocería desdel rio de Moroso fasta Sel de Tia- 
que, et desde Sel de Tiaque fasta las Calize- 
ruelas. Et es el armada á la Peña del Cuervo. 

El monte de Hedino es bueno de puerco en 
verano, et son las vocerías, la una desde For- 
nedo fasta Coteresidre, et la otra desde el Va- 
lle de Hedino fasta Fuente Armental. Et es el 
armada en Coteresidre. 

Helguero es buen monte de oso en verano, 
et son las vocerías, la una desde Coteresidre 
fasta los Pontones de Alsa, et la otra desde 
Coteresidre fasta en derecho del Breñal, et es 
el armada á Bienal. 



DON ALFONSO XI. 23 

El monte de la Cepa es bueno de oso en ve- 
rano, et son las vocerías, la una desde rio de 
la Teja fasta Temada, et la otra desde el rio 
de la Teja fasta Aguayo. Et es el armada en 
Gandariellas. 

Cuesta- los Yeros es buen monte de oso en 
verano, et son las vocerías la una desde enci- 
ma del Valle fasta Soma Haio, et la otra des- 
de Soma Haro fasta Temuda. Et es el armada 
á Rosonvalle. 

El monte de Vallentun es buen monte de 
oso, et de puerco en verano, et son las voce- 
rías, la una desdel rio de Soto fasta Laraiz, 
et la otra desde Sobrelsoto fasta Peniella, et 
es el armada á Colladiello. 

f iEn Isedo hay estos montes. 

»La Selva es buen monte de oso en verano. 

iLos Hoyuelos del Acebedal viejo es buen 
»monte de oso en verano. Et es la vocería por 
•cima de la cumbre, que non pase á la Peña 
•de Mayello. Et son las armadas en la raña 
ique es entre este monte, et la Selva,» (i) 

•La peña del Mayello es buen monte de oso 
•en verano, et son las vocerías, la ima por 
•allende del rio de Ebro, que non pase á Ca- 
•ranedo, et la otra desde Asoma-Toro fasta 



(X) Adición de letra diferente en el Códice J EtcuriaUnte. 



24 BIBLIOTECA VENATORIA. 

•Canflorído. Et son las armadas la una en el 
•collado que es entre este monte, et el Acebe- 
»dal viejo de Hoyuelos, et la otra en Canflo- 
trido.» (i) 

ir En tierra de Pemia hay estos montes, et son los 
mejores de oso que ha en el nuestro Señorío, 

£1 monte de ía Trapa es bueno de oso en 
verano. 

La Mata de Perapertun es buen monte de 
oso en verano. Et es la vocería por cima de la 
cumbre fasta en derecho del Aldea del Valle. 
Et son las armadas, la una en los prados de 
Perapertun, et la otra en la loma que es entre 
este monte, et monte Ciruelo. 

Monte Ciruelo es bueno de oso, et de puer- 
co en verano, et son las vocerías, la una por 
cima de la sierra de Torisa como tiene de en 
derecho de Sant Cebrian fasta el Portiello de 
Ruycedo, et la otra por medio de la Carrera 
derecha, que va á Perapertun. Et son las ar- 
madas en medio de los prados deste monte 
Ciruelo. 

El monte de las Rozadas es bueno de oso en 
verano et es la vocería por la Carrera» que vá 
de Piedras Negras á Val-Sadomin* Et es el ar- 
mada á los prados de Rabanal. 



(a) Adición de letra diferente en el Códiet I EtcuriaUnu. 



DON ALFONSO XI. 2¡ 

£1 monte de Sant Felices es bueno de oso en 
verano, et á las veces hay puerco, et es la vo- 
cería por cima de la loma de Sant Cristóbal, 
como llega fasta Bárgano, por la sierra ayuso 
fasta San Felices, et que estén unos veinte bo- 
rnes en Cantebañes, que non pase á Montene- 
gro. £t es el armada en los prados entre Esta- 
llaya, et Sant Felices. 

El monte de Celada es bueno de oso en ve- 
rano, et es la vocería por cima de la sierra en 
derredor del monte, et es el armada á los pra- 
dos cabe Celada. 

El monte de Val de Redondo es bueno de 
oso en verano, et á las veces hay puerco. Et 
es la vocería por cima de la sierra, que co- 
mienza de Viarce fasta de yuso del barrio de 
Sant Johan. Et es el armada entre el monte de 
Viarce, et el monte de Haedillo. 

El monte de Camasobres que dicen Fora- 
da, es bueno de oso en verano. Et es la voce- 
ría por cima de la loma que viene de los lla- 
nos fasta la sierra de Labra . Et es el armada 
á los prados entre ¿amasobres, et Piedr as 
I^uenfigs . 

El monte de Espina es buen monte de oso 
en verano. Et es la vocería por el collado de 
Uruez. Et es el armada en la Foz de Valbuena. 

La Dehesa de Rio-Cerezo, et la Hoz de 
Valbuena es todo un monte, et es bueno de 



26 BIBLIOTECA VENATORIA. 

OSO en verano. Et es la vocería sobre Pedroa 
fasta la^si grra de Labra . Et es el armada en 
la Foz del rio de Pienluengas. 

El monte de Valtomero es bueno de oso en 
verano. Et son las vocerías, la una desde el 
collado de las Camas fasta el collado de la 
sierra de Albas, et la otra desdel collado de 
los Caminos fasta el collado de las Camas. Et 
son las armadas, la una sobre Cerradiello, et 
la otra sobre Zapardin. 

La Defesa de Lores es buen mont^de oso 
en verano, et es la vocería por cima de la cum- 
bre, desde el collado de Velasco fasta el colla- 
do de Tañudo. Et son las armadas, la una en 
la loma que es entre este monte, et el monte 
de Honcejo, et las otras al rio. 

Las Derroñadas et Honcejo es todo un mon- 
te, et es bueno de oso en verano, et son las 
vocerías, la una desdel collado Tsmugo al co- 
llado del Palmentoso, et la otra desdel collado 
de Palmentoso fasta el collado de Velasco, et 
fasta el collado de la Cueva. Et son las arma- 
das, la una al Portiello de Honcejo, et la otra 
á las fuentes de Monte-Lores, et la otra Amas 
Mestas, que son en el rio de Lores. 

El monte de Caloca es bueno de oso en ve- 
rano. 

' Monte Serino es bueno de oso en verano, et 
son las vocerías, la una desde la Peña de Via- 



DON ALFONSO XI. 2J 

do fasta en Carazo, et la otra desde Carazo 
fasta el collado de Tañugo. Et son las arma- 
das, la una en el collado de Tañugo, etla otra 
en el collado de los Gavilanes, et la otra en 
las Comuñas. 

El monte de Levanza es bueno de oso en 
verano, et es la vocería desde Monte Serino 
fasta Caranzo, et es el armada al collado de los 
Gavilanes. 

El monte de Fuente-Tablada que es cabo 
del Aldea de Sant Salvador, es buen monte de 
oso en verano. Et son las vocerías, la una por 
el Pando faza el Azebal, et la otra desde el co- 
llado de Laguna, la cordellera ayuso, fasta 
Sant Salvador. Et son las armadas, la una á 
los prados de sobre Sant Salvador, et la otra 
al collado catante á Laguna. » 

El monte de Lobaceda es bueno de oso en 
verano. Et son las vocerías, la una por cima 
de la sierra de Piedras Negras fasta Villanue- 
va, et la otra del Hermita que está en el Estra- 
da fasta Cantivañez faza el collado de Rava- 
nal. Et son las armadas, la una á los prados 
entre Vañez et Villanueva, et la otra á los pra- 
dos de Ravanal. 

El monte de Verdeña, et de Estallaya es to- 
do un monte, et es bueno de oso, et de puerco 
en verano. 

El monte de Carrezedo es bueno de oso, et 



28 BIBLIOTECA VENATORIA. 

de puerco en verano, et es la vocería por cima 
de la loma que vá de Palantinos á Carrazedo. 
Et es el armada al molino de Esgovia. 

El monte de Palantinos, que dicen Laguna 
es bueno de oso en verano. Et es la vocería 
por cima de la loma que es entre el monte de 
Sant Salvador, et este monte. Et son las ar- 
madas, la una á los prados que son entre La- 
vanza, et Palantinos, que non pasa á Monte- 
negro, et la otra en el collado que está entre 
este monte et Fuentablada. 

Monnegro es buen monte de oso, et de puer- 
co en verano. Et son las vocerías, la una por 
cima de la cumbre de la sierra, et Monnegro, 
et por cima la forcada de Cabro fasta ^el Este- 
llero, et la otra desde Palantinos por sierra la 
Vara fasta el Piélago de Mojapaños. Et son 
las armadas, la una al collado de Monnegro, 
et la otra los prados del Valle, et Monnegro. 

c Caminos, et Relexo, et Rio de Casas es to- 
•do un monte, et es bueno de oso en verano. 
»Et es la vocería por cima de la cumbre de la 
•sierra. Et son las armadas, la una al valle que 
»está á la boca deste monte, et la otra al colla- 
•do de Monnegro. 

• Valdetomeros es buen monte de oso en ve- 
rano, i (i) 



(x) Adición de letra diferente en el Cádiee I Bscurialmu» 



DON ALFONSO XI. ^g 

Tisiego es buen monte de oso en verano, et 
á las veces hay puerco. Et es la vocería desde 
Resovia fasta Villanueva, et dende al Ervejal, 
que non pase á Monnegro. Et son las armadas, 
la una á los prados de Santposte, et la otra en 
la vega del Ervejal. 

El monte de Rabanal de las Llantas es bue- 
no de oso en verano. 

La Nabeda et el monte de Ventaniella es 
todo un monte, et es muy real monte de oso. 
Et son las vocerías la una por cima del monte 
fasta el collado de Ventaniella, et la otra des- 
de Tesante fasta el monte de Ventaniella por 
el camino que vá de Sant Martin para Tosan- 
te. Et son las armadas, la una en el valle cer- 
ca Sant Fuste, et la otra en el camino que va 
á Rosoa, et la otra á los prados de la Pedresa. 

El monte de Tesante es bueno de oso en ve- 
rano, et á las veces hay puerco. Et es la voce- 
ría por cima de la sierra de todos los Cabos. 
Et es el armada á Sant Esteban, que es contra 
Defesa. 

Halmonga et la Robra es todo un monte et 
es bueno de oso en verano, et á las veces hay 
puerco, et es la vocería por cima de la cumbre, 
el cerro de la Peña ayuso fasta en par de Cer- 
vera, et que estén canes de renuevo al Colla- 
diello de Robra. Et es el armada á los prados 
de Cervera. 



/ 



30 BIBLIOTECA VENATORIA. 

Cabriles et Nievas es todo un monte, et es 
bueno de oso en verano. Et ha las vocerías, la 
una por el carril que sale de Vedrieros fasta 
cima del Pando, et del Pando fasta cima del 
collado de Cabriles, et del collado de Cabriles 
por entre la Peña, et el monte, fasta cima del 
Hoyal, et desdel Hoyal por cima de Majada 
Vieja, et dende por cima de las Hoyatas, asi 
como viene, el lomo ayuso, fasta que tope en 
el valle. Et que estén renuevos en el collado 
de Resellar, et otro renuevo en la cabeza de la 
Mata. Et son las armadas, la una en el cami- 
no que vá en el valle de Cabriles, et Nievas, 
et la otra en Val de Nievas, 

El monte de Mon Lloreinte, et las Huel- 
gas, es todo un monte, et es bueno de oso 
en verano. Et ha las vocerías, la una á la 
Cuenca, et la otra á Kiofrio, et es el armada á 
Robra. 

L'lí En tierra de Alba de los Caf^dañqs hay estos 

\> Ijüv^;*^ "if^" montes. 

Ramazedo es buen monte de oso en verano. 
Et es la vocería por cima de la cumbre de la 
sierra, et por el cerro de Alnes ayuso fasta el 
rio. Et son las armadas al río. 

Valcayo es buen monte de oso en verano, et 
son las vocerías por cima de la Cuenca de su- 
so fasta Cueto Redondo, et desde Cueto Re- 



I 

DON ALFONSO XI. 3 1 

dondo fasta los prados de sobre Ca^dapn . et 
es el annada á los prados del Aloscal. 

El monte de Harra de suso es buen monte 
de oso en verano, et son las voceríaá por cima 
de la loma de Harra faSta las Cebolleras: et 
desde las Cebolleras por el cerro de las Penie^ 
lias fasta el rio. £t es el armada al Carrizal. 

ValdopUa es buen monte de oso en verano, 
et son las vocerías por cima de Tajañerro ar- 
riba, et por las Lampas fasta la Celada. £t es 
el armada á Fuentepedrosa. 

Val de Armada', que es sobre Cardaniello/ ^ i •* í 
es buen monte de oso en verano. Et son las ^^ '^ '^ f'^ 
vocerías por cima de la collada de Valverde 
fasta Val de Cerezo por la cumbre de cima del 
monte fasta -Tenebregal: et desde Tenebregal 
fasta 3ruso al rio. Et son las armadas á los pra** 
dos de Val de Armada.f (^^*tiíuAAMm4\ 

1Í En tierra de Liébana hay estos montes, (i) 

El monte de Linares es bueno de oso, et de 
puerco en todo tiempo. Et es la vocería por 
cima de la sierra del collado de Peñas fasta 
Revol de la Cruz. Et es el armada en el cami- 
no del Carro que va á PoblaciSnes. 



(i) Despaes de este epígrafe, hay el siguiente añadido de ma- 
no diversa: «En Val de Prado hay estos moatcs.» Códice I Escu^ 



5*. 'V>Yv- 



jer^ c^ 



32 BIBLIOTECA VENATORIA. 

El Helechedo es buen monte de oso, et de 

puerco en todo tiempo. Et es la vocería por 

cima de la sierra, como tiene de Torices fasta 

el Cueto del Prado, et Abraniellos, et dende 

^ fasta sierra de Vellizo. Et es el armada en la 

íeA^^^*^ i T^^P^ sobre Cañiezo. 
% ^.''. »- /"^ J^l monte de Oria es buen monte de oso, et 
'^^ y de puerco en todo tiempo. Et es la vocería 
desdel Cueto del Prado fasta Brañas. Et es el 
armada en Brañas. 

Hoz de Texeda es buen monte de oso, et de 
puerco en todo tiempo, et es la vocería desde 
el Cueto al Prado fasta Brañas. Et es el arma- 
da al Cueto al Prado. 

El monte de Vedoya es buen monte de oso 
en invierno, et á las veces hay puerco. Et es la 
vocería desde la sierra de Onicha fasta Prima- 
cejas, et dende al collado de Caruey. Et es el 
armada á los prados de Coja. 

\íxK> 2sj^^^^ ^ ^^ Ka/ de Cereze da hay estos montes. 

El monte de Forada es bueno de oso en todo 
tiempo, et es la vocería por cima de la sierra 
desde Collada fasta Salce, et fasta el camino de 
Valmayor. Et fes el armada á la Foz de Lego. 

El monte de Valmayor es bueno de oso en 
todo tiempo, et es la vocería por cima de la 
sierra desde la Peña Forada fasta las Aradas. 
Et es la armada á la Foz de Lego. 



DON ALFONSO XL 33 

El monte de Vindoey es bueno de oso en 
todo tiempo, et es la voceiía por cima de la 
sierra desde la Varga de sobre Carrion fasta 
Aruz: et de la otra parte fasta el Castiello de 
Dobros. Et es el armada á los prados de Aruz, 
et en la sierra de Pineda. 

El monte de Vagos, et de Merecia, es buen 
monte de oso en todo tiempo. Et es la vocería 
por cima de la sierra, desde Fuente Quemada 
fasta el collado de Sé Villa Verde. Et es el 
armada al Vado de Viejo, (f í^« íW yWx>^ 

El monte de laS"Vallejas sobre Barrio es 
buen monte de oso en todo tiempo, et es la 
vocería por cima de la sierra desde Timayo 
fasta Cohora. Et es el armada en Cohora so 
el Barrio. 

ir En Val de Varo hay estos montes. 

El monte de Cubo es bueno de oso en vera- 
no. Et es la vocería por cima de la sierra fas- 
ta Cueto Agudo, et dende fasta el prado de la 
Celada, que non pase por J/enctído. Et es el 
armada en la casa de Cubo. 

El monte de Boacedo es buen monte de oso 
en ivierno, et es la vocería desde la Cumbrera 
fasta la sierra del Ardobo. Et es el armada al 
arroyo de Letra, et de Vegarrende. 

El monte Cárdeno es bueno de oso en todo 
tiempo, et es la vocería por cima de la sierra, 

TOMO II. 3 



34 BIBLIOTECA VENATORIA. 

desde la sierra del Cadobo fasta la Rasa dQ 
Mazolio, porque non pase el venado al monte 
del Zepo, Et es el armada en Linares. 

El monte del Zepo es bueno de oso en todo 
tiempo. Et es la vocería por cima de la sier- 
ra, desdel collado de Val de Azores fasta Pri- 
veno. Et es el armada al arroyo de las Bar- 
jgienag. 

El monte de Proveño es bueno de oso en 
verano, et es la vocería por cima de la sierra, 
desde ^a^monfl fasta el Capet. Et es el armada 
al arroyo de las Barcenas. El monte de los 
Molinos es bueno de oso en todo tiempo, etes 
la vocería al pié de la Peña, desde Fugütejie 
Eyg fasta Campo de Anez. Et es el armada 
en Fuente de Eva. 

El monte de Tarielda es bueno de oso en 
ivierno, et es la vocería por cima de la sierra, 
desdel collado al Fayedo fasta el Castiello de 
Vuodo. Et es el armada en la Fuente Fría. 

El monte de Collado es bueno de oso en 
todo tiempo. Et es la vocería al pié de la Pe- 
ña, desde el monte Almogrovejo fasta Piedra 
Cuenca, Et es el armada en Helguedo. 






CAPITULO III. 

De los montes de tierra de Burgos et de Sant 
Millan de la Cogolla, 

A Mata de Sant Illan, que es cerca 
de Sant Johan de Ortega, es buen 
monte de puerco en ivierno, et aun 
en tiempo de los panes. Et es la vo- 
cería en el camino que vá de Sant Johan de 
Ortega á Val de Fuentes, et es el armada en 
Val de Carros. 

La Mata de Val de Carros, et el Acebosa 
es buen monte de puerco en invierno, et aun 
en tiempo de panes, et es la vocería en el ca- 
mino francés, et es el armada en Val de 
Carros. 

El monte de Olmiellos, et de Ferraya, es 
buen monte de puerco en ivierno, et aun en 
verano. Et este non ha vocería, et es el arma- 
da al prado de Sancta María Madalena. 

Corrientes es buen monte de puerco en 
ivierno, et á v^ces en v^ano, et es la vocería 



36 BIBLIOTECA VENATORIA. 

desde la casa de Val de Cerraton fasta los 
ReboUarejos, que salen de Val de Fuentes. Et 
es el armada en el lomo de Mosonciello. 

La Garganta del Haedo es buen monte de 
puerco en ivierno, et aun en verano. Et es la 
vocería desde Alba fasta el camino que vá en- 
tre la Defesa, et Monte Rey. Et es el armada 
encima de Val de Albura. 

El monte de sobre Oconciello es buen mon- 
te de puerco en invierno. Et este non ha voce-^ 
ría. Et es el armada de suso de la casa de Val- 
buena. 

El monte que está sobre Villafranca es muy 
buen monte de puerco en verano. Et es la vo- 
cería en el camino de Haedillo fasta el llano 
suso. Et es la armada encima de Val de Sar- 
zuela. 

Val de Albura, et Val de Carros es todo un 
monte, et es bueno en ivierno, et aun en vera- 
no. Et son las vocerías, la una en el camino 
que vá sobre Val de Albura, et la otra desde 
la Cruz fasta Halereza, et la otra desde Hale- 
reza fasta el Herramel. Et son las armadas, la 
una á Sant Martin de Usquiza, et la otra á 
Valtinore, et la otra al prado de Halereza. Et 
que esté renuevo sobre Cuesta Orrizo, para que 
lo derriben á la ribera, et á dó están las ar- 
madas. 

Val de Osos, et Usquiza, et Matalardo es un 



DON ALFONSO XI. yj 

monte, et es bueno de puerco en ivierno. Et 
es la vocería desde Halereza fasta el Herra- 
mel. £t son las armadas, la una á Sant Martin 
de Usquiza, et la otra á Valtinore, et la otra al 
prado de Halereza. 

La Cabeza de Sant Román, et los Vallejos 
de Val de Puentes, et de Val de Chamuño, et 
de Valtinore es todo un monte, et es bueno de 
puerco en verano. Et es la vocería á la Baha- 
raña. Et es la armada al río. 

Tordelquite con las Tejeras es buen monte 
de puerco en ivierno, et aun en verano. Et es 
la vocería al Andalbaro, que non pase á Val- 
de S6 Soldó. Et es la armada al prado de Eros- 
daqui. 

Los Valles de Hurres es buen monte de 
puerco en verano. 

La Dehesa de Villa Asur es buen monte de 
puerco en ivierno. Et este non ha vocería. Et 
son las armadas, la una á la Calera, et la otra 
al molino de Jervas. 

La Garganta de Santa Cruz del Valle es 
buen monte de oso en verano, et en tiempo de 
las oseras. Et son las vocerías, la una desde 
Sant Millan por el collado del Afrecho fasta la 
Cabeza de la Tagaza, et la otra desde la Ca- 
beza de la Tagaza, la cumbre ayuso, catante á 
Valmala, que non pase á Horañeco, et la otra 
desde la Guilleza fasta Ziharla. Et son las ar- 



3& BIBLIOTECA VENATORIA. 

madas, la una en Monestarzala, et la otra en 
Viquillanda. 

£1 Haedo de Padre Luengo, et Monte Agudo 
es todo un monte, et es bueno de puerco en 
todo tiempo, et á veces hay oso. Et son las vo- 
cerías, la una desde encima de Monestarzala, 
el cerro ayuso, fasta Tres Aguas, et la otra en 
el cerro que es entre el Haedo de Padre Luen- 
go, et la Garganta de Santa Cruz. £t son las 
armadas, la una al río, et la otra al collado, 
que es entre estos montes. 

La Garganta de Frexneda es buen monte de 
oso, et de puerco en verano. Et son las voce- 
rías, la una desde Sancta María de Oter del 
Cuervo, la cumbre ayuso, fasta Collado Gran- 
de; et Collado Grande ayuso, fasta Roy Men- 
día. Et son las armadas, la una de yuso de 
Tres Aguas^ et la otra al Colladiello de Urdan- 
tigui. 

La Garganta de Laguna Verde es buen mon- 
te de oso, et de puerco en verano, et son las 
vocerías, la una desde Santa María del Otero 
fasta Gaenzavala; et la otra desde Gaenzavala 
fasta Oter de Velanchas. Et son las armadas á 
Tres Aguas. 

La Gargaüta de Peña Aguda es buen monte 
de puerco en verano, et á veces hay oso. 

El monte de Valgañon es buen monte de 
puerco en verano. 



DON ALFONSO XI. 39 

El Haedo de sobre Pineda es buen monte 
de oso, et de puerco en verano. Et es la voce- 
ría desdel rio, camino arriba, que vá para 
Eglesia Pinta fasta la sierra; et sierra a3aiso 
fasta Sant Christobal del Foyo. t A la otra por 
icerca de la cumbre de la sierra, que non pa- 
»se á Canaleja.» «Et es el armada en Val de 
>Sant Lloreinte, et otra en la Vaqueriza vie- 
»ja.» (i) 

Haranento es buen monte de oso et de puer- 
co en verano, et son las vocerías, la una desde 
Sancho Moro fasta encima del collado de Ve- 
niaga; et del collado de Vqniaga fasta encima 
de Gumenzulla, et desde GumenzuUa fasta el 
campo de Tracavalla, et dende fasta la Cabe- 
za de la Trigaza, et desde la Cabeza de la Tri- 
gaza fasta Robrediello, et dende fasta el cam- 
po del Harregud, et del campo del Hárregud 
fasta el Albar Viejo. Et son las armadas en el 
campo de Veniaga. 

Val de Cabrones, et Had Luengo es todo un 
monte, et es bueno de oso en verano. Et son 
las vocerías, la una desde Santa María de Pe- 
ña Aguda por el collado, et por cima de la 
cumbre fasta Sant Millan de Arandío, et la 
otra desde Sant Millan de Arandío el cerro 
a3aiso, por el collado del Afrecho fasta Collado 



<x) Adiciones de mano diferente al Códice I Escurialcnu, 



40 BIBLIOTECA VENATORIA. 

Grande, que es só la Cabeza Trigaza. Et des- 
de este, collado la cumbre del cerro Luengo 
ayuso. Et son las armadas, las unas en el cam- 
po de Fomiellos, et las otras en el lomo de la 
Rasa. 

El valle de Pegera es buen monte de oso, et 
de puerco en verano, et es la vocería el collado 
arriba de Sant Mames. Et es el armada á Ojo 
de Sancho Moro. 

Canaleja es buen monte de oso et de puerco 
en verano. Et son las vocerías, la una collado 
de Lomo Cereso arriba, fasta la sierra, et la 
otra sierra ayuso fasta la Matanza. Et es el ar- 
mada en el cerro de Fuente Navajas. 

Val de Só Soldó es buen monte de puerco en 
verano. Et son las vocerías, la una desde Egle- 
sia Cerrada fasta Castro Viejo; et la otra ej co- 
llado arriba fasta encima de Val de Só Soldó. 
Et es el armada en Sant Pedro de Tabladas. 

Mata Buena es buen monte de puerco en 
ivierno, et es la vocería por Cima del collado, 
et es el armada en las Cabañaa 

Monte Fermoso es muy real monte de puer- 
co en ivierno, et aun en verano. Et es la voce- 
ría por cima de la cumbre. Et son las armadas 
las dos en los prados de sobre Villa Omiel, et 
la otra en la Hermita, que está del cabo del 
soto, et otras dos en el camino. 

El Foyo Matamá es buen monte de puerco 



DON ALFONSO XJ. 4I 

en ivierno, et aun en verano. Et es la vocería 
por cima de la cumbre que non pase á Pine-> 
da. Et es el armada en las Rasiellas de Val de 
Peñota. 

Las Gargantas de Tiniebras es buen monte 
de puerco en verano. Et es la vocería por ci- 
ma de la cumbre, que non pase contra lo de 
Pineda, cet la otra desde encima de la sierra 
•fasta el collado de Fuente-Abeja, et la otra 
«desde encima de la sierra por el cerro ayuso 
«fasta Peñota.» (i) Et es el armada sobre Egle- 
sia Pinta, et la otra á Santa Lucia, et la otra 
en el collado en derecho de la Cabeza de Ar- 
rebata. 

tLa Dehesa de Sant Millan de Lara que di- 
•ceni (2) Monte Palacio es buen monte de 
puerco en verano, et algunas veces hay oso. 
Et es la vocería á Só Sierra. Et son las arma- 
das, la una á Mata Sarzales, et la otra á Ro- 
deznos del loco. 

El Vecedo es buen monte de puerco en ve- 
rano. Et este non ha vocería. Et es el armada 
en el campo de Val Mayor. 

La Cabeza de Arrebata, es buen monte de 
puerco en verano. Ét este non ha vocería. Et 
es el armada en Fondón de Val Mayor. 



(x) Adición marginal de letra diferente al Códice I Bsct^riaUnse» 
(a) Adición de letra diferente. Códice I Escurialense. 



4-2 BIBLIOTECA VENATORIA. 

Huyerres es buen monte de puerco en vera- 
no, et algunas veces hay oso, et es la vocería 
por encima de la sierra, que non pase contra 
lo de Pineda. Et es el armada en Cuesta 
Verde. 

Hortigal es buen monte de puerco en vera- 
no, et algunas veces hay oso. Et son las voce- 
rías, la una desde la Cruceja fasta el Campie- 
lio, et la otra desde el Haediello fasta la Cru- 
ceja. Et es el armada á Fuente Abeja. 

Aguas Vivas, que es sobre Villa Serracin, es 
buen monte de oso, et de puerco en verano. 
Et es la vocería por cima de la sierra, et es el 
armada en el collado de Sant Christobal. 

Rio Cabado es buen monte de oso, et de 
puerco en verano. Et son las vocerías, la una 
desde Farrotaja cerro arriba, fasta Sant Mi- 
lian, et la otra desde Zaballa fasta Urdantege. 
Et son las armadas, la una en Navallana, et la 
otra en Era Grande. 

La Garganta de Sabugal, et la Garganta de 
SantMíUan Darande,'et de Rebolla Rubia, es 
todo un monte, et es bueno de 0|p, et de puer- 
co en verano. Et son las vocerías, la una el 
cerro ayuso de Peña Ojaza fasta Sant Millan 
de Arandío, et la otra desde Sierra Corta arri- 
ba fasta Campo Bellido, et la sierra arriba fas- 
ta San Millan. Et es el armada en el Helecha- 
rejo. 



DON ALFONSO XL 43 

La Gaiganta Polvorosa de sobre Barbadiel 
de Herreros, es buen monte de oso, et de 
puerco en verano. Et son las vocerías la una 
al collado de la Cabeza de Dos Homes, et 
collado arriba fasta Sancta María del Ote- 
ro, et la otra desde Sierra Corta fasta Sancta 
María del Otero. Et es el armada en la vega 
del Otero. 

La Garganta de Leruela es buen monte de 
oso et de puerco en verano, et á las ve- 
ces en ivierno. Et es la vocería el collado 
arriba de Guista Redondo, et recuda con la 
vocería del collado de la Cabeza de Dos Ro- 
mes, et ayúntense amas las vocerías so Sanc- 
ta Matla del Otero. Et es el armada á las Per- 
rerías. 

Rio Puercos de Monte Rubio es buen monte 
de oso, et de puerco en verano, et algunas ve- 
ces en ivierno. Et son las vocerías, la una á la 
Cabeza de Dos Homes, et dende á la Cabeza 
del Esculca, et dende á la Cabeza de Gaton, 
et la otra cerro Texedo arriba, fasta que tope 
en Gatones. Et es el armada á la Llana de San 
Pedro del Yermo. 

Huerta de suso es buen monte de oso, et de 
puerco en verano, et es la vocería por cima de 
la cumbre de la sierra, et es el armada al co- 
llado de Neyla. 

Montoto, que es entre Barbadiel del Pece, 



44 BIBLIOTECA VENATORIA. 

et Villaximeno, et Quintaniella es buen mon- 
te de oso en verano. Et es la vocería por el co- 
llado arriba catante á Barbadiello, et fasta so- 
bre Vezares. Et es el armada en el Hiherral de 
sobre Villaximeno. %g^ Et aun dicen más, que 
con el carbón deste monte, et con el agua de 
Aguas Vivas, que fue temprada el espada Du- 
rendarte, que fué de Roldan. 

Los Haedos de Tolbaños de suso, et de Tol- 
baños de yuso et de Huerta de yuso es buen 
monte de oso en verano, et es la vocería por 
cima de la sierra. Et es el armada á Fondón de 
los Haedos en los Vallejos, que recuden á ca- 
da una de las Aldeas. 

Las Gargantas de sobre Quintar es buen 
monte de oso, et de puerco en verano, et es la 
vocería por cima de la cumbre. Et es el arma- 
da á los prados de sobre Quintanar. 

La Ladera de Regomiel es buen monte de 
oso, et de puerco en verano. Et son las voce- 
rías, la una por cima de la cumbre de la La- 
dera, et la otra que non pase á Regomiel. Et 
es el armada á los prados de entre Cañizosa, 
et Quintanar. 

El Pinar de Miranda es muy buen monte 
de puerco en invierno, et aun en verano, et 
este non ha voceiía. Et es el armada en la 
Roda de Espeja. 

La Dehesa de Sant Leonarde es muy buen 



DON ALFONSO XI. 45 

monte de puerco en verano, et es la voce- 
ria..... (i) 

c£l Pinar de Sant Leonarde es buen monte 
»de puerco en verano. • (2) 

Mata-Rubia es buen monte de puerco en ve- 
rano. 

•Rio Frades es buen monte de puerco en 
•verano. • 

cRio Mediano es buen monte de puerco en 
•verano. • (3) 

La Dehesa que es entre Cañizosa et Vilves- 
tre, es buen monte de puerco en verano, et 
aun en ivierno; et en verano hay algunas veces 
oso. £t son las vocerías, la una en el camino 
que vá de Vilvestre á Cañizosa; et la otra en 
el camino que vá de Quintanar á Vilvestre. Et 
es el armada al Espinarejo de CañizQsg; et que 
estén renuevos enTlas Cabezas desta Dehesa. 

La Cabeza de Carmona, que es sobre esta 
Dehesa, es buen monte de oso en verano, et 
este non ha vocería. Et son las armadas, la 
una á los prados de Quintanar, et la otra en el 
Verdinal; et que estén renuevos en el camino 
que vá de Vilvestre á Cañizosa. 



(z) El Códice de la Cartuja de SeTilla pone aqui fflmto final, de- 
jando incompleto el periodo; y el de Palomares marca este defecto 
con los pantos suspensivos. 

(3) Adidon de letra diferente al Códice I ^^Cít^alens^^ 

(3) Adidoaes al citMlo C<W»M. 



46 BIBLIOTECA VENATORIA. 

Cabeza de Arañas es buen monte de oso en 
verano, et es la vocería por cima de la cumbre 
de la Cabeza. Et es el armada á los prados de 
Cañizosa. 

Monte Calviello es buen monte de puerco en 
ivierno. Et este non ha vocería, et es el arma- 
da al Hermita. 

La Dehesa de Palacios es buen monte de 
puerco en verano. 

La Cabeza de la Foya es buen monte de 
puerco en verano. 

El Palancar de Facinas es buen monte de 
puerco en verano. Et este non ha vocería. Et 
es el armada á los prados desta Facinas. 

El Haedo de Villanueva es buen monte de 
puerco en verano, et es la vocería por la cum- 
bre de encima del Haedo. Et es el armada 
entre él, et la Dehesa de Facinas, 

El Encinar de Cuevas Rubias es buen mon- 
te de puerco en ivierno, et es la vocería por la 
cumbre del Encinar, Et es el armada en el ca- 
mino que vá de Cuevas Rubias á Burgos. 

El monte de Mazareix es buen monte de 
puerco en ivierno. Et es la vocería en el 
camino que vá de Burgos á Cuevas Ru- 
bias. Et es el armada sobre el valle de Puen- 
te Dura. 

El Encinar de Puente Dura es buen monte 
íJe puerco en ivierno, et es la voqería por cim^ 



DON ALFONSO XI. 47 

del Encinar. Et es el armada en el camino que 
vá de Burgos á Cuevas Rubias. 

El monte Debra es buen monte de puerco 
en ivierno, et es la vocería póí cima del cerro; 
et es el armada al rio. 

Valdenebreda es buen monte de puerco en 
ivierno. 

La Dehesa de Cubiel del Campo: hay algu- 
nas veces puerco en ivierno. Et este non ha 
vocería, et es el armada á la Cantera. 

El monte de Rubiales es buen monte de 
puerco en ivierno. Et este non ha voce- 
ría. Et es el armada al encrucijada de Valce- 
lamio. 

El monte de Sant Pedro de la Villa es 
buen monte de puerco en ivierno, et aun en 
tiempo de uvas. Et este non ha vocería, et es 
el armada en él, et en el Encinar de Puente 
Dura. 

El monte de Torreciella es buen monte de 
puerco en ivierno, et este non ha vocería, et es 
el armada en Val de Tajas. 

El monte de Madrigal es buen monte de 
puerco en ivierno, et este non ha vocería, Et 
es el armada en el Cabo del Valle que vá de 
Torreciella contra Cuevas Rubias, que non pg,-i 
3e al naonte de Puente Dura, 



48 BIBLIOTECA VENATORIA. 

ir En derredor de Sant Millan de Id Cogolla hay 

estos montes. 

• • 

El monte de Sant Polo es buen monte de 
puerco en verano. 

El Covillar es buen monte de puerco en ve- 
rano. 

El Villarejo es buen monte de puerco en ve- 
rano. 

El monte de Mazanares es buen monte de 
puerco en verano. 

La Dehesa de Matute es buen monte de 
puerco en verano et algunas veces en ivierno. 

El monte de Túnia es buen monte de puer- 
co en verano. 

La Verde: á veces suele haber hí puerco; et 
hay muchos ciervos, et es muy buen monte 
para correr. 

Monte Calviello es buen monte de puerco 
en ivierno. 

El Villar es buen monte de puerco en ve- 
rano. 

El Haedo de sobre Sant Millan es buen mon- 
te de puerco en verano. 

La Garganta de Valvanera es buen monte 
de oso en verano. 

El monte de Villafarta es buen monte de 
puerco en verano. 




CAPITULO IV. 
De los montes de tierra ie Soria. 

I 

L Haedo de Neyla, et de Peña Agu- 
da es todo un monte, et es bueno de 
oso, et de puerco en verano. Et es 
la vocería desde el collado de Sarza 
por cima de la cumbre fasta Peña Negra. Et 
es el armada en el collado de Huerta de suso. 
La Garganta Triguera, et el Berrocal es to- 
do un monte, et es bueno de oso, et de puerco 
en verano. 

Urbion, et la Garganta de Duruelo, es todo 
un monte, et es bueno de oso et de puerco en 
verano. Et son las vocerías, la una por la cum- 
bre de la sierra, et por el cerro de entre amas 
Cuerdas ajmso; et la otra desde el Berrocal 
fasta Peña Amariella el cerro a3ruso. Et son las 
armadas, la una á Santa Inés, et la otra al Es- 
corial, et la otra á la Muñequiella. 

La Garganta de Covalieda es buen monte 
de oso, et de puerco en verano. Et son las vo- 
cerías, la una desde la Cobertera por cima de 

TOMO II. 4 



50 BIBLIOTECA VENATORIA. 

la cumbre de la sierra fasta Cañada Bermeja, 
et la otra desde Cañada Bermeja fasta el Ore- 
llar de Caplona arriba fasta el collado de los 
Canales, et la otra desde el collado de los Ca- 
nales fasta el Pinar de Matalobos por el cerro 
ayuso. Et son las armadas, la una en Faya 
Bellida, et la otra en el Lopadur, et la otra en 
las Eruelas, et la otra en Cabañares, «et otras 
idos en Matalobos. • (i) 

La ómbria de Sant Lloreinte, es buen mon- 
te de oso et de puerco en verano. 

Val de Sierro, que es encima de Ebros, es 
buen monte de puerco en invierno. 

ir En el Valle de Ebros hay estos fnonles. 

El Avellanar es buen monte de puerco en 
verano. 

Soto Ruano es buen monte de puerco en 
verano. 

Foyo Marañen es buen monte de puerco en 
verano. 

La Cestiema, et la Cueva de Entramas 
Aguas es todo im monte, et es bueno de puer- 
co en verano* 

1Í Aquí se acaban los montes del Valle de Ebros, 
Los Poyales de Moña, que son catante Due- 



( j) Adición de numo diferente al Códiu I EsGwiaUnu» 



DON ALFONSO XI. 5 1 

ro» es buen monte de oso, et de puerco en ver 
rano. £t es la vocería por cima de la cumbre 
catante á Duero los rostros contra los Poyales, 
fasta en derecho de Salguero, <et la otra des- 
ude encuna Corva, el somo arriba, fasta los 
sCoUadiellos, et de los CoUadiellos fasta Pe- 
>ñota. £t son las armadas en el camino mayor 
•que vá de Covaleda á Salguero* • (i) 

V En la Garganta de Viniusa hay estos montes. 

Valle Mala, tet Rio Quesos, et Laguna Ma- 
lla, et Espaces, es todo un monte, et es bue- 
»no de oso, et de puerco en verano. Et son las 
•vocerías la una desdel Vallejo del Ojuelo por 
•cima de la cumbre de la sierra, et por cima 
•de Rio Quesos fasta Laguna Mala, et desde 
•Laguna Mala la cumbre arriba, fasta Urbion, 
•et de Urbion por el collado de la Grúa fasta 
•Peñas Albas. Et desde Peñas Albas el cerro 
•ayuso, fasta Santa Inés. Et que estén renue- 
• vos de canes en el Escalera, et en el lomo de 
•Rio Quesiellos, et en el lomo Lacame, et en 
•la Noguera. Et son las armadas, la una en- 
•cima de Santa Inés, et la otra en la Poveda 
•Somera, et la otra en la Nava Castaña, et la 
•otra en Rio Monicio, et la otra en los cami- 



(i) Todo lo que se incluye entre comillas es adición al Cótft- 
ce I Escufialeiue, y es de mano diferente. 



52 BIBLIOTECA VEMATORU. 

i nos en Fondón de los Colladiellos, et la otra 
ten Larrade de la Calabaza, et }a otra en la 
«Llana Vieja.! 

f Robredo Llano, et la Llana Vieja, et los Co- 
•Uadiellos, et Rebollo Rubio, et la Peña Muño- 
i vela, et el arroyo de la Calabaza, es todo un 
•monte, et es bueno de oso, et de puerco en 
iverano. Et son las vocerías, la una desde en 
•par de Sancta Inés la cumbre arriba, fasta Pe- 
inas Albas, et desde Peñas Albas por cima de 
•la cumbre, et por las Muñecas de los Monges 
•fasta el collado de Albeto, et del collado de 
•Albeto fasta Castiel de Vinuesa, et del Cas- 
•tiel de Vinuesa fasta Portiel de Muño Chan. 
•Et que estén canes de renuevo en el lomo del 
•Moro, et en el lomo de Rebollo Rubio, et ec 
•otro en la Lagüniella de Folio Puerco. Et son 
•las armadas la una en los Colladiellos, et la 
•otra en el Quintanar, et la otra en Larrade 
•de la Calabaza, et la otra en los caminos en 
•Fondón de los Colladiellos. • 

V Fasta aquí son los montes de la Garganta 

de Vinuesa. 

La Garganta Derazon es buen monte de oso, 
et de puerco en verano. Et son las vocerías, la 
una desde Campo Redondo por la vera del 
Haedo fasta en par de los molinos Derazon, et 
la otra desde en par del Canalizo por la cum« 



DON ALFONSO XI. 53 

bie de entre Razón, et Razoncíllo fasta la Lo- 
sa por allende del rio, qué non pase á Razón- 
cilio, nín á Villoslada. Et son las armadas en 
las Povedas que son encima délos molinos de 
Razón, et la otra en el Canalizo, et la otra en 
Larrade. 

Oconciello es buen monte de oso, et de 
puerco en verano. £t son las vocerías, la una 
desde las Covatiellas fasta diuso de los Lata- 
res, et la otra desde la Cabeza del Mocediello 
por las Lastras de Lomo Lobos fasta el arro- 
yo de la Mata. Et son las armadas en el Al- 
gosa. 

La Cabeza de Verrun es buen monte de 
oso, et de puerco en verano. 






CAPITULO V. 

De los montes de tierra de Leon^ et del Vierzo. 

L monte de Espina es bueno de oso 
en ivierno, et en verano. cEt son las 
i vocerías, la una desde Villacorta 
i fasta encima de la cumbre de Val 
vde Faya, que non pase á Síero; et la otra des- 
»de Villa Corta fasta el campo de Cansóles, 
ique non pase á Torales. Et son las armadas, 
»la una en el campo de Cansóles, et las otras 
»al rio.» (i) 

El Galliello, es buen monte de puerco en 
ivierno. Et es la vocería desde la Puebla fasta 
él valle de Rio Pedroso. Et es el armada en 
la vega de la Puebla, et la otra armada á la 
casa de Rio Pedroso. 

Laverde es buen monte de puerco en ivier- 
no, et es la voceiía el río arriba del Buedo 
fasta la casa de Domingo Gordo; Et es el ar- 
mada en la vega de Rio Pedroso. 



(x) Adición de letra diferente al Códke I EuuHalente, 



DON ALFONSO XI. 55 

Rodiles, es buen monte de puerco en ivier-' 
no, et algunas veces hay oso. £t es la voceiia 
desde Pie de Mora fasta Oter de la Casa, asi 
como vá el camino de Cavaña, et descende á 
Sancta Maña de Caparrosa. Et es el armada 
en Pie de Mora. 

Caparrosa, es buen monte de puerco en ivier- 
no, et es la vocería Val de Cuende arriba, fas- 
ta el Zepo. Et es el armada en Majada Vieja. 

El monte de Miduema, «etde Respenda, et 
>la Mata de Pino es todo un monte, et es bue- 
»no de oso en verano. Et son las vocerías la 
»una por el camino que vá de Miduema fasta 
>el Comen, et la otra desde Comon, el valle 
«ayuso, fasta Fuente Techada, et la otra des- 
i de Villanueva fasta Respenda por el camino 
»que atraviesa encima, et la otra desde Pino 
•fasta Villalbeto. Et son las armadas por el 
icarril, que vá de Miduema á Respenda p(»: 
»cima de la cumbre, t (i) 

Val de Castro, cque es só la Peña sobre 
iBuardo, et el monte de Concejo, et el Mazo 
i de Villanueva es todo un monte, et es bueno 
»de oso en verano, et son las vocerías, la una, 
tpor Entre Monte, et Peña, et la otra al 
•río. Et que estén canes de repuevo en los car- 



«^«••MtlM 



(t) Adición de letia diferente al Códice I Bscimalmu, 



56 BIBLIOTECA VENATORIA. 

iriles. Et son las armadas en el valle de en- 
itre el monte de Concejo, et el Mazo, i (i) 

(2) 

El monte de Val de Paya es buen monte 
de oso en verano, et algunas veces en ivierno. 
Et es la vocería por cima de la sierra fasta la 
Peña del Cabdel. Et es el armada en el collado. 

La Sirviella es buen monte de puerco en 
ivierno, et algunas veces hay oso. Et son las 
vocerías la una Alagua encima de Guardo, et 
la otra dende fasta la puente de Buen Puerto. 
Et es el armada en medio de la sierra de Por- 
tiella. (3) 

Rio de Cama es buen monte de puerco en 
ivierno. Et es la vocería 'el monte de Renedo 
arriba, fasta en derecho de Canalejas. Et son 
las armadas á Canalejas. 

Valdeguisenda es buen monte de puerco en 
ivierno, et aun en tiempo de panes. Et es la 



(x) Adición de letra diferente al Códice I Bscurialaise. 

(2) En la edición de Argote de Molina se lee en este logar: 
«Pino es buen monte de puerco en ivierno, e es la vocería el al- 

»dea, e el monte porque non pase k Sant Romas. Y es el armada 
•en el valle de Miduema.» 

El Códice de Llaguno y Cerda afiade con razón, que «este monte 
no se encuentra en el MS. del Escorial, ni en el de la Cartuja.s 

(3) En la edición de Argote de Molina se dice aqui: 
*Estos son los montes de Axevedo.% 

Y el Códice de Llaguno y Cerda afiade, como efectivamente et, 
qne «esu separación no e8t& en el MS. del Escorial, ni en el de la 
Cartnja.a 



DON ALFONSO XI. 57 

voceiia desde Sancta Olalla fasta Quíntame- 
lia. Et es el armada sobre Zebañico. 

La Mata de Cerezal es buen monte de puer- 
co en verano, et es la vocería contra Prado, et 
es el armada á Villazon. 

£1 monte de Prado es buen monte de puer- 
co en verano, et de oso en ivierno. Et son las 
vocerías, la una contra Peña Coralda, et la 
otra á los Torales. Et es el armada á Val de la 
Collada. 

La Mata de Monte Agudo es buen monte de 
oso, et de puerco en verano. Et son las voce- 
xías la ima por el carril que vá de Sanct Mar- 
tin á Sanct Guiyelmo, et la otra por cima de 
ia cumbre que non pase al Texedo en la Lo* 
madela (i). 

Mata Llana es buen monte de puerco en ve- 
rano. Et son las vocerías, la una contra Sanct 
Guiyelmo, et la otra contra Peña Coralda. Et 
es el armada en la Foz contra Robledo. 

Vega de Frades es buen monte de oso et de 



(i ) En la edición de Argote de Molina, se afiade: 

«Y es el armada en la loma de la mofiera.» 

El Cádiu de Llaguno y Cerda dice, como lo es en efecto, que 
•tal mofiera no dice en el MS. del Escoñal, ni en el de la Cartuja.t 

Si fnérsmoa á poner todas las notas qne merece el Argote de Mo- 
lina, siquiera las Infinitas con adiciones y correcciones que le po- 
nen Llagnno y Cerda, seria el cuento de nunca acabar. Basta que 
recordemos las severas censuras que el texto de Argote de Molina 
lia merecido & los criticoe é historiadores. 



58 BIBLIOTECA VENATORIA. 

puerco en ivierno, et aun en verano, et es la 
vocería por el camino que vá de Sanct Gui- 
yelmo fasta la Peña. Et es el armada á la co- 
llada. 

Polvorinos es buen monte de puerco en ve- 
rano, et son las vocerías, una en la loma de 
Vega, et la otra desde Perales á la puente de 
Almuyo. Et es el armada á Polvorines. 

Montóte es buen monte de puerco en vera- 
nOy et en ivierno á las veces. Et son las voce- 
rías, la una desde la loma del camino, que vá 
de Carrizal para Buardo fasta el sendero que 
se desvia para Valcuende, et las otras desde 
este sendero fasta la Granda, por el camino 
que viene de Villa Morisca fasta este sendero. 
Et son las armadas, la una en Rio de Salce, 
et la otra encima de la loma contra Val de la 
Mata. 

Val de la Mata es buen monte de puerco en 
verano, et á las veces en ivierno. Et son las 
vocerías, la una desde Villa Morisca, fasta en- 
cima de la Granda, et otra al camino que vá 
de Pitones fasta encima de la Granda: et des- 
de una vocería á la otra paradas de alanos por 
cima de la Granda. 

El monte de la Cándara es buen monte de 
puerco en ivierno et en verano, et son las vo- 
cerías la una en el camino que vá de Calave- 
ras para Buardo, et la otra por cima de Val 



DON ALFONSO XI. 59 

Cervero la loma arriba, fasta la casa de Villa- 
nueva. £t son las armadas la una entre la ca- 
sa de ViUanueva, et Sanct Pedro, et la otra 
en derecho de Sanct Pedro contra Tapiales. ' 

El monte del Moro es buen monte de oso, et 
de puerco en ivierno, et en verano, et son las 
vocerías, la una desde la casa de Vega de Per- 
leros fasta ^asomante á Val Mayor, et la otra 
por Rioseco, et la otra en lá Carrera Vieja que 
vá de Mercadiello á Ls^na. Et son las arma- 
das en la laguna de Villa Padema. 

El monte de Llamas es buen monte de 
puerco en ivierno, et en verano, et son las vo- 
cerías, la tma encima del Cabezo de Llamas, 
contra Vegas, et la otra desde Llamas el rio 
arriba, fasta Cohorcos. Et son las armadas 
desde Cohorcos fasta la Ls^na por esos Ca- 
bezos dó vieren que mas cumple. 

Val de Porciles, et Val de Castro, et Val de 
Espinoso es todo un monte et es bueno de 
puerco en verano, et á veces en invierno. Et 
son las vocerías, k una la loma arriba de Val 
de Porciles fasta encima de Labraña; et la otra 
en él'camino que vá por la loma de aitre Ce- 
baJIico, et Cdborcos, todo por el Cohorco la 
loma ayuso, fasta que tope en el camino que 
viekie de Cohorcos para Buenas Ganas, et den- 
de por cima de la loma de Val de Castro fasta 
que llegue álos prados de Val Espinoso. Et son 



/ 
6o BIBLIOTECA VENATORIA. 

las armadas, todo el valle de ValEspinoso ayu- 
so contra Val de Santo. 

El monte de Reyello es buen monte de oso 
en verano, et algunas veces en ivíemo. £t es 
la vocería por cima de la Peña. Et es el arma- 
da entre el monte de Prado. 

El Texedo es buen monte de oso en verano, 
et algunas veces en ivierno. Et son las voce- 
rías, la una por cima de la cumbre del Texe- 
do, et la otra contra Rio de Mora, et la otra 
contra Monte Agudo. Et es el armada á la 
Fuente de la Collada só Sancta Marina. 

c Val de Ladrones, et Coronas, es todo un 
«monte, et es bueno de oso en ivierno. Et es la 
i vocería desde los Olmos de Fuente Cuajada 
•por Val de Santivañez fasta en cabo del Valle. 
»Et que estén canes de renuevo sobre Coronas, 
•et sobre Val de Ladrones. Et son las armadas, 
fia una á la Muñeca, et la otra á las Caveñas 
»de Yetes, et la otra á los Torales. Et que es- 
» té otra vocería por cima de Val de Guida, por- 
•que si pasare las armadas, quel tomen á 
•ellas.» (i) 

iDosante, et Val de Guida, et Val del Orno, 
»et Val de Bodino es todo un monte, et es 
•bueno de oso en invierno. Et son las voce- 
•rías, la una desde el Pico de sobre la collada 



(x) Adición marginal de letra diferente al Códice I BteuriaUnu. 



DON ALFONSO XI. 6l 

ide Santa Maiía por cima del cerro, fasta la 
iCoUada de Santa María, et desde la collada 
ide Santa María por el camino a3ruso fa^a la 
•collada del Sotiello, et dende fasta la Peña 
•del Arzón: et la otra desde Hozeja fasta In- 
•güeros: et la otra desde la Muñeca fasta los 
•Caveñes de Yeres, et dende á los Torales: et 
•la otra dende en derecho de Cestiémega por 
•allende del rio fasta en derecho de Sanct He* 
•lices. £t que estén canes de renuevo sobre 
•Val de Guida. £t son las armadas, la una en 
•la collada del Sotiello, et las otras en Val Sa* 
•vero.» (i) 

Castiello, et Monte Momoroso es todo un 
monte, et es bueno de oso en verano, et algu- 
nas veces en ivierno, et hay buenos puercos. 
£t es la vocería desde la collada de Sotiellos 
con Logrosende fasta los Palacios de Lama. 
Et son las armadas, la una entre Momoroso et 
Sanct Adrían, et la otra en el Valle de Olleros. 

Corrales, et Foinas es todo un monte, et es 
bueno de oso, et de puerco en ivierno, pero es 
mejor de verano. Et son las vocerías la una, 
en el campo de Renero fasta Val de Bustos, et 
la otra desde Val de Bustos, Val de Lorma ar- 
riba, fasta en Palacios. Et son las armadas, la 



(j) Adición de letra diferente al Cáüu I EscunaUnse, 



62 BIBLIOTECA VENATORIA. 

una en la loma de Corrales, et la otra á la ve- 
ga del Rey, et la otra á los olmos de Fuente 
Cuajada. 

Val de Bóreas, et Foces es buen monte de 
puerco en verano, et algunas veces en ivierno. 
£t son las vocerías, la una, por cima de Pico 
de Moro, et guardarle la vega de Cerezeda, 
que non pase á Pardomino: et la otra entre Za- 
ramedo et Robra. Et es el armada desde la 
Mata de la Riba fasta el árbol del Colladiello. 

Val de Viejo es buen monte de oso en vera- 
no, et es la vocería por cima de la Canga. Et 
es el armada á los prados de Aviados. 

La Viesca et Valcorejo es buen monte de 
oso en todo tiempo, et hay buenos puercos. Et 
son las vocerías la una desde el castiello de 
Aviados por cima de Val de Ulan, fasta en 
Cueto Xalon, et la otra desde Cueto Xalon 
fasta la puente de Sanct Heliz. Et son las ar- 
madas, la una en Reguera de Arvejal, et la 
otra á Sanct Eugenio, et la otra al prado del 
Espina. 

El Texedo de sobre Sanct Pelayo es buen 
monte de oso en verano, et son las vocerías 
por cima de la cumbre de la sierra fasta el co- 
llado de Sanct Pelayo. Et son las armadas, la 
una á Val de Arenales, et la otra á la loma que 
es entre Sanct Pelayo, et el Texedo. 

Abrigal es buen monte de puerco en verano, 



DON ALFONSO XI. 63 

et en iviemo, et algunas veees hay oso. Et son 
las vocerías, la una desde la Foz de Palazuelo 
fasta Sancta María de Orugo, et la otra á Pe- 
ña Utrera. £t es el armada á Reguera de Ar- 
vejal. 

Formigoso, es buen monte de oso en vera- 
no, et son las vocerías, la una desde la Peña 
de Sant Viceinte fasta la Cueva del Culuebro, 
et la otra por cima del puerto del Funtu. Et 
es el armada á la collada de Fuentes. 

Medianas, es buen monte de oso en verano, 
et hay buenos puercos. Et es la vocería por 
cima del lomo de Riazo fasta Villar de Am- 
brar. Et son las armadas, la una á los prados 
de Lombera, et la otra á la vega de Arzo- 
naga. 

Rio de Muelas, es buen monte de oso en 
ivierno, et aun en verano, et hay buenos puer- 
cos. Et es la vocería guardarle que tome á 
Medianas. Et son las armadas, la una, á los 
prados de Rabanal, et la otra á los Torales de 
Val Heliz. 

Los Valles, es buen monte de oso en vera- 
no, et es la vocería por cima del lomo de los 
Valles. Et ha dos armadas, la una al prado del 
Espina á Reguera de Arbejal, et la otra á la 
Mata de Sanct Eugenio. 

Tras Pando es buen monte de oso en todo 
tiempo, et este non ha vocería, Et son las ar- 



64 BIBLIOTECA VENATORU. 

madas, la una á Sanct Pedro de Arenas, et 
otra á Sancta María de Mazaneda, et otra á 
Piélago Negro; et que estén algunos de caba- 
llo por cima de la loma de Monpresen. 

Bucendin es buen monte de oso, et de puer- 
co en todo tiempo, et son las vocerías por ci- 
ma de la loma de Bostifel, et la otra por cima 
de la loma del Valle. £t son las armadas, la 
una, en el valle de Aviados á Sanct Cebrian, 
et la otra á Genera en Curueño. 

Manzaneda es buen monte de oso en ivier- 
no, et aun en verano. £t es la vocería desde en- 
cima de Oter de Ladrones por cima de la lo- 
ma fasta el rio, que non pase á Tras Pando. 
Et son las armadas, la una en Oter de Ladro- 
nes, et la otra á la boca de Val de Curueño, et 
otras dos al rio por Venado Furtado, que non 
pase al monte de Gallinas. ¡^^ Et la primera 
vez que corriemos este monte, matamos en él 
un oso, et seis puercos (i). 

Monte Gallinas es buen monte de puerco en 



(z) Todo este p&rrftfo, menos el primer periodo de linea y me- 
dia, falta en la edición de Argote de Molina. Con raxon sobradiat— 
ma condenaron Pellicer, Cerda y Rico, Llaguno y Amirola, Pa- 
lomares, Ticknor y Lafuente Alcántara, el texto del Libro de la 
MonUria, publicado por Argote, por incorrecto, lleno de inUrpoU^» 
ñones variantes y equivocaciones, que adolece de gravUimoi erro^ 
reSf por lo que resulta incompleto y viciado, según las mismas pala- 
1^1^ de esos crSticos 6 historiadores. 



1K>N ALFONSO 9CT. 65 

ivierno. Et este non ha vocexfa, et son las ar- 
madas, la una á Sanct Pedro de Arenas, et la 
otra á la loma de Pelosas. 

Val de Castro es buen monte de puerco en 
ivierno, et non ha vocería, et son las armadas 
por cima de las lomas. 

Val de Olio, et el monte de Sanct Pelayo es 
todo un monte, et es bueno de puerco en ivier- 
no, et en verano; et en los iviernos fuertes hay 
oso. £t es la vocería desde la carrera de Tor 
de Melaz fasta el entrada de Val de Curueño. 
Et son las armadas la ima á la Mata de Mon- 
tenegro, et la otra á la Granda, et la otra en- 
tre Belmonte, et Sancta Coloma. 

La Pocilga es buen monte de puerco en 
ivierno, et non ha vocería, et son las armadas, 
la una eim la una loma, et la otra en la otra lo- 
ma, et IsL otra en la boca del valle. 

Val de Curueño es buen monte de puerco en 
ivierno. £t es la voc^a entre el monte de 
Mazaneda, que non pase á Mazaneda, et es el 
armada en la Granda, que es entre la Pocilga, 
et Sanct Pelayo. 

Val Setóana, et Val de Cadiellas, et Val de 
Ponja es todo un monte, et es bueno de oso en 
verano, et de puerco en ivierno. Etson las vo- 
cerías, la una por cima de la loma de Val de 
Cadiellas, et la otra á los Pozos de Colinas 
fasta el Cillero. Et es el armada á Campo Sa*- 

TOMO II. 5 



66 BIBLIOTECA VENATORU» 

grado, et. otras dos armadas al río de Bemes- 
ga: la una, á la boca de Val de Cadiellas, et la 
otra á la boca de Val Semana. 

Cordemoros es buen monte de puerco en 
ivierno, et en verano, et á las veces hay oso. 
£t son las vocerías, la una entre Rioseco, et 
Espinosa, et la otra desde la loma de Rioseco 
fasta el prado de la Villiella, et son las arma- 
das á los prados de la Villiella. 

Val Heliz et Pelosas es todo un monte, et ^s 
bueno de puerco en ivierno, et en verano, et 
son las vocerías^ la una por la loma que es en* 
tre Penar, et Val Heliz: et la otra desde la lo* 
ma de Val Heliz fasta la loma de Pelosas. 
Etson las armadas, launa entre Pelosas, et 
Monte Gallinas , et la otra al Hospital de 
Celada. 

Caramedo, et Robra es buen monte de oso, 
et de puerco en ivierno, et en verano, et son 
las vocerías, la una desde Belmente fasta en 
Colleciello, et la otra desde Colleciello fasta 
Vega Tamarí. Et son las armadas, la una al 
Escoyo de Lunga, et la otra al Zarzal de Vi- 
Uaverde. 

Fontoria es buen monte de puerco en ivier- 
no, et en verano, et son las vocerías, la una 
por cima de las armadas fasta en Candañedo, 
et la otra desde Candañedo fasta Vega Tama- 
ti. Et es el armada en la loma de Valsemana. 



DON ALFONSO ZI. 6j 

Valcerroso es buen monte de oso et de puer* 
co en ivierno, et en verano, et son las voce- 
xías, la una por la Granda de Fontoria, et la 
otra por cima de Val Semana. Et es el arma- 
da en la loma de Val Porquero, que non pase 
á Riocabo. 

Vellisca es buen monte de oso, et de puer- 
co en invierno, et en verano, et son las voce- 
rías, la una por cima de Espinas de can fasta 
Valcerroso, et la otra por cima de Valsema- 
na. Et es el armada entre Zellisca, et Valcer- 
roso. 

Las Derroñadas de Vegas es buen monte de 
puerco en ivierno, et en verano, et á las veces 
hay oso. Kt son las vocerías, la una por la ri- 
bera del Condado, et la otra es guardarle to» 
da Val de Sengra, que non pase á Zaramedo. 
Et es el armada en la Granda de Avejar. 

Avejar es buen monte de oso et de puerco 
en ivierno, et es la vocería desde la Defesa de 
Rueda fasta el camino de Valdaliso. Et es el 
armada en Avellanares. 

Val de Lobon es buen mcmte de oso, et de 
puerco ep verano, et en ivierno. Et son las 
vocerías, la upa desde Nava fasta Val de Fal- 
con, et la otra desde Garñn fasta la boca de 
Val de Lobon, et la otra á la Frontina de Val- 
daliso. Et son las armadas, la una á las Cru- 
ces de Zellisca, et la otra á la Majada de Mar- 



68 BIBLIOTECA VENATORU. 

eos Pérez, et la otra al Hermita de Val de 
Falcon. 

Val de Aguado es buen monte de puerco en 
invierno, et en verano. Et son las vocerías, la 
una al Campo de Renero, et la otra á las Me* 
rendreras. Et es el armada en Val de Arre- 
mata. 

Renero es buen monte de oso, et de puerco 
en invierno et en verano. Et es la vocería to- 
do el Val de Santibañez, fasta los olmos de 
Fuente Cuajada. Et es el armada á Val de 
Iglesia. 

ir En turra de Lilia hay estos montes. 

Yarga, et Rio de Perreras, et*Rio de Osos es 
todo un monte, et es bueno de oso en ivierno, 
et en verano. Et son las vocerías, la una des- 
de la Peña de Susaron por la collada de Bar- 
badiello, et por la collada de Perreros, et por 
la collada de Tolibia, et por cima de la Pedro- 
sa, et por Campo Muelle, et á la Muesca de 
Lembil, et fasta Cartiel Texon. Et son las ar- 
madas, la una á los prados de Silvan, et la otra 
á Sancta María de Pegemas, et la otra al Es- 
cura de Yanga, et la otra en la collada de 
Yarga. 

El monte de BarbadieUo, et el de Sanct 
Martin del Erbazal es todo un monte, et es 
bueno de oso en ivierno, et en verano, et de 



DON ALFONSO XI. 69 

puerco en ivierno. Et son las vocerfas, la una, 
desde la Peña de Susaron fasta la collada de 
Ferreros; et desde la collada de Perreros fasta 
Rio Cabo; et la otra entre Peña Porcada et el 
Castiello de Herreras. £t son las armadas, la 
una á Sant Martin dsl Erbazal, et la otra á la 
Peña Rubia. 

£1 monte de Troñisco es buen monte de oso 
en verano. 

ir Esio% son tos montes de Azehedo (i). 

Rio de Sel es muy buen monte de oso en 
verano. Et son las vocerías, la una desde el 
puerto de Pan de Lanza fasta la collada de la 
Uña, que non pase por Verrande; et la otra es 
desde Pan de Lanza fasta collada Fermosa* Et 
son las armadas, la una en collada de Heren- 
dia, et la otra en la collada de Zerales. 

Loroda es buen monte de oso en verano. Et 
ha dos vocerías, la una por la collada de He*- 
rendia, et por Naveda fasta Entrada Dalien, et 
la otra por la Peña de Vela, et por Texedo. Et 
son las armadas en los prados de Loroda. 

Valverga es muy buen monte de oso en ve- 



(x) Afgote de Molina co&tin&a el texto tín hacer esta lepara- 
doa: y el Códice ds Llaguno y Cerda, dice acertadamente lo que 
•i^ae: «Aqoi ponen los MSS. asi del Escorial como de la Cartuja, 
la MparacioD de Montes de Azeredo.» 



JO BIBLIOTECA VENATORIA. 

rano, et es la vocería por la collada de Texe- 
do, et á Sanct Pelayo fasta el Agua Salió, et 
para Tendeña de Riaño fasta la Peña de los 
Caballos, et fasta la collada de Medias. £t son 
las armadas por carrera de Valverga. 

Pedroa es muy buen ^monte de oso, et de 
puerco en verano. Et son las vocerías, la una 
por collada Fermosa, et la otra por la collada 
del Pontón, que non pase á Ponja. £t son las 
armadas á los prados de Estajo. 

Vayeñe es muy buen monte de oso en vera- 
no. Et son las vocerías, por Cueto Cabrón fas- 
ta en Panda Redonda, et fasta el Vado de Laso. 
Et son las armadas por la carrera de Anziles. 

El monte de Rimolina es muy buen monte 
de oso, et de puerco en verano, et son las vo- 
cerías por la collada de Mental, et por la co- 
llada de Cabreriz, et por las Peñas Negras, et 
guárdenle á Cuendabrin. Et son las armadas 
desde Rimolina fasta el Vado de Laso. 

ir Los montes de Riaño son estos* 

Tendeña es buen monte de oso en verano, 
et es la vocería en la Peña contra Valveiga; et 
es el armada contra ó solie estar la Torre de 
Riaño. 

Vayeño es buen monte de oso en verano, et 
es la vocería desde ó solie estar la Torre de 
Riaño fasta Valde de parte de Encinas, et otra 



DON ALFONSO XI. 7I 

ala Piorneda, et es el armada en el collado de 
Sosa. 

£1 monte de Fermollína es bueno de oso en 
ivierno, et en verano, et son las vocerías, la 
una en la Peña contra Argobejo, desde el rio 
fasta el camino que va para Cabreros, et la 
otra en la Pandarronda, porque si pasare el 
venado que lo tomen al monte por esta arma- 
da. £t es el armada desdel Vado de Laso fas- 
ta el Eglesia que está só rio Molina. 

£1 monte de Val de Colina é Sosa es todo 
un monte, et es bueno de oso, et de puerco en 
verano. Kt son las vocerías, la una desde Pan- 
toriel por cima de la cumbre como vá, fasta 
la collada de Carande; et la otra desde Panto- 
riel por cima de la collada de Buscaid, et en- 
tra en el camino del Pando, et vá el camino 
arriba fasta el sendero de los Peones. Et es 
el armada al Hermita que es cerca de Val de 
Colina, que dicen Sant Chrístobal. 

ir Los montes del Priorto son estos, 

Buscaid del Pando, et Val de las Cortes, et 
Val de Ferruelo es todo un monte, et es bue- 
no de oso et de puerco en verano, et á las ve- 
ces en ivierno. Et son las vocerías, la una des^ 
de la casa del Patudo por cima de la loma fas- 
taasomante á Texerina. Et la otra desde Sanct 
Martin de Riazo por cima de la loma que vá 



72 BIBLIOTECA VENATORIA. 

por Mental fasta la Colkdíella de Biental; et 
U otra es en las Matas de Escontra la Ponja. 
Et son las armadas en los prados entre Mental 
et Príorio cerca una Hermita quel dicen Sancta 
Olalla. 

El monte de Buscaid que es entre Príorio et 
Caminago es bueno de oso, et de puerco en 
verano, et á veces en ivierno. Et es la voceda 
desdel sendero que vá de Prioiío para Cami* 
nago por cima de la loma fasta el camino que 
vá de Priorío para Siero et por el camino ade- 
lante fasta la collada de Miodes; et la otra des- 
de este otro lugar fasta cerca de Priorío de la 
otra parte contra el Pando. Et es el armada 
encima de la Granda sobre la Puente de la 
Ponja fasta el sendero que vá de Priorío para 
Caminago. 

El monte de Peñafiel es bueno de puerco en 
verano, et son las vocerías, launa contra Prio- 
río por cima de la loma, et la otra contra Sa* 
tiorde. Et es el armada en los prados que es- 
tán só la Ponja. 

ir Los montes de Morgovejo son estos. 

Val del Oso, et Val del Poyo con el monte 
de Caminago es todo un monte, et es bueno de 
oso, et de puerco en verano, et á las veces en 
ivierno. Et son las vocerías, la una desde la 
loma de Torales fasta el camino que vá para 




DON ALFONSO XI. 73 

Vergorio la sierra arriba por la loma de Val 
de Foya» et como vá al monte que está entre 
Camino, et Vesande; et ía otra desde monte 
de Camino por cima de la loma de Buscaid 
fasta asomante á la Peña. £t son las armadas 
á par de la loma por ó vá el camino de Mor- 
govejo para Torales. 

£1 monte de Espina es bueno de oso» et de 
puerco en ivierno et en verano, et es la voce- 
xia en el camino que vá de Rueda para Guar- 
do desde la loma asomante á Espina fasta cer- 
ca del campo de Cansóles. Et son las arma* 
das, la una en el campo de Cansóles, et la otra 
en el valle al camino que vá de Villa Coifa á 
Cansóles. 

Formigoso es buen monte de oso en verano, 
et son las vocerías, la una desde la Peña de 
Sanct Viceinte fasta la cueva del Culuebro; et 
la otra por cima del Puerto de Fontu. Et es el 
armada á la collada de Fuentes (i}. 

El monte de Conforízedo es buen monte de 
oso en verano, et son las vocerías, la una en- 
tre este monte, et Tauliza; et la otra en el ca- 



(x) En el Códice de Llaguno y Cerda se lee U sigoiente note: 
■Este mismo monte se puso ya en los pertenecientes k tierra de 
León, y ahora lo vuelye & nombrar en los de Morgovejo, por lo que 
parece ser ambos de un mismo nombre; pero implica que estando 
en diversa tierra sean las mismas las vocerías y armadas; bien que 
•a los MSS. del Escorial y de la Cartuja se hallan biú puestos.» 



74 BIBLIOTECA VENATORIA. 

mino que vá para Lombera. Et es el armada 
en los prados de Tamba. 

El monte de Texera es buen monte de oso 
et de puerco en verano, et son las vocerías la 
una por la collada de Sanct Cebriano, como 
viene al Pico de Monciego; et la otra por la 
sierra de Sobre Cueva. £t son las armadas la 
una en la collada de Faya, et la otra en la Foz 
de Ciso. 

Monte de Rey que es cabo la Puebla de 
Gordon, es buen monte de oso, et de puerco 
en verano. Et son las vocerías la una desde el 
Pico de Fontañan, et por la PQrtiella sobre 
Nocedo, et por los Eros fasta la sierra de Bar- 
ceniella. Et la otra desde el camino que viene 
de San Martin de Fuentefebra, fasta la Portie- 
Ua de sobre Nocedo. Et son las armadas, la 
una en la collada Dordiales, et la otra á Sanct 
Miguel de la Melerma, et la otra en el camino 
que vá de Sanct Miguel á la collada Dordia- 
les. Et que estén monteros, et canes de renue- 
vo en la collada que vá á la Portiella, et sobre 
los Serrejones deste camino que son á las es- 
paldas destas armadas, porque si el venado 
pasare que lo tomen. 

Alcedo, et Hozella et Busbusende es todo 
un monte, et es bueno de oso en todo tiempo. 
Et son las vocerías, la una por el lomo de Bus- 
busende, et por la collada de Sant Antón, et 



DON ALFONSO XI. J¡ 

por el lomo del Llamoso, et á la collada de 
Alcedo; et la otra por cima del Otoñal, et que 
descienda por sobre la loma de la Dehesa de 
Fojedo; et la otra al Escuyo de Fradarello que 
es de parte de Focella. Et son las armadas, las 
unas en los prados de contra Sant Antón, et la 
otra en la collada de Focella, et la otra en los 
prados de Alcedo. 

Fuentes es buen monte de oso en verano, et 
son las vocerías la una collada de Lomero fas- 
ta la Gotera; et la otra desdel hombro de so* 
bre Villa Sampliz fasta entre amas las coUa^ 
das. Et es el armada en Alcedo. 

El Haedo que es cabo Consuestre es buen 
monte de oso en verano: et son las vocerías, la 
una desde el Cueto de Sant Cebriano por cima 
la cumbre fasta la Peña que está entre Sancta 
Locía et Consuestre; et la otra desde la Cueva 
de Sant Cebriano fasta el Piélago de cabo soto 
de Prado, que yace cabo Vega de Gordon, et 
cabo Pielacente. Et son las armadas, la una 
en la collada que vá para Villar de Frades, et 
la otra en los prados de entre el monte, et Con^ 
suestre. 

La Quintina y Fuente Frea son dos montes 
buenos de oso en verano, et puédense correr 
en uno. Et son las vocerías, la una desdel co- 
llado de la Quintina por las mesas por cima de 
la cumbre fasta asomante Ajeras; et la otra vo^ 



j6 BIBLIOTECA VENATORU. 

oeiía por Lomo Bueno por cima de la cumbre, 
et que vuelva por Sancta Cruz fasta el valle 
que se yunte con la otra vocería. Et son las ar- 
madas, launa en el collado de la Fuente Frea, 
et la otra en el valle de Cabronerá entre la vo- 
cería, et el monte. 

La Texera de Val Porquero es buen monte 
de oso en verano, et son las vocerías, la una 
desde el Campanar de Bocíello por dma del 
Teleno de la Peña fasta el rio de la Foz en de- 
recho de la Cueva de Saludes; et la otra desde 
la Foz cabo el oriella del río fasta en derecho 
de la Eriella, et fasta Valporquero. Et es el 
armada á la Eglesia de Boociello (i). 

Bucey es buen monte de oso et de puerco 
en verano, et á las veces en ivierno. Et son las 
vocerías, la una desde la Peña en que está la 
cueva, que está al cabo della, á Foz de Cabras, 
et por ella arriba fasta el camino que viene de 
las breñas Daralla, et por el camino que sal 
contra la cueva de Cerredo. Et la otra desdel 
camino que sale para la cueva de Cerredo fas- 
ta la otra vocería, et sobre Labraña Redonda. 
Et sobre la Brañuela fasta Santa Cruz, etdes- 



(i) El Códice dt Llaguno y Ctrdá poae la aigvieate nota: «Aon* 
que ya te hizo mención del monte de la Texera , pero parece ser 
ette diitinto, pues dice: La Texera ie Val Porquero; y laa voceiiat 
y armadas son distintas.! 



DON ALFONSO XI. 77 

de Santa Cruz fasta la Peña que está sobre los 

Barrios^ et dende el collado ayuso, fasta que 

paresca Bebrímo. Et por allende del rio que 

descende por cabo Omera, desde el Pontón de 

Bebñno fasta la cueva de Paradiella. Et son 

las armadas, la una en el collado de los prados 

sobre las Breñas; et la otra entre la Quíntina, 

et Fuente Fría, et la otra entre el Cabraneró, 

et el collado de la Quintina; et la otra á la 

Foz del Corvo. 

ir Cabo Luna hay estos montes. 

Turze es buen monte de oso, et de puerco 
en verano, et algunas veces en ivierno, et son 
las vocerías, la una desde el campo delEscrí- f 

ta fasta el Árbol de Bovia, et la otra al valle 
de Canales; et la otra desde el prado de la 
Trelde, fasta las Ollas de Mora. Et son las ar- 
madaSy la una á la puente de la Pedrera, et la 
otra al prado de la Trelde. 

Erede es buen monte de oso, et de puerco 
en verano, et algunas veces en ivierno, et es 
la vocería por cima del puerto del Cuartero, 
et por cima de la loma fasta el monte de los 
Frades, et dende fasta el campo del Escrita. 
Et son las armadas, la una en Oter de Lago, 
et la, otra al prado de la Trelde. 

Mirantes es buen monte de oso en verano, 



7& BIBLIOTECA VENATORIA. 

Mon Malo es buen monte de oso en ve- 
rano. 

Vildedo et Carrío, et Monte del Arco es to- 
do un monte, et es bueno de oso en verano. Et 
son las vocerías, la una desde la Rubia fasta 
Cacaviellos, et desde Cacaviellos fasta la co- 
llada de Oblaneda, et desde la collada de Obla- 
neda por Cabalunal, et á los collados de Ruy 
Suarez, et por Valgrueso fasta la Peña del 
Porral: et la otra por el collado de Fuentes, et 
á la Foz de Cacaviellos, et por la carrera de 
Mon del Arco fasta la sierra deLenienal; et la 
otra desde Fuen Caliente por los collados de 
Guillenas fasta la cueva del Oso, et fasta el 
Foyo de Fustandin, et dende por los collados 
de sobre el Moanedo, que non pase á la Bre- 
zosa; et desde Moanedo fasta Oter de Siellas. 
Et son las armadas, la una en los prados de 
Vildedo, et la otra cabo la Mata de Gramedo, 
et la otra á los prados de Llaven. 

Fayo es buen monte de oso en verano, et 
son las vocerías la una por cima de la Peña de 
Sancta Maria del Cuartero fasta el collado de 
sobre Coserá, et la otra desde Sancta María 
del Cuartero Sopeña, fasta el Teso de sobre 
Sancta María de Villalain, et dende á la Peña 
del Cuervo en derecho de Langar. Et son las 
armadas, la una sobre la Eglesia de Láveles, 
et la otra en el camino que vá de Láveles para 



DON ALFONSO XI. jg 

Sancta María del Cuartero encima del co- 
llado (i). 

Rio de Pereda es buen monte de oso en ve- 
rano, et son las vocerías, la una desde el agua 
que descende de Piedras Fitas, et se mezcla con 
el río Davelgues, et la Oxa arríba fasta enci- 
ma de la casa del Ermitan, porque non pase 
á Piedras Fitas; et la otra desde la casa del Er- 
mitan, el lomo ayuso fasta la puente de Villa- 
lain que non pase á Rio de Molina, et la otra 
por sobre Sancta María de Villalain fasta el 
collado de Láveles que se allega á Sopeña, et 
por sobre la sierra de Sopeña fasta el Pozo de 
las Gralleras. Et son las armadas, la una por el 
camino Despino, et la otra en Buz de Sa- 
queros. 

ir En tierra del Vierzo hay estos montes. 

El monte de Alba es buen monte de oso, et 
de puerco en verano. Et es la vocería en el 
Castañar de Gallegos, et dende ala Cabeza D'a- 
moary et por Castro de Ferreyra fasta en Os- 
moríños. Et son las armadas, la una en Torre 
del Toural, et la otra á las Pereheñas. 

Vallina es buen monte de oso, et de puerco 
en verano, et en ivierno. 



(x) Todo este p&rrafo relativo al monte Fayo, f^lta ep |a edi- 
ción de Argote de Molina. 



9o BIBLIOTECA VENATORIA* 

Coyña es buen monte de oso, et de puerco 
en todo tiempo. 

Las Médulas es buen monte de oso et de 
puerco en todo tiempo. 

Campallana es buen monte de oso et de 
puerco en verano, et en ivierno. 

Valdarcayo es buen monte de oso, et de 
puerco en todo tiempo. Et es la vocería desde 
Sanct Johan fasta la Peña Palomera, et de Pe- 
ña Palomera fasta el río. Et es el armada al 
rio de Perreros. 

Recuenco, et Val de Agüera es todo un mon- 
te, ét es muy real monte de oso, et de puerco 
en todo tiempo. Et son las vocerías, la una 
desde la Peña del Puerco fasta encima de las 
Encrocijadas; et por cima de la cumbre de las 
Encrocijadas fasta Solanedo la cumbre ade- 
lante, que tengan los rostros contra Val de 
Agüera; et de Solanedo fasta la Peña del Cuer- 
vo; et de Solanedo otrosí fasta la Peña Ota- 
dera, et la loma adelante fasta el Llano de En- 
cinillas, et que decenda fasta el Llano de Por- 
tiello. Et que estén monteros que deseñen en 
la Peña Otadera, et con canes para renovar; 
porque si soltaren en Val de Agüera, que de- 
jen pasar el venado al monte del Recuenco, et 
que no lo dejen pasará Val de Agüera. Et son 
las armadas, la una á Sanct Julián, et la otra 
al rio de Ferreros, 



DON ALFONSO XI. 8l 

La Solana de las Peñas es buen monte de 

oso, et de puerco en todo tiempo. 
Tebra es buen monte de oso et de puerco en 

todo tiempo. 
I^ sierra de Sanct Pedro es buen monte de 

puerco en ivierno, et en verano. £t es la vo- 
cería desde Sanct Andrés por cima de la Peña 
de la Becerra fasta las cuevas de Castro. Et 
son las armadas, la una á Tonenzo, et la otra 
al coso de las cuevas de Castro, et la otra á 
Robrechano, et la otra al Aviado. 

Morian es buen monte de puerco en ivier- 
no. Et son las vocerías desde Peñoto por cima 
de la sierra, et por Peña Alba fasta en el Coso. 
Et de la otra parte por el camino que vá para 
Sanct Martino de Primen, et por ViUonta al 
Escrita. Et son las armadas al Agua de Sancta 
Marina, et al Coso. 

Poyo Bueno es buen monte de oso et de 
puerco en ivierno. Et son las vocerías, la una 
desde el Agabazal por el camino del Pero fas- 
ta la casa de la Fuent-rFria, et la otra del otro 
cabo del rio desde Monredondo por la Pobra, 
et por el camino de Texediello fasta Cotanie- 
Ua; et desde Peña Luenga fasta Sanct Fagunt. 
Et son las armadas á la Portiella del Vado. 

Val de Osos que es cabo Monredondo, es 
buen monte de oso en ivierno. Et son las vo- 
cerías, la una en la Foz de Monredondo por 

TOMO II, 6 



8a BIBLIOTECA VENATORIA. 

cima de la cumbre fasta la Peña del Esculca, 
et dende como vá al prado de Bustarey (i): et 
la otra desde la Peña de las Grajas fasta el va- 
lle de Val de Osos. Et son las armadas, la una 
en el prado de Bustarey, et la otra en el teso 
de Monredondo. 

El monte de la Molina que está de yuso del 
aldea de Fuent Cebaden, es buen monte de oso 
en ivierno. Et es la vocería desde la Peña del 
Gato por cima de la cumbre, fasta la Degolla- 
da, et dende á la Molina, et al prado de Bus- 
tarex: et otra vocería en el teso de Robre de 
Corzo desde el agua fasta cima del Campiello. 
Et es el armada en este mesmo prado de Bus- 
tarex. 

Rio de Lavas es buen monte de oso, et de 
puerco en ivierno. 

Mendoñuelo es buen monte de oso en ivier- 
no, et son las vocerías, la una en fondón del 
Agua de Ferreros, fasta la cabeza de Porque- 
ros; et la otra desde Coso fasta encima de la 
Peña del Ciervo. Et son las armadas, la una 
al Coso, et la otra á Las Redes (2). 

Le3rtoso es buen monte de oso en ivierno, 
et son las vocerías por cima de la sierra de 



(z) Léase Bustarex. 

(i) Este párrafo del monte Mendofiaelo falta todo entero en U 
edición de Argote de Molina. 



DON ALFONSO XI. 83 

Mazanal, et por Valbueno fasta la Fuente de 
Cabrera. £t son las armadas al camino de San- 
tibañez de Montes (i). 

Ucero es buen monte de puerco en ivierno. 
Et es la vocería por cima de la casa de Don 
Remiro fasta Val de Picos. Et son las arma- 
das en el llano de Val de Picos (2). 

Rio de Selmo es buen monte de puerco en 
ivierno. Et es la vocería desde Aguilar de Ras- 
tra fasta Sobredo: et es el armada al prado que 
dicen Rio Selmo. 

Tabladiello es buen monte de puerco en 
ivierno, et son las vpceiías desde Compludo 
por cima de Mon Padre, et por cima del co- 
llado, fasta el camino Francés. Et son las ar- 
madas en Casasola. 

Uzediello es buen monte de oso en ivierno. 

Val Mayor es buen monte de oso et de puer- 
co en ivierno. 

Ciruñales es buen monte de oso, et de puer- 
co en ivierno. 

Mon Mayor es buen monte de oso et de puer- 
co en ivierno. Et son las vocerías la una por 
la corona de Mon Mayor fasta el agua de Bo- 



(i) También falta todo este párrafo, en que se describe el mon- 
te LtytoaOt en dicha edición de Argote de Molina. 

(2) Asimismo carece de este pCirrafo, en que se habla del mon- 
te Ucero, la edición de Argote de Molina. 



84 BIBLIOTECA VENATORIA. 

nicas; et la otra desde el campo de las Arcas 
fasta en cabo de los molinos de Prada. c£t es 
•el armada sobre el Fqgedo á Somajarín en un 
•camino que hí está.» (i) 

El monte de Fogedo es buen monte de oso, 
et de puerco en ivierno. Et son las vocerías, la 
una desde las Tajadas iasta el Barbajal, et 
dende al molino del Calviello, et dende fasta 
el Cueto de Can de Vacas, et dende al Agua 
de Carbajo, et de Irago, et dende al Castiello 
de Chapuz, et dende áPeña Cabrera, et dende 
á Amas Mestas, et dende al Agua de Meyrue- 
los, et dende á Peña Utrera. Et son las arma- 
das sobre el Fogedo á Somajarin en un cami- 
no que hi está. 

La Dehesa de Majarín es buen monte de 
puerco en todo tiempo. Et son las vocerías, la 
una por la cumbre de Almajarín fasta el cami- 
no Francés, et la otra á la Hoz. Et son las ar- 
madas, la una al collado de la Puebla, et la* 
otra al prado de Bustarex. 

Las Rozadas es buen monte de puerco en 
ivierno. 



(z) Adición de otrm letra al Códiu I BscuriaUítst, 






CAPITULO VI. 
De los montes de tierra de Asturias, 

L monte del rio de Píndíel es buen 
monte de oso en verano. Et son las 
voceilas la una desde Espalda de Ca- 
ballos fasta la collada de Bustantin 
fasta los Pozos; et desde los Pozos la collada 
Siyuso fasta los Comles. Et es el annada en la 
collada del comunal. 

Val Grande es muy real monte de oso en 
verano, et es uno de los grandes montes que 
ha en nuestro Señorío. Et son las vocerías des- 
de el rio de Salas fasta Estada de Rey, fasta 
el soto de Caballos et desde el soto de Caba- 
llos fasta la collada de la Rubia, et desde la 
collada de la Rubia fasta la collada Blaneda; 
et desde la collada de la Blaneda fasta Tira la 
Comal, et desde Tira la Comal fasta el Palo de 
la Bovia, et de la Bovia á la casa de Tibigra- 
cias fasta el rio de Salas. Et son las armadas, 
la una en Estada de Rey, et la otra en la co* 
Uada de Población. 



86 BIBUOTBCA VENATORU. 

Lande Cerezal es buen monte de oso en ve- 
rano. Et son las vocerías, la una desdel cami- 
no del Esculca por sobre la Reguera de río 
Regayo fasta la CoUadiella de Payares. Et des- 
de la Colladíella fasta el río de Salas, et fasta 
el camino que viene de la Población, et dende 
por el Pandiello arríba de Población fasta la 
casa de Tibigracias, et dende fasta la Piedra 
del Esculca. Et es el armada á la casa de Lian 
de Cerezeda. 

El monte de Robres es buen monte de oso 
en verano. 

Venuque que es cabo Salas es buen monte 
de oso, et de puerco en todo tiempo. Et e6.1a 
vocería al llano de Piedras et á Llamazar, et 
á las Astas, et á Tazalonga, et á Fontanos, et 
á la Cabeza de Entre Rios. Et son las armadas, 
la una á Peña Aosan, et la otra al Penidal. 

Rio de Palacios que es cabo el Espina, es 
buen monte de puerco en verano. Et es la vo- 
cería desdel Estellero por cima de la cumbre 
fasta el collado de Faedo, et á la Peña del Ga- 
llo, et á la Cabeza de Basuredo, et al Arca de 
Canales, et al Agua de Trasoras, let al Pico de 
Cutaríello, et á la casa de Palaz, et al Pico de 
la Corba, et al Bustiello. Et son las armadas, 
la una al llano de Braña Longa, et la otra en 
el camino del Espina. 

Perrera et la Molina es buen monte de oso 



DON ALFONSO XI. 87 

en verano, et son las vocerías, la una á las co- 
lladas, et la cumbre ayuso fasta el río, et la 
otra allende del rio que non pase á Somiedo: 
et la otra por cima de la Foz que es sobre la 
Molina. Et es el armada en Granda Muelle. 

Veduledo que es cabo Tineo, es buen mon- 
te de oso en todo tiempo; et son las vocerías, 
la una al Cabezo de Peña Viada, et dende á 
Castañera fasta Nembredo el cerro ayuso fas- 
ta el Agua de Marcia; et la otra por cima del 
cerro de la Barrosa fasta el carril de la Tra- 
pa. Et son las armadas, la una en el carril de 
la Trapa, et la otra al lomo de la Trapa con 
la Barrosa. 

Los Valles et Riodese es buen monte de 
oso en verano. Et son las vocerías, la una des- 
de Coviella por cima de la cumbre fasta los 
brazos de Rio Corva. Et desde las Buydas de 
Fonton fasta las Peñas de Fonton. Et desde 
la Ascucha de Fontantiga fasta el valle de Mo- 
Ueroso, et dendé poí el Pico de Tohnantos fas- 
ta la Vidur. Et dende á la collada de Ribada- 
res, et la otra desde Vallin Corto fasta la sier- 
ra de Cerediel, et dende al Antigua, et fasta la 
Alba de Sango, et dende al valle de la Cuer- 
va, et desde el valle de la Cuerva fasta Bra- 
ñuas, et de Brañuas á Paradella, et dende al 
Pico de Fonfaraño, et dende á la collada del 
Pico de Fonfarango, que se contiene con la 



88 BIBLIOTECA VENATORIA. 

cabezs de Riodese. Et son las armadas, la una 
á la vega de Recorva, et la otra á la vega de 
BosDuevo, et la otra á la Siella del Posadero 
con la Sepera. 

El rio de Oveilero es buen monte de oso 
en verano. Et son las vocerías, la una desde 
el collado de Monte Forado por el camino que 
vá contra Val de la Vaca et la ciunbre ajmso 
fasta el rio de Oveilero; et la otra desde Colla- 
do, por cima de la cumbre fasta la Campa de 
la Marca. Et son las armadas la una en Ser- 
rato, et dos en el camino que vá de Valparaí- 
so ¿ Goires, et otra en la casa de Valparaíso. 
Et que estén canes de renuevo á la Cruz de 
las Domiellas. 




CAPITULO VII. 

De los mofiUs de tierra de Gallicia. 

L monte de Sanct Esteban, et Rio de 
Palacios es todo un monte, et es bue- 
no de oso en todo tiempo, et á veces 
hay oso. Et son las vocerías por los 
Payzaes fasta Valcova, et que entre el vado 
de Cerredo, et dende al Castañoso, et á Pala- 
dos, et dende á la Silva de Llamas, et dende 
al Heistoso, et al camino Francés. Et es el ar- 
mada en Sanct Esteban, que está en medio de 
amos los montes. 
El Texedo es buen monte de oso en verano. 
Riobueno, que es entre la Puebla de Buron, 
et Fontaneyra, es buen monte de puerco en 
verano. 

Salgueyras, que es entre la Puebla de Bu- 
ron, et Fontaneyra, es buen monte (i) 



(z) El Códice de la Cartuja de Sevilla pone aquí punto final, y 
«1 de Plüonwres pono pontos tiMpensivoi. 



gO BIBLIOTECA VBNATORU. 

Coviledo, que es en cabo Fontanería» es 
buen monte de (i) 

El monte de Labio, que es entre Castro 
Verde, et Lugo, es b)ien monte de puerco en 
todo tiempo. 

Sotomerílle es buen monte de puerco en to- 
do tiempo. 

Recamonde es buen monte de puerco en to- 
do tiempo (2). 

Fraga Daranga, et Amas Mestas, que es ca- 
bo Caraballo Torto, es todo un monte, et es 
bueno de puerco en todo tiempo. 

El monte de la Barrosa es bueno de puerco 
en todo tiempo, et son las vocerías, la una des- 
de Bondoya fasta Coce de Prazo; et la otra de ' 
Villariño fasta Moscoso. Et son las armadas, 
la una á Coce de Prazo, et la otra sobre Mos- 
coso. 

El Monte Dagavia es bueno de puerco en to- 
do tiempo: et son las vocerías, la una desde 
Caruqiíe fasta ViUavid; et la otra de la Cabre- 
ra fasta la puente de Trasanquelos. fEt son 



(i) El Códice de la Cartuja de Sevilla pone punto en U paU- 
fan monte, y el de Palomares afiade la palabra de jloi puntoasut- 
penaivos. 

(3) En la edición de Argote de Molina no le cita eate monte. 
Anotamos nada m&s que la falta completa de la descripción de al- 
gunos montes: que si fuéramos & citar las faltas de palabras, frases 
y periodos, tendríamos que anotar casi todas las pftginaf . 



DOK ALFONSO XI. 9I 

•ks armadas, la una á esta puente de Trasan- 
•quelos, et la otra sobre la Iglesia de Felguei- 
ira.i (i) 

Regó de Boy, que es cerca de la Cuniña, es 
buen monte de puerco en todo tiempo. 

Ibia de Muron es buen monte de puerco en 
todo tiempo. 

Las £rvede3nra8 es buen monte de puerco en 
todo tiempo. 

Montejalo es buen monte de puerco en ve- 
rano. 

£1 monte de Miranda es bueno de puerco en 
todo tiempo. 

£1 monte de Carbonera es bueno de puerco 
en todo tiempo. 

Conria, et Riveyro es todo un monte, et es 
bueno de puerco en todo tiempo. 

1Í Entre Sarria^ et Triacastela hay estos montes. 

La ladera del monte de Sanct Maos es buen 
monte de puerco en ivierno, et en verano. £t 
es la vocería por cima de la cumbre. £t es el 
armada en la loma que es entre este monte, et 
Portaferreira. 

£1 monte de Portaferreira es buen monte de 
oso en verano. 



(i) Adición de letra diferente al Códiu I Bsctmakitu, 



gi BIBLIOTBCA VENATORIA. 

£1 monte de Nande es buen monte de oso, 
et de puerco en verano. 

£1 monte de Avariña Dabiaedo, et Rio Sa* 
momedi es muy buen monte de oso, et de puer- 
co en verano. £t son las vocerías la una por 
cima de la cumbre, et la otra en la loma que 
es entre este Monte, et el monte de £ribio. Et 
es el armada en la loma que está entre este 
monte Davariña Dabraedo (i), et Rio Samo- 
medi. 

El monte de Eribio es muy real monte de 
oso en verano. Et son las vocerías, la una por 
cima de la cumbre, et que estén renuevos en 
las dos lomas, que están en medio deste mon- 
te, et la otra vocería desde la cumbre, la loma 
ayuso, fasta el camino Francés que vá al Pa- 
droño. Et son las armadas en el camino Fran- 
cés, que vá de Triacastela al Padroño. 

ir En Valcarcel hay estos monUs, 

Trasmonte, que es cabo Sanct Feiz, es buen 
monte de oso en verano, et es la vocería por 



(x) A prop68Íto de haberse escrito en este párrafo un nomlve 
propio de dos maneras, el monte de Avariñas, y Davariñas, de— . 
bemos advertir, que hemos respetado estas y otras machas varian- 
tes por el estilo, que solamente afectan al sonido de las palabras, 
porque asi se encuentran escritas en los Códices, y porque revelan 
que entonces se pronunciaban diversamente. Esto es aplicable k 
todas las dem&s que se irJm notando. 



DON ALFONSO XI. 93 

el collado del Azebo, et por el Xexo de Rio 
Gontin, et por Castro de Paredes, et dende á 
la Cabeza de Val de Veríños. £t es el armada 
en la serra. 

El monte de Val Escuro de cabo Perexe, es 
buen monte de oso en verano. Et es la vocería 
por cima de la cumbre de Cabezadéyros, et por 
las Lobezeyras, et dende á la Peña de Ornen» 
et al Pico de Cantadóyra. Et es el armada en 
la vega de Perexe. ' 

La ladera de Val de Lobas, que es cabo 
Villafailde, es buen monte de oso en verano. 
Et es la vocería por el Antigua de Rallaos, et 
por los collados de Val de Lobas, et por Sope- 
ñas. Et es el armada en Chandedradas, que es 
en la sierra de Trígaes. 

El monte que dicen el Morían, es buen mon- 
te de oso en verano. Et es la vocería en la sier- 
ra del Villar, et por Piedra Fita fasta en el 
puerto de Noz. Et es el armada en las lagu- 
nas del Villar. 

El monte de Oscáscaros de Consa es buen 
monté de oso en verano. Et son las vocerías, 
la una en Ocastro de Oscáscaros, et dende á 
Monte Redondo, et fasta encima de Val de 
Bueytre, et por el camino das Barreríñas de 
Peña Furada. Et es el armada en Zorita, 




CAPITULO VIIL 

De los montes de tiara de Salamanca^ et de Mi- 

randa f ei de Montemayor^ ei Béjar^ et de 

Granadiella. 

L Cervero, que está sobiie el Esco- 
rial, es buen monte de oso, et de 
puerco en la otoñada, et en el ivier- 
no. £t son las vocerías la una desde 
el Pico del Puerco fasta Nava Redonda; et la 
otra por el camino que viene de Nava Redon- 
da al Escorial: et la otra de parte del Escorial 
fasta encima de la sierra. Et es el armada en el 
collado de los Veneros en par de Peña Falcon. 
El monte de la Palla, que está sobre Vale- 
ro, es buen monte de oso en la otoñada, et en 
el ivierno. Et son las vocerías, la una por ci- 
ma de la cumbre de la sierra contra Nogales: 
et la otra por cima de la cumbre de Peñafal- 
con: et la otra por cima de la cumbre contra 
Valerp: et la otra de parte del rio contra Sanc- 
tivañes. Et es el armada al rio de Alagon en 
par de Gonzalo Amargo. 
El monte del Ciruelo es buen monte de oso 



DON ALFONSO XL 95 

en la otoñada, et en el ivierno. Et son las vo- 
celias, la una pasante las Aceñas de Texeda 
fasta en par de Nava Redonda: et la otra 
aquende del camino que viene del Escorial á 
los Veneros. Et es el armada en el collado de 
los Veneros. 

El monte de Valmedroso, que es entre San- 
tivañez, et Monleon, es buen monte de oso en 
la otoñada, et en el ivierno. Et son las voce- 
rías, la una desde Sancta María del Rando, 
por el Cabezo de la sierra fasta la Iguaríza; et 
desde la Iguaríza contra Valero fasta Sanct Es- 
teban. Et es el armada en Sanct Esteban (i). 

£1 monte de la Sierpe, et la Cabeza de Sanc- 
ta María, que está en par de Sanct Miguel, es 
buen monte de oso en la otoñada, et en el 
ivierno. Et son las vocerías, la una desde 
Sanct Miguel por el camino que vá á Linares 
fasta en derecho de la Foz de Valmedroso; et 
la otra por el camino que viene de Linares al 
Endrinal; et la otra por la Foz que non pase 
contra Miranda. Et es el armada en Val de 
Sanct Esteban (2). 

El monte de Fituero que está encima de San- 
tivañes contra Monleon es buen monte de oso 



(x) Todo este pftmfe falta en la edición de Argote de Molina, 
(a) TambÍMi falta todo este p&rnfo en la citada edidon de Ar— 
gote de Molina. 



96 BIBLIOTECA VENATORU. 

en la otoñada, et en el ivierno. Et son las vo- 
cerías, la una por cima de la cumbre de la Pe- 
ña del Filero, et la otra por el camino que vá 
de Santivañes á Salamanca; et la otra por Val 
de Zapateros ayuso contraSantivañez, quenon 
pase á la Gallega. £t es el armada en la Dehe- 
sa de Santivañes (i). 

El monte de las Ombrías, que está só el Mo- 
leniello contra Alango, es buen monte de oso 
en la otoñada, et en el ivierno. Et son las voce- 
rías, la una por cima de la cumbre del Moli- 
niello contra Salgosin: et la otra de parte de 
Sancta María del Llano fasta el rio de Alango: 
et la otra por la Carrera, que vá de Santivañez 
á Miranda, fasta las viñas de la Villa: et la otra 
desde Alagon por Val de Paraiso arriba fasta 
los castaños de Miranda. Et es el armada al 
llano de los Castaños. 

La Negraleda de Valdestelleros, et Val de 
Cerezos es todo un monte, et es bueno de oso 
en la otoñada, et en el ivierno. Et son las vo- 
cerías, la una por la cabeza de Garbanzal fas- 



(x) Lo mismo que hemos dicho en la nota de la p&gina 92, deci- 
mos de las variantes que se notan en este párrafo, donde se dice 
Santivafies y Santivafiejr, cuando dos p&ginas antes hemos leido 
San^tivaftes, y en alguna otra parte Santitefies. 

De la variedad con que se escribían entonces muchas palabras 
hay ejemplos en cada pftgioa: invierno, ivierno; despoes, de— 
poes, etc. 



DON ALFONSO XI. 97 

ta Salgosin, et á la cabeza de Pinedas: et la 
otra por cima de la cumbre de Salgosin fasta 
Val de Astelleros: et la otra por cima de Val 
de Cerezos fasta Valfondo. £t es el armada 
encima de Valfondo. 

Val de Palacios, que está só el Rencon de 
Miranda, es buen monte en la otoñada de oso, 
et en el ivierno. £t son las vocerías, la una 
por dma de la cumbre de Val de Palacios fas- 
ta Pinedas, et dende fasta el rio de Alagon fas- 
ta la vega de en par de Salinas. Et es el ar- 
mada en esta vega en par de Salinas (i). 

£1 monte de Salinas que es entre Alagon, et 
Francia es buen monte de oso en la otoñada, 
et en el ivierno, et son las vocerías, la una des- 
de Alagon como comienza en par del Rencon 
fasta el rio de Francia: et la otra de la otra 
parte del río de Francia fasta en par de las 
Nevazuelas. £t es el armada á los Casares de 
Salinas. 

El Arroyo del Chingal, que está entre Sanct 
Martin et Miranda, es buen monte de oso en 
la otoñada, et en el invierno. Et son las voce- 
rías, la una por cima de la cabeza de Maman 
fasta el Aldeyuela: et la otra desde en par de 
Sanct Martin, fasta en par de la casa de Don 



(x) Este párrafo, con la descripción del monte de Val de ^la- 
f clos, Islta todo tntero en la edición de Argote de Molina. 

TOMO n. 7 



gS BIBLIOTECA VEMATORU* 

Diego por la cumbre: et la otra desde Sanct 
Martin del Castañar fasta Maruan. Et es el ar- 
mada á los Casares, que están s6 el Aldeyuela 
en par de Francia. 

La Xara de Santa Marina, que está entre 
Miranda et Gard Buey, es buen monte de oso 
en la otoñada, et en el ivierno. Et son las vo- 
cerías, la una á la olla de Garci Buey, et den- 
de fasta los Castaños, por cima de la cumbre; 
et la otra en par de Sequeros fasta el rio de 
Mirandiella Seca; et la otra en par de las casas 
de Mari Domingo por cima de la cumbre. Et 
es el armada á los castaños contra las vi- 
ñas (i). 

El Robredo de Miranda es buen monte de 
oso en la otoñada, et en el ivierno Et este non 
ha voc^a salvo homes que deseñen en los 
altos del monte. Et es el armada en el lla- 
no (2). 

El monte de Quelama es buen monte de 
oso en la otoñada, et en el ivierno. Et son las 
vocerías, la una desde Peña Bu3rtrera por las 
casas de las Corchas fasta el Castillo Vieio; et 
dende por el llano fasta el arroyo de Cerezo, 
et por el llano de Cipdat ayuso. Et es el ar- 



(x) En la edición de Aifote de Molina falta este p&mfo, qoe 
comprende la descripción del monte de la Xara de Santa Marina. 

(a) También falta en la edición de Aigote de Molina el pfcrrafo 
relativo al monte Robredo de Miranda. 



J 



1 



DON ALFOKSO XI. 99 

mada en el collado que está de yuso del Cas- 
tiello Vieio (i). 

La Foz de Maman es buen monte de oso en 
la otoñada, et en el ivierno. £t son las voce- 
rías, la una por cima de la cabeza de Maman 
íasltSL el Aldeyuela: et la otra desde en par de 
Sanct Martin fasta en par de ia casa de Don 
Di^o por la cumbre: et la otra desde Sanet 
Martin del Castañar fasta Maman. Etesel ar- 
mada á los casares que están sobre la Alde- 
yuela en par de Francia. 

. ir En tierra de Montemayor hay estos montes. 

La Xara del Colmenar, que está entre el Col- 
menar, et Val de Palacios, es buen monte de 
oso en la otoñada, et en el ivierno. £t son las 
vocerías, la una por cima de la cumbre contra 
Val de Astelleros: et la otra por cima del valle 
contra, el Colmenar. £t es el armada en fondón 
de la Xara contra Palacios cerca del arroyo. 

Val de Castañar, et la Covatiella, que está 
entre la Nava et Forcaio es todo un monte, 
et es bueno de oso en la otoñada et en el ivier- 
no. £t son las vocerías, la una por cima de la 
cumbre contra Val Travieso: et la otra por cima 
de la cumbre del Colmenar por el Verezaleio 



(x) Carece admismo la edición de Argote de Molina de la des* 
eripdMi dd monte de Qudama. 



lOO BIBLXyTBCA VBNATORIA* 

fasta el rio. Et dende fasta encuna de la Cabe- 
za del Asno. £t es el armada alas Eras de Val- 
delaxebe. 

La Dehesa de Aldea Seca, et la de la Nava 
de Aldea del Adpreste es todo un monte, et 
es bueno de oso en la otoñada, et en el ivier- 
no. Et son las vocerías las sobredichas de Val 
de Castañar et de la Covatiella; et el armada 
esamesma. 

La Dehesa de ValEscoboso, et la Palvia es 
todo un monte et es bueno de oso en la otoña- 
da, et en el ivierno. Et son las vocerías, la una 
por dma de la cumbre contra Valtravieso: et 
la otra por cima de la cumbre del Colmenar 
por el Berezaleio fasta el río. Et dende fasta 
encima de la Cabeza del Asno. Et es el arma- 
da á las Eras de Valdelaxebe. 

Los Pedrosos, que están sobre las viñas de 
Montemayor, es buen monte de oso en la oto- 
ñada, et en el ivierno. Et son las vocerías 
las sobredichas del monte de Val Escoboso, 
et las armadas esas mesmas; pero ha mester 
otra vocería por cima de Val de Aparicio fas- 
ta la carrera que vá de Valdelaxebe á Lagu- 
niella: et dende por la carrera fasta Valdela- 
xebe. 

La Garganta de Resnon, que está sobre la 
casa de Joan Andrés, es buen monte de oso en 
la otoñada, et en el ivierno. Et son las voce* 



DON ALFONSO XI. ZOI 

lias, la una por cima de la^cumbre contra Val- 
travieso: et la otra por cima de la cumbre del 
Colmenar por el Berezaleio fasta el río, et den- 
de fasta encima de la Cabeza del Asno. Et es 
el armada á las eras de Valdelaxebe. 

£1 Barrejo, que está en par del vado, et la 
Texediella es todo un monte, et es bueno de 
oso en la otoñada, et en el ivierno. Et son las 
vocerías las sobredichas de la Garganta de 
Resnon, et el armada esa mesma. 

Val de Trosiello es buen monte de oso en 
la otoñada, et en el ivierno. Et son las voce^ 
tías la una por cima de la cumbre de Xergon 
fasta en par de Lagunilla: et la otra por cima 
de la Cabrera fasta encima de Val de Pa- 
lacios. Kt son las armadas la una encim'a de 
la Iglesia de Xergon, et la otra en par del ar- 
royo. 

La Dehesa de Villorín es buen monte de 
oso en la otoñada, et en el ivierno. Et son las 
vocerías, la una desde el camino que viene del 
cerro para Lagunilla por cima de la cumbre 
fasta en par de Villoría: et la otra desde en 
par de las casas del camino fasta el monte de 
Montemayor. Et es el armada en los llanos 
de Villoría. 

La solana de Vanos es buen monte de oso 
en la otoñada, et en el ivierno. Et son las vo- 
cerías la una desde en par de la Peña Caba- 



IOS BIBLIOTECA VENATORIA. 

llera fasta las viñas de Vanos: et la otra por 
cima de la cumbre de Peña Caballera fasta el 
Castañedelo: et dende por cima de la cumbre 
fasta en par de la Vaqueriza del Castiello, et 
dende por Fon fasta en par de la Cabeza del 
Castiello: et dende por fondón de Val de la 
Matanza fasta el río de Crabos: et dende el río 
arriba fasta en par del Verdugal. £t es el ar- 
mada encima del Verdugal s6 la Cabeza de 
Sanct Ervas. 

Val de Fermosiellos es buen monte de oso 
en la otoñada, et en el ivierno. Et son las vo- 
cerías la una desde encima de la Cabeza del 
Castiello por cima déla cumbre fasta en fondón 
del Alcornocal: et la otra desde en par de Val 
de Matanza fasta encima de las Cabezue- 
las del Alcornocal del Abadía. Et es el arma- 
da en el Alcornocal pequeño, entre amos los 
valles. 

La Xara de los Robres de la Cañada es buen 
monte de oso en la otoñada, et en el ivierno. 
Et es la vocería por cima de la cumbre de Val 
de Fraguas fasta el Guijo Blanco. Et es el ar- 
mada encima de la Nava de los Fresnos en el 
Berezal. 

Val de Fraguas, que está so Lagunilla, es 
buen monte de oso en la otoñada, et en el 
ivierno. £t son las vocerías, la una por cima 
de la cumbre de la Grant Cabeza, que está so«- 



DON ALFONSO XI. XO3 

hre Val de Fraguas; et la otra por la cabeza 
ayuso fasta la Xara de los Robres. Et es el ar- 
mada encima de la Nava de los Fresnos en el 
Berezal. 

La Dehesa del Arco, et la Vaqueriza, et el 
ombria de Fomacinos es todo un monte, et 
es bueno de oso en la otoñada, et en el ivierno. 
Et es la vocería desde encima de la Vaqueriza 
fasta encima del Castiello. Et es el armada 
entrada de la Xara en par del Castiello de 
Fomacinos só la carrera que viene de Monte- 
mayor para el Abadía. 

La Dehesa del Abadía es buen monte de 
puerco en todo tiempo. Et son las vocerías, la 
una desde en par de Aldea Nueva fasta el Al- 
cornocal, fasta en par de la Abadía; et la otra 
desde en par del Aldea Nueva fasta el Alcor- 
nocal de allende el rio. Et es el armada á la 
vega pasante cd río de contra Val Fermosiello. 

f En tierra de Béjar hay estos montes. 

La Garganta que está sobre las Vecedas, 
que es entre Béjar, et el Barco, es buen mon- 
te de oso en verano. 

La Garganta del Forcinos que está sobre 
Béjar, es buen monte de oso en la otoñada, et 
en el ivierno. 

El monte del Forcino, que es cabo Ervas, 
es buen monte de oso en la otoñada, et en el 



I04 BIBLIOTECA VENATORIA. 

ivierno. £t son las vocerías, la una desde la 
Majada del Guerrero fasta la Cabeza de Nava 
Muño, et dende fasta el collado de las Vacas, 
et del collado de las Vacas fasta los Cellirue- 
los, et dende por cima de la Garganta de Por- 
cino, fasta la Peña de Pié Naharro: et la otra 
desde la Peña de Pié Naharro por collado Se- 
quiello, fasta el collado de la Centenera, et la 
otra desde las viñas de la puente Centenera, 
Pié de Muño Pedro arriba, fasta la Foyuela: 
et lá otra desde la Majada del Guerrero a3ru- 
so, todo el Pié del Guerrero a3ruso, fasta las 
casas de Domingo Miguel, et dende fasta 
las viñas de los Colladiellos. £t es el arma- 

da (i) 

La Dehesa et la Garganta del Rey, et la 

Garganta de Dahuron que es cabo Ervas, es 
todo un monte, et es bueno de oso en la oto- 
ñada, et en el ivierno. Et son las vocerías, la 
una por el Pié de Muño Pedro arríba, fasta el 
collado de la Centenera, et dende al Colladie- 
Uo Seco, et desde el Colladiello Seco fasta la 
del Risco, et dende fasta encima de la Peña de 
Pié Naharro, et la otra desde Pié Naharro 
fasta los Cervunales> et dende fasta la ^Some- 



/ 



(i) Aqui d«ja incompleta la frase el (MLiu dé la Cartuja de Ser- 
villa, ún punto ni ningon otro signo ortogrlifico, mientras el de 
Momarea lo indica con loa puntos suspensivos. 



DON ALFONSO XL IO5 

la, et de la Somera al Colladiello fondo; et 
dende fasta la cabeza del Molino. Et son las 
armadas, la una á las Fuentes, et la otra al 
Porcino de Domingo Ervas. 

La Cabeza de Ervas es buen monte de oso 
en la otoñada, et en el ivierno. 

La Garganta de Majada Luenga, et los Na- 
harríellos, et la Garganta las Albarranas, que 
es sobre Ervas, es todo un monte, et es bueno 
de oso en la otoñada, et en el ivierno. Et son 
las vocerías, la una desde la puente de los 
Santos fasta la Cabeza Arquera, et al collado 
de la Careaba, et dende Pié Rodrigo arriba, 
fasta el collado de la Gallina: et la otra desde ^ 
el collado de la Gallina, por cima de la sier- 
ra, fasta el collado de los Prayres, et dende 
al collado del Zapatero, et del collado del Za- 
patero por cima de la cumbre, fasta el collado 
de la Centenera: et la otra desde el collado de 
la Centenera, Pié de Muño Pedro ayuso, fas- 
ta la fuente del Forcajo. Et que ^stén canes 
de renuevo en Castri el Frió et en el Seellere- 
jo de los Frayles. Et son las armadas, la una 
en la Cabeza del Arquera, et la otra en Maja- 
da Llana; et la otra en el Forcajo de Majada 
Luenga, et la otra en el collado de la Tejera. 
La Garganta de Andrés es buen monte de oso 
en la otoiíada, et en el ivierno. 



V^i^ 




CAPITULO IX. 

Ds ios monta de iterra de Avila, et de CadaJiaiso, 

et de Sant Martin de Val de Iglesias, 

et de Val de Corneja. 




A Xara de la Tone, que es cabo Sant 
Johan de la Vera, que es entre la 
Candeleda, et Valveide, es buen 
monte de oso, et de puerco en ivier- 
no. Et son las vocerías la una desde las casas 
del aldea del Pino fasta Hoz de suso de Sant 
Johan el rio arriba por Sant Joan, que non 
pase á Alardes, nin á Chienlla: et la otra des- 
de el Cañal de Joan Sánchez fasta la Hoz, que 
non pase contra la Mancha. £t es el armada 
en el cerro sobre el arroyo del Membriello. £t 
otra armada en el Ranal de cima la Cebriella, 
et que estén monteros con canes de renuevo 
para deseñar, en las cabezas de sobre las om- 
brías del Castañarejo catante Sant Johan. 
Las cabezas de Frontal á dó son las colme-' 



DON ALFONSO XI. IO7 

ñas de Fernán Ibañez, que es cabo la Cande- 
leda, es buen monte de oso, et de puerco en 
ivierno. Et son las vocerías, la una allende del 
rio de Tiétar catante el Frontal, desde Cor- 
vejón fasta dentro á la Xara de la Huerta don- 
de cae Candelediella en Tietar: et la otra 
aquende del rio, desde dó cae en el rio, et co- 
mo vá el rio ayuso, fasta Sant Johan, que non 
pase contra la Xara de la Torre. Etson las ar- 
madas en las cañadas del Fríello. fg" Et en 
este monte la primera vez quel corrimos, nos 
acaesció de matar un oso de los mayores que 
nunca viemos. Et andodiemos en pos él un 
dia todo, et non lo podiemos matar, et concer- 
tárnoslo en la noche. Et otro dia fallárnosle el 
lastro, et levárnosle por trayella fasta dos le- 
guas, et levantémoslo á medio dia, et morió 
en este monte entre nona et viésperas. Et bo- 
bo muy grant culpa en levantarle Pedro Fer- 
nindez, et un sabueso que él guarda quel di- 
cen Gullego. 

«El moutede Alardos, et el Arroyo del Azor, 
>es todo un monte et es bueno de oso en ivier- 
>no. £t son las vocerías, la una Alardos arriba 
•desde el Fomo fasta que llegue al Paso, et la 
•otra por cima de la cumbre, la sierra adelan- 
•te, fasta en derecho de losHermanillos; et otra 
•vocería desde encima de los Hermanillos, el 
•cerro ayuso, fasta dó se ayunta T^ceda con 



1 
I08 BIBUOTBCA VENATORIA. 

lAlardos. Et son las armadas la una á dó se 
tayunta Texeda con Alardos. £t la otra á la 
iLaguna, et que estén renuevos en el medio 
•del monte porque es el monte grande. » (i) 

tLa ladera de los Hermanillos, et la Texe- 
•da, es todo un monte, et es bueno de oso en 
iiviemo. £t son las vocerías la una desde en 
•derecho de los Hermanillos por cima de la 
•sierra fasta la peña de Chienlla, et la otra 
•desde en derecho de los Hermanillos por cima 
•de la sierra, et por el cerro de los Hermani- 
•Uos, fasta dó se ayunta Texeda con Alardos, 
•et que tengan los rostros contra Texeda, quel 
•non deje pasar á Alardos: etotra vocería des- 
ude cima de Chienlla por la cumbre ajruso, fas- 
>ta la cabeza del Robredo. Et son las arma* 
•das, la una á la Laguna, et la otra en el co* 
•liado sobre Texeda. Et los renuevos, los unos 
•á los Hermanillos, et los otros en el collado 
•que es entre Chienlla, et la Texeda. • (2) 

«Las Quebradas, et el Arroyo de Miguel 
•Dangla, et la Dehesa de la Candeleda, es todo 
•un monte, et es bueno de oso en invien^o. Et 
•son las vocerías la una por el camino que vá 
•de la Candeleda fasta Santa María de Chien- 
•lia, et dende á la Peña de Chienlla por dma 



(x) Adición de letra diferente al Cádia I BseuriaUnu. 
(8) Adidon de letra diferente al CMicf / ISMWfMifMitf» 



DON ALFONSO ». IO9 

ide la cumbre fasta el collado, que es entre 
•Chienlla, et la Texeda, et la otra desde este 
icoUado, el cerro ayuso, fasta la Cabeza del 
«Robredo, que es sobre el Arroyo de Miguel 
•Dangla. Et son las armadas, la una á la Ca- 
ibada, de Iban Gil, et otra en el Castellejo, et 
«otra en la cabeza de la Laguna, et otra en la 
>Mesa.i (i) 

La Garganta de Chienlla es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno et en verano. Et 
son las vocerías, la una Chienlla arriba, t des- 
ude Val de Grullas fasta dó nasce Chienlla, et 
>la otra por cima de la sierra, desde dó nasce 
•Chienlla fasta dó nasce Ruecas: et otra Rue- 
icas ayuso, fasta Nabarriello. Et es el armada 
»en el cerro de Val de Cabras.» (2) 

£1 Alcornocal del Rebenton es buen monte 
de oso, et de puerco en ivierno. Et esla voce- 
ría desde la Garganta de Sancta María por 
somo del Alc ornocal. Et es el armada en Ro- 
hrellano, c^oino de Valverde. 

La Garganta de Sancta María es buen mon- 
te de oso en invierno, et en verano. Et son las 
vocerías, la una por cima de la Garganta de 
Sant Johan: et la otra por cima de Gargantie- 
lias; et la otra por cima de Oseruelas de V?l-v^ 



(i) Adición de letra diferente al Códice I BscuriaUnte. 
U) Adición de letra diferente al Códice I Escuriahnu, 



no BIBLIOTECA VENATORIA. 

vellido. Et son las armadas, la una en Ruacas, 
dó se ayunta el rio de Sancta Maiia» et Rue- 
cas; et la otra en Peña Parda, catante Ca- 
ñuelas. 

La Xara de la Huerta es buen monte de oso, 
et de puerco en ivierno. £t son las vocerías, 
la una desdel Hermita de tSant Johan fasta 
»Candelediella: et otra allende el rio, que non 
»pase á la Xara de la Torre: et la otra desde 
1 Val de Buhos por el camino que vá de la 
•Candeledaá Valverde fasta Alardos, que non 
»suba41a sierra.» (i)£tes el armada en la 
cabeza de las Veredas que entran al Rencon 
de Encina Fermosa. 
V El monte del Arroyo de la Figuera, et de 

Muelas, et Amiellas, es todo un monte, et es 
bueno de oso, et de puerco en ivierno, et en 
verano. Et son las vocerías, la una desde el 
vado de Amiellas arriba, et dá en el Poyal, 
et dende al Canchal, et el Canchal ayuso fasta 
Muelas; et Muelas a3ruso, fasta la carrera de 
la Candeleda: et la otra, Amiellas ayuso, fasta 
el Salobrar. Et es el armada al arroyo de la 
Figuera, que es en el camino déla Candeleda. 
«La Romerosa^ et la Pasariella, et Casca- 
ijoso es todo un monte, et, es bueno de oso, 
•et de puerco en todo tiempo. Et son las vo- 



I (i) Adición «ioríU lobfe nido en el CMic» / JBtMittf/fNM. 



DON ALFONSO XI. ZZI 

•celias, la ima desde el Mayello fasta el Cañal 
•de Don Diego, et dende, Tiétar ayuso, fasta 
•la Romerosa: et la otra Cascajoso ayuso, fas- 
•ta la Cabeza de los Barreros: et otra vocería 
•desde la Cabeza del Parral, Tiétar ayuso, 
•fasta la boca de Guadiema de la parte de 
•Val de Hornos. Et otrosi, otra vocería desde 
•Muelas por el camino que vá de la Cándele- 
•da á las del llano fasta Navalfresno. Et son 
•las armadas, la una en la Romerosa, et otra 
•en el collado que está sobre Cascajoso. • (i) 

El Berrocoso, et la Parriella es todo un 
monte, et es bueno de oso et de puerco en 
tiempo de las uvas. Et son las vocerías la una 
desde el Puerto de Guisando por la Cabeza de 
la Cuba fasta la Lancha de Muño Mingo, et 
como tiene la sierra fasta Navazebrera, et fas- 
ta la puente de Areniellas. Et son las arma- 
das en la Cabeza de Salvador Gallego. 

La Garganta de Guisando es buen monte 
de oso en tiempo de verano. Et son las voce- 
rías, la una por cima del cerro de Don Guer- 
rero arriba catante á la Garganta de Santa Ma- 
ría, et que tengan los rostros contra Arenas: et 
la otra por la cumbre de la sierra fasta el 
Puerto del Peón: et la otra desde el Puerto del 



(x) Adición escrita en parte sobre raido en el Códice I Bscuria' 

léMSS. 



lia BIBLIOTBCA VENATORIA. 

Peón fiustSL el pié de la Cabríella. Et es el ar- 
mada en el cc^lado de Navazebiera. 

£1 Pié de la Cabriella fasta el collado de la 
Centenera es todo un monte, et es bueno de 
oso en verano. Et es la vocería por cima de 
la sieixa« Et es el armada en la Cabeza de la 



Las Majadas de Don Morante, et la Hoz de 
Sanct Andrés, et el Berrocal de sobre la Par- 
ra, es todo un monte et es bueno de oso, etde 
puerco en iviema Et es la vocería por la Ca- 
beza de las Mocellas, et por cima de la cum- 
bre catante á la Hoz fata en derecho de Are- 
nas. Et son las armadas, la una en el coUado 
del Berrocal, que es sobre la Aldea de la Par* 
nt; et otras dos armadas en el camino de la 
Cañada. 

La Xara del Colmenar de Esteban Domin- 
go, que está sobre Navaltoro, et el Pozuelo, 
et el arroyo de Pero Viceinte, et las Cabezas 
de Navalmayello, es todo un monte, et es 
bueno de oso en ivierno, et en verano. Et son 
las vocerías, la una en el camino de encima 
que vá de las del llano á la Candeleda: et la 
otra desde la Candeleda fasta las Aceñas el 
río arriba: et otra por allende el rio de Tiétar, 
desde en derecho de Nava Solana fasta en de- 
recho de Sancta María de Guadiema el río 
ayuso. Et son las armadas, la una en el colla- 



. DON ALFONSO XI. II3 

do que es en él camino queVá de las del Llano 
á Navaltoro: et otras dos entre este collado, et 
Navaltoro: et otras dos armadas en el lomo 
que está sobre el Cascajoso. 

£1 soto de rio de Muelas, que está cabo la 
casa de Miguel Martin, es buen monte de puer- 
co en verano. £t es la vocería en el atajo dó 
se parte el soto, el rio ayuso: et la otra al ar- 
royuelo, que entra en este rio. Et son las ar- 
madas en la Nava. 

El arroyo del Camero es buen monte de 
puerco en todo tiempo. Et son las vocerías en 
los atajos del soto. Et es el armada en el Ca- 
bezo Encinoso: la una que es contra Tiétar, et 
la otra contra Eras de Llano. 

Las Cabezas de los Veneros es buen mon- 
te de puerco en Ivierno. Et es la vocería en 
el camino que viene de Rama Castañas á las 
del Llano. Et son las armadas en Torreber- 
meja* 

El cuadro que es cabo el Iglejuela, que es 
entre la Adrada et Navamorcuende, es buen 
monte de puerco en ivierno. 

La Centenera, et los Cañamarejos, es todo 
un monte, et es bueno de oso, et de puerco en 
ivierno. Et son las vocerías, la una por la Peña 
de Aceñas asi como tiene el cerro ayuso fasta 
el Collado Viejo: et la otra á la Peña del Za- 
patero el cerro a3ruso fasta en Malamoneda. 

TOMO II. 8 



114 BIBLIOTECA VENATORIA. 

Et son las armadas, la una en las Saleguiellas 
del Robrediello: et la otra en la Era de Mingo 
Minguez. 

La Garganta de Arenas, et el arroyo del Se- 
quero es todo un monte, et es bueno de oso 
en verano. Et es la vocería desde la Peña de 
Arenas por cima de la sierra fasta el puerto del 
Pico. Et son las armadas la una en el collada 
de la Centenera, et la otra en el Ero que dicen 
de Domingo Minguez. 

El monte de la Rubieda et de Arguixo es 
buen monte de oso en verano. Et son las vo- 
cerías, la una desde Cabeza Aguda fasta el 
puerto del Fomezino: et la otra desde el 
puerto del Fomezino por cima de la sierra fas- 
ta el puerto del Pico. Et son las armadas, la 
una en el collado de Domingo Ulan, et la otra 
en el cerro del Helechar. 

El Almoclon, et el Avantera es buen monte 
de oso, et de puerco en ivierno, et en verano. 
Et son las vocerías, la una desde Lanzafita fas- 
ta cima del Avantera, et por cima del Avan- 
tera fasta la cabeza del Almoclon: et la otra 
desde la cabeza del Almoclon: por cima de la 
cumbre fasta la Torre del Pico. Et son las ar- 
madas, la una sobre el arroyo de la Figuera; 
et otras dos armadas en el camino de la Ca- 
ñada. 



DON ALFONSO Xf. II5 

ir *Del otro cabo de la sierra^ catante el Burgo, 
del hondo hay estos montes,^ (i) 

La Dehesa de Navalosa, et la Garganta del 
Naharro, et la cabeza de los Mazos, es todo un 
monte, et es bueno de puerco en verano. Et 
son las vocerías, la una desde el collado de la 
Fuente Urraca por el camino que vá á Nava- 
quesera fasta el rio de Alberche, catante á la 
Garganta del Naharro. Et la otra por la cabe- 
za del Erbatun, et por la cabe^ del Paralejo, 
guardando amos los collados fasta Navarrovis- 
ca. Et la otra por cima de las Emelizas fasta 
la Majadiella. Et son las armadas la una en el 
collado de los Brazos, et la otra en el camino 
que vá de los Corrales á los Brazos. 

La Garganta de Sancta María es buen mon- 
te de oso en ivierno, et algunas veces en ve- 
rano. Et son las vocerías, la una por el cami- 
no que vá del Burgo del Fondo para Navalo- 
sa, et vá, el lomo arriba, fasta los Cervales de 
la Mora: et la otra entre los Espinarejos, et 
viene al camino que vá de Navalmoral á Na- 
valosa. Et es el armada encima de la boca de 
la Garganta. 

Los Cañales es buen monte de oso en vera- 
no, et á las veces en ivierno. Et es la vocería 



(i) Adición de letra diferente en el Códice I BsemUUmtu, 



1 16 BIBLIOTECA . VENATORIA. 

desde el puerto del Fondo por cima de la sier- 
ra, fasta en par del Barrialejo. £t es el armada 
al fomo de Sacapedal. 

La Cuesta del Viejo es buen monte de oso 
en ivierno. Et es la vocería desde la cabeza del 
Peralejo por cima de la sierra de Doña Mari- 
na fasta la Cañada. Et es el armada al Guijo. 

El Castejon, et el Frontal es todo un monte, 
et es bueno de oso en ivierno. Et es la vocería 
por somo el Camozo de las Verediellas; et por 
la Dehesa de los Conejos de Zebreros fasta los 
Corales. Et es el armada en Navalcolmenar. 

La Tejeda, et Navas de Gonzalo González 
es todo un monte, et es bueno de oso en ivier- 
no, et en verano. Et es la vocería por cima de 
Peñalbuytre, et por los Echos del Obispo co- 
mo viene á Matamala. Et son las armadas, la 
una entre Riofrio, et Peñalbuytre: et la otra en 
la cabeza de Gómez Muñoz: et la otra en la 
cabeza de Menga Muñoz. 

La Peña del Buytre es buen monte de oso 
en ivierno, et á las veces en verano. Et es la 
vocería por cima de la sierra. Et es el armada 
á los Espinarejos. 

Navasalce, et Valtravieso, et Dosarroyos es 
todo un monte. Et es bueno de oso, et de 
puerco en verano. Et son las vocerías, la una 
desde Navalmulo por somo de la cabeza aso- 
mante á Navacarros, et á Navasalze, et por 



DON ALFONSO XI. II7 

la cabeza del Peralejo, fasta la cabeza de San- 
ta Coloma: et la otra por cima de la Foz dé 
Valdebruna, et por la cabeza de Navalon- 
guiella, et por Navaforniellos fasta la cabeza 
del Milano: et dende fasta en derecho de las 
Iglesiasde Navalmoral: et la otra desde cima de 
la viña de Navalmoral por la cuerda fasta en- 
cima de Gargantiellas Fuertes. Et son las ar- 
madas en Navasalze. 

Las Cabreras de Navaluenga es buen mon- 
te de oso en ivierno, et en verano. £t es la 
vocería, por cima de la sierra et como retor- 
na, el lomo a3mso, fasta la Pedriza de Pero 
Sancho. Et es el armada al Fomo de Barría- 
lejo. iH^Eten este monte Nosconteció una 
vez de soltar á un oso un martes que saliemos 
de Sancta Maria del Tiemblo, et nunca le po- 
dieron poner canes fasta en estas Cabreras, 
que son sobre Navaluenga que era ya hora de 
viésperas. Et depués falláronle en estas Ca- 
breras, et viéronle por ojo do iba por la nieve, 
et posiéronle ocho canes, et estodieron con él 
ÉsBta el primer sueño. Et desque vieron que 
con la noche non le podieron empescer, et- 
porque se hobieran á perder de frió los mon- 
teros, descendieron de la sierra á una casa que 
£ülaron hí en medio del monte; et Alfon Mar- 
tínez, et Pero Pelaez yoguieron toda la no- 
che dó se ladraba el oso, et cog*'eron todos 



Il8 BIBUOTBCA VBNATORIA. 

lo6 canes así á la media noche. £t depoés en 
esta noche mesma, desque salió la luna, sa- 
lieron de la casa Yeñego López, et Pero Car- 
riello con otros monteros, et fuéronse para dó 
estaban Alfon Martínez, et Pero Pelaez, et 
tomaron hS el rastro. £t el miércoles en la 
mañana á hora de tercia, posiércMile en el ras- 
tro ocho canes, entre los cuales era el can de 
Martin Gil quel dedan Moráis que los levó 
tnen dos leguas et media por el rastro, fasta 
que los puso en la cama del oso. Et dijo aquí 
Pero Martínez Doyarbe, que estonce que lo 
non osaran matar, atendiendo á Nos, cuidan- 
do que iriemos. Et desque vieron que los non 
acorriemos, con el acorro que les Nos envia- 
mos, pusiéronle doce canes quel levaban al- 
canzado. Et estonce dicen más, que lo quisie- 
ran matar, si non que non quisiera él pelear. 
Et pusiéranle luego trece canes con los doce, 
que eran por todos veinte et cinco canes, et 
fueron en pos él, fasta quel fecieron pasar el 
puerto del Fondo. Et fueron con él estonce 
tres canes, que todos los otros dejaron, los 
cuales eran Natural, et Abadin, et Frontero. 
Et esta noche dormieron con él encima de la 
sierra: Alfon Ferrandez, et Martin González, 
et Benito Gómez dormieron en la nieve, et 
estos tres canes con ellos toda la noche. Et 
otro dia ju<)ves fu^on en pos él, et tomáronle 



DON ALFONSO XI. II9 

á las dichas Cabreras de Navaluenga donde se 
levantara primeramiente, et nunca en todo el 
día £zo cama. En este día jueves, á hora de 
nona posiéronle cuatro canes. £t Pero Martí- 
nez Doyarbe íiié con los canes en pos del oso 
fasta encima del puerto. £t desque fué noche, 
dejaron los dos canes, et tomáronlos: et los 
otros dormieron con el oso toda la noche. Et 
esta noche dormieron todos los monteros en 
Navaluenga. Otro dia viernes, en amanescien- 
do, tomaron el rastro encima del puerto, et 
fueron por el rastro por la nieve tres leguas. 
Et después que salieron de la nieve, Diego 
Bravo, et Martín Gil nuestros monteros, to- 
maron el rastro poruña senda, que nunca el 
oso salió della, dos leguas. Et desque salió 
della, metióse en un monte pequeño que non 
andaríe en él un corzo: et allí en aquel monte 
le dieron luego doce canes á medio dia; et 
pasó estonce dos veces por la nuestra parada 
del colla^do dó Nos estábamos el dia que sa- 
liemos de Sancta María, et fuese ladrar á las 
viñas mesmas de Sancta María del Tiemblo. 
Et aqui dijo Alfon Martínez de Bavia, que 
non hobo qui lo matase, ca bien pudieran, 
mas porque los monteros viníen lueñe un poco, 
et muy cansados, non pedieron. Et esta noche 
dejáranle todos los canes, salvo los buenos 
Nahtral, et Víiquiro: et fueron con estos canes, 



I20 BIBUOTBCA VENATORIA. 

qae iban en pos del oso £asta el primero sae» 
ño, los dichos Martin Gil, et Diego Bravo, et 
Pno Martínez Doyarbe, et Martin González, 
et Alfon Martínez, et Pero Pelaez por tomar 
tiento á cnal parte iba el oso para tomar ras* 
tío del para otro día sábado. Et tomaron los 
monteros esta noche á yacer á Sancta Maiia 
del Tiemblo, et enviaron decir á los que fin- 
caroo en d Adrada qne amaneciesen hi, et 
ello feciéianlo asL Et otrodia sábado en ama- 
nesciendo, tomaron el rastro los dichos Mar- 
tin Gil, et Diego Bravo, et leváronlo desde 
Alberche £ista endma de las Cabreras del 
Qoexigardó se levantó la otra vez, que se pasó 
á Pena Ocana. Et aquí non lo cobdidaba ya 
can ninguno de cansados, sí non que lo leva- 
ban los monteros á ojo, salvo cuando estodie- 
ron cerca de la cama que lo cobdidaron» Et 
posiéroole luego diez canes, etandodieron &s- 
ta él mediodía con él; et hobíeron á dejar por- 
que estaban cansados, salvo NiUural, et Vota- 
lio, et Lagtma, et otro can manchado que non 
sabemos de cual monteco era. Et después des- 
to veniendo los monteros muy cansados, re- 
nováronle muchos canes, et estos hafaien fin- 
cado á las eqnldas, en manera que estos le 
txDJienni á la muerte, etmoríó este día sábado 
ahora de nona, entre la Cabeza Osera, etla 
Sarnosa, en un logisr quel dicen la Yeda, que 



DON ALFONSO XL 121 

es cecea de las Cabreras. Así que duró la mon- 
tería de este oso, que non murió fasta cinco 
dias: et en estos cinco dias fueron cuatro no- 
ches, et andodieron canes con él todo el dia, 
et de las noches hobo hi algunas que ando- 
dieron toda la noche, et dellas fasta la media 
noche. Et porque fué esta montería muy por- 
fiada, posiémosla en este libro, por probar por 
ella, que cuando á algún venado muy bueno 
soltaren, 6 á un comunal, et non acaesciese 
ese dia de morir, porfíándolo bien, non habrá 
al si non matalle al segundo, ó al tercero dia, 
si acaesdere, faciendo los monteros como bue- 
nos, (i) • 
Las Cabreruelas, etlos Bemardiellos del 



(i) £a esta interesante relación se destaca la persona del Rey 
con tanto relieve, no ya como ci^tan de la caceiia contra el oso 
de las Cabreras de Navalveaga, sino como autor de la descripción, 
y por consiguiente de esta obra, que prueba cuanto hemos dicho 
en nuestro Discurso sobre el Libro de la Montería. Empieza dicien- 
do q;ne le aconteció k él mismo el suceso qne relata (Nos aconUció). 
Sfoe explicando que cuando dieron con la res en la cama no qui- 
sieron matarla aguardando su llegada Et dijo aquí Pero MarHnex 
Doyarbe, que entonce que lo non osaran maíar, atendiendo á Nos, 
cuidando que triemos). Luego habla de sus monteros, lo cual corro- 
bora que es el Rey quien escribe (Bt después que salieron delanie- 
pe Diego Bravo, et Martin Gil nuestros monteros). Y por último, 
cita varias veces k su montero Diego Bravo, el que muri6 glorio* 
sunente en la cerca de Algedras, por los afios 1342 k 1344, sobre 
lo cual hemot disertado largamente en nuestro Discurso, para pro- 
bar qne este libro fué escrito desde 1344 k 1350 por D. Alfonso XI, 
el vencedor del Salado. 



122 BIBUOTBCA VBMATOEIA. 

Bmguiello es todo un monte, et es bueno de 
oso, et de puerco en ivierno, et algunas veces 
en verano. Et es la vocería desde el camino, 
que vá al Tiemblo entre las Cabreruelas, et la 
Mofosa, fasta encima de la sierra. Et es el ar- 
mada á Majada Marca. 

El monte de la Mofosa es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno, et algunas veces 
en verano. Et es la vocería desde el camino 
que vá al Tiemblo entre las Cabreruelas et la 
Mofosa, fasta encima de la sierra. Et es el ar- 
x^ mada á la Majadiella de Alfon Ferrandez. 

El Cerval es buen monte de oso, et de puer- 
co en ivierno. Et es la vocería desde la Gar- 
ganta por somo de la Majada del Asno fasta 
endma de la sierra. Et es el armada al aldea 
del Colmenarejo. 

La sierra de Eruelas, que está sobre Sancta 
María del Tiemblo, es buen ñionte de oso, 
pero que es mejor de verano que de ivierno. 
Et son las vocerías, la una entre él et las Ca- 
breras, et la otra por cima de la Cabeza de la 
Parra. Et son las armadas, la una a] Cervu- 
nal, et la otra á Majadas Viejas. 

La Dehesa de Ñuño González, que es cabo 
Febreros, es buen monte de puerco en ivierno. 
Et es la vocería sobre el rio, que non pase á 
la Cabeza de la Gamonosa. Et es el armada 
en los Bustares. 



DON ALFONSO XU 123 

La Cabeza de Villa Alba es buen monte de 
060 en ivierno. £t es la vocería por cima de 
la cumbre de la Cabeza. £t son las armadas, 
la una á Val de Casiellas, al camino que vá del 
Quexigar al Helipar en derecho de los Fiteros 
et la otra al Agotraduero. 

Las Ferrerias de Zebreros, que son del otro 
cabo del rio, es buen monte de puerco en 
ivierno. Et es la vocería desde la Nava del 
Tesorero á Valdemelendo ayuso fasta el Al- 
ba Cova. Et es el armada só la Fuente de Val- 
sordo. 

Pena Fakxm es buen monte de oso en ivier- 
no, et son las voceas la ima desdel camino 
del Helipar á Navaserrada: et la otra como 
vá el camino de Navaserrada á Quemada. Et 
es el armada al Fomo del Sotiello. 

Val de García es buen monte de oso, et de 
puerco en ivierno, et en verano, Et son las vo- 
cerías la una por cima del lomo de Robrecio 
Falcones catante á Val de García, et la otra 
en el lomo del Pinar, que es entre Val de Gar- 
cía, et Navaserrada. Et son las armadas, la 
una en el camino que vá por medio del valle 
al Sotiello: et la otra en el camino que vá del 
valle al Quintanar. 

Xaraldeana es buen monte de puerco en ve- 
1^0, et de osos á veces. Et son las vocerías, 
la una desdel Canchar de Navalvillar fasta el 



124 BIBLIOTBCA VBNATORIAr 

Pnntady que es en par de Nava la Muela: et la 
otra toda la boca de Nava la Muela: et otra por 
Gima del lomo de allende Robredo Falcones; et 
renuevo de canes en el Guijo de los Colme- 
narejos. Et son las armadas, la una en Nava 
la Muela, et otra en el Forcajuelo dó cae Ve- 
cedas en el arroyo de la Fuesa: et la otra en 
la cabeza de la Brama: et otra en el Guijo de 
Matanzas: et otra en Peñapardiella. 

La Dehesa del Helipar, cet el Robrediello 
•es todo un monte, et es bueno de puerco en 
i ivierno. Et son las vocerías la ima por cima 
ide la cuerda de las Radas fasta la Cabeza de 
ila Pinosa: et la otra desde él cerro de Buha- 
•na, por el camino que vai (i) desde las Na- 
vas al Helipar: et es el armada en el collado 
de la Dehesa del Helipar: et otra armada en 
el colladillo que es entre el Helipar, et Val de 
Maqueda. 

Sierrallana es buen monte de oso en ivier- 
no. Et son las vocerías, la una por cima de la 
sierra, catante al valle de Aliseda, et la otra 
al collado del Foyo: et la otra en el camino 
que vá de Val de Maqueda al Foyo. Et son las 
armadas, la una al Foyo, et la otra á los pra- 
dos de Val de Maqueda: et otra en el camino 



(z) Adidon eicrita lobre nido de letra diferaite en d Códi' 
' I Bicurialenu. 



DON ALFONSO XI. I25 

al arroyo de Val de Sañaya: et otra en el otro 
camiiio al otro arroyo, que dicen la Foz. 

tLas Cabezas del Alhaminejo es buen mon- 
•te de puerco en ivierno. £t es la voceiía des- 
»de el collado por cima de la cumbre de Val- 
tquemado fasta los Vadiellos; et desde los Va- 
•diellos fasta encima del Hoyo de la Buytrera¿ 
■£t son las armadas, la una en Valtravieso, et 
•la otra en el collado que está de jruso encima 
•de la Quesera de Domingo Velasco: et otra 
•armada en el colladiello que es en el camino 
•que vá de Val de Maqueda al Gofio.» (i) 

La Buytrera es muy real monte de oso en 
ivierno. Ct son las voceiias, la una por dma 
de la cumbre de la Bu3rtrera, et la otra por 
allende del Gofio, et la otra al collado deSier- 
rallana. £t son las armadas, launa al collado 
de Val de Maqueda: et otras dos en el camino 
que vá de Val de Maqueda al Foyo. 

£1 Aliseda es buen monte de oso en ivier- 
no. £t son las vocerías, la una en el camino 
que vá desde la Nava de Villaescusa álos Pa- 
lacios del Quexigar, que non pase á la Sarno- 
sa, nin á Gabeza Morena: et la otra por cima 
del cerro de Catones. £t renuevos de canes 
por cima de la cumbre del Aliseda. £tson las 



(i) Adición de letra düerente eacriU sobre laido en el C&dú 
u I Es c urial mse . ^ 



126 BIBLIOTECA VENATORIA. 

armadas, la una al Portezuelo, et la otra en 
Cuesta Mala del Quexigar. 

Los Fitueros de sobre el Quexigar es buen 
monte de oso en ivierno. Et es la vocería por 
cima de las Cabreruelas contra el Helipar fas- 
ta encima de Val de Puerco. Et es el armada 
entre el Cofio, et Sancta María del Quexigar* 

La Cabeza de Serores: suele haber oso en 
ivierno. Et es la vocería, del cabo de Serores 
que non pase contra Alberche. Et'es el arma- 
da entre Navaluenga, et el Quexigar. 

Las Cabreras de Sanct María del Quexigar, 
et la Sarnosa et Cabeza Osera, et el Fomo 
Viejo, es todo un monte, et es muy real mon- 
te de oso en ivierno. Et son las vocerías, la 
una desde el Portizuelo de entre amas las Ca- 
breras, por cima de la cumbre, et por el Ca- 
lamochar fasta en derecho del Yelmo. Et en 
el Calamochar que estén monteros que dese- 
ñen, porque es la mejor atalaya del monte. Et 
la otra vocería desde Nava Muño por cima de 
la cumbre, fasta en derecho- del Fomo Viejo. 
Et en el Fomo Viejo que estén canes de re- 
nuevo et homes que deseñen. Et la otra por 
cima de la cumbre de Valdezate, teniendo los 
rostros contra el Cono. Et son las armadas, la 
una al Pinarejo, et la otra al Pinarejo de la 
Yecla que está de yuso de Cabeza Osera. 

Otrosi, del otro cabo sobre las Torres hay 



DON ALFONSO XI« I27 

un buen monte, et ícenle la Garganta del 
Puerto del Pico, et es buen monte de oso en 
verano. £t son las vocerías» la una desdel 
puerto del Pico fasta en Velasco Chico. £t la 
otra desdel Fomo de la Figueruela fasta el 
puerto del Pico. £t es el armada en Majadas 
Viejas. 

£t hay otro monte cerca del, quel dicen la 
Xariella de las Torres, et es cerca del Fomo 
de la Pez, et es buen monte de oso en ivierno. 
£t es la voceila por cima de la ctimbre de la 
sierra. £t es el armada al rio que dicen Tié- 
tar, que non pase contra la Xariella de la Ca- 
lahorra. 

£ntre la Xariella, et el Adrada hay otro 
monte quel dicen Rosueros, et es bueno de oso, 
et es mejor de verano que de ivierno. £t son 
las vocerías, la una por cima de la sierra, et 
la otra desde el camino, que vá de las Torres 
fasta encima de la sierra. £t es el armada en- 
tre él, et el £scarahajosa. 

ir Cabo Navamorciunde son estos montes. 

Los Robrediellos con Val de Pomos, et Na- 
vasolana es todo un monte, et es bueno de oso 
en todo tiempo. £t son las vocerías, la una 
desde dó cae Guisando en Tiétar, et Tiétar 
ayuso, fasta dó cae Guadierva en Tiétar; et la 
otra Guadierva arriba, fasta Sancta María: et 



128 nBLIOTBCA VEMATOKIA* 

la otra desde el Pórtemelo que está camino 
de Oropesa, por el camino de la cañada fasta 
el Portízuelo que está catante Fontanares* Et 
son las annadas, la una en el cerro de Nava 
solana. Et otra dos armadas, la una en Nava- 
gamonosa, et la otra en la amada d^uso del 
Portezuelo, catante á Oropesa. 

El monte de las Xariellasi et del Toril es 
buen monte de oso en ivierno. Et esla voceiía 
desdel Portízuelo del carril que vá deNava- 
f oreada fasta el arroyo de Anadinos. Etson 
las armadas, la una en el Toril; et la otra des- 
de en somo del Toril, Ribera de Anadinos, 
fasta dó cae el arroyo en Guadierva. 

Cabeza Gorda, et Anadinos, et los Corrales 
es todo un monte, et es bueno de oso en ivier* 
no. Et es la vocería por somo de las Cabezas 
de Anadinos, et como vá por Val de Casa, et 
sobre Cabeza Gorda fasta la cañada de los 
Caballeros, et la cañada ayuso fasta la Igle- 
juela: et la otra desde cabo el Palacio de Fron- 
tanares por el camino que vá á Talavera fasta 
el rio Guadíerva: et otra vocería por el cami« 
no de Navaforcada, que vá á Oropesa fasta 
la vera de la cañada de Tiétar. Et son las ar- 
madas la una en las Navas de Anadinos, et la 
otra por la vereda que vá de Navaforcada al 
Iglejuela. 

Arroyo Bermejo, et Cascajoso, et la Perale- 



DON ALFONSO XI. I29 

da, et la Figueruela es todo un monte, et es 
bueno de oso en ivierno, £t es la vocería des- 
de las veredas de Anadinos por somo de la 
cumbre de la Peraleda asi como tiene fasta el 
arroyo de Forquiella, et atraviesa el arroyo de 
Forquiella fasta en Guadierva. £t es et arma- 
da en la Peraleda. 

cQuexigoso, et Quexigosillo es todo un 
» monte: es bueno de oso et de puerco en ivier- 
»no, et en el comienzo del verano, et es la vo- 
>cería desde la Dehesa de Cerrera, que es á 
•la boca de Quexigosillo, et como viene entre 
»la cabeza del Camello fasta la boca de Que*- 
>xigoso, et dende fasta la cabeza que está aso- 
amante de Sanct Román. Et son las armadas, 
»la una de dó sale la vereda que viene entre 
>Quexigoso, et Quexigosillo desde Sancta Ma- 
>ría de Valdelenguas al Marrupe: et otra ar- 
»mada en la Cabeza del Mojón, et otra arma- 
»da en la Cerca que está entre Quexigoso, et 
■Monte Agudo.» (i) 

La ladera de Navaforcada, et Majada la 
Perra, et la Cabeza del Serrano es buen mon- 
te de oso, et de puefco en ivierno. £t son las 
vocerías, la una por el camino de la cañada 
que vá de Fontanares á Oropesa; et la otra por 
el cerro que vá de Nava Solana á Navalcan. £t 



(1) Adición marginal de letra diferente al Códic4 1 EscuriaUnse. 
TOMO II. 9 



130 BIBLIOTECA VENATORIA. 

son las armadas, la una en la Nava del Salze- 
jo, et la otra en Navalgamosa. 

»Lomo Mediano es buen monte de oso, et 
»de puerco en ivierno, et en el comienzo del 
•verano. Et son las vocerías por el Portizuelo 
i»de Val de Calabazas fasta el arroyo de la 
•Fuente del Sapo. Et son las armadas por la 
■cañada de Majadas fasta la Retuerta de Mar* 
»rupe.» (i) 

Los Turmales, et Val de Ladrones, que son 
sobre Sancta María de Fontanares, es todo un 
monte, et es bueno de oso en ivierno. cEt son 
■las vocerías la una en el camino que vá de la 
■posada de Sancta María á Talavera, et fasta 
■el Iglejuela; et la otra desde la boca de Na- 
■vaforcada fasta el Palacio del Rey. Et es el 
■armada encima de Val de la Casa en el cami- 
■no que sale á Anadinos: et otra armada en el 
■camino que vá de Riolobos á Navaforcada, 
■et á Val de la Casa.» (2) 

La Xara, que es entre el arroyo del Casta- 
ño, et el de Ceniciento, es buen monte de oso 
en ivierno. Et son las vocerías, la una por ci- 
ma de la cumbre de la sierra de Cenicientos, 
que non pase contra la Cabeza de Perabat, nin 



(i) Adición escrita sobre raido al Códiu I EunriaUnsg: es d« 
mano diferente. 
iz) Adición de letra diferente al Códice / BscuriaUnse» 



DON ALFONSO XI. I3I 

c£mtn el Berrocal de Novela: et la otra por 
cima de la sierra de Johan Pérez, que non 
pase contra Majuelas. £t es el armada en el 
camino que es entre este monte et Manja 
Vacas. 

Guadierva, et Horquiella, et el Avantera, et 
Val de Calabazas, es todo un monte, et es bue- 
no de oso en ivierno. £t es la vocería desde la 
Calera por somo de la cumbre por Navaloso 
fasta la boca de Horquiella: et otra á Val de 
Calabazas. Et son las armadas por el camino 
que vá de Lanzafita á Talayera. 

La Pared de Hazalbaro, et la Mata de Al- 
dea Vieja «s todo un monte; et es bueno de 
puerco en todo tiempo. £t son las vocerías 
por cima de las Cabezas que llaman de las 
dos Hermanas; et por la vereda que vá faza 
el campo de Hazalbaro. Et son las armadas 
la una en la Atalaya, et la otra en el campo 
de Hazalbaro, desde el Iglejuela fasta la Hoz 
de contra el rio. 

La Dehesa de Sanchonava es buen monte 
de puerco en todo tiempo; et es la vocería des- 
de Majada la Zarza por cima de la cumbre de 
la sierra fasta río Tuerto, et dende por cima 
la cumbre fasta el camino que vá de Navalpe- 
ral á Sanchonava. Et es el armada en el co- 
llado que está entre rio Tuerto, et el arroyo 
de Pascual Domingo. 



132 BIBUOTECA VENATORIA. 

La Cabeza del Morueco, et Navaserradilla, 
que es cabo el aldea del Berraco: es buen mon- 
te de puerco en ivierno, et en tiempo de las 
uvas; et son las vocerías, la una en el camino, 
que vá de Avila al Berraco; et la otra por el 
camino de Navaluenga fasta la Cabeza de 
Sancta Coloma. £t son las armadas, la una 
al collado de Val de Bruna, et la otra á la Ca- 
beza de Nava Serradilla: et la otra á la huer- 
ta de Miguel Falcon: et la otra á la Cabeza de 
Navalmorueco. 

La Cabeza de Navaredonda, et la Cabeza 
de Navatoconal, et Guadamora es todo un 
monte, et es bueno de toso, et de puerco en 
•ivierno. £t son las vocerías, la una desde la 
»Cabeza del Oso, la cumbre ayuso, fasta la 
» Cabeza del Toconal, et travesar el arroyo de 
•la Fresneda fasta la Cabeza de la Gatera, et 
tpor esta Cabeza de la Gatera fasta la Calera: 
•et la otra desde el arroyo del Real, et por 
•medio de las viñas del Castiello fasta las 
•Dehesas de Pajares. Et son las armadas, la 
•una en Salzedosa á la boca de Navaconeje- 
•ros, et la otra en las Cañadiellas.^ (i) 

El Canchar de Sanct Viceinte, et el Robre- 
do, et la Texeda tque es cabo Navamorcuen- 



(i) Adiciones de mano diferente escrita sobre raido en el Ccidw 
ce I Escurialettse. 



DON ALFONSO XI. I33 

ide, es todo un monte, • (i)et es bueno de 
puerco en ivierno. Et es la vocería por cima 
de la sierra, et por el Berrocal dejruso del Cas* 
tiello fasta asomante al campo. Et son las aro- 
madas la una en Navaredondiella, et la$ otras 
descuiden fasta Finojosa por el camino. 

El Puerto de Fontanares, et el Torrejon fas- 
ta la carrera de Lanzafita^ es todo un monte, 
et es bueno de oso en ivierno. Et es la vocería 
por somo de la cumbre fasta la carrera del Me- 
segar, et fasta el arroyo de en somo de Anadi- 
nos. Et son las armadas, desde el Mesegar por 
la carrera de Lanzafita fasta la vera de Tié- 
tar. 

Val de Vacas, et el arroyo del Payano es to- 
do un monte, et es bueno de oso en ivierno. Et 
es la vocería por somo del lomo de la Majada 
del Cereso, et vuelve por somo de la Majada 
del Izquierdo fasta el Mesegar. Et son las ar- 
madas» por la vereda del Mesegar, que vá al 
Colmenar del Judio. 

Navasarza, et Tamujoso, es todo un monte, 
et es bueno de oso en ivierno. Et es la vocería 
Val de Vacas arriba, et por cima del Masegal 
como asoma al collado de la Xara del Rencon 
fasta el puerto de Navasarza: «et la otra por 



(i) Adición escrita sobre raido de letra diversa. Códice ¡ Escu^ 
míense. 



134 BIBLIOTECA VENATORIA. 

»cima de la cumbre del Caminoso, que non 
ipase á la Calahorra; etque estén renuevos de 
•canes en el camino Toledano.! (i) £t son las 
armadas, la una en Navasarza, et las otras por 
el camino arriba et a3ruso. 

Xara Descajada, et la Calahorra, et la Hoz 
de Terinas, et Navapaladana es todo un mon- 
te fasta el camino que vá de Navamorcuende 
al Adrada, et es bueno de oso en ivierno. Et 
son las vocerías^ la una desde que entra en el 
camino que vá de Navamorcuende, et entra 
en la Xara por somo de la Torredella fasta 
Terinas: et la otra desde Terinas por las vere- 
das que entran del Iglejuela fasta Navapala- 
dana. Et son las armadas la una en las Caña- 
diellas que son entre la Calahorra, et la Gui- 
josa: et la otra en Navapaladana por las ve- 
redas fasta la Hoz de Terinas. 

Nava Terinas, et el Frental con Valdelain, 
et el Hoyo de la Frígueía, et con la Mesa co- 
mo tiene con la Cañada, et con las Radas, es 
todo un monte, et es bueno de eso en ivierno. 
Et es la vecería por somo de la cumbre como 
dá en las Radas, fasta Cabeza de Milanos, et 
fasta en Terinas. Et son las armadas en Nava 
Terinas, et en Val de Casa fasta la cañada. 

Foyo Nueve, et Val del Ose, et lasTexedas 



(x) Adición marginal de letra diferente al Códict I BtcunaUmu, 



DON ALFONSO XI. I35 

es todo un monte et es bueno de oso en ivier- 
no. £t son las vocerías la una en los collados 
de Val de San Viceynte: et la otra en la Caña- 
diella vieja de fondón de la cabeza de Pero 
Pascual. £t son las armadas la una en Nava- 
collado, et las otras en Navalacruz, et en Na- 
vas Mojadas. 

Val del Águila con la Cabeza del Águila es 
todo un monte, et es bueno de oso en ivierno. 
t£t son las vocerías, la una desde el collado 
idel Águila por cima de la Cabeza del Águila 
>et por la cumbre toda fasta las Navas, aso- 
•mante á la Higuera: et otra vocería desde 
•este collado por el camino de las Radas fasta 
tel Robredillo de Muño Furtun. £t son las ar- 
omadas, las unas en el Roblediello de Muño 
•Furtun, et las otras dó se yuntan Val de Agui- 
•la, et el arroyo de Muño Furtun cabo el Co- 
•lladiello de la Fuesa del Naharro.» (i) 

Navalvillar es buen monte de puerco en to- 
do tiempo, et á veces hay oso. Et es la voce- 
ría, la una por el camino de la Figuera, et la 
otra al río. £t son las armadas en el camino 
de Navamorcuende. 

La Xara de Pero Pérez con el Cuadro, es 
buen monte de puerco en todo tiempo, et á 
veces hay oso. £t son las vocerías por el cami- 



(z) Adición de letra diferente al Códice I Escurialmu, 



136 BnUOnCA VENATORIA. 

no que vá dd Adiada á Navamoicuende» et 
por Návapaladana £ista en ei rio. Et son las 
armadas en el camino qne vá del Adrada alas 



Cabeza Pinosa, que es cerca del Adrada, es 
mny buen monte de oso en ivierno. Et este 
non ha vooeiía. Et es el armada en el camino 
qne pasa entre ella et la Foz de Escarabajosa. 

La Gaiganta de la Vaqueriza, et Robredo 
los Arcos, et la Texeda, et Bnytraguiello, et 
Robredo Fermoso, es todo un monte, tet es 
•bueno de oso en la otoñada, et en el ivier- 
no.» (i) Et'Son las voceiías launa desde la ca- 
beza de la Robiedosa por cima délos Cancha- 
les fisista las Gamonosas: et la otra desde las 
Gamonosas fasta la Vaqueriza, et dende fasta 
Ri^bo Hediondo, et la otra desde Risco Hedion- 
do fasta el Risco de Buytraguiello, et dende 
fasta Simón Viejo, et de Simón Viejo fasta la 
Sarnosa de Piedelavas. £t son las armadas, la 
una en Navalguijo, et la otra en la vereda de 
Casa Vieja. 

^El Molar que es cabo la Adrada es buen 
monte de puerco en todo tiempo. Et son las 
vocerías por el camino que vádel Adrada á la 
Figuera, et Tiétar ajmso. Et son las armadas 



(i) AdidoD marfioal de letn diféfente en el Códice I Bícuria^ 



DON ALFONSO XI. 1 37 

en el camina que vá dd Adiada á Navamor- 
cuende. 

£1 Rencon, et la Ladera de sobre Escara- 
bajosa, et el Castrejon, et la Foz de Escara«- 
bajosa, es todo un monte, et es bueno de oso 
en ivierno. Et son las vocerías, la una desde 
el Otero, que está sobre Escarabajosa, fasta el 
collado de los Fiades, et del collado de los 
Prades por cima de la cumbre fasta el collado 
de Don YagQe: et la otra desde el collado dé 
Don Yagfie fasta el collado de la Samoza: et 
la otra desde la Cabeza de Sancta Maiia, por 
cima de la cumbre fasta el collado de la Sa- 
moza. £t son las armadas en el camino que 
vá de Cadahalso al Adrada: la una en derecho 
de Cabeza Pinosa, et la otra al arroyo del Pres- 
no: et otras dos armadas entrel arroyo del 
Presno, et Escarabajosa en el camino. JfBT 
Et acaescionos un lunes de soltar hí á dos osos 
á hora de tercia en esta guisa, seyendo todas 
las buscas salidas del monte, et á un taiíido de 
acogida, salvo Martin Gil que habia fincado 
en una busca con unos seis canes que soltó al 
oso mayor. Et diol aquellos seis canes que le- 
vaba, et ellos venieron con él desde el monte 
de Castrejon, dondel soltó, fasta la Foz de Es^ 
caiabajosa, et alli paróse^ ladrar asi que Pero 
CarriellOy et Pedro de Mendoza que iban con 
otros seis canes para renovar aquel oso que 



138 BIBLIOTECA VBNATORIA. 

estaba ladrado, toparon con el otro, et diéron- 
le otros seis canes. £t el oso á que habia suel- 
to Martin Gil, que era el mayor, movióse de 
alK dó estaba, et pasóse por la nuestra arma- 
da contra el monte de Manjavacas ante que 
Nos vujasemos llegar al armada, pero quel 
dieron á la pasada de aquella armada otros 
seis canes: asi que fueron con él desde allí 
unos doce canes; et cuando yo llegué á la ar- 
mada faUé lo pasado, et nunca lo pude alcan- 
zar fasta el monte de Manjavacas. Et fueron 
con Nos Yeftego Lopes, et Garci Roiz el Al- 
guacil, et andodiemos con él en aquel monte 
de Manjavacas, que nunca le podiemos ferir 
hasta en anocheciendo, que bobo una ferída de 
una azagaya. Et la razón porque nonhabiemos 
acorro de canes, nin de monteros ese dia, fué 
porque fincaron todos con el otro oso en la 
Foz de Escarabajosa fasta que lo mataron, 
que era ya noche cerrada. Des hí desde que 
viemos que nos tomaba la noche, enviamos á 
Yeñego López, et á Garci Roiz con otros cua- 
tro monteros de pié, que se parasen entrel, et 
la sierra de Cenizientos, et que feciesen fue- 
gos, porque nol dejasen pasar contra Cenicien- 
tos, et que fablasen á los canes por facerlos 
tener. Et Nos con los otros monteros fuémos- 
nos parar entre el monte dó él andaba, et la 
útrvA de Guisando, porque non pasase allá, 



DON ALFONSO XI. I39 

ct andándose allí ladrando £ista el primero 
sueño. £t desde el primero sueño adelante 
fueron dejando los canes, et fincaron con el 
Fragoso, et Preciado. £t desde que se vio con 
aquellos dos canes, escomenzó á andar á paso 
el camino que ^rk del Adrada á las Rozas. Et 
ailí al camino dejó el can Fragoso^ et pasó con 
el Preciado^ et íiié con él fasta el pié de la sier* 
ra de Guisando, a^ qneera media noche cuan* 
dol dejó. Des faí desde que -viemos que dejó 
aquel can, qne non era montería de porfiado 
>nas esa noche, olemos nuestros canes, et 
neniemos á dormir á un aldea que dicen las 
Rozas; et envié mandado á los que estaban en 
el Adrada, que me acorriesen con algunos ca- 
nes s^aladamente que fuesen buenos de tra- 
yella. £t trojiéronme á Barbada et Váquiro, 
£t otro dia martes en amanesciendo, partí 
cinco buscas de dos monteros en cada una, 
para que diesen traviesas para fallar la idea 
por dó habia pasado ante noche; et que pre^ 
guntasen á algunos pastores, qué hora habían 
oido un can de unas voces delgadas, para que 
tomasen tiento á dó habia dejado. Des M topa** 
roñ dos monteros en la ida de aquellos que 
habíamos enviado, et tañiéronos de rastro; 
et libamos allí á dótañien de rastro: Et man- 
damos que fuesen con Barbada por la ida, et 
que levasen á Vaquero en el acémila porque 



140 BIBLIOTECA VENATORIA. 

fuese folgado: et levamos el rastro por traye- 
Ua desde Guisando fasta el río de Alberche. 
Et desde que llegamos al río tañiéronosde 
rastro allende el río Diego Bravo, et Pero Fer- 
randez á quien habia enviado mandar ante 
noche que diesen traviesa á ver sil fallarien la 
pasada contra aquel cabo. £t pasamos el rio, 
et llegamos allí á dó nos tangieron, el fallá- 
rnoslos en la ida. Et mandamos, que fuesen 
por la ida Barbada, et Vaquero con doce canes, 
et á cabo de un rato que fueron por la ida, fa- 
llaron una cama que habia él fecho, que podia 
ser de la hora de los maitines. Des hi pasaron 
por ella et fueron adelante por la ida, et fa- 
llaron que iba su paso. Et^ desde que enten- 
dieron en los canes, que non era lejos la cama, 
tiráronle la trayella á Vaquero, et nielo ladrar 
á la cama encima de la cabeza de Villa Alba 
asomante al Quexigar. Des hi, desde que vie- 
ron que lo ladraba, diéronle todos los canes, 
et alcanzáronle luego, et andodieron con 61 
fasta mediodía, et fué morir al camino que vá 
desde el Quexigar al Helipar cuanto á tercio 
de legua de la posada del Quexigar. Et por 
ser mas ciertos que era aquel con el que ha- 
bíamos andado ante dia, catámosle si tenie al- 
guna ferída, et fallamos en él el fierro del aza- 
gaya con quél hablan dado ante dia. 
Et por tal montería como esta probamos 



DON ALFONSO XL I4I 

N08, que cuando á buen venado sueltan, et lo 
bien porfían, teniendo buenos canes, non ha- 
bía al si non matalle (i}. 

La Callanta de Sancta María que es entre 
la Hoz de £scarabajosa, et el monte de la Va- 
queriza, et el Pié de Sancho Velasco, et Ro- 
bredo Perreros, et Dos Fomillos, et Muño Co- 
xo, es todo un monte, et es bueno de oso, et 
de puercoen la otoñada, et en el ivierno. Et son 
las vocerías, la una por cima de la Cabeza de 
Sáncta María fasta el collado de la Samoza, et 
dende á Berrueco Malo: etla otra desde Ber- 
rueco Malo fasta el Cervinal, et dende al Cer- 
vinalejo, et dende por Dos Fomillos, et por el 
risco de la Graja fasta Pié de Lavas. Et es el 
armada en Pié de Otea. 

La Pinosa de las Torres et los Gavilanes, et 
la Centenera, et el Encinar de Velasco Chico, 
es todo un monte, et es bueno de oso en ivier- 
no, et en verano. Et es la vocería desde el Por- 



(i) En esta otra relación aparece también el Rey, no solamente 
como hábil y discreto capitán dirigiendo en todos sus accidentes la 
montería, sino como autor d« la descripción, y por lo tanto autor 
materialmente, por decirlo asi, de este libro. 

Téngase en cuenta, que tanto este pasage como el que hemos 
anotado en la p&gina 121 de este tomo, no son de los añadidos al 
m&i^en en el Códice I BscuritUenset sino de los comprendidos en el 
texto primitivo, en ese como en el Códice de la Cartuja de Sevilla; 
lo cual demuestra que el libro fué desde el principio obra del mv^-* 
mo D. AUoiiso XI. 



14^ BlfiUOTECA VENATORIA. 

no de la Fíemela por cima de las Gamano- 
sas, et por cima de Garganta Izquierda, et por 
cima de la Centenera, et por cima de los Ga- 
vilanes, et por cima de Velasco Chico fasta el 
Albareda, et el cerro a3mso fasta asomante 
las Torres. Et son las armadas la una á Sanc- 
ta María de la Torre, et la otra en el collado 
que está sobre la Pinosa. 

£1 Alcornocal de las Torres, et la Xara de 
Pero Bemaldo, et el arroyo del Herradon, es 
todo un monte, et es bueno de oso en ivierno, 
et en verano. £t son las vocerías, la una al ca- 
mino del Puerto del Fondo: et la otra desde 
el fondo del Puerto fasta en Velasco Chico: et la 
otra desde encima de Velasco Chico por cima 
de Pero Bemaldo fasta la Cabeza de Pero Ber- 
naldo, que está encima del arroyo del Herra- 
don. Et son las armadas, la una en Pero Ber- 
naldo, et la otra al Sotillo del arroyo del Her- 
radon. 

La Garganta de Lanza Hita, et la Grihonja, 
et el Albareda, et Mal Capiello, es todo un 
monte, et es bueno de oso en verano. Et son 
las vocerías, la una desde el puerto de Lanza 
Hita por cima de Velasco Chico, et desde Ve- 
lasco Chico, el Alcornocal de las Torres ajru- 
so, catante la Xara de Pero Bemaldo: et la 
otra desde la Cabeza del Avantera fasta el 
puerto de Lanzañta. Et son las armadas, la 



1X>N ALFONSO XI. I43 

ana en Pero Bemaldo, et la otra al Fomo de 
la Cancbuela, et la otra en el Albareda. 

£1 Almoclon, et el Avantera que es entre 
Rama Castañas, et Lanzafíta, es buen monte 
de oso en ivierno. £t es la vocería desde el 
Avantera por cima de la Cabeza de la Torre 
del Pico, la Cañada ayuso fasta Rama Casta- 
ñas. Et es el armada en la cañada que viene 
del puerto de Mata Asnos. 

ir En derredor de Cadahalso^ et de San Martin 

hay estos montes. 

La sierra de Manja Vacas es buen monte de 
oso, et de puerco en la otoñada, et en el ivier- 
no. £t son las vocerías, la una por el carril 
viejo que vá de Nava la Cañada fasta la Xara 
mediana de la Figuera: et la otra por cima de 
la cumbre de la sierra fasta la Fuente Sauzí de 
las Rozas: tet otra vocería por cima de la cum- 
»bre fasta el collado de Cenicientos que non 
•pase contra la Xara de Mayuelas. • (i) Et que 
estén renuevos de canes en el collado de Nava 
la Cañada, et en par de la Garbanza cabo la 
Xara Mediana de la Figuera. Et son las ar- 
madas en la cañada desde Nava Grajos fasta el 
puerto de Escarabajosa. 

El arroyo del Castaño, et Xaramediana es 



(i) iUicion marginal de letra divena al Códiu I BscuriáUém*^ 



144 BIBLIOTECA VENATORIA. 

todo un monte et es bueno de oso en ivierno, 
cet hay siempre puercos.» (i) £t son las voce- 
rías desde el molino de la Orden de la Figue- 
ra fasta el camino que vá á Escalona por la 
cañada; et la otra el arroyo del Castaño ayuso: 
et la otra por el camino que vá de la Adrada 
á Escalona. Et son las armadas entre el arroyo 
del Castaño, et el camino que vá á Escalona. 
•Las Cabezas de la Garbanza es buen mon- 
ote de puerco en ivierno.» (2) 

•La Cabeza del Cid, et la Xara del Colme- 
nar de los Cerezos, et los Hoyos, es buen 
monte de oso en ivierno. Et son las vocerías 
por cima de la cumbre, desde la Cabeza del 
Águila por cima de Nava la Cruz, et á la Pe- 
ña del Cuervo, et como traviesa por fondón 
de Val de San Viceinte, et á la Cabeza del 
Toconal, et de la Cabeza del Toconal á Xa- 
guarcoso, et á la Cabeza de la Gotera: otra 
por la senda que viene de Cenicientos á la 
Nava de la Figueruela, que non pase al Berro- 
cal de Nonvela. Et son las armadas, la una 
entre Navalpoyo, et Navas Luengas, et la otra 
en las Navas del Lapazar: et otra en Naval- 
poyo, et otra en Navaírades. » (3) 



(x) Adidon marginal de letra diversa al Códice I EsatriáUnsf. 

(2) Adición marginal de letra diversa al Códice I EtcutiáUttu, 

(3) Adición escrita de letra diversa sobre raido. Códiu I Bsct^ 



DON ALFONSO XI. I45 

•En este monte Nos acaesció un día de 
•soltar á un oso en la Pinosa, que es cabo la 
•Cabeza del Oso bien á tres leguas deste mon- 
ote, et vínolo ladrar á este monte un can que 
•decían Guerrero^ que guardaba Pascual Pérez 
•de las Rozas, et después renováronle otros ca- 
rnes, et andodieron con él todo el dia, et bien 
■fasta la media noche, et el postremero can 
•que dejó fué Guerrero, el que andido con él 
•todo el dia; et fincó con ellos en la noche Pe- 
tro Carriello, et otros monteros: etenvionoslo 
•decir á Navamorcuende. Et otro dia lunes 
•madrugamos, et fedémosle dar traviesas á 
•todas partes, et ¿Eillaron la ida Femant Mar- 
•tinez de Baena et Johan Alfonso de la Fuente 
•Ovejuna, que levaba á Viado, et fueron por 
•ella desde el collado del Águila fasta el Col- 
•menar de los Cerezos, et falláronle en la ca- 
bina, á dó le fué ladrar Guerrero el dia de ante; 
•et allí diéronle los canes, et vino á morir á 
•Val del Águila. Et entre los otros canes quel 
•dieron, diéronle este can Guerrero ^ que habia 
•andado el dia de ante con él. Et porque fizo 
•buena fazaña este can, et duró esta montería 
•un dia, et una noche, et otro dia fasta medio 
•dia, posimoslo en este libio. • (i) 



(i) Adición margina! de letra diferente al Códice 1 Bscurialense. 
Bita nueva relación pertenece ya k las adiciones al Códice ci<* 

TOMO II. 10 



146 BIBLIOTECA VENATORIA. 

Hay otro monte quel dicen la Xara de Ma- 
yuelas: es buen monte de puerco en ivierno, 
et á veces hay oso. Et es la vocería entre esta 
Xara, et la Cabeza de Per Abat £t son las ar- 
madas en el collado del Berrocal. 

La Xara de Novela es buen monte de oso 
en ivierno. £t es la vocería en el camino, que 
non pase contra Castriel de Vayuela. Et es el 
armada en Navas Luengas. 

El Berrocal de Novela es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno. Et es la vocería 
encima del Berrocal de parte del Adrada. Et 
es el armada á Navas Luengas. 

La Cabeza de Per Abbat es buen monte de 
oso, et de puerco en la otoñada, et en el ivier- 
no. Et son las vocerías^ la una desde Nava 
el Alberguería por el camino que vá á Escalo- 
na fasta Becerril; et la otra por el camino que 
vá de Cadahalso á Escalona fasta el arroyo de 
Piedra Escripta. Et son las armadas, la una 
en la Nava del Alberguería, et la otra en Pie- 
dra Escripta. 

Val de Fomos et Val de Alian, et Nava Her- 



Udo; y siendo de letra diferente á la de la rica y elegante cofúa qae 
sacaron al Rey, tal vox d» sik< «nimloa bdrradoaree, es de creer que 
lo «ftadldo sea de mano de D. Alfonso XI; tanto mto cuanto que 
cottclujre diciendo, como hemos visto, «eti»orque fizo buena fazafia 
este can, et dur6 esta mooteria un día, et una noche, et otro día 
fasta medio dia, pusímoslo en este libro.» 



DON ALFONSO XI. I47 

reros, es todo un monte, et es bueno de puer- 
co en ivierno. £t son las vocerías la una por 
el carril de cima, que vá de Sant Martin á Pe- 
ña Muñana, e^ la otra por la cañada fasta la 
Yedra: et otra desde Cabríellas Rubias, Alber- 
che arriba, fasta la Yedra. Et otra vocería desde 
la boca de Val de Alian^ et por Nava Cebrian 
fasta los Marañones. Et son las armadas» la 
una en Tortoles á MoUno Quemado: et la otra 
en el cerro de Berrueco Luengo; et otra arma- 
da al Berrueco de Muño Velasco, que está en 
el camino de Cadahalso, que non pas^ á Val 
de Coreos. Et otras dos armadas en el camino 
que vá de Navaredonda á Cadahalso. 

Labros, et Peñas Rubias, et Val de la Vega 
es todo un monte, et es bueno de oso en ivier- 
no. Et son las vocerías,^ la una por el camino 
que vá de Cadahalso á Escalona: et la otra en 
éí camino que vá de Cadahalso á Tortoles: et 
la otra por cima de Peñas Rubias. Et son las 
armadas las dos en el valle que es entre La- 
bros, et Peñas Rubias en el camino que vá del 
Prado á Cadahalso: et otra en Nava Alcomoco- 
sa, entre Fuente Salce, et Labros: et otra á la 
boca de Val de la Viga, et otra á las Figuerás 
del arroyo del Moro. 

Val de Madero es buen monte de oso, et de 
puerco en ivierno. Et es la vocería en el ca- 
mino que vá del prado fasta en el fresno, et 



143 BIBLIOTECA VENATORIA. 

tornar el lomo arriba en la sierra del Casar. 
£t es el armada en Navas de Antolin, 

«Los Llanos, que es cabo Cadahalso, es buen 
«monte de puerco en ivierno. Et son las voce- 
»rías, la una por el camino que vá de Cada- 
»halso á las^ Rozas: et la otra desde las Rozas 
«fasta la cañada, que non pase á la sierra. Et 
»son las armadas entre Navaredonda, et Tor- 
toles.* (i) 

La sierra de Guisando es buen monte de oso 
en verano, et algunas veces en ivierno. Et es 
la. vocería desde el Castañar de Xisnando por 
Majadas Monges fasta en el camino de las Ca- 
nalejas. Et son las armadas la una en Cabeza 
Pinosa, et la otra en las Canalejas. 

La fuente Fria, et el Endrinoso es todo un 
monte, et es bueno de oso en ivierno. Et son 
las vocerías, la una por cima de la Fuente 
Fria fasta Valcarbonero; et la otra en el cami- 
no que vá de Sanct Martin al Moroix. Et son 
las armadas, la una en Fuente Salce, et la otra 
á la boca de Val de Aliam: et la otra entre 
Fuente Salce, et Val de Aliam (2). 



T 



(z) Adición de letn diferente al Cóáiu I BseufiaUnte, 

(i) Por ultima vex repetimoi, k propósito de escribirse «qui dos 

veces Val de Aliam, y pocos p&rrafos antes Val de Aliait, que por 

un respeto, quiz&s exagerado, dejamos todas estas variantes como 

se notan en el original, porque demuestran las diversas maneras de 



DON ALFONSO XI. 1 49 

La Cabeza de Sanct Esteban es buen mon- 
te de oso en ivierno. Et es la vocería en el ca- 
mino que vá de Pelayos á la Cañalieja de Al- 
berche, que dicen de Pero Maza, et el rio ar- 
riba, fasta la Figuera. Et es el armada en Sanct 
Esteban. 

La Dehesa de Sanct Esteban es buen mon- 
te de oso, et de puerco en ivierno. Et son las 
vocerías, la una en el camino que vá de San 
Martin á Pelayos por la Granja: et la otra al 
Vado de Frey Gonzalo. Et es el armada á la 
casa de Sanct Esteban. 

Val de Infierno es buen monte de oso en 
ivierno. Et son las vocerías, la una desde las 
Cruceras por cima de la cumbre de Val de In- 
fierno íasta las Caleras: et la otra por el cami- 
no que vá de Navas del Rey á la Barca. Et 
son las armadas, la una sobre Peña Falcon, 
et la otra al arroyo de Lasecas. Et que estén 
renuevos en el cerro que es entre esta arma- 
da, et Sanct Sadomin. Et otros renuevos en 
la senda que vá de las Navas al armada del 
Rey. $2g^ Et la primera vez que corriemos 
este monte matamos en él uñ oso de los bue- 
nos que matamos fasta aquí. Et otra vez Nos 
acaesció de soltar hí un lunes á un oso, et 



eacribárse y tal vez de pronunciarse entonces ciertas palabras, y 
kan los nombres propios. 



150 BIBLIOTECA VBNATXMUA. 

andodieron los canes con él todo el dia, et 
pasó el oso et los canes con él, el rio de Al* 
berche cinco veces en aquel dia. £t hobo hi 
canes que tovieron fasta la prima hoia; et 
dos canes que dicen Ermitaño^ et Ferreruelo to> 
vieron lo mas de la noche, et falláronlos otro 
dia al alba echados en el rastro del oso. Et 
otro dia martes tomamos á catar este monte, 
et tomamos el monte, et feciemos dar travie- 
sas á derredor á ver sil fallarían la salida; et 
non le fallaron salida, ca como estaba cansado 
de ante dia, fincó ese dia en Val de Infierno; 
pero que fallaron la ida del como fuera £eista 
el camino de la Barca, et que se tomara con- 
tra Alberche: et fueron por esa ida, et levá- 
ronle fasta el río, et los que levaban la ida nol 
pedieron pasar, et fincó hi, et porque non ha- 
bía buscas allende el río, finco hí, et aun le- 
vantárase este dia si non porque un montero 
que deseñó que iba el rastro al Almenara, et 
mintió. £t porque era ya el sol puesto, non 
quesiemos que pasasen á levantarle. £t otro 
dia miércoles tomaron este monte mesmo, et 
fallaron la cama, et la salida del en el arroyo 
de Bervegon, que es este monte de Val de In- 
fierno, éb había fincado ante dia. £t levaron 
el rastro por las Caleras, et dende fasta Val- 
berrocoso, et por Valdemadero, et dende fas- 
ta Labros, et dende fasta Val de la Viga: et 



DON AJUVONSO XU I5I 

dejárnoslo hí cierto en guisa quel podiéramos 
poner canes, salvo porque era el sol puesto, 
et non era tiempo de lo levantar. £t otro dia 
jueves tomaron el rastro en Val de la Viga, et 
fallamos la cama dó yoguiera el miércoles, et 
levamos el rastro todo Val de la Viga, et por 
Val de Aliame fasta el Endrinoso, et dende á 
La Fuente Fria, et des hi volviéronle por el ras- 
tro fasta Peña Muñana, et después volviéronle 
por entre Labros, et Peñas Rubias, et dende 
fasta Valdemadero, et dende fasta Val de In- 
fierno. £t otro dia viernes tomamos este mon- 
te, et falláronle la salida de Val de Infierno, 
que fué comer las colmenas de Villamanta, 
Femant Martínez de Baena, et Pero Gil nues- 
tros monteros, et otros monteros que iban en 
esa busca, et leváronle por el rastro fasta quel 
levantaron entre las Barranqueras, et el soto 
de Villamanta, et posiéronle ocho canes. Et 
cuando tañieron de rastro, et de corredura so- 
bre Val de Infierno, estábamos Nos en la Fuen- 
te Fria, et veniemos le tomar delantera al cer- 
ro de sobre Sanct Sadomin. Et después ve- 
nieron Sancho D'Espinosa, etGarcia deXrio- 
na et Gómez nuestros monteros, et renováron- 
le tres canes, et morió este dia viernes á medio 
dia en el arroyo del Guijo cabo la nuestra po- 
sada de las Navas. Et duró la montería dest6 
oso desde el lunes fasta el viernes á hora de 



152 BIBLIOTECA VENATORIA. 

mediodía que moríó. £t por tal montería co- 
mo esta dioe el exiemplo, que porfia mata ve- 
nado (i). 

ir Estos son los montes de Val de Corneja, 

La Ombria que está entre el arroyo de las 
Vecedas, et el Barco es buen monte de oso en 
verano. 

La Garganta de Laguna Mala es buen mon- 
te de oso en verano. 

Aravalle es buen monte de oso en verano, 
et son las vocerías la una desde Fitero fasta 
el Fariño: et la otra desde Galindo fasta el 
puerto de Toma Vacas. £t son las armadas la 
tma encima de Galindo, et la otra en Majada 
la fuesa. 

Las Gargantiellas de las Cabezuelas, que 
están sobre Bohoyo, es buen monte de oso en 
verano. 

La Vecediella et el Pinarejo, et el Avella- 
nar, es todo un monte, et es bueno de oso en 



(z) Que porfía mata venado, que non montero cansado. 
Dice el Códice de Llaguno y Cerdas que lo que vk en cursiva 
«no lo dize el MS. del Escorial ni el de la Cartuxa,t lo cual ea muy 
cierto, aunque lo añade Aricóte de Molina. 

De esta relación que pertenece, no k lo adicionado tino al 
primitivo texto, puede decirse lo que de las a n te ri ores; que «iempre 
te destaca la personalidad del Rey como director de las fiestas ve- 
natorias, y lo que es mejor, como verdadero autor, en la m&s recta 
tuQcpáoa de la palabra, del Libro de la Montería. 



DON ALFONSO XI. I53 

verano. Et son las vocerías, la una desde la 
Camocha por el pié de las Vecediellas a3ruso, 
fasta el lio: et la otra desde encima de la Ca- 
beza del Venero a3ruso, fasta el río: et la otra 
desde el collado de las Vecediellas, por cima 
de la cumbre, fasta la Cabeza del Muladar, et 
dende por cima de la cumbre fasta el colla- 
do de Martin Pedro. £t son las armadas, la 
una á la Navazuela, et la otra al CoUadiello 
seellado: et la otra en el collado de Martin 
Pedio. 

La Garganta del Huérfano es buen monte 
de oso en verano, £t son las vocerías, la una 
desde los Poyos de Rabia por el cerro de Ga- 
veza fasta el Berrueco del Huérfano» et dende 
fasta el rio: et la otra desde los Poyos de Ra- 
bia fasta Berrueco Pelayo, et dende fasta la 
Cabeza del Venero; et de la Cabeza del Vene- 
ro fasta Navalmaillo. Et son las armadas la 
una á los Zarzalejos, et la otra á las Foyuelas 
de Marina. 

La Ombria de Piedrafita es buen monte de 
oso en. ivierno. Et son las vocerías, la una por 
cima de la cumbre de la sierra, et la otra des- 
de Atalayuela por cima del cerro de la Pellona 
ayuso fasta el campo: et la otra por el cerro de 
Garveña a3niso, que esté á espaldas del arma- 
da. Et que estén canes de renuevos en Naval- 
cerro, et en el cerro de la Azebeda, et en el 



154 BIBLIOTECA VENATORIA. 

cerro del Fortigal. Et es el armada en Nava- 
.cabrera. 

La Garganta de la Garveña es buen monte 
de puerco en ivierno. 

El Pinarejo es buen monte de oso en verana 

La Zereceda es buen monte de oso en vera- 
no. Et son las vocerías, la una desde Majada 
del Pino por cima de la cumbre de la sierra» 
fasta la Cabeza del Yelmo, et dende fasta la 
Garganta del Puerco, et dende alPinarejo, que 
llega al rio de Corneja. Et la otra de la otra 
parte por cima de la cumbre por los Cervina- 
les fasta el Boquerón de Serreta, et dende á 
las GargantielUas, et como recude al Fortigal» 
et la cumbre ayuso, catante á la casa de Don 
Bartholomé de Garganta el Soto. Et es el ar- 
mada á la casa de Don Aparicio el viejo. 

El Fortigoso, et Navalvillar, et Foyo Ci- 
ruelo, es todo un monte et es bueno de oso en 
verano. Et es la vocería desde la Cabeza del 
Palo;nar por cima de la cumbre, et por el For- 
tigal, et por cima de Hoyo Ciruelo fasta la Pe- 
na del Avanco. Et es el armada sobre Foyo 
Ciruelo. 

La Dehesa de Villatoro, et el Fortigal, es 
buen monte de puerco en verano. Et son las 
vocerías» la una por el Pié de Zorita arriba, 
fasta el Fortigal, et dende el cerro ayuso, fas- 
ta el camino que vá de Villatoro á Bonilla; et 



DON ALFONSO XI. I55 

la otra desde cerca de Villatoro por cima de 

la cumbre, fasta el camino que va de Bonilla á yj-t^ 

Villatoro. £t es el armada en Nava CardedaU ' 

Las Gargantas de Gredos es buen monte de -— > 
oso en verano, et son las vocerías la una des- 
de el Pié de Femando fasta el Pié del Velle- 
sar; et la otra desde el Vellesar fasta catante 
Valvellido, et fasta el collado de la Fuesa. Et 
son las armadas, la una en collado Tajado, et 
la otra en el collado de la Fuesa, et la otra en 
Pié de Femando. 

Valvellido, et Velasquita, et la Garganta de 
Sanct Johan con Gargantiellas, es todo un 
monte et es bueno de oso en verano. £t son 
las vocerías, la una desde el collado de la Fue- 
sa por cima de la cumbre fasta el Pié de Xi- 
meno: et la otra desde el Pié de Ximeno fasta 
el Cervinal del Bu3^tre. £t son las armadas, la 
una en la Nava de Velasquita,. et la otra al 
llano del Fomo del Cardenillo. 

La Garganta de Galin Gómez es buen mon-^ 
te de oso en verano. Et. son las vocerías, la 
una desde el Cochilar fasta la laguna de Ga* 
lin Gómez: et la otra por el cerro de Bemaldo 
fasta Cabeza del Yelmo. Et son las armadas, 
la una en Cervinal de Cardiel, et la otra en 
Nava la Fuente. 

Val de Tomiellas es buen monte de oso ea 
venmo» et son las vocerías, desde el cerro de 



} 



156 BIBLIOTECA VBNATORU. 

Nargixo fasta el Canchel de Muño Grado. Et 
son las annadas, la una al Pié del Hueco de 
la Texeda, et la otra á Peña Negra. 

La Gaiíganta de la Verezosa, et la Gargan- 
ta de Abarca, et el Pié del Asuplo, es todo un 
monte, et es bueno de oso en verano. Et es la 
vocería desde la Cabeza de Muladar, fasta la 
Cabeza de la Gaiíganta de Abarca. Et son las 
armadas, la una en Vezeda, Redonda, et la 
otra en las Majadas de Don Benito en el co- 
llado del Serrano. 

La Garganta de los Pomos, et la Garganta 
de Navalosa, es todo un monte, et es bueno 
de oso en verano. £t son las vocerías la una 
desde el Berrueco del Huérfano fasta los ris- 
'tjÁ^ eos de Gredo s; et la otra desde el Berrueco 
fasta el Cervinal de Femando. Et son las ar- 
madas la una desde el Pié de la Parida fasta 
el Cervinal de Rama Parada^ et la otra á Na- 
va del Bermeco. 

Val de Hascas, et Tormejon, et Val de Are- 
nas, es todo un monte, et es bueno de oso en 
ivierpo. Et son las vocerías la una desde el 
Pié del Peón por cima de la cumbre fasta la 
Garganta de Nava Arenas; et la Garganta de 
Nava Arenas ayuso, fasta Nava Palaciana. Et 
son las armadas, la una en Nava Palaciana; et 
la otra en el cerro de Val de Hascas. 

Las Emelizas, et Garganta Naharroes todo 



DOW ALFONSO XI. 157 

un monte et es bueno de oso, et de puerco en 
todo tiempo. Et son ias vocerías, la una desde 
los Alfoosiellos fasta Nava Quesera de la Las- 
tra: et ia otra por el Fomo de la Garganta del 
Naharro, et por el camino que vá á Navalosa 
fasta dó dá en el Bui^o, et la otra el ceiro ar- 
riba por cima de la Enebreda fasta Naval Ma- 
zo. Et son las armadas, la una en los Alíbn- 
siellos, et la otra en el camino. 



CAPITULO X. 

De hs montes de tierra de Segovia, et de Mazana- 
res^ et de Val de Lozoya (i). 

AL DE Infierno, et Peña Halcón, es 
todo un monlie, et es bueno de oso 
en ivierno. £t es la voceiía por ci- 
ma de Val de Infierno por la cumbre 
desde encima de las Caleras fasta el Canal Se- 
goviano. £t que estén renuevos á los pasos del 
rio de Alberche, porquel dejen pasar et le re- 
nueven. £t son las armadas la una al arroyo 
de las Setas, et la otra en el cerro de Peña Fal- 
con. 

« _ 

£1 monte de Fuente Calada es buen monte 
de puerco en ivierno, et hay algunas veces oso. 
Et es la vocería en el camino que vá desde 




(i) El Códice de la Cartuja de Sevilla pone fc este Capitulo, sin 
dnda por equivocación, el número ix, cuando en el índice le pone, 
como le corresponde, el número x. En el Códice de PalomeLres se 
ha copiado la misma equivocación, que asimismo ha sido salvada 
en el índice. 



DON ALFONSO XI. 1 59 

Fuente Calada á Sanct Sadornin. Et son las 
armadas la una en las Navas de Fuent Cala- 
da, et la otra en el Quemado de sobre P^ña 
Falcon. 

Val de Infierno, et Val de Zate, et el Cada- 
valle, es buen monte de oso en ivierno. £t es 
la vocería por cima de la cumbre fasta el ca- 
mino del Barco de Val de 2^te, que non pase 
á Val de Infierno, nin al Pinarejo. Et son las 
armadas, la una al arroyo de las Setas; et la 
otra al Pinarejo de la boca de Val de Zate. 

El Almenara es muy buen monte de oso en 
ivierno, señaladamiente en tiempo de madro- 
ño. Et son las vocerías, la una por cima del 
Almtenara fasta el collado de la Povediella, et 
la otra por cima del Aulagar. Et son las ar- 
madas, la una á Fuente Anguiella, et la otra 
en Nava Fonda. 

Cabeza Morena es buen monte de oso en 
tiempo de uvas, et á las veces haylo en ivier- 
no. £t es la vocería por cima de la Cabeza fas* 
ta el molino del Sangrero, et Cofio ayuso, por 
el Aliseda. Et es el armada á Valle Escusa. 

Peña Ocaña es buen monte de oso, et de 
puerco en ivierno. Et es la vocería en el cami- 
no que vá de Nava Fonda al Colmenar del 
Arroyo. Et son las armadas, la una á Fuente 
Anguiella, et la otra en Nava Fonda; et la otra 
al entrada de Val de Zate. ÉSF Et en este 



1 6o BIBLIOTECA VENATORU. 

monte maté un sábado dos osos ante de me- 
diodía que nunca mayores dos psos vi ayunta- 
dos en uno. 

Peña Osera es buen monte de oso, et es de 
ivierno. Et es la vocería desde la casa de la 
Povedíella por la senda que vá á Naval Quexi* 
go; et la otra en el camino que vá del Colme- 
nar á Nava Fonda* £t son las armadas, la una 
á los prados de la Povediella, et la otra á Na- 
va Fonda, et la otra á Sanct Bartolomé. 

£1 Olmojonciello es buen monte de oso en 
ivierno, et es la vocería desde la Povediella 
fasta Naval Quexigo. Et es el armada en la De- 
fesa de Fuente Lampas. 

Peguerinos es buen monte de oso en ivier- 
no. Et es la vocería desde Pinar Sequiello por 
Naval Fomo fasta Sanct Johan de Malagon. Et 
es el armada en Nava la Carrera. 

La Cabeza de la Ferreria es muy real mon- 
te de oso en verano et á veces en ivierno, et 
aun de puerco. Et son las vocerías, la una 
desde el Zarzalejo fasta el collado de la Fer- 
reria que es entre amas las Cabezas: et la otra 
desdel collado por cima la cumbre fasta la 
Peña del Almojonciello. Et son las armadas, 
la una á la casa de Viceinte Domingo, et la 
otra á la Gargantiella. 

La Xara del Milaniello es buen monte de 
puerco en ivierno. Et es la vocería, desde la 



DON ALFONSO XI. l6x 

Fi«3meda fasta en par de la Ferreria. Et es el 
armada en cabo del arroyo que viene de Fres- 
neda, que non pase á Val de Moriello. 

Val de Infierno, et Val de Moriello es muy 
buen monte de oso en ivierno. £t son las vo- 
ceiías, la una en el camino < que vá de Val de 
Moriello á Iliescas: et la otra en el camino que 
vá de Nava la Gamella á Perales. Et ha mes- 
ter que esté renuevo en el Guijo. Et son las 
armadas, la una en el camino que vá de Val 
de Moriello á Nava la Gamella, et la otra al 
Molino. 

El Pinarejo que es cabo Nava la Gamella, 
es buen monte de puerco en ivierno, et algu- 
nas veces hay oso. Et son las vocerías, la una 
desdel Molino á Nava la Gamella, et la otra el 
cerro arriba sobre el Pinarejo. Et es el armada 
entre el Pinarejo, et la Cabeza de la Ferreria. 

El Foyo de la Plata es buen monte de puer- 
co en ivierno, et algunas veces hay oso. Et es 
la vocería desde la casa del Pacho por la Me- 
sa del Salobrar fasta el Salobrar. Et son las 
armadas en el arroyo de la Torreciella. 

Val de Quexorla es buen monte de puerco 
en ivierno. Et es la vocería por cima de la 
cumbre. Et es el armada á las casas de Que- 
xorla. 

£1 monte de Val de Morena es buen monte 
de puerco en ivierno. Et es la vocería camino 

TOMO 11. II 



l6a BIBLIOTECA VSNATOIUA. 



de Madiít entre Quexorla et Valdece- 
piella. Et es el armada en el Pozuelo de la De- 
fesa de Perales. 

Xara Beltian es buen monte de puerco en 
ivierno, et á veces hay oso. £t son las vocerías 
la una por el camino que viene de Val de Mo- 
riello á Maydrit: et la otra en la senda que 
viene de Navac^rera á Val de Moriello: et la 
otra en el camino que vá del Pardo á Val de 
Moriello. Et son las armadas, la ima en Cabe- 
za Aguda, et las dos en los Cabezos que están 
sobre el río que pasa por Xara Beltran. 

El monte de sobre el Pardo es buen monte 
de puerco en ivierno, et en tiempo de los pa- 
nes» et es en el Real de Mazanares. Et es la 
voceila en el camino desde la Foz de las Ga- 
llinas á Sancta María del Retamar, et la otra 
encima de la cumbre. Et son las armadas en 
el camino que vá del Galapagar á la casa del 
Pardo, et que estén á ojo de la casa. 

La Cabeza Mediana et el Caiud de la Osa, 
et la Dehesa del Alpedrete es todo un monte, 
et es muy bueno de puerco en todo tiempo. £t 
es la vocería por cima de la Cabeza Mediana, 
desde lá Fuente del Moral fasta el collado Me- 
diano. Et que estén renuevps sobre el Cañal 
de la Osa. Et son las armadas en el camino que 
vá desde la Fuente del Moral á Monesterío. 

La ladera de collado Mediano, et el Alcor- 



DON ALFONSO XI. I 63. 

nocal es todo un monte, et es bueno de puer- 
co en ivierno, et en tiempo de panes. Et es la 
vocería por el camino que vá á par de la la- 
dera, que non pase á la Dehesa del Alpedrete. 
Et que estén renuevos de canes en los collados 
de encima de la cumbre, porquel dejen pasar 
contra las armadas. Et son las armadas en el 
valle que es entre esta ladera, et la Dehesa de 
Navacerrada. 

La Dehesa de Galapagar es buen monte de 
puerco en ivierno, et en tiempo de panes, et 
es en el Real de Mazanares. Et non ha vocería. 
Et son las armadas la una al arroyo; et las dos 
en las Navas, entre la Defesa del Galapagar, 
et la Nava Cervera. 

La Dehesa del Forcajo, et las Cabezas de 
Paz Nobis, es buen monte de puerco en ivier- 
no, et es en el Real. Et es la vocería desde dó 
entra Rio Sequiello en Guadarrama fasta Na- 
vas del Carril. Et son las armadas, la una al 
Villarejo^ et la otra entre Paz Nobis, et el For- 
cajo. Et que estén renuevos en la Cabeza de 
Di^o Cuervo. 

La Foz de las Gallinas es muy buen monte 
de puerco en ivierno, et hay muchas veces oso, 
et es en el Real. Et son las vocerías, la una 
por cima de las Gallinas en el camino mayor 
que vá del Galapagar al Pardo: et la otra por 
cima de las Gallinas del otro cabo, que non 



164 BIBLIOTECA VENATORIA. 

pase á la Torre de Lodones. £t son las arma- 
das, la una á las Navas que son entre la Foz, 
et el monte del Serrejon. Et la otra en el ca- 
mino que pasa al Alpalante. 

El Berrocal de la Torre de Lodones es buen 
monte de oso en ivierno, et es en el Real. Et 
es la vocería desde la Torre de Lodones fasta 
el Alpalante. Et son las armadas, la una al ar- 
royo del Alpalante: et la otra á las Navas de 
entre el Berrocal, et el Serrejon. 

El Serrejon es muy buen monte de oso en 
ivierno, et es en el Real de Mazanares. Et son 
las vocerías, la una desde encima del Foyo 
fasta Peñaferrera. Et la otra desde Peñaferre- 
ra fasta en cabo de la cumbre. Et son las ar- 
madas, la una en el cerro del Alpalante, et la 
otra á las Navas, et otra en el colladiello de 
Cabeza Rubia. 

El Salto de la Muela, et Navalquegigo, et 
la Cabeza del Ximio, es todo un monte, et es 
bueno de puerco en ivierno, et algunas veces 
hay oso, et es en el Real. Et es la vocería en 
el camino que vá del Foyo á las casas de las 
Parriellas. Et que estén homes que deseñen, 
et canes de renuevo en la Cabeza del Ximio, 
et en la Cabeza de Andrés, et son las armadas, 
la una en la Loma. Et la otra en el río de yu- 
so de la Cabeza de Mamotar; et en la Cabeza 
de Mamotar, que esté una atalaya. 



DON ALFONSO XL 165 

La Dehesa del Colmenar Viejo es buen 
monte de puerco en ivierno, et es cabo el Col- 
menar. £t son las vocerías, la una desde el 
encinar del Colmenar fasta Sanct Benito: et 
la otra desde Sanct Benito fasta la Cabeza de 
Sanct Felices. £t es el armada á la Parada de 
Don Diego. 

El Zaizalejo, et Monte Calviello es todo un 
monte, et es bueno de puerco en ivierno. Et 
son las vocerías, la una desde la Parada de 
Don Diego por cima del Zarzalejo fasta en 
cabo del, et la otra á la Laguna: et la otra 
desde la Parada de Don Diego fasta Monte 
Calviello catante el Colmenarejo. Et que es- 
tén renuevos en el Colmenarejo por quel de- 
jen pasar, et le renueven. Et otrosí renuevo 
en la Cabeza de Monte Calviello, porquel aba- 
jen al rio. Et son las armadas, la una á Sanc- 
ta María del Mpralejo; et las dos al soto de 
yuso de Sanct Agostin: la una que esté allen- 
del agua, et la otra aquende. 

La Dehesa de Sancta María del Vado es 
buen monte c}e puerco en ivierno, et en tiem- 
po de panes. 

El monte que es cabo la Torreciella del Ata- 
laya que está entre Mazanares, et el Hoyo es 
buen monte de puerco en ivierno, et son las 
vocerías, la una desde cima de la Peña del 
Hombre fasta la Torrecilla; et la otra desde 



l66 BIBLIOTECA VENATORIA. 

esta Peña del Hombre fasta en derecho de la 
Zerezeda, et que tengan los rostros contra 
Nava de Huerta. Et son las armadas, la una 
á la Torrecilla, et dos en el camino que viene 
del Foyo á Mazanares, et otra cabo la Zere- 
zeda. 

El Momegriellos, et Valderesolla, et la Ma- 
ta que está sobre Viñuelas, es todo un monte, 
et es bueno de puerco en ivierno. Et son las 
vocerías la una por el camino que vá del Col- 
menar á Maidrit desde en derecho de las Ca- 
bezuelas fasta en derecho de Marfojal, que 
non pase á la Dehesa: et la otra por el camino 
que vá de Viñuelas á Sanct Agostin. Et son 
las armadas en el rio, la una de yuso de Vi- 
ñuelas en derecho del soto, et la otra al Her- 
mita, et las dos mas encima desta Hermita, 
catante el rio. 

La Cabeza de Yescar, et la Texera, que es 
cabo Mazanares, es buen monte de puerco en 
todo tiempo. Et es la vocería por cima de la 
cumbre de la sierra. Et son las armadas, la 
una á Sancta María del Vado; et la otra al 
Colladiello del Carrascal, et otra vocería allen- 
de el rio. 

La Garganta de sobre las Porquerizas es 
buen monte de puerco en ivierno, et en vera- 
no. Et son las vocerías, la una desde Lomo 
Gordo fasta el Lavajuelo; et la otra en la De- 



DON ALFONSO XI. 167 

fesiella Vieja fasta el collado de la Siella. £t 
son las armadas, la una al prado de Don 
Johan, et la otra al collado de Berrocosa. 

£1 soto de las Chozas es buen monte de 
puerco en ivierno, et es en el Real. £t este 
non ha vocería. £t es el armada en Cerro Ber- 
rocoso cabo las Chozas. 

Los Poyales de sobre Guadalix es buen 
monte de puerco en ivierno. £t son las voce- 
rías la una por cima de la cumbre de los Po- 
yales, et la otra por el camino que vá de Na- 
valafuente á Bustar Viejo, que non pase con- 
tra Albalate. £t son las armadas, las unas al 
rio, et las otras á la Quintería. 

£1 monte de la Perrería es buen monte de 
oso en verano, et á las veces en ivierno, et es 
en el Real. £t son las vocerías, la una desde 
sobre las Porquerizas fasta encima del camino 
de la Morcuera: et la otra desde la Nava de 
Don Tello, fasta en par del collado de la Sie- 
lla. £t es el armada en el collado del Cabrón. 
Et ha mester renuevos en el collado de la Sie- 
lla por quel dejen pasar, et le renueven des- 
que fuere pasado, et facerlo han ir al collado, 
del Cabrón. 

Los Altarejos es buen monte de oso en 
ivierno, señaladamiente en tiempo de madro- 
ño, et es en el Real. Et son las vocerías, la 
una por cima del Yelmo fasta en el collado de 



l68 BIBLIOTBCA VENATORIA. 

la Siella: et la otra desde el collado de la Sie- 
11a fasta el rio de sobre el soto. Et es el arma- 
da en el collado del Cabrón. 

Larganta la Puerta es muy real monte de 
oso en verano, et á las veces en ivierno, et es 
en el Real á media legua de Mazanares. Et 
son las vocerías, la una desde los Cervales fas- 
ta en par de la Maliciosa por cima de las Gua- 
darramiellas fasta la Nava de Don Tello: et 
la otra desde la Nava de Don Tello, et por el 
arroyo del Cuervo fasta el collado de la Siella. 
Et son las armadas, la una en el collado del 
Cabrón, et la otra en el lomo del Robredo, et 
la otra en el collado de la Siella. 

Los Cervales, etFoyo Seco etelPinarejo, es 
todo un monte, et es bueno de oso en verano. 
Et son las vocerías la una por cima de los Cer- 
vales fasta encima de la Maliciosa. Et la otra 
desde la Maliciosa por cima de la cumbre fasta 
Peña Corva. Et son las armadas en el Guerrero. 

La Maliciosa et la Texediella es buen mon- 
te de oso en verano, et á las veces en ivierno. 
Et es en el Real, et en el ivierno hay oseras. 
Et son las vocerías la ima desde la meitad del 
Puerto que vá de Manzanares fasta encima del 
Puerto; et la otra desde encima del Puerto 
fasta encima de la Maliciosa. Et son las ar* 
madas, la una sobre Foyo Seco, et la otra so- 
bre los Cervales. 



DON ALFONSO XI. 169 

El monte del puerto de la Tablada et el 
puerto de la Fuente Fría es todo un monte, et 
es bueno de oso, et de puerco en ivierno, et 
aun en verano. £t son las vocerías, la una 
desde el comienzo del puerto de la Tablada 
arriba, fasta encima de la cumbre: et la otra 
desde encima de la cumbre fasta el puerto de 
la Fuent Fría: et la otra desde encima del puer- 
to de la Fuent Fría por el collado Lamieqta 
fasta encima de Peña Caballera, et la otra 
desde Peña Caballera fasta collado Albo. Et 
son las armadas, la una en el Guijo, et la otra 
á los Poyales; et la otra en Nava la Yegua. 

La Dehesa del Espinar es buen monte de 
puerco en todo tiempo. 

La Garganta de Ruy Velazquez es muy 
buen monte de oso, et de puerco en verano. 
Et son las vocerías, la una desde Montón de 
Trigo por el collado de la Chiva fasta el puer- 
to de la Tablada: et la otra al collado de Mo- 
japan: et la otra por la cumbre del Quintanar 
ayuso fasta la Cruz. Et son las armadas la 
ima al collado del Quintanar, que es asoman- 
te á la Garganta, et la otra á la Cazera. 

El Quintanar, et Gaigantiellas de Perreros 
es buen monte de puerco en ivierno, et á ve- 
ces hay oso. Et son las vocerías, la una des- 
de el Berrocal de Lobos fasta encima de la 
sierra. Et la otra por dma de la cumbre de la 



170 BIBLIOTECA VENATORIA. 

sierra fasta en derecho de Ciiella Mayor. Et 
que estén renuevos en Cuella Mayor. Et son 
las armadas, la una en la Nava de só Berrocal 
de Lobos: et la otra en la loma del Quin- 
tanar. 

Rio Milanos et la Mata de Cepones, et rio 
Peces es todo un monte, et es bueno de puer- 
co en verano, et á veces hay oso. Et son las 
vocerías, la una desde el collado de Berrocal 
de Lobos fasta el collado de Mojapan: et la 
otra desde el collado de Mojapan fasta la Peña 
del Oso por cima de la cumbre. Et que estén 
renuevos en Cabeza Aguda, et en el cerro que 
esté sobre Sancta María de Cepones. Et es el 
armada en Nava Fermosa. 

El Acebeda de Riofrio es muy buen monte 
de puerco en verano, et suele haber oso. Et 
es la vocería por cima del camino de la Fuen- 
te Fría: et la otra al collado de Riofrio, Et 
es el armada en Nava Fermosa. Et que estén 
renuevos en la cabeza que está sobre Nava 
Fermosa por quel derriben al armada. Et otras 
armadas en la Nava de la Fonsadera. 

Valsavin es muy real monte de oso, et de 
puerco en verano, et á las veces en ivierno. Et 
son las vocerías, la una por el camino de la 
Fuent Fria fasta Peña Caballera: et la otra des- 
de Peña Caballera fasta encima del puerto de 
Mazanares, et la otra al collado de Lozoya, et 



DON ALFONSO XI. I7I 

como tiene la cumbre fasta Peña Citores, et 
que llegue sobre arroyo Cabrones. Et son las 
armadas la una á la Vaqueriza, et la otra á la 
Cabeza del Puerto, et la otra en Navalosa: et 
la otra en la Nava del Pinganiello, et la otra 
en Navas de Rio. 

El Ortizuelo es buen monte de puerco en 
ivierno. Et es la vocería en el camino de la 
Fuente Fria catante al Ortizuelo. Et es el ar- 
mada á la Cabeza del Puerto. 

El arroyo de la Peña, et Garganta Vieja es 
todo un monte, et es bueno de oso, et de puer- 
co en verano, et algunas veces en ivierno. Et 
son las vocerías, la una desde Cabeza de Ca- 
brones por cima de la cumbre, fasta el arroyo 
de la Peña: et la otra desde el arroyo de la Pe- 
ña fasta sobre Garganta Vieja; et desde sobre 
Garganta Vieja fasta encima de Siete Arroyos: 
et la otra desde el collado de la Cabeza del 
Buey fasta el Pinganiello, que non pase á Rio- 
frio. Ct son las armadas, la una á la Nava que 
está deyuso de la Cabeza de Cabrones; et la 
otra á la Cabeza del Puerto; et la otra á la Na- 
va de Sanct Alifonso; et la otra á la Nava del 
Pelegrin. (^T Et acaescionos hí un domingo 
de matar un oso el mayor que nunca matamos 
fasta aquel dia. 

Siete Arroyos et la Mata de Valbuena es to- 
do un monte et es bueno de puerco en verano. 



tJ2 BIBUOTECA VENATORIA. 

et á veces hay oso. £t son las vocerías la una 
desde Otero de Inieste por cima de la Mata de 
Valbuena, et la otra desde la Mata de Valbue- 
na por Cuesta Sabrosa, el cerro arriba de Sie- 
te Arroyos fasta encima de la sierra: et la otra 
en la Majada del Robrediello, el cerro arriba, 
fasta el Regajal de Llanos. Et son las arma- 
das, las dos en Berrocosa, et la otra en Rio 
Cabrones: et la otra en el Cabezudo de Nava 
Redonda que está sobre Sancta Secilla. 

Las Marmaletas es buen monte de puerco 
en verano, et á las veces hay oso. £t son las 
vocerías, la una desde la Cabeza de Oter de 
Iniesta la cumbre arriba fasta la Cabeza de 
Majada Vieja; et desde la Cabeza de Majada 
Vieja fasta en Cigoñuela. Et es el armada en 
Otero mediano de yuso de la Cabeza de Oter 
de Iniesta. 

El monte de la Cámara es muy real monte 
de puerco en ivierno, et en verano, et á las ve- 
ces suele andar hí el oso. Et es la vocería des- 
de Valmesado, por cima de la cumbre del mon- 
te de la Cámara fasta Cigoñuela. (^ Et son 
las armadas, las dos en la cerca que manda- 
mos facer: et la otra en el arroyo de la Torre, 
et la otra en la Cabe^ de las Dueñas. 

Rio Pirón, et la Solana es todo un monte, 
et es bueno de oso et de puerco en verano, et 
aun en ivierno, Et son las vocerías, la una des- 



DON ALFONSO XI. I73 

de el collado de Navalmesado fasta encima de 
la Garganta del Acebeda. Et la otra desde la 
Garganta del Acebeda fasta el puerto de Mal- 
agosto; et la otra desde el puerto de Malagos- 
to, por la cumbre ayuso, por cima de la So- 
lana. Et son las armadas la una en los pra- 
dos entre la Solana, et la Torre. Et la otra al 
arroyo de yuso de la Torre, et dos en la cer- 
ca. %ig' Et en este monte Nos acaesció. una 
vez de matar en dos dias diez y nueve puer- 
cos. 

La Pedregosa et Garganta del Oso^ et Pi- 
ronciello, es buen monte de puerco en verano, 
et á veces hay oso. Et son las vocerfas la una 
por cima del cerro de la Pedregosa fasta el 
cerro de la Picota: Et desde el cerro de la Pi- 
cota fasta Pironciello. Et otra desde Pironcie- 
Uo por cima del R^ajo de Sanct Garda fasta 
la Cabeza de Majada Vieja, et dende, el cerro 
ayuso fasta la Cabeza de Pié de Haro. Et que 
estén renuevos en el cerro de la Picota, et en 
la cabeza de la Maza et en la Cerca. Et son 
las armadas al arroyo del Monesterio. 

ir En Val de Lozqya hay estos montes. 

Val Fermoso es buen monte de puerco en 
ivierno, señaladamiente cuando nieva mucho. 
Et son las vocerías, la una desde la Cabeza 
delcollado Fermoso fasta la Peña de Mari Gil, 



174 BIBLIOTECA VENATORIA. 

et desde la Peña de Mari Gil el cerro arriba 
fasta Navalpinarejo, et dende el camino arri- 
ba, que vá al Pinar fasta Majadalpino; et des- 
de Majadalpino fasta el arroyo de la Gargan- 
tiella, et dende fasta el arroyo de la Texedie- 
Ua, et la ladera adelante, por cima de la Peña 
del Águila fasta el cerro de Monforraz, et el 
cerro ayuso fasta la Fuente del Carro, et den- 
de el cerro a3mso fasta la carrera que viene de 
Bustarviejo á las Porquerizas: et la otra des- 
de el Fomiello el cerro arriba, fasta el coUa- 
diello del Perrero. Et los que estodieren en 
este colladiello que tengan canes de renuevo. 
£t desde el colladiello el cerro arriba, fasta la 
Cabeza del Falcon: et desde aquí fasta la 
Fuente del collado, et que esté renuevo en Ca- 
beza Rasa, et renuevo en Navalayegua. £t son 
la& armadas, la una en Navacabera, et la otra 
en la casa del Forniello, et la otra en la casa 
del arroyo de Navacerrada. 

Los Poyales es buen monte de puerco en 
ivierno, et en verano. Et son las vocerías, la 
una desde el Fomiello fasta la Fuente del Ro- 
bre, fasta la Majada Pedregosa, et dende á la 
Majada Somera del Poyalejo: et desde la Ma- 
jada del Poyalejo fasta la Peña del Ladrón, 
et dende el cerro ayuso fasta las viñas de Na- 
va la Fuente: et la otra desde el colladiello de 
las Chozas allende del Robre fasta las viñas 



DON ALFONSO XI. 1 75 

de Guadalete. Et son las armadas, la una en 
las Losas catante Nava la Fuente: et la otra 
de yuso de la Corta de la casa de Pero Mar- 
tin: et la otra en el arroyo del valle á la casa 
del fijo de Andrés Domingo. 

£1 valle de^ Albalate que es só la casa de 
Muño Manco es buen monte de puerco en 
ivierno, et de oso á las veces. £t son las vo- 
cerías, la una al coUadíello de contra Sancta 
María, et Sanct Jullian, por la vereda que vá 
desde Sanct Jullian fasta el collado de la casa, 
et desde la Majadiella de Gómez Vela fasta la 
Peñagorda: et la otra desde la Peña del La- 
drón, el cerro ayuso, fasta el Escálemela. Et 
es el armada á Peñarubia. 
La Cabrera cabe Bustarviejo es muy real 
. monte de oso en ivierno. fST Et acaescionos 
un día de matar hi tres osos ante de mediodía, 
et es en término de Buytrago. Et son las vo- 
cerías la una por cima de las Cabreras, et la 
otra desde collado de Perreros fasta la Peña de 
Muña Linda. Et es el armada en el collado de 
Canaleja. Et que estén renuevos en el collado 
del Yelmo, et en el collado del Afrecho, et en 
el collado de Sanct Jullian. Et á mester que 
estén callados fasta que pase dellos, et depués 
renuévenle, et fáblenle á las espaldas porquel 
fagan ir á Canaleja. Et que estén algunos 
de caballo entre el Yelmo, et las Cabreruelas 



176 BIBLIOTBCA VENATORIA. 

para quel fablen, et le tomen á la Cabrera. 

La Peña de Don Galindo es buen monte de 
puerco en tiempo de la nieve. Et es la vocería 
por cima de la cumbre, et es el armada á Na* 
valafuente. 

El Robredo de sobre Gargantiella es buen 
monte de puerco en verano. Et es la vocería 
por cima de la cumbre del Hado. Et es el ar- 
mada en el collado de Femant García. 

El Sarzoso es buen monte de oso en vera- 
no, et de puerco en todo tiempo. Et es la vo- 
cería desde la Cabeza del Ero por cima del 
cerro de Navasierra fasta encima de Val de 
Canienza; et de Val de Caníenza por el ca- 
mino que vá del Pinar á Bustarviejo fasta el 
collado de Valfermoso: et desde el collado de 
Valfermoso por el camino fasta Canienza. Et 
es el armada á las Alegriellas. 

El Bodón et la ladera que es en derecho 
de Piniella et del Alameda, es todo un monte. 
Et es bueno de puerco, et á veces hay oso. Et 
son las vocerías, la una por cima de la cumbre 
que es entre esta ladera, et el Zarzoso fasta 
encima del Bodón, que non pase al Zarzoso; 
et la otra por el camino de la Morcuera, que 
vá de Santana á las Porquerizas, que non pa- 
se al Aguilon. Et son las armadas, las unas en 
par de Santana, et las otras en derecho de Pi* 
níella. 



DON ALFONSO XI. 1 77 

El Aguilon, et el Pinar de Rascañia, et los 
Pinganiellos, et las Guadarramiellas, et el ar- 
royo del Perrero, et la ladera de yuso de Pe- 
ñalara es buen monte de oso en verano, et hay 
siempre buenos puercos. Et son las vocerías, 
la una el camino que vá de Santana á las Por- 
querizas, teniendo los rostros contra el Agui- 
Ion, et dende por somo del arroyo dó nasce el 
Aguilon, et por cima dó nasce el arroyo del 
Perrero, et desde este arroyo del Perrero por 
cima del Pinar fasta el collado que dicen de 
Lozoya, que non pase á Valsabin, et del co- 
llado de Lozoya fasta en Peñalara, et desde 
Peñalara por cima de la cumbre fasta el puer- 
to del Rebenton, et el puerto ayuso del Reben- 
ton, que non pase á la Sauca, et que esté un 
renuevo sobre las Guadarramiellas, et otro so- 
bre el arroyo del Perrero, et otro en los Pin- 
ganiellos, et otro en Cabeza Mediana. Et son 
las armadas, la una en Navalpino, et la otra 
en Nabalcabze. 

La Sauca, et el Porrínoso es todo un monte, 
et es bueno de oso en verano, et en ivierno, ' 
et de puerco á las veces. Et es la vocería en 
el camino que vá de Val de Lozoya al puerto 
de Z^a, et desde el puerto de Zega por cima 
de Sierraposada fasta encima del puerto de' 
Mal Agosto: et desde el puerto de Mal AgOs-<^ 
to el camino ayuso fasta la casa que esta Attis^r* 

TOMO II. 12 



lyS BIBLIOTECA VENATORIA. 

del puerto, et es el armada en Majada So- 
mera. 

Val de Infierno, et los Canales es todo un 
monte, et es bueno de oso, et de puerco en 
veranor et de puerco en ivierno. Et son las vo- 
cerías, la una desdel camino que vá de Lozo- 
ya fasta encima del puerto de Zega: et la otra 
desde el puerto de Zega por cima del cerro 
fasta el lomo de la Regadera que vá á Nava 
Redonda: et desde el lomo de la Regadera fas- 
ta la Peña de Lavanco: et desde la Peña de 
Lavanco fasta el CoUadiello de Nava Redon- 
da. £t es el armada á las Escampadiellas que 
se contiene con la Hostaríza. 

La Cabeza de los Bustares es buen monte 
de puerco en verano, et á las veces en ivierno. 
Et es la vocería desde el comienzo de la cabe- 
za por cima de la cumbre fasta en par del co- 
llado de Nava Redonda. Et son las armadas, 
la una en el collado de Nava Redonda, et dos 
en el camino que vá de Lozoya á Nava Redon- 
da: et la otra de yuso de la Puente del Con-* 
gosto. 

La Garganta que es encima de la puente 
del Congosto es buen monte de puerco en 
ivierno, et es la vocería por cima de la cum- 
bre de la sierra, que non pase al Sarzoso, nin 
otrosí contra Sancta Ana. Et son las armadas 
al río. 



DON AIJONSO XL I79 

Las Queseras, et el Pínarejo, que es en de- 
recho de Rascafria, es todo un monte, et es 
bueno de puerco en verano, Et son las voce- 
rías, la una en el camino del Rebenton fasta 
encima de la cumbre: et desde encima del 
puerto por cima de la cumbre fasta el puerto 
de Mal Agosto: et la otra desdel puerto de Mal 
Agosto por el camino ayuso, que non pase á 
la Sauca. Et son las armadas, la una en la fal- 
da del puerto de Mal Agosto, et la otra en el 
comieozo del camino del Rebenton. 



CAPITULO XL 



De los montes de tierra de Buyfrago (i). 




A Polvorosa, et Rio Moriellos es todo 
un monte, et es bueno de oso, et de 
puerco en verano, et á las veces en 
ivierno. Et son las vocerías, la una 
desde el collado de Nava Redonda por las Que- 
seruelas, fasta encima de la Polvorosa: et la 
otra desde la Polvorosa, por cima de la Cabe- 
za Gorda fasta el Susano, et fasta el Ero de 
Sancta María catante á Rio Moriellos. Et son 
las armadas, la una al collado de Nava Re- 
donda; et la otra á la Gargantiella de Sanct 

Mames. 
Garganta Hermosa, et Poyo Badarra, et 

Robre Albo es todo un monte, et es muy real 

monte de oso, et de puerco en verano, et á 



(x) En el Códice de Palomares está en blanco el e^mdo pan 
numerar este chítalo, pero en el índice se le pone el número xx 
correspondiente, que es el mismo que lleva en el Códice de la Car^ 
tuja de SeoiUa. 



DON ALFONSO XI. l8l 

veces en ivierno. Et son las vocerías, la una 
desde el Ero de Sancta María, fasta el Susano: 
et desde el Susano fasta los Casarejos, et des- 
de los Casarejos al puerto de Liña; et desde 
el puerto fasta encima del Toconoso: Et la 
otra por las Laguniellas fasta encima de Buy- 
traguiello, et de Buytraguiello á la Vaqueriza, 
et de la Vaqueriza de la Dehesa Nueva que non 
pase contra Bravojos. Et son las armadas, la 
una á la Nava del Sarzoso, et la otra á la Nava 
del Redondiello: et la otra á la Gargantiella 
del Sarzoso, catante á la Nava del Sarzoso. 

Cigoñuela» et la Dehesa de Bravojos es buen 
monte de oso en verano, et á veces en ivierno. 
Et son las vocerías, desde la Dehesa Nueva 
fasta el puerto de Arcenes, et por el Pié Due- 
ña fasta asomante Halega, et dende al collado 
de Almohalla. Et son las armadas, la una á 
los Quiñones de Bravojos; et la otra en la Ci- 
goñuela. 

Las Dehesas de Majastades, et Pié Berzoso, 
que son cabo Somosierra, es buen monte de 
puerco en todo tiempo. Et es la vocería entre 
este monte et Halega. Et son las armadas en 
el camino que viene de Somosierra á Robre- 
gordo. 

Galeza es buen monte de oso en verano, et 
son las vocerías, la una desde deyuso del co- 
llado del Almohalla por cima de la sierra fasta 



iSs BIBLIOTECA VENATORIA. 

la Vaqueriza; et la otra desde la Vaqueriza 
fasta la Fuente Fría; et la otra desde la Fuen- 
te Fría fasta el puerto de Halega; et la otra 
desde el puerto de Hal^;a fasta la Serrezuela, 
et dende por el collado ayuso de Val de la 
Casa. Et son las armadas, la una en las Píate- 
ras, et la otra encima del Acebediella. 

Lpa Garganta de Forcajuelo es buen monte 
de oso en verano. Et son las vocerías, desde 
el Colladiello Verde fasta las Navazuelas del 
Cerro, et fasta el Gamonoso, et desde el Ga- 
monoso, el cerro arriba, fasta el collado de la 
Mediana: et desde el collado de la Mediana 
fasta los Cohoros, et dende fasta el Regajo^ 
de la Quesera, et del Regajo de la Quese- 
ra fasta la Cabeza del Fermosiello: et de la 
Cabeza del Fermosiello fasta diuso de las Ca- 
bezas. Et son las armadas la una en el co- 
llado de la Mediana, et la otra en la Veceda. 

Valcárcel, et el Ravinate, et la Sauca, et el 
Ombría del Poyo es todo xm monte, et es muy 
real de oso en verano, et hay buenos puercos 
en todo tiempo. Et son las vocerías, la una 
desde la Calahorra el cerro arriba, et por cues- 
ta enfiesta fasta Portiel de Lobos, et dende 
por cima de los Artimañedos fasta el collado 
de Cerezo, et de collado Cerezo fasta Paloma- 
res, et dende de Colladiello de Valcárcel; et 
desde el Colladiello de Valcárcel fasta el Fer- 



DON ALFONSO XI. 1 83 

mosiello, et dende fasta diuso de las Cabezue- 
las. £t que estén canes de renuevo encima de 
Pié Mediano, et otros sobre el Pimpollar. £t 
son las armadas, la una en el collado de Xa- 
rama, et otra al vado del Cardoso, et la otra 
en el Casar de Pié Mediano. 

La Pared de Pradana es muy real monte de 
oso en tiempo de verano, et de puerco en todo 
tiempo. £t son las vocerías, la una desde Pe- 
ña Parda, que está sobre Berzosa fasta la Pe- 
ña del Águila: et desde la Peña del Águila 
&sta la Peña del Mostajo, et desde la Peña 
del Mostajo fasta el collado de Muger Muerta; 
et desde el collado de Muger Muerta fasta el 
collado del Salinero; et desde el collado del Sa- 
linero fasta el collado de la Eruela; et desde el 
collado de la Eruela fasta sobre Gargantiella 
Fonda. Et otra vocería desde Peña Parda, la 
cumbre ayuso fasta la Dehesa de la Serrada. Et 
son las armadas, la una á Sancta María, et la 
otra á Sanct Benito, et la otra entre Sancta 
María et Sanct Benito; et la otra sobre el ar- 
royo de Montejo; et la otra en la Dehesa de la 
Serrada,. ífí^ Et en este monte Nos acaesció 
im martes de matar dos osos de los buenos que 
nunca viemos ayuntados fasta este dia. Et es 
el monte de los mas puercos que Nos sabemos, 
et más bravos. Otrosi, que estén canes de re«> 
nuevo en la Peña del Cuervo. 



1S4 BIBUOTBCA VENATORIA. 

La Ladera que está catante Mugar Muerta, 
es booi monte de oso en verano, et hay ose- 
ras ciertas en el tiempo que yacen los osos en 
ellas. £t saa las vocerías, la una desde sobre 
la cambie que está sobre Berzosa fasta la Pe- 
ña del Mostajo, et que tengan los rostros con- 
tra el aldea de Muger Muerta: et la otra des- 
de la Pena del Mostajo ix>r cima de la cum- 
bre catante al aldea de Muger Muerta fasta en 
Rio Casiellas. £tes el armada en (i) 

La Dehesa del Forcajo es muy buen monte 
de puerco en todo tiempo. Et son las vocerías, 
la una desde el collado de Robregordo fasta 
el Pico de CeboUan; et la otra desde el Pico 
de CeboUan, por cima de la cumbre de la sier- 
ra fasta el collado que es sobre Horcajuelo, et 
la otra desde encima de la cumbre fasta en 
derecho del Horcajo. £t son las armadas, la 
una en las Navas que son de yuso del collado 
de sobre Horcajuelo, et la otra á los prados 
del Horcajo. 

La Dehesa de Montejo, et el Redondiello, 
es buen monte de puerco en todo tiempo, et á 
veces hay oso. Et son las vocerías desde el 
Redondiello fasta el collado de Xarama. Et 
son las armadas, la una en los prados de yu- 



(X) Bate periodo queda incompleto en el Códiu de la Cariujé 
dé Sfviila, como en él Códict de Palomares» 



DON ALFONSO XI. 185 

SO de Sancta María de Nacerni; et la otra de 
yuso de la Posada de Pradina; et las otras en 
el camino que vá de Sancta María de Nacerni 
al Cardoso. 

Rio Casiellas, et Val de la Forma; et el La- 
tazar es todo un monte et es bueno de oso, et 
de puerco en verano, et en el tiemix) que 
yacen los osos en las oseras; et hay oseras 
ciertas. 

La Fez de Cervera, et el Quixigoso, es todo 
un monte, et es bueno de oso, et de puerco en 
ivierno. Et son las vocerías, la una por allen- 
de del río, catante á la Hoz, que non pase al 
Almoyon, et la otra por cima de la cumbre 
del Almoyon, desde Val de Perreros fasta el 
arroyo de la Osilla, et dende fasta Pié Enci- 
noso, que non pase el venado contra Rio Fri- 
diello: et la otra desde Navarejos fasta la Pa- 
radiella: et la otra desde la Guixosa fasta el 
collado de Val de la Forma, que non pase 
contra Val de la Forma nin contra la Cabeza 
del Puerco. Et son las armadas la una á par 
de Sancta María del Encina. Et otras dos en 
la loma que está en el monte asomante al La- 
tazar, et que estén renuevos por aquende del 
río porque fagan ir el venado el río arríba con- 
tra las armadas. 

El Carrascal del Villar, que es entre el Vi- 
llar, et Sancta Illana es buen monte de puer-> 



l86 BiaUOTBCA VENATORIA. 

co en tiempo de las uvas, et de los panes. Et 
son las Tooerias por allende del río. Et son las 
armadas en el camino que vá del Villar á Cer- 
vera, 

La Cabeza de los Estepares, que es entre 
Cerrara et Zurugeda es buen monte de puerco 
tíi tiempo de ivierno. Et son las voccifas, la 
una por allende del río de Xarama, que non 
pase al Almo3ron: et la otra desde en par des- 
ta cabeza el cerro ayuso, fasta el río. Et son 
las annadaS) las unas entre este monte, et el 
Villar. Et las otras á las viñas de Cerveía. 



CAPITULO XII. 

De los montes ¿U tierra de Ayllon, et de Sepúlvega, 
et de Riaza^ et de término de Pedraza. 




A Foz de P^ado es buen monte de 
puerco en ivierno. £t son las voce- 
rías, la una al collado de las Cabras, 
et la otra en el collado de Pié Me- 
diano; et la otra en fondón de los molinos de 
Martin Muñoz. Et es el armada al prado de 
Sancho Ponce. 

L*a Dehesa del Bezerril es buen monte de 
puerco en ivierno. £t son las vocerías, la una 
encima de la Texeda: et la otra al collado de 
las Cabras, et la otra al collado de Bezerril. 
£t es el armada al Cubiello. 

La Dehesa del Muyo es buen monte de 
puerco en ivierno. Et son las vocerías, la una 
en el camino segunt vá desde el arroyo de la 
Fuente del Guijo fasta el camino que se des^ 
vía de Cerradn á Bezerril: et la otra en fon- 
don de la Dehesa del Muyo; et la otra entre el 



l88 BIBLIOTECA VENATORIA. 

Aldea, et la Dehesa. £t es el armada en el 
puerto de In^suntes. 

Penas Travadas es buen monte de oso en 
verano» et algunas veces en ivierno. £t son 
las vocerías» la una por dma de la Fuente de 
Rio Mediano, et la otra por cima de la Cueva 
del Castillejo. £t es el armada á la casa de 
Zoqueno. 

La Foz de Cantaloyes es buen monte de oso 
en verano, et algunas veces en ivierno. Et son 
las vocerías, la una á la Mata del collado, et la 
otra al Bustar, et la otra al Pié de la Obra del 
Porrinal, et la otra á la Majada de la Peniella, 
et la otra al collado de la Cueva de la Plata, 
et la otra al Fuente de Rio Mediano, et la otra 
á la puente Vieja, et la otra á la Cueva del Cas- 
tillejo. £t es el armada al Castellejo. 

El Pinar de Galve es buen monte de oso, et 
de puerco en ivierno, et ha nueve vocerías: la 
una en el collado de Texeda Fermosa, et la 
Otra en el Cervinal: et la otra en el collado del 
Yenestal: et la otra en Val de Bezerríl: et la 
otra en el collado de las Cabras: et la otra en 
Val del Oso: et la otra en el collado de Val 
de la Casa: et la otra en Val de la Casiella: 
et la otra encima de Cuesta Vellida, et todo 
el lomo ajniso de Monte Malo fasta en par 
de la Cepeda. £t es el armada en el Robre- 
diello. 



/ 



DON ALFONSO XI. 189 

La Fez Brava es muy real monte de oso en 
verano, et algunas veces en ivierno. £t ha cin- 
co vocerías, la una al Pié de Yuste: et la otra 
á Robredo Fermoso: et la otra á la Veceda: et 
la otra al collado que sale á la Foz Mayor: et 
la otra al camino que va á la Porqueriza. £t 
es el armada en el lomo del Pinarejo. 

El Castellejo, et Sobre Peña, et el arroyo de 
Sanct Andrés, que es cabo Buenaval, es todo 
un monte, et es bueno de oso, et de puerco en 
ivierno. £t son las vocerías, la nna desde la 
Cabeza de la Obra el lomo arriba de la Mata 
del Riscal fasta el colladiello del Mulo: et des-^ 
de el colladiello del Mulo fasta la Fojeda del 
Tornero, et dende fasta las Navazuelas, et des- 
de las Navazuelas por el Rostro de la Moheda 
fasta la Llana; et dende fasta lasFontaniellas 
de Val de Soto, et fasta el Moliniello: et la 
otra desde Covarron fasta Vil de la Cueva, et 
dende fasta la Cabezuela del Lobo: et desde 
la Cabezuela del Lobo fasta el Alanchete, et 
dende fasta el Lavajo del Puerco. Et son las 
armadas, la una al Paso Bueno, et la otra al 
collado de Sanct Andrés. Et la otra á la Cabe- 
zuela de Pero Quesada. f^ Et la primera 
vez que corriemos este monte matamos en él 
tres osos, et dos puercos. Et este monte es ca- 
bo del Monesterio de Buenaval. 
El monte del Alanchete es buen monte de 



igO BIBLIOTECA VENATORIA. 

puerco en ivierno. Et son las vocerías, la una 
en la casa, et la otra en el lomo que está en 
Val de Murediello, et vá todavía como sale la 
senda de la Puebla de los Valles, et dá en el 
camino que vá á Mata Rubia en el camino de 
Can Rayado. Et es el armada entre el Alan- 
chete, et este mismo camino. 

La Torera, et Canaleja, que es cabo Maja- 
das Viejas, es buen monte de oso en verano, 
et ha diez vocerías, la una en la Torera, et la 
otra en Chorcal, et la otra en la Peña de Per 
Yañez, et la otra en el collado de la Vieja, et 
la otra encima del Pié de Rio Truchuelas, et 
la otra en el collado del Ferviduero, et la otra 
en el collado del Viezo, et la otra en el collado 
de Cebra Corta, et la otra en el collado de So- 
lía, et la otra en la Peña de Bemaldo. Etesel 
armada á las Paradiellas, porque á ida et á ve- 
nida ha de pasar por hí el venado, aunquel pe- 
se, sil guardaren bien las vocerías. 

Los Aprisquiellos , et Foyo Redondo, et 
Fragazedo, et Xarameda, et el Barranco del 
Haedo, es todo un monte, et es bueno de oso, 
et de puerco en ivierno. Et son las vocerías, 
la una desde el collado de Peña Alba por los 
Colladiellos fasta el collado delRocin, et den- 
de fasta el collado de Rio Frío, et dende fasta 
Peña Tajada, et desde Peña Tajada el Pié de 
Mal Calzado ayuso. Et son las armadas, la 



DON ALFONSO XI. IQX 

«na en el Pié de Xaiamiella, et la otra al pra- 
do dó se ayuntan los ríos. * 

La Dehesa de Peña Alba et las VeguieUas 
es todo un monte et es bueno de oso, et de 
puerco en ivierno. 

La Dehesa de Fontanares es buen monte de 
puerco en verano. £t son las vocerías la una 
en Castiel Miño, et la otra al Cubiello, et la 
otra en Val del Agua. £t es el armada en el 
collado encima de la Dehesa de Rio Frío. 

Tex^da Negra es buen monte de oso, et de 
puerco en todo tiempo. £t son las vocerías, la 
una desde el collado de Hinestal fasta encima 
de la Garganta de la Fragua, et la otsa desde 
la Garganta de la Fragua, fasta encima de la 
Garganta de la Porqueriza, et la otra desde la 
Garganta de la Porqueriza fasta encima de 
Robrediello, et la otra por cima del Haedo 
Derrengado fasta encima de Val de Bezerril, 
et desde Val de Bezerril fasta la cabeza de 
Poyo Redondo, et dende fasta puerto Infantes* 
Et son las armadas, la una en Robrediello, et 
la otra en la Majada de la Sarza. 

La Sierra de Osejon es buen monte de oso» 
et de puerco en verano. 

ir En tierra de Sepúlvega hay estos montes. 

Val Vellido, et el Azebosa, et Peña Harpa- 
da es todo un monte, et es bueno de oso, et 



ig^ BIBLIOTECA VENATORIA. 

de puerco en verano. £t son las vocerías la 
una desde la Calahorra por cima de la cumbre 
fasta Portíel de Lobos. Et la otra desde Por- 
tiel de Lobos fasta el Arcuñuero, et la otra 
desde el Arcuñuero fasta Regajo Luengo, et 
la otra desde Regajo Luengo fasta el collado 
de Hoyos Duros» et la otra por la cuerda fas- 
ta la Garganta del Rocín, et desde la Callan- 
ta del Rocín fasta el Acebosa, et la otra desde 
el Acebosa fasta el collado de la Sarza, et la 
otra desde el collado de la Sarza fasta en par 
del Pínarejo. £t son las armadas, launa en el 
collado de la Hayuela, et la otra en la Nava 
de la Acebosa, et la otra en Foyos Duros, et 
la otra en el collado de la Fuente Fría, et la 
otra en el collado de la Calahorra. 

La Dehesa del Colmenar, etel arroyo de las 
Huelgas, et la Dehesa del Hémela es todo un 
monte, et es bueno de oso, et de puerco en 
verano, et en ivierno en tiempo de la bellota. 
£t son las vocerías, la una desde la casa del 
TeUo fasta el Otero, et la otra desde el Otero 
fasta el collado de Veguela, et la otra desdel 
collado de la Veguela fasta el collado de las 
Palomas, et la otra desdel collado de las Pa- 
lomas fasta el Salinero. Et es el armada al co- 
llado de Domingo Serrano. 

Robredo Fermoso, et la Tronera, et el En- 
cínoso, es todo un monte et es bueno de oso 



DON ALFONSO XI. I93 

en ivierno. Et son las vocerías, la una desde 
el collado de la Veguiela por cima de la cum- 
bre de las Fuentes fasta la Tornera, et la otra 
desde la Tornera por cima de la cumbre fasta 
los Acidates, et fasta el Portiello del Enzino- 
so. Et la otra desde la Cabeza del Perdigón 
fasta el Portiello del Enzinoso. Et son las ar- 
madas la una á la Cabeza del Venarejo, et la 
otra á la Casa de la Cerrada, et la otra al co- 
llado de la Peñuela. |^^ Et la primera vez 
que corriemos este monte, levantaron dos osos 
muy buenos, et matamos luego el uno, et el 
otro pasó la sierra, et fuese ladrar á Rio Ca- 
siellas. Et allí andodiemos todo el dia con él 
fasta la noche, et tomóse ladrando á aquel lo- 
gar donde primero se levantara. Et hobo hS 
canes que tovieron fasta el tercio de la noche; 
et dellos fasta la media noche; entre los cuales 
hobo hí una perra que dicen Judia, Et envia- 
mos monteros esa noche, que escuchasen los 
canes en qué derecho andaban con él; et oye- 
ron que andaban con él en aquel logar donde 
primero se levantara. Et otro dia de mañana 
faciémosle dar traviesas á todas partes por fa- 
llar la ida del: et fallaron que se habia toma- 
do á aquel logar donde primero se levantara; 
et aun fallaron tinta de sangre de una ferida 
que habia habido el dia de ante. Et levantaron* 
lo, et posiéronle canes, et movió á hora de me- 

TOMO u. 13 



194 BIBLIOTECA VENATORIA. 

diodia en el comienzo de la Fozde Val Osera. 

La Navares de suso, et los Navares de yu- 
so es todo un monte, et es bueno de puerco 
en ivierno. 

£1 Enzinar, que es cabe Montejo es buen 
monte de puerco en ivierno señaladamiente 
en tiempo de la bellota. Et es la vocería por la 
senda que vá entre este Encinar, et el monte de 
Torre Adrada. Et son las armadas, las unas al 
arroyo, et las otras á los prados de Montejo. 

El monte que es cabo Torre Adrada, es 
buen monte de puerco en ivierno. Etes la vo- 
cería por cima de los Oteruelos, que es entre 
este monte, et el monte de los Navares. Et 
que estén algunos en el Portezuelo que es en- 
tre estos Oteros. Et son las armadas entre este 
monte, et el Encinar de Montejo. 

ir Calfo Riaza^ et en término de Pedraza hay estos 

montes. 

La Garganta de Rio Frío, et la Pedriza es 
buen monte de oso en verano, et á las veces 
en ivierno. Et son las vocerías, la una por el 
pié ayuso de Cuesta Vellida fasta que tope ^n 
la Nava del Llano de Rio Frío; et la otra por el 
cerro de la Fayuela ayuso fasta que tope en el 
arroyo. Et son las armadas, la una al collado 
de la Quesera, et la otra al collado del Hinestal. 

La Mata de Riaza es buen monte de puerco 



DON ALFONSO XI, 195 

en ivierno, et á las veces en verano. Et son 
las vocerías, la una desde Portiel de Lobos 
fasta Cebollera. £t la otra desde Val de la 
Casa fasta la Dehesa de Gómez Fernandez. 
£t son las armadas la una en la Nava del 
Forcajo, et la otra á San Benito. 

La Garganta de San Benito, et el Haedo 
Mayor, es todo un monte et es bueno de puer- 
co en todo tiempo, et á las veces hay oso. Et 
son las vocerías, la una desde Nava Forcajo 
fasta los Labrados; et la otra desde las Es- 
tampadiellas fasta Oter de la Casa. Et son las 
armadas la una en la Majada del Robre, et la 
otra en la Nava de los Torques. 

Los Canalizos, et la Garganta del Zerezo, 
es todo un monte, et es bueno de puerco en 
todo tiempo, et á las veces hay oso. Et es la 
vocería desde Pié de ^Vercol fasta el llano de 
la Quesera. Et son las armadas, la una en la 
Majada del Rayo, et la otra en las Haleguie- 
Uas de Miguel Pérez. 

Bustar de Baños et la ladera de sobre Ax- 
cones, es todo un monte et es bueno de oso, 
et de puerco en tiempo de la bellota; et en ve- 
rano es bueno de oso, et de puerco á las veces. 
Et son las vocerías, la una desde Guijuela fas- 
ta la Cruz. Et la otra por cima de la sierra 
fasta en par de Casia que atajen ese monte. Et 
es el armada á la Guijuela. 



ig6 BIBLIOTECA VENATORU. 

La Berrocosa et la Raygada, et Mata Bue- 
na, es buen monte de oso en tiempo de la be- 
llota, et en tiempo de las oseras, et aun en ve- 
rano. Et es la vocería, desde la casa del Puer- 
to fasta el puerto de Liñan, et dende por cima 
de la sierra fasta la Cruz, et el cerro ayuso fas- 
ta el Iglejuela. Et son las armadas, la una en 
los prados de la Cañada, et la otra en los Qui- 
ñones del Escampada. Et la otra vocería des- 
de encima del puerto de Arcenes el camino 
ayuso, catante este monte. 

La Fondiella es buen monte de oso en ve- 
rano, et en ivierno, et hay algunas oseras. Et 
son las vocerías, la una desde encima de la 
sierra fasta de yuso de Pié de Pidoma; et la 
otra desde puerto de Cega fasta de yuso de 
Pié Cárdena. Et esel armada en la Dehesa de 
Mureciello. |^^ Et en este monte Nos acaes- 
ció un dia de matar hi dos puercos en que ha- 
bla en él uno once palmos, et en el otro doce. 

Pié Cárdena, et Pié Mediano, et Peña Ca- 
bra, et Pinar Sequiello es todo un monte, et 
es bueno de oso, et de puerco en tiempo de be- 
llota, et otrosí en tiempo de verano, et es la 
vocería desde la Cabeza de Pié Cárdena por 
cima de la sierra, fasta Peña Cabra. Et desde 
Peña Cabra por los Artuñueros fasta Pié de 
Haro. Et son las armadas, la una en la Vaca- 
riza, et la otra en los prados de Nava Zerezo. 



DON ALFONSO ». I97 

Et la otra en el collado de Pié de Haro: et la 
otra en el Entela: et otras dos al arroyo de Ce- 
ga. En esta Peña Cabra hay siempre oseras 
ciertas en el tiempo dellas. 1^* Et en este 
monte Nos acaesció de soltar á un oso un can 
que dicien Barbado, et ese dia nín otro nunca 
podiemos tomar tiento á cual parte fué el oso 
nin el can: et estido as! unos diez dias, que non 
parescia el can; et á cabo de quince dias que 
tomamos á correr este monte, fallamos el oso, 
et el can muertos en un piélago. Et porque mo- 
no buena muerte para sabueso, et fué cosa que 
por ventura non lo oímos decir á ningún mon- 
tero que hobiese visto otra tal, podémoslo en 
este libro (i). 



CAPITULO xin. 



De los montes de tierra de Atienta. 



Tp^f ^. "^ 



'. V 



.XA.' 



A fc^# 




A siena de la Magestad es buen mon- 
te de puerco en verano^ y algunas ve- 
ces hay oso en ivierno. £t es la vo- 
cería por cima de la cumbre de la 
sierra* Et son las armadas, la una en collado 
de Gascueña, et la otra en Pradana. 

Santatis es buen monte de oso en verano, 
et hay buenos puercos, et algunas veces en 
ivierno. 

£1 monte de Pié de Fuste es bueno de oso 
en verano, et algunas veces en ivierno. Et son 

las vocerías (i) 

El monte de Jocar es bueno de oso en vera- 
no, et algunas veces en ivierno. 

El Cartazo es buen monte de puerco en 
ivierno, et á las Vec^ eh verano. Et son las 
vocerías, la una láesáe la iFjMd que es entre Pe- 
niella, et la^¡Cuevá )^f1álSlimbre catante Aco- 
gotina, fasta el camino que viene de CogoUu- 



(i) Tanto el Cóéic* de Pahmara q oe pone puntos eospeneivoe. 
como el Códicá de la Cartuja de SeúUla, que pone ponto final, dejan 
incompleta la fraae. 



DON ALFONSO XI. I99 

do á Atienza: et la otra desde el prado de 
Aranzado por cima de la cumbre del Robredo - ? f\ 
fasta en el rio de Cañamares, que nol dejen '^ 

pasar á la sierra de las Boderas. Et son las ar- 
madas, la una en el prado del Aranzada, etla 
otra en Sanct JuUian. 

Val de Arenales es buen monte de puerco en 
ivierno, et en tiempo de los panes. Et son las 
vocerías la una desde Negredo fasta Yurres- 
que: et la otra en Oter Negro, et es el armada 
en Sanct JuUian. 

La Cabeza de Palmaces es buen monte de 
puerco en tiempo de uvas et de la bellota. Et 
son las vocerías la una desde la Cueva fasta 
en par del- Monesterío de Peniella por allende 
del ríoy et la otra en el logar. Et es el armada 
en el río entre la cueva et Palmaces, en el ar- 
mada del Salce. 

El monte de Negredo es buen monte de oso 
en ivierno. Et este non há vocería, et há dos 
armadas, la una en el lomo que está encima de 
Negredo; et la otra en el puntal del monte que 
está cerca de los Santos de Cendeja. 

El Encinar de Nava Redonda, et de Cende- 
ja, et de las Fraguas que se contiene todo en 
uno, es buen monte de puerco en ivierno. Et 
non ha vocería, et há tres armadas, la una en 
Vianiella, et la otra entre las Fraguas et Ne- 
gredo acerca del olmo dó se cnusan los cami- 



200 BIBLIOTECA VENATORIA. 



\ 

i 

i 

f 

í 



nos, el que viene de Brihuega á Atienza, et el \ 

que vá de Nava Redonda á Iniesque; et la otra f 

al puntal del monte de Negredo, cerca de los 
Santos de Cendeja. 

Cutamiella es buen monte de puerco en 
ivierno, et es la vocería desde el camino que 
vá de.Vaydes á Mandayona por cima déla 
cumbre catante el rio, fasta en par de la casa 
de Cotamiella. Et son las armadas la una en 
Sanct Pedro, et la otra en Vianiella, et la mas 
cierta es esta. 

Tejer es buen monte de puerco en ivierno. 
Et este non há vocería; et há dos armadas, la 
una entre Carrascosa et la casa de Tejer en la 
ribera del rio. Et la otra entre Carrascosa, et 
el río de la Bornova. Et aun es muy buen 
monte de ciervo. 

Valdijas es buen monte de puerco en ivier- 
no, et en tiempo de panes. Et es la vocería al 
rio de Bomova arriba desde encima de Mem- ' ' 

brellera fasta Sancta María de Sopeña. Et es 
el armada en la Puebla. 

Val de la Vid es buen monte de puerco en 
verano. Et es la vocería de Castriello como to- 
ma el camino de Val de la Tova, fasta Castrie- 
llo. Et son las armadas la una ál rio de Bor- 
nova, et la otra al Palancar en derecho del \ 
Castriello; et la otra al Colmenar en derecho 
de Membrellera. 



I 





CAPITULO XIV. 



De les numtes de tierra de Moya et de Cuenca (i). 



A sierra de Val de Meca es muy buen 
monte también de ivierno como de 
verano, et há en ella estos montes, en 
que suele haber venado: Royo Pe- 
dregoso, et la Cabeza de Cerezeda, et la Hoz 
de la Veceda; la Hoz de Pié de Mulo, la Hoz 
del collado bajo, la Cañada de la Ballestera, 
la Hoz de los Castellejos, la Hoz del Puerco; 
et las Teynes. Esto es de parte de aquende de 
la sierra catante á Behamud, et á Val de Mo- 
ro. Et de dentro de la sierra es una ladera que 
dura desde el collado del Royo de los Ceullos 
fasta en Robregordo. Et débese correr en esta 
guisa: una vocería de fasta veinte homes en el 



(i) Este titulo de Capitulo no etti mst que indicado con lApis 
en el Códiu de la Cartuja de SfífiUa, Batí Códice de Pahmarettm- 
tfc abierto en el Ivgaf correspondiente. Argote de Molina no abre 
caettnlo. 



ai 



202 BIBLIOTECA VENATORIA. 

collado déla Tajada deTello, etenVal de 
Segures que non dejen ir el venado á la Hoz 
de Cañete. Et otra vocería en Júcar en las Ve- 
guiellas porque non dejen pasar el venado á la 
Muela de Paxaron, et esta de pocos bornes; et 
la vocería mayor base de poner desde las Mo- 
latiellas por el collado del Royo de Cenllos, et 
por cima de la sierra fasta en Robregordo me^ 
mo. £t sean castigados en tal guisa, que si el 
venado veniere de cualquier de los otros mon- 
tes de fuera de la debesa, quel dejen entrar. Et 
si saltare dentro, quel voceen que non le dejen 
salir. Et las armadas son tres, una en el colla- 
do que es entre Robregordo, et la Cabeza del 
Moral en el prado mesmo; et la mas cierta es 
en Nava Redonda, et la otra en el Villar de 
las Nogueras. Et ponga alanos en el Royo de 
Val de Meca en par de la Cabeza de Aylegosa 
por Venado Furtado, ó porque si allá fuese el 
venado, que los fallase folgados. Otrosí, ba de 
poner unos diez canes de vocería en la Ruma- 
riza, que es encima de la Fuente délos Almo- 
gávares en par de la Cabeza del Moral; porque 
non pase el venado contra la laguna. Et to- 
mándose desta guisa, es el monte muy bueno. 
Los Azerales, et la Huerta del Escalzo, que 
se contiene en uno, es buen monte de puerco 
en verano, et á las veces hay oso • Et es la vo- 
cería desde el angosto del arroyo de los Sane- 



DON ALFONSO XI. 203 

tos por la ladera fasta en la senda que sale de 
la casa de la Huerta del Escalzo para las Sa- 
linas de Val Tablada, que non dejen pasar el 
venado á Cabanas, nin á Val de Mengüente; 
et de la dicha senda fasta en par del Foyo 
del Asno, catante al arroyo que viene del co- 
llado de los Condes. Et otra vocería desde en 
par de la Laguna Negra fasta la cuerda que 
asoma home al collado de los Condes. Et se- 
yendo la vocexía tomada de esta guisa, há dos 
armadas, et la más cierta es en la Cabeza de 
Aylagosa, et la otra encima de los Almogá- 
vares. 

£1 Palancar del Val del Moro: hay algunas 
veces puerco en ivierno. Et este non há voce- 
ría, et há tres armadas, la una en el alto que 
es entre el collado de la Tajada de Tello et el 
de Val de Segures, en manera que pueda 
acorrer á cualquier de los collados; et la otra 
en la Tova; et la otra en el collado de la Sa« 
lobreja, quel guarden la ida de la Hoz de Ca- 
ñete. 

La Foz de Cañete es buen monte de puerco 
en todo tiempo, et há dos vocerías, la una des- 
de la entrada que entra de la Huerta de Don 
Lario á la Hoz por cima de la Hoz fasta el 
collado del Escorial, et dende iasta el camino 
que sube de Boninches á Pajaronciello: et la 
otra desde Val de Matheo por cima de la cuer* 



204 BIBUOTBCA VBNATORU. 

da &sta en los Sentiles. Et son las armadas 
la una en el vado de los Ciervos, et la otra 
en la Cabeza de Los: et la otra encima de la 
puente del Canto en el rio de Cabruel. 

Pomaieda, et los Setiles, et Val Sarzoso, et 
Val de Matheo^ que se contiene todo en imo, 
es Imen monte de puerco en ivierno. £t es la 
vocoiá desde do entra el camino del Villar á 
Val Saizoso &sta la Cabeza de la Fuente 
Aliente. Et las armadas son las de este otro 
moofte* 

Corvin, et la Dehesa de Alcalá, et monte 
Negñello es todo un monte, et há puercos á 
las veoes en ivierno. Et es la vocería desde en 
par de la casa de la Hoz por cima de la Mue- 
la £Bista en par de la Conazar primera, que 
nol dejen pasar á la Muela de Algarra. Et son 
las annadas la una en el collado de Pascual 
de Gibu et la otra en el collado que es en par 
dd Fitero de Alcalá: et la otra entre el aldea 
de Campiellos et el Molino, quel guarden la 
ida de los Setiles (i). 

ir En tierra de Cuenca hay estos numUs (2). 
Los Tendejones es buen monte de oso en 



(x) BalaedkioB de Aqsote deMoHaa M edw deméaottodo 

pionio, y pat eauúgiáeútt la dfcripd on de ese moote. 
(s) Taapoco tío» cata diHnoo. 



DON ALFONSO XL 205 

ivierno, et non ha vocería, et es el armada en 
la puente del Escripta (i). 

La Pinosa» et la Sierra de Priego es todo un 
monte, et es bueno de oso, et de puerco en 
ivierno. Et es la vocería en la Cabeza del Col* 
menar. Et son las armadas, la una en el puer- 
to de Benzáyde catante á la Casa, et la otra 
en el Vado, et la otra en Sancha Negra. 

Omamares es buen monte de oso en ivier- 
no. Et es la vocería desde el puerto de Ben* 
záyde por la cumbre, fasta en las cumbres por 
dma del alto de la sierra de Priego fasta en 
par de Sanct Miguel, que nol dejen pasar á la 
Pinosa. Et son las armadas las que dicho ha- 
bemos del vado de Sancha Negra. 1^^ En 
este monte acaesció á una sabuesa que decian 
Bustera que era de Femant Gómez, ladrar á 
un ciervo, et estaba preñada, et tomol el tiem- 
po de parir, et des fai así como paría un fijo, 
tomábale en la boca, et poniale en un logar, 
et tomaba á ladrar el ciervo. Et desta guisa 
parió unos cuatro ó cinco. Et desque los hóbo 
parido, tomó á ladrar al ciervo. Et esto vieron 
Femant Gómez et otros monteros. Et desque 
filé muerto el ciervo, non la pudieron tomar, 
et fuese al logar dó estaban los fijos. 



(i) Tambieo caiece la edición de Argole de Molina de eete 
pfonfo. 



ao6 BjBuernscA, vbhatoria. 

Las Povedas cabo Miravete, es muy buen 
monte de oso et de puerco en ivierno. £t son 
las Yoceiíás, la una desdel vado de Cañama* 
íes por cima de la cuesta de Menga Seca» et 
por el Lavajuelo que venga catante el rio de 
entre Fuente Escusa» et Escabas, et por la 
Cabeza del Madnmal ÜEista en par de la Puer- 
ta de las Povedas; et por la Puerta arriba fap- 
ta en par de los Portiellos: et la .otra desde 
encima de la Foz del Agua fasta en las labo- 
res de Fresneda. Et son las armadas, la una 
en Portiello Ulano, et la otra al Portiello del 
Robre. 

Huerta Rubia, et la Cabeza del Carrascal, 
et la Rocha de Royo Malo que se contiene 
todo en uno, es buen monte de oso, et de 
puerco en ivierno. Et son las vocerías, la una 
desde la Puerta de Huerta Rubia fasta la Ata- 
layuela de cerca de Poyatos, por cima del alto, 
que non deje pasar el venado contra Huerta de 
Marhojales: et la otra desde el camino que des- 
cende de Fresneda al molino de Pedro, por 
cima del alto fasta el Barranco de las Mu* 
jeres. Et es el armada al Estepar de Val de 
Serores. 

La Resuela, et los Colmenarejos es otrosí 
buen monte de ivierno, mejor de oso que de 
puerco, et son las vocerías, et el armada las 
sobredichas de Huerta Rubia. 



DON ALFONSO XI. 207 

La Foz de Fomíello, et la Fez de Ferreiía: 
hay á las veces oso en ivierno. £t non ha vo- 
ceila. £t son las armadas, la una en la Fuente 
del Ladrón: et la otra en par del Espinar de 
Ferrería. 

La Foz de Aras es buen monte de ivierno, 
et mas cierto de puerco que de oso. Et son las 
vocerías por el alto de la Hoz del un cabo et 
del otro. Et es el armada en los Portiellos de 
encima de la Foz que son faza el Villar de 
Ferreiía, 

La Salobreja, et Tomo Vellido, que se con- 
tiene en uno, es buen monte de ivierno, me- 
jor de puerco que de oso. Et es la vocería por 
la senda mesma, que vá de las Majadas del 
Rey á la Fuente del Berro; et desde las Ma- 
jadas del Rey fasta en el Tomagal de la Bar- 
cilona, catante al río de la Salobreja. Et son 
las armadas, la una en la Fuente del Piniello, 
et la otra en el Palancar de Gudumer. 

La Foz del Moro, et la Foz de Pero San- 
cho, que se contiene en uno, es buen monte 
de ivierno, mejor de puerco que de oso. Et es 
la vocería desde Fondón de la Foz del Moro 
fasta encima de la Zotaniella, et por cima de 
la Zotaniella fasta en el camino que viene de 
las Majadas del Rey á Portiella. Et es el ar- 
mada en el collado de Majadas Vacas* 

La Muela de Pancrudo es buen monte de 



208 BIBLIOTECA VENATORIA. 

verano, mejor de puerco que de oso, et non ha 
vocería, et es el armada en Tejadiellos. 

La Ortizuela es buen monte de ivierno me- 
jor de oso que de puerco. £t son las vocerías, 
la una desde la Quebrada fasta el collado de 
Royo Frió; et la otra desde la dicha Quebrada 
fasta el collado del Barranco de las Mugeres, 
amas á dos catante al agua de la Ortizuela. 
Et son las armadas, la una en Val de Serores; 
et la otra en la Vacariza de la Majada de la 
Carrasca. 

Royo Frió, et Savinares, es buen monte de 
oso en verano, et en tiempo de las oseras. Et 
es la vocería, desde el collado de Royo Frió 
por cima del alto de Savinares fasta la Foya 
del Peralejo. Et son las armadas, la una en 
Tejadiellos, et la otra en la Laguniella. 

Robregiello es buen monte de puerco, et á 
las veces hay oso, et es mejor de ivierno que 
de verano. Et son las vocerías, la una desde 
el Pinar del Iglesia, fasta en el collado del 
Millomar; et la otra desde la Foya del Pera- 
lejo fasta encima de la Fuente del Cermeñue- 
lo. Et son las armadas, la una en Tejadiellos, 
et la otra en la Laguniella. 

Hosquiello es buen monte de oso en ivier- 
no. Et es la vocería desde dó dá el agua de 
Val Salobre por cima del alto catante al río 
de Hosquiello fasta dó dá el rio de la Cemada 



DON ALFONSO XI. 209 

del Mostajo en el dicho rio. Et ha mester dos 
homes que caten el Escálemela Somera. Et 
renuevo de canes en el Escálemela Fondone- 
ra quel dejen salir, et quel renueven. Et otro 
renuevo en la Calzadiella de Valquemadoquel 
renueven de rostros, et quel non dejen pasar. 
£t son las armadas las sobredichas de la La- 
guniella, et de Texadiellos. 

Los Enebrales de la Cueva del Estiércol 
es buen monte de puerco en verano. Et es la 
vocería desde el camino que entra de Arcos 
para Tragacete á dó traviesa la cañada del 
Mostajo por cima del alto de la Peña del Hal- 
cón; et el cerro ayuso fasta las veredas que 
descenden de los Matizales fasta las Majadas 
de Medina; et guardar las Escálemelas amas 
á dos, que nol dejen entrar al Hosquiello; et 
poner renuevos en la Calzadiella de Valque- 
mado, segund de suso dijiemos. Et son las ar- 
madas, la una en Tejadiellos, et la otra en la 
Laguniella. 

Valsalobre, et el arroyo de las Truchas es 
buen monte de puerco en verano. Et es la vo- 
cería desde la fuente de Mingo Alarcon por 
cima del alto de la Muela de la Madera fasta 
el Villar de la Vieja. Et son las armadas la La- 
guniella et Tejadiellos. 

La Muela de la Madera es buen monte de 
puerco en verano, et non ha vocería; et há tres 

TOMO II. 14 



2IO BIBLIOTECA VENATORIA. 

armadas, la una en Val Salobre, et la otra en 
el prado del Villar de la Vieja, et la otra en- 
cima de las Hozeciellas de Val de Huérganas. 

Las Fozeciellas de Val de Huérganas, et de 
la fuente de los Asperones, et la Muela de Pa- 
xaron, que se contiene en uno, es buen monte 
de puerco en ivierno. Etes la vocería por can- 
tón de la Muela de la Madera, desde en par de 
la fuente Vetoya fasta en par del Castellar de 
Val de Huérganas todavía catante al prado. 
Et son las armadas, la una en las Veguiellas, 
de Royo Pedroso, et la otra dó dá el Royo de 
las Foceciellas en Xúcar; et la otra dó se cru- 
zan los caminos, el que vá de Val de Cabras á 
Tragacete, et el otro que vá de Huélamo á las 
Majadas del Rey. 

La solana de las Cabras es buen monte de 
oso en verano, et es la vocería por los Cantos 
de la Foz, catante al rio del un cabo, et del 
otro el rio arriba fasta en par de Comando. Et 
es el armada en Miravedejo, dó se ayuntan las 
aguas. 

La huerta de Marhojales, et la fuente la Co- 
va es buen monte de puerco en verano, et 
algunas veces en ivierno, cuando acierta la 
bellota, et son las vocerías, la una en la Que- 
brada de Val Berzoso, porque non vaya á las 
Povedas; et la otra desde el Eruela del cerro 
del Caballo fasta en el Rencon de Marhojales; 



DON ALFONSO XI. 211 

pero que non ha de llegar al Rencon, porque 
aquella es el armada. £t hanse de guardar las 
Pasadiellas de en par de Poyatos, et de Val 
Berzoso. Otrosí, ha de haber unos diez homes 
de pasada el Rencon, fasta en par de la huer- 
ta en unos Portiellos que hay hí. Et son las 
armadas, la una encima del Rencon, et la otra 
en la Vacariza de la Majada de la Carrasca, et 
la otra en Texadiellos; pero que la más cierta 
es la del Rencon, estando tomado el monte 
desta guisa. Et otrosí, ha de haber renuevo dó 
dan las aguas de los Marhojales, et de Royo 
Frió en Escavas. 

La fuente de la Tova de la Vega es buen 
monte de oso, et aun de puerco en verano, et 
son las vocerías la una desde en par de Val- 
torneros fasta en la Foya de las Yeguas por el 
alto, que non pase á Valbuxoso, nin á la huer- 
ta de Marhojales. Et la otra por allende del 
rio en par de aquella, quel guarden la ida de 
Tajo. Et es el armada en el Foyo de las Ye- 
guas. 

Las Foyuelas de la Vega es buen monte de 
puerco en ivierno, et es la vocería la que di- 
jiemos desde en par de Val de Torneros, fasta 
en el Foyo de las Yeguas. Et son las armadas, 
la una en el t'oyo de las Yeguas, et la otra en 
la Cabezuela que parte las vegas. 

Belvalle es buen monte de oso en todo tiem- 



212 BIBLIOTECA VENATORIA. 

po, et mejor de verano. Et son las vocerías, la 
una desde deyuso del Tomiello por cima de la 
cumbre, et traviesa la senda que entra de Ma- 
segoso para Peralejos, et el Pié ayuso fasta el 
río de Tajo: et la otra de cómo sube la senda 
de Pinarejos desde dó dá la Foz de Seca en 
Tajo por cima de la cumbre fasta de yuso del 
aldea de Peralejos catante al rio. £t es el ar- 
mada en la Vacariza. 

La Foz de Melera es buen monte de oso en 
verano, et en tiempo de las oseras. £t son las 
vocerías, la una por la cumbre de la calzada 
de Rodrígo Algaz que nol deje pasar á Foz de 
Seca; et la otra por la cumbre de aquende Ta- 
jo, quel guarden que non pase á Oter del Mo- 
ro, nin á la Pared del Cuervo. Et esta ha de 
llegar fasta.la senda, que descende del Mase- 
goso para Peralejos de guisa que nol dejen al- 
zar, et quel trayan el río aj^uso. Et es el ar- 
mada la que de suso dijiemos de la Vacariza. 

ir En ribera de Tajo hay estos montes (i). 

Desde Murelejo fasta Peralejos el Pié de Az- 
dragon, que es término de Aruteta, es buen 
monte de oso en ivierno, et á las veces hay 
puerco. Et este non há vocería. Et son las ar- 
madas, la una en el vado de los Tormos, et la 



(x) En la edición de Arcóte de Molina no hay esta división. 



DON ALFONSO XI. 21 3 

otra en el vado de Tejar, et la otra en la Po- 
ya Condesa; et esta es la más cierta. 

La Cabeza Gorda, que es término de Val 
Tablado, es buen monte de oso en ivierno. Et 
son las vocerías, la una en la Cruz que es en- 
cima de la Varga del camino, que vá de Val 
Tablado á Arveteta: et la otra comienza en la 
senda de los Teheros por el Pié de Azdragon 
ayuso fasta en Tajo. Et son las armadas, la 
una en el vado de Tejar; et la otra en el vado 
del Pino. 

Otrosí, en Val Tablado hay un monte que 
es en Peña Halcón, et en término de Almallo- 
nes hay otro monte quel dicen el Pinar Blanco: 
es todo un monte, et es bueno de oso en ivier- 
no, et otrosí en tiempo que há madroño es 
bien cierto, et non ha vocería. Et son las ar- 
madas, la una en la casa de Marín Lucas, et 
la otra en la fuente de la Casa. 

Ciruelos, que es término de la huerta Ar- 
naldo, es buen monte de oso en ivierno: et 
este non há vocería. Et son las armadas, la 
una dó se ayuntan los ríos, et la otra en la 
casa de Domingo Mateo, et la otra en la viña 
de Fernán Roiz. 

Val de Azores, que es término de la huerta 
Pelayo, et la Dehesa es todo un monte, et es 
bueno de oso, et de puerco en verano, et en 
ivierno» Et son las vocerías» la una en el co- 



214 BIBLIOTECA VENATORIA. 

liado de las Asniellas, et la otra en los collados 
de Val de Manquiellos. £t son las annadas la 
una en la casa de Domingo Mateo, et la otra 
en la viña de Femant Roiz; et la otra en la 
fuente de Ataguence, et la otra al Piélago de 
los Bueyes. 

Los Vallejos Malos, que son en término de 
Zahorejas, et los Fitueros, es todo un monte, 
et es bueno de oso en ivierno, et en verano. 
Et son las vocerías, la una en la Muela del 
Villar, et la otra por cima del Palancar de los 
Castellejos; et son las armadas, la una en la 
casa del Pasariello, et la otra en el vado del 
Alamiello; et la otra en la puente del Canto, 
et la otra en las Casiellas; et la otra en el va- 
do de Salmerón. 

La Dehesa de Cuevas Labradas es buen 
monte de oso en ivierno, et á las veces hay 
puerco en verano. Et non há vocería. Et son 
las armadas las de los Fiteros. Et otra arma- 
da dó se ayuntan el rio de Molina et el de 
Arandiella. 

Los Vallejos de las Tres Fuentes que son 
cerca del Castiello de Caravadea, es buen 
monte de oso en verano, et á las veces en ivier- 
no. Et non há vocería. Et son las armadas, la 
una en el vado de Salmerón, et la otra en el 
Castiello mismo de Caravadea. 

Los Vallejos de Ximenote, que son en tér- 



DON ALFONSO XI. 215 

mino de Peñalen es buen monte de oso en ve- 
rano, et á las veces en ivierno. Et es la voce- 
ría por cima de la cumbre catante al rio. Et 
son las armadas, la una en la fuente de Bar- 
badija, et la otra en el molino Viejo. 

La Dehesa de Poveda es buen monte de oso 
en verano, et en ivierno. Et este non há voce- 
ría. Et es el armada do se ayuntan el rio de 
Cabriella á Tajo. 

En tierra de Medina fuera de la ribera de 
Tajo, há una montana quel llaman Estradiel; 
en esta montaña há buenos montes de puerco, 
et son mejores de veranó que de ivierno. Et 
los montes son estos: Val de Solaniellos, la 
Foya, Ojer, Val de Sanct Román, la Riba 
Gorda, la Nava del Vidrio, la Foz de las Ca- 
bras, Cenllo Derrengado, Saceda, las Cana- 
lejas; et estos montes se pueden correr todos 
en un dia; et há mester mas renuevos que vo- 
cerías ; mas há una vocería en la Peña del 
Águila, et está mucho alta para deseñar. Et 
los Navajuelos es renuevo. Et los Asperones 
renuevo, et el collado Fermoso renuevo, et la 
Majada del Asna renuevo, et el collado de 
Solaniellos renuevo, et el Navajudo que está 
encima de Val de Sanct Román, renuevo, et 
el Val de la Cueva renuevo. Et há cuatro 
armadas, la una de yuso del Castiello de 
Estradiel en el Tejar, et la otra en las Mo^* 



2l6 BIBUOTBCA VENATORIA. 

latíellas, et la otra en el collado de 3niso de 
la Cabeza Almela, et la otra en la Nava Lu- 
zon. 

La sierra de Alcalex es buen monte de 
puerco en ivierno, et otrosí en tiempo de los 
panes. Et non ha vocería. Et son las armadas» 
la una en el collado del Robre del Infante, et 
la otra en las Salinas. 

El Pinar de Arandiella, et la Mata de Or- 
diales, et la Mata de Anquela, es todo un monr 
te, et es bueno de puerco en ivierno, et aun 
en verano. Et non há vocería. Et son las ar- 
madas, la una en el collado del Robre del In- 
fante, et dó se ayuntan el río de Arandiella, 
et el río de Molina, et el Tejar de las Molatie- 
Uas. 

Val Buxoso es buen monte de puerco en 
verano, et aun de oso en el tiempo que andan 
los ganados en la sierra. Et son las vocerías, 
la una desde el Colladiello que es entre la casa 
de la Vega, et Val Buxoso fasta en las Maja- 
das de Medina dó allana el camino, que vá de, 
Sancta María del Valle á Tragacete, et dende 
por el rostro fasta dó dá el agua de las Maja- 
das en Val Buxoso; et la otra de la otra parte 
de la cumbre desde egual de aquella fasta en 
par de la fuente del Ajo. Et es el armada en el 
collado de la fuente del Ajo. 

Las Majadas de Medina es buen monte de 



DON ALFONSO XI. 5l7 

puerco en verano. Et son las vocerías la una 
desde el collado de la cañada del Vasallo, et 
por cima de la cumbre de los Matízales, ca* 
tante á las Majadas, fasta en la Calzadiella de 
Valquemado; et dende, el pié ayuso fasta en 
par del armada de Tejadiellos: et la otra des- 
de el dicho collado por entre las fuesas, et el 
prado de Cañada Luenga fasta ó dá de cabo 
el arroyo de las Majadas en Val Buxoso; et 
dende como vá el cerro adelante fasta el Na- 
valuejo, catante á Valquemado; et el cerro 
ayusp por cima del Corral Rubio fasta el co- 
llado que es entre Valquemado, et la Solana, 
et el cerro del Caballo. Et es el armada en 
Texadiellos, et en el collado renuevo de ca- 
nes, et que ge los den de rostro que non le de- 
jen pasar. 

Valquemado es buen monte de oso, et de 
puerco en ivierno, et aun en verano. Et son 
estas las vocerías, que de suso dijiemos, salvo 
que se han de encortar más entre las Majadas, 
et Valquemado, et dende ayuso. Et es el ar- 
mada en Texadiellos. 

La solana del cerro del Caballo es buen 
monte de puerco en ivierno. Et es la vocería 
desde el Eruela, el cerro arriba, fasta en par 
del collado de Tejadiellos. Et son las arma^ 
das, la una en el collado^ et la otra en la Ma- 
jada de la Carrasca, et la otra dó cae el agua 



ai8 BIBLIOTECA VENATORIA. 

de Marhojales en Escavas. Et há de haber re- 
nuevo de canes entrante de Royo Frió; pero 
que con todo esto non deje Villar de Teja- 
díellos. 

Matízales es buen monte de puerco en ivier- 
no; et algunas veces hay oso; et es á guardar 
el Escálemela de Hosquiello, et la Calzada de 
Valquemado. Et son dos armadas, la una en 
Tejadiellos, et la otra en la Laguniella. 

El Rencon de la cañada del Vasallo, et la 
Peña del Falcon, que se contiene todo en uno, 
es buen monte de puerco en verano, et algu- 
nas veces hay oso. Et son las vocerías, la una 
desde el camino que entra de Arcos para Tra- 
gacete, fasta la senda que sale de la cañada 
del Vasallo para Tejadiellos por cima de la 
sierra: et la otra en el angosto dó se apartan 
los caminos para la vega, el que vá por las fue- 
sas, et el que vá por las Majadas fasta entrante 
del prado de la cañada, por quel ñon dejen pa- 
sar á Oter del Moro, nin á la Soriana. Et es 
el armada en el collado. 

Val de Hosiellos, et el Alamezno, et la De- 
hesa de Huelamo, que se contiene todo en uno, 
es buen monte de oso en verano. Et es la vo- 
cería desde en par de la casa, que dicen de 
Martín Domingo por el collado arriba fasta 
encima de la sierra de los Canales. Et depués, 
la sierra adelante, guardando los Portiellos 



DON ALFONSO XI. 219 

catante adentro, fasta el collado de las Enze- 
bras, et de cabo, el cerro ayuso fasta ó sale el 
agua de la Dehesa, et de en Fajaron. £t son 
las armadas, la una entre el Arroyo de Val de 
Meca, et la Sema: et la otra entre la Sema, 
et el Espinar dó dá Val Tablado en Xúcar. 

Ceresos et Cabanas, que se contiene todo en 
uno, es buen monte de oso en tiempo de las 
avenas. Et son las vocerías, la una desde en 
par de la fuente Caliente, el cerro arriba, fas- 
ta el collado del Foyo el Puerto. Et depués, 
la sierra adelante por la ladera fasta la Cueva 
de las Palomas. Et la otra desde dó se espeña 
el agua de Val Tablado. Et por cima del Royo 
del Perrero fasta la senda que entra de la ve- 
ga de Sancta Maria al vado, el cerro ayuso 
fasta el río. Et son las armadas, la una en el 
collado, et la otra en par de la casa de Martin 
Domingo allende el rio: et la otra en el vado 
de Sancta Maiia. 

Los Osejones, et Val de Mengüete, que se 
contiene todo en uno es buen monte de vera- 
no, mejor de oso que de puerco. Et son las vo- 
cerías la una en la cañada del Cubiello, desde 
Val Longuiello fasta pasante el Osejon de á 
ojo de Tragacete; et la otra desde en par de 
Peñalba por el collado, fasta en par del Foyo 
del Asno. Et las armadas son las sobredichas 
que dijiemos deste otro monte. 



220 BIBLIOTECA VENATORIA. 

Las Cabezas las Fonziellas, et el ombría de 
la fuente la Savina, es buen monte de puerco 
en ivierno, ^t es la vocería en el rio de Xúcar, 
desde ó dá el rio de las Fonziellas en Xúcar 
íasta el Royo, que descende de Villar de Te- 
xas, que es de yuso del Real. Et son las arma- 
das, la una en el Carro del Atajo en par de la 
fuente de la Savína; et la otra en el alto de la 
Laguníella. 

La Foz Cerrada, et monte Agudiello, que se 
contiene todo en uno, es buen monte de puer- 
co en ivierno; et es la vocería la que dijiemos 
del rio. Et son las armadas la una en el alto 
de los Venares cerca de la Pasada de la Ye- 
gua; et la otra encima de la Foz de las Agui- 
jadas. 

La Foz de las Aguijadas, et la Foz Buxosie- 
11a, que se contiene en uno, es buen monte de 
puerco en ivierno. Et es la vocería la que di- 
jiemos del rio. Et es el armada encima de la 
Foz de las Aguijadas acerca de la Cabeza del 
Pozuelo. 

Sierra Muerta es buen monte de puerco en 
ivierno; etson muchos montes, et la tierra lla- 
na. Et lo mejor que puede facer el que corrie- 
re el monte, es ir en la busca; pero ha de guar« 
dar tres armadas, la una en la Cabeza de los 
Desquiladeros, et la otra en el alto que es en-^ 
tre los Henares, et la Laguniella encima del 






DON ALFONSO XI. 221 

camino» como viene el camino de Cuenca á 
Befaamnd á la mano derecha; la otra en el cer- 
ro que es entre la Cañada de la Ballestera et 
el rio, en guisa que haya oido al Pino Barre- 
nado. Et ponga renuevos el cerro ayuso fasta 
ó se ayuntan Guadazahon, et el Royo que des- 
cende la amada de la Ballestera. Otrosí, há 
de poner otros renuevos en el río arriba, et el 
Pino Barrenado, et en el Royo Moliniellos. 

La Nava del Escudero, et la Nava del Puer- 
co, et los Foyos de Millan, que se contiene to- 
do en uno es buen monte de puerco en ivier- 
no, et á las veces hay oso. Et es la vocería des- 
de la Cabeza de Villarejo fasta de yuso del 
prado del Ciervo, porquel non dejen pasar á 
Xúcar. Et las amladas son las que dicho habe- 
mos, desde Royo Moliniellos, fasta 6 se a3run- 
tan Guadazahon, et el Royo de la cañada de 
la Ballestera. Et la mas cierta la del collado 
de la cañada catante á Guadazahon. 

El Cadazo et Peña Corva, et Noguerón, et 
fuente Labrada, que se contiene en uno, es 
buen monte de puerco en ivierno, et non há 
vocería. Et son las armadas la una en la Cuer- 
da de Villar de Texas et la otra es en el alto 
ante que entre el camino que vá de Fuentes á 
Monte Agudo, á la Nava Remiro, á mandere- 
chos del camino en par de la corta del agua. 

El Lavajo de Tebero, et Villardolit, et las 



223 BIBLIOTECA VENATORIA. 

Cortas, et la Muela de Cañizares, et la Cabeza 
del Bustar Verde, et la Cabeza de la Cañada 
que se contiene todo en uno, es buen monte 
de ivierno, et es tierra llana. Et lo mejor que 
puede facer el que corriere el monte es, ir con 
la busca, et con todo eso non deje de enviar 
alanos, et aun homes de caballo al angosto 
que es entre la cañada, et el Foyo, por Ve- 
nado Furtado; ó que los falle allá folgados, si 
mester fuere. 

ir En tierra de Alharracin hay estos montes (i). 

4 

La Garganta de Noguera es buen monte de 
oso en verano. 

Las Gargantas de Orihuela es buen monte 
de puerco en verano. 

1Í En tierra de Molina hay estos montes (2). 

La Garganta de Orea es buen monte de oso 
en verano (3). 

La Dehesa de Alcorches es buen monte de 
puerco en ivierno, et en el comienzo del vera- 
no, et non há vocería. Et son las armadas, la 
una en el collado catante á Orea; et la otra en- 
tre este monte et la Dehesa de Checa. 



(z) En la edición de Airóte de Molinn no hay este epígrafe. 
(3) También carece de esta división el texto de Argote de 
Molina. 
(3) Tampoco contiene este p&nafo. 



DON ALFONSO XI. 223 

La Dehesa de Checa es buen monte de puer- 
co en ivierno, et en el comienzo del verano, Et 
es la vocería por cima de la cumbre fasta la 
sierra de Doña Menga, et de la sierra de Doña 
Menga fasta el fio. £t es el armada entre esta 
Dehesa, et la de Alcorches. 

La sierra de Alcalex es buen monte de puer- 
co en ivierno, et en el comienzo del verano, et 
este non há mester vocería; salvo que estén 
homes encima de la cumbre de la sierra para 
que deseñen. £t son las armadas, la una en el 
collado de VíUillas, et la otra en los Santos. 

£1 Pinar de Salzeda et de Salzedilla es buen 
monte de puerco en ivierno, et en el comien- 
zo del verano. 

£1 monte de Ciruelos es buen monte de 
puerco en ivierno, eten el comienzo del vera- 
no. Et es en tierra de Medina. 






CAPITULO XV. 
De los numUs de tierra de Maydrüeéde Álkamin. 

A Dehesiella, que es entre Alcobiella, 
et el río de Beacos es buen monte de 
puerco en tiempo de las uvas. £t non 
há vocería, salvo algunos homes quel 
fablen de allende del río en derecho de los mo- 
linos, et otros en las Cabezas que son entre 
esta Defesa et Fuente Carral. Et son las arma- 
das en el arroyo de Beacos. 

La Dehesa de Madrít es muy real monte de 
puerco en ivierno. Et son las vocerías, la una 
desde las Cabezuelas por camino de Colmenar, 
que non pase contra Viñuelas; et la otra desde 
el camino del Colmenar fasta Marhojal, et den- 
de fasta en derecho de Carbonero. Et que esté 
renuevo en la senda nueva. Et son las arma- 
das, tres al arroyo de Tejada, et otras tres 
desde Sancta María fasta en derecho de Car- 
bonero catante el río; et otras tres desde Sanc- 
ta Maria fasta en derecho de la Tablada, ca- 
tante el rio. 



DON ALFONSO XI. 225 

La Dehesa de Garci Fernandez que es cabo 
Robadiella es buen monte de puerco en vera- 
no. £t es la vocería desde Sancta María del 
Retamar por el camino que vá á Pozuelo, fas^ 
ta encima del monte. Et son las armadas la 
una al Forcajo, et la otra en Paz Nobis, et la 
otra entre Paz Nobis, et el Retamar.. 

La Dehesa de sobre el Forcajo, et la Dehe- 
sa de Paz Nobis es todo un monte, et es bue- 
no de puerco en ivierno. Et es la vocería des- 
de las Navas de Cuellar fasta ^^ par del pra- 
do. Et son las armadas, la una en Paz Nobis, 
et la otra á la casa jiel Foxr^ajo. 

La Dehesa de Sancta María del Retamar es 
buen monte de puerco en ivierno. Et es la vo- 
cería desde la Torrf de Lodones fasta en cabo 
de la Dehesa del Retamar. Et son las armadas» 
la una á Sancta María del Retamar, et la otra 
entre Sancta María del Retamar, et Paz No- 
bis. Et que esté renuevo en el camino que es 
entre la Dehesa de Sancta María del Retamar, 
et la de García Ferrandez, porque si quisiere 
pasar, quel dejen pasar, et le renueven. 

El monte de Cabo Sanct Agostin, que di- 
cen la Coscoja, et el monte de Sancta María 
de los Álamos es todo un monte, et es bueno 
de puerco en ivierno, et es en el Real de Ma- 
zanares. Et son las vocerías, la una por cima 
de las Atalayas fasta la Foz del río: et la 

TOMO II. 15 



226 BIBLIOTECA VENATORIA. 

otra allende de la Fez catante el río, desde la 
cabeza de monte Calviello fasta en derecho 
del soto. El son las armadas, las dos al soto 
que está de yuso deSanct Agostin; et las dos 
en el arroyo Seco, que es entre el monte de 
la Coscoja, et el monte de Sancta María de 
los Álamos. 

if En tierra de Aíhámin hay estos montes (i). 

La Dehesa «de Sanct Polo, et la Dehesa del 
Alameda es todo un riionte, et es bueno de 
puerco en ivierno. Et Sdn lafs votedas; la uiia 
por el senderó que vá desde el prado que vá á 
Sanct Sadornin: et la otra desde Valdolivafa*^ 
ta las Texotteras por cima 4el arroyo del Fres- 
no fasta el camino qué viéhe dé Sáfict'tóártib 
á Prado. Et son las armadas ál-Hd;" 

Los Barrancos de ks Torronteras de Peñas 
Rubias, et Val de Marzalga, et Val de la-Fi- 
güera, es todo un monte, et es bueno de puer- 
co en ivierno, et'en la otoñada. Et son las vo- 
cerías la una desde Métrida por el lomotie so- 
bre Val de Belvis, fasta la casa de Belvis, et 
desde la casa de Belvis fasta el río: et la otra 
por el valle de Marzalga fasta el rio, Et son 



Ci) En la edición de Argote de Molina no hay esta división 
de montes. 



p 



DON ALFdNSÓ XI. 227 

la¿ armadas al río, la una en derecho del soto», 
et la otra en derecho del Ac^a, et la otra en 
derecho de Sanct Polo. 

El monte, que es entre Vetciana, et Villa 
Manta, es buen monte de puerco en tiempo de 
ios panes, et en tiempo de la otoñada, et este 
non há vocería, nin armada cierta; pero que 
es muy buen monte de andar et ponerle sus 
i^nuevos de canes et andar el de caballo por 
dó quisiere tanto como el venado. 

£1 monte de Métrida es buen monte de 
puerco en tiempo de panes, et en la otoñada^ 
£t son las vocerías, la una por el lomo que es 
sobre Val de la Figuera fasta el río, et la otra 
al rio desde Villa Nueva fasta en derecho de 
Barranqueras; et la otra por el lomo de Ver- 
ciana a3mso fasta Villa Nueva. £t son las ar- 
madas en Val de Belvis. 

La Dehesa de Alhámin es buen monte de 
puerco en tiempo de panes. Et es la vocería 
desde el arroyo del Fresno por cima de las 
Xaretas fasta Nava Sarza. Et es el armada en 
el Alameda. 

El monte de Val de Judios es buen monte 
de puerco en tiempo de panes, et en tiempo 
de la otoñada. Et son las vocerías, la una por 
el camino que vá de la Torre de Esteban Am^ 
bran á Alhamin; et la otra guardarle que non 
pase el río desde en derecho de Alhamin fasta 



228 BIBLIOTECA VENATORIA. 

ea derecho del valle de Marzalga. £t son las 
armadas en el valle de Marzalga. 

£1 monte de la Deleytosa, que es en par de 
Alhamin, es buen monte de puerco en tiempo 
de panes» et de las uvas, et en tiempo de ivier- 
no. Et es la vocería por el camino que vá de 
Alhamin á la Torre. Et son las armadas al lio 
de Albeiche* 

£1 monte de Nava Retamosa, que es enci- 
ma de Villa Manta es buen monte de puerco 
en ivierno, et en tiempo de panes. Etesla vo- 
oeiía por el sendero del lomo fasta Val de Ta- 
blas. £t es el armada en Nava Retamosa. 

Val de Peñuelas es buen monte de puerco 
en ivierno, et en la otoñada. Et son las voce* 
lías la una por el camino que vá de Casa Ru- 
bios á Métrida desde los Portiellos fasta Bel- 
vis; et la otra desde Vüla Nueva por ribera 
del rio fasta Peñas Rubias. Et que estén canes 
de renuevo en las Cabezas de Val de Peñue- 
las. £t son las armadas en Val de Peñuelas. 

£1 monte de la Sarzuela es buen monte de 
puerco en la otoñada. Et son las vocerías la 
una por el camino que vá de la Sarzuela á 
Villa Manta: et la otra desde Villa Manta por 
el camino que vá á Perales fasta. Val de Ta- 
Uas. Et son las armadas por el camino que 
vá de Sarzuela á Perales. 



DON ALFONSO XT. 229 

ir En tierra de Montalban hay estos montes (i). 

Los Pajaiejos es buen monte de puerco en 
ivierno, et en el comienzo dd verano: et es la 
vocería por allende del rio de parte de Vallar- 
noso, desde en derecho de Montalban fasta las 
Aceñas de yuso, et que estén renuevos de ca- 
nes en d camino que vá de Montalban á la 
Puebla. Et son las armadas, las unas á Sane- 
ta María, et las otras al río del Corcon, 

Vallamoso, que es cerca de Monte Alban es 
buen monte de puerco en ivierno, et en el co- 
mienzo del verano . Et es la vocería por aquen- 
de del río de Corcon de parte de Montalban^ 
et son las armadas las unas encima de la ra- 
ña, et las otras al Allozar. 

Val de Sanct Martin, et el Madroñal de la 
Pasada del Tundidor es buen monte de oso, 
et de puerco en verano. 

El Allozar. 

Val de Zate, que es en derecho de la Pue- 
bla de Montalban. 

El Madroñal, et la Garganta de Carbonero, 
et la ladera de Dos Hermanas, es buen monte 
de oso et de puerco en ivierno. Et son las vo- 
cerías, la una desde la boca de Val Quexigoso 



(x) Tampoco Vp hftce ettii diyioion en U edición de Argote de 
Molina. 



1^ BIBLIOTBCA VENATORIA. 

por la senda que vá al Castiello de Dos Her- 
manas, et del Castiello de Dos Hermanas fas- 
ta encima de la cumbre. £t la otra desde en 
derecho de Dos Hermanas por cima de la cum- 
bre de la ladera fasta las veredas de Carbone- 
ro. £t que estén renuevos en el camino que 
vá de la posada de Mingo Ibañez de Carbo- 
nero fasta la posada de Merlin. £t son las ar- 
madas, la una en la Cabeza del Yelmo, et la 
otra en el collado de asomante á Torcon: et 
la otra en el collado que es asomante disl Ace- 
ña de Andrés Pérez, que non pase á I9, r,a^ 
de la Osa. 

La raña de la Osa. 

£1 monte de las Cabezas del Pozuelo es 
bueno de oso, et de puerco en ivierno, et en 
el comienzo del verano. £t son las vocerías la 
una por cima de las Cabezas de Peñaflor ca- 
tante al Pozuelo, et la otra por cima del valle 
de la Vecediella. £t son las armadas, las unas 
encima de la rañ^, et las otras al Colmenar 
del Acebuchar. 

Val del Alameda. — Val de Fomiellos. — ^£1 
Acebuchar. — Santganiellos. — La Torre de 
Mingacho. — Nava Cerrada. — £1 Guijo. — Val 
de Mad|igal. — £1 monte de Bayona. 





CAPITULO XVI. 



De los montes de tierra de Toledo, et de Calatrava^ 

et de TcUavi^a, 




K Garganta de la Yedra es buen mon- 
te de oso en ivierno, et en el comien- 
zo del verano. Et son las vocerías, la 
una por cima de la sierra del Sarzoso 
fasta el puerto de la Yedra: et la otra desde el 
puerto de la Yedra por cima de la cumbre fas- 
ta la Cabeza de la Cereceda: et la otra por el 
camino del puerto Mathes fasta encima del 
puerto: et son las armadas^ ia una en el ro- 
bredal que está só la Cabeza de la Cereceda: 
et la otra s6 la Cabeza del Zarzoso en el Pa- 
lancar. 
La Gaiganta del Torcon. 
El Cillero, et las Cabezas de los Aguileros, 
et el arroyo del Avellanar es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno, ct en el comien- 
zo del verano. Et es la vocería por el puerto 
de Mathes fasta encima del Cilleron: et desde 
d Cilleron fasta el puerto del Avellanar; et por 



23a BIBLIOTECA VENATORIA. 

cima de Peña Cabrones fasta el camino de Mi- 
raglo. £t son las armadas, la una al AUozare- 
jo, et la otra á Sanct Pablo, et la otra á las Na- 
vas del Agua. 

La Dehesa de Peña Aguilera es buen monte 
de oso et de puerco en ivierno, et en el co- 
mienzo del verano. 

£1 monte del Castañar es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno. Et son las voce- 
rías, la una por cima de la cumbre de la sier- 
ra; et la otra por el camino que va de Toledo 
et sale á la Garganta de Sanct Martin. Et son 
las armadas en el arroyo de Sanct Martin. 

La ombría del puerto Carbonero es buen 
monte de oso et de puerco en ivierno. Et son 
las vocerías, la una por citíia de la cumbre de la 
sierra, desde el puerto Carbonero fasta el puer- 
to del Miraglo, et la otra desde el puerto del 
Miraglo la sierra ayuso, fasta el arroyo de Pe- 
ña Aguilera. Et son las armadas al arroyo de 
Peña Aguilera. 

La Garganta de Sanct Martin es buen mon- 
te de oso, et (i) puerco en ivierno, etenel co- 
mienzo del verano. Et son las vocerías la una 
desde el puerto de Sanct Martin por cima de 
la cumbre, fasta el puerto de las Encebras: et 



(x) En el Códice éU Palomares y en el Cádict de la Cartuja de 
Swilla M nota U miitna falu: de. 



DON ALFONSO XI. 233 

la otra desde el puerto délas Eacebras fasta 
e] risco del Castellejo: et la otra desde el 
puerto de Sanct Martin el lomo ayuso fasta los 
molinos de Sanct Martin. £t son las armadas, 
dos al arroyo, et dos en Cabeza Mesada, et una 
en la Peñuela. 

La solana de la posada de Don Benito, es 
buen monte de oso, et de puerco en ivierno, 
et en el comienzo del verano. £t son las voce- 
lias, la ima desde el puertp de Sanct Martin 
por cima de la cumbre fasta el puerto de las 
Encebras, et desde el puerto del Castellejo, el 
lomo ayuso de la cañada de Don Benitolome 
fasta el río de Nava Redonda: et la otra por 
el lomo de Nava Parrilla ayuso, fasta Val de 
la Gata. Et son las armadas, las unas en la po« 
sada vieja de Don Benito: et las otras en el 
puerto del camino de Sanct Martin. 

El puerto. Carbonero como tiene fasta el 
puerto de Miraglo, et el Peralejo^ es todo un 
monte, et es bueno de oso, et de puerco en 
ivierno, et en el comienzo del. verano. Et son 
las vocerías,' la una desde el puerto Carbonero 
fasta el puerto de Miraglo. Et la otra desde 
encima del puerto de Miraglo por el camino 
a3ru8o fasta dó entra la. senda de la Figueruela 
en el camino. Et son las.armadas, la una á la 
Torreciella, et la otra á la posada de Martin 
Roiz. 



1Í34 BIBLIOTECA VEJATORIA. 

Peña Cabrones, et el valle de Martin Do* 
mingo es todo un monte, et es bueno de oso, 
et de puerco en ivierno, et en el comienzo del 
verano, Et son las vocerías, la una desde el co- 
llado del Eruela por cima de la sierra fasta el 
puerto de Miraglo: et la otra desde el collado 
del Eruela fasta el cortijo de Villa Puertas, 
que non pase al Avellanar. Et son las arma-' 
das, la una al Castellejo, et la otra entre la 
Figueruela, et el Val de Martin Domingo; Ét 
que estén canes de renuevo entre el cerro de 
la Figueruela, et el Val de Martin Domingo, 
qtie non pase al Parrdlejó. 

El Portizuelo del Avellanar es buen monte 
dé oso, et de puerco en ivierno, et en el co- 
mienzo del verano. Et son las voceríafs, la una 
por cima de la sierra que comienza desde el 
Eruela fasta el Aguikro: et la otra desde el 
Aguilero fasta el ptíerto Mathes: et dendé que 
tenga el lomo ayuso fasta el Avellanar. Et son 
las armadas, la una en el lomo que está en el 
puerto del Avellanar: et la otra en el collado 
de Sancta María, et otra armada ei) la posada 
que dicen de Val de García. 

Rohrediello, et Vkl de García, et los Barrí- 
totes es todo un monte^ et es buenade oso, et 
dé pu^co en ivierno, et en el comienzo del 
varano. 

El Carrizal, et Navas del Gallo es buen mon- 



DON ALFONSO Xl. 235 

te de oso, et de puerco en ivierno, eten el co- 
mienzo del verano. 

BullaquejOy et el valle de Muño Román, es 
todo un monte, et es bueno de oso, et de puer- 
co en ivierno, et en el comienzo del verano. 

£1 Robledo de Bullaqu^. 

Val de Lobiellos como tiene fasta la Torre 
de Ojo Abrahen, es todo un monte, et es bue- 
no de oso, et de puerco en todo tiempo. Et son 
las vocerías, la una desde Val de Lobiellos por 
cima de la cumbre de la sierra fasta la Torre; 
et la otra desdel comienzo del soto por allende 
del río fasta la Vecediella, que non pase á la 
Celada, nin á Val del Agua. £t son las arma- 
das la una en el collado que es entre Val de 
Lobiellos, et el Rencon: et la otra entre la po- 
sada de la Torre, et Val de Lobiellos. 

La Celada es buen monte de oso, et de 
puerco en todo tiempo. Etison las vocerías, 
la una desde la boca del Gabilan por cima de 
la cumbre fasta el Castellejo de sobre Nava 
Alta. Et la otra desde la Celada por cima de 
la cumbre de la sierra fasta el Castellejo. Et 
son las armadas la una sobre la posada de la 
Torre. 

El Rencon, et Val del Agua, et el valle del 
Galleo es todo un monte, et es bueno de oso» 
Qt de puerco en todp tiempo. Et son las voce- 
tías, la una por cima de la cumbre de la sier'* 



236 BIBLICTTECA VBNATORU. 

la Asta á Gallego, et la otra desde la boca 
de Calves ñista la senda del Galleo. £t son 
las armadas» la una en Val Verezoso» et Val 
del Agna, et la otra en el Gallego. 

Nava Alta, etla SalcedieUa es todo un mon- 
te et es bueno de oso, et de puerco en ivierno, 
et en el comienzo del verano. 

El Gavilán, et Navalperal es buen monte 
de oso» et de puerco en ivierno, et en el co- 
mienzo dd verano. 

El monte de la sierra de las Navas es buen 
monte de oso en ivierno, et en el comienzo del 
verano, et son las vocerías la una desde la 
boca de Gil Garda fasta el collado de la Te- 
xonera: et la otra desde las Navas por cima 
de la cumbre de la sierra fasta el collado de 
la Taxonera, que se ayunte con los otros. Et 
es el armada en la Taxonera. 

La Poveda, et la Garganta de Sanct Marcos 
es todo un monte, et es bueno de oso, et de 
puerco en ivierno, et en el comienzo del ve- 
rano. 

La Garganta de Sanct Salvador es buen 
monte de oso, et de puerco en ivierno, et en el 
comienzo del verano. 

La sierra de Val de la Gata^ et la Romero- 
sa con Val de Lobiellos es todo un monte, et 
es bueno de oso, et de puerco en ivierno, et 
en el comienzo del verano. Et es la vocería 






DON ALFONSO XI. ,237 

por cima de la cumbre de la sierra de Val de 
la Gata fasta el cerro que está catante á Sanct 
Salvador. £t son las armadas, la una en d 
collado de la Osilla, et la otra en el lomo que 
está entre Val de la Gata, et la Robredosa. Et 
que estén renuevos de canes en las Peñas, que 
están sobre el collado de la Osiella, por qud 
abajen al collado dó es el armada. Et que esté 
otra armada encima del coHado de Val de Lo- 
biellos, catante Val de la Gata. fBT Et en este 
monte Nos acaesdó de matar dos osos muy 
buenos la primera vez que lo corriemos. 

El valle de Vermudo es buen monte de oso, 
et de puerco en ivierno, et en el comienzo del 
verano. 

Galvez, et el valle del Gallego es buen 
monte de oso, et de puerco en ivierno, et en 
el comienzo del verano. 

Nava la Figuera, et Vecediella es todo un 
monte et es bueno de oso, et de puerco en 
ivierno, et en el comienzo del verano. 

Val de Don Gómez, et el valle de la fuen- 
te del Pescado es todo un monte, et es bueno 
de oso, et de puerco en ivierno, et en el co* 
mienzo del verano. 

El Rostro, et la Sangusuelaes todo un mon- 
te, et es biieno de oso, et de puerco en ivier- 
no, et en el comienzo del verano, et son las 
vocerías, la una desde la Laguna por cima de 



238 BIBUOTBCA VBNATX>RIA. 

la cumbre fasta la siena dd Portizuelo: et la 
otra desde encima de la sierra del Portizuelo 
fiísta laSangusuela. £t son las armadas la una 
á la posada del Portizuelo, et la .otra en la La^ 
guna de la v^a. 

La Nava del Gavilán, et Val de Fresno, es 
todo un monte et es bueno de oso, et de puer- 
co en ivierno, et en el comienzo del veíano. 

Corazondello, dt Val de Alarcos, et el £n« 
dnarejo es todo un monte et es bueno de oso, 
et de puerco en ivierno, et en el comienzo dd 
verano. 

Val de Fomos, et la Veceda es todo un 
monte et es bueno de oso, et de puerco en 
ivierno, et en el comienzo del verano. 

£1 puerto Jarra, et los Cadazos, es todo un 
monte et es bueno de oso et de puerco en 
ivierno, et en el comienzo del verano. 

Val Travieso, que es Cabo Dos Hermanas, 
es buen monte de oso, et de puerco en verano. 
£t son las vocerías, por cima de la cumbre dd 
valle de Val Travieso: et otra vocería por el 
lomo que es entre este monte, et Valtravieso, 
et la ladera de Dos Hermanas. £t soq las ar- 
madas, la una en el collado de Val Travieso, 
et las otras armadas en d Colmenar deste Val 
Travieso. 

£1 monte dd Fontanal. 

Val de la Monediella. 



DON ALFONSO XJ. 239 

(i) Val de la Moneda, 'Cí la Celada es buen 
monte de oso, et de pu^co en ivierno, et en 
el comienzo, del verano. Et son las Voceiías, 
lá.una^ por cima de la sierra, et la otra por el 
Frontid de la sierra de Mala Monediella fasta 
el Portizttria '£t son las armadas al Sotillo 
que es de yuso de la casa de Val de la Mo*- 
seda*. . / ! 

' — ■ ■ ■ . ■ - > - 

(x) En este lagar coloca el Códice de Llagunoy Cerda, enmen^ 
dando á Argote de Molina, las detcripcionea de lom montea ai- 
guientea: 

La Moheda'..'.. 

Bl RoDcoa del Moro 

La aierta df Cbúaca. .... 

Las^ngafaa , 

El Chorro 

LaCHbandelArMttS..... < 

. L^ Bteira de Qf^tiel N^ro...*. 

Estos siete montes, como se veri, figuran en el Caj^tnlo.que ai^ 
gue, desde el párr. 13 hasta el 19, ambos inclnsives. Y las razones 
qne se alegan en el Códiu de Llaguno y Cerda para quitarlos de 
aqnel aitiQ j poMrU» en este, se explican en laa dos notas que pone 
de difícil conciliación, aunqne de f&dl comprensión. Helas aquí: 

«Nota. Los montes que aquí siguen raysdos están en el f61io 
antecedente 65, desde la seflal que sigue & Val de la .Monediella, 
porque este lugar ocupan en el MS. del Escorial.» 

r 

•Nota. Estos seis (son siete) montes faltan en el MS. del Es- 
corial; pero se hallan en el de la Cartuxa, por el que están corre— 
gidoB, y paiteae Ikltar hoja en el MS. del Escoria], donde regu- 
larmente estarian.» 

Nosotros, respetando las razones alegadas en el Códice de ZAa- 
guno y Cerda, seguimos el Códice de la Cartuja dé Sevilla y el Có- 
dice de Faíomares, qne dejan en el Capitulo siguiente las descrip- 
ciones de los siete montes citados, en lo cnal estft conforme Argo- 
te de Molina* 



340 BIBLIOTECA VENATORIA. 

. Robredo Fermbso. 

£1 monte de la Figueruela. 

Val Travieso el de la Vaqueriza cabe Val 
de la Moneda, es buen monte de oso, et de 
puerco en ivierno, et en el comienzo del ve- 
vano. £t son las vocenas, la una por cima de 
la cumbre de Val Travieso: et la otra vocería 
por el camino que vá de Val de la Moneda á 
las Navas de Estera. Et son las armadas en el 
Robledo del valle de la Vaqueriza. 

El monte de Valdarias. 

Las Cabezas de Peñaflor, et de la Moraleja 
es buen monte de oso et de puerco on ivierno, 
et en el comienzo del verano. Et son las vo- 
cerías, la una por allende del rio Veceda, et 
la otra por cima de las cabezas de > Peñaflor. 
Et son las armadas en el camino que vá por 
Val dQ la Moraleja. 

ir Allmde de la Sierra, hay estos montes. 

El Rencon de Estena. 
El Lomo de Gil Lozano. 
La Foz de Estena. 

ir En las Estaniellas hay buenos montes (i). 



(i) Probablemente falta la descripción de eaoa montea, pera 
90 diceA 29&8 xu loa cddicea ni la edición de Argote de Molina. 




CAPITULO XVII (i). 



D$ los montes de tierra ie la Orden de Calatrm^. 




ir En derredor de Piedrabuena hay estos montes, 

A Dehesa de Piedrabuena es buen 
monte de oso, et de puerco en ivier- 
no, et en el comienzo del verano. Et 
es la vocería por el camino de las 
Encebras á la Peralosa. Et es el armada á la 
Laguna. 

La sierra de la Cruz, et la sierra del Valle, 
et de Alcolea es todo un monte, et es bueno 
de oso, et de puerco en ivierno, et en el co- 
mienzo del verano. Et son las vocerías, la una 
desdel camino que vá á Piedrabuena fasta 
asomante Alcolea: et la otra desde el eamino 
que vá á Piedrabuena por el Portizuelo á Ca- 



(i) £1 Códiu de Palomares no numera eate Capitulo, dejando en 
blanco el lugar ét la cifra, aunque lo abre con el titulo que vk aivl- 
ba. Pero siguiendo la numeración correlativa le corresponde el nu- 
mero XVII que es el que le hemos puesto, como lo tiene el Códice 
de la Cartuja de Sevilla, 

TOMO II. 1 6 



242 BIBLIOTECA VENATORIA. 

labazas. £t son las armadas, la una en el co- 
llado de Val de Fuentes» et la otra en el Por- 
tizuelo de Calabazas. 

La sierra de Tírate Afuera, et el valle de 
Johan Pérez es todo un monte, et es bueno de 
oso, et de puerco en ivierno, et en el comien- 
zo del verano. Et son las vocerías, la una por 
cima de la cumbre de lasierra, et la otra, Bu- 
llaque ayuso, fasta Guadiana. Et que estén 
homes de caballo por el campo de Guadiana 
arriba, que non pase por el campo allende 
Guadiana. Et son las armadas, la una en el 
Portizuelo de Calabazas, et las otras Guadiana 
arriba desde los molinos de la Orden fasta en 
derecho de Calabazas. 

El arroyo de Gonzalo, et la sierra de Cala- 
bazas es todo un monte, et es bueno de oso, 
et de puerco en ivierno, et en el comienzo del 
verano. Et son las vocerías, la una desde Ca- 
labazas, por cima de la cumbre de la sierra, 
fasta el arroyo de Gonzalo. Et la otra desde 
el Guindalejo por cima de la sierra, fasta la 
posada del Toril. Et son las armadas entre el 
arroyo de Gonzalo, et el Guindalejo. 

La sierra de Sancta María de BuUaque, et 
Castiel Rubio, es todo un monte, et es bueno 
de oso, et de puerco en ivierno, et en el co- 
mienzo del verano. Et es la vocería desde Val- 
Mayor, por Castiel Rubio^ fasta BuUaque. Et 



A 



DON ALFONSO XI. 343 

son las vocerías, la una en Val Mayor, et la 
otra en Sancta María de BuUaque. 

Val Mayor. 

Las Vecedas. 

La sierra (i). 

La sierra de Sanct Andrés es buen monte 
de oso, et de puerco en ivierno, et en el co- 
mienzo del verano. Et son las vocerías, la una 
desde el arroyo del Castañarejo fasta Guadia- 
na: et la otra desde el Castañarejo fasta la bo- 
ca de Val Mayor. £t es el armada en Sanct 
Andrés. 

La sierra del Masegoso, et del Castañar, es 
buen monte dé oso, et de puerco en ivierno, 
et en el comienzo del verano. Et son las voce- 
rías, la una por cima de la cumbre de la sier- 
ra, et la otra por el camino que vá de Sanct 
Andrés á Val Ronquiello: et la otra desde la 
Majadiella Vieja del Castañar por cima de la 
cumbre de la sierra fasta Val Ronquiello, que 
non pase á Val de la Madera: et la otra por el 
camino que vá de Val Ronquiello al Castañar: 
et la otra el Castañar ayuso por allende del 
arroyo fasta el camino de Masegoso. Et son las 
armadas en el camino que vá de Sanct Andrés 
á Masegoso. 

La sierra del Pozuelo es buen monte de oso, 



(x) Argote de Molina le llama la sierra de los Santos. 



f4 



044 BIBLIOTECA VENATORIA. 

et de puerco en ivierno, et en el comienzo del 
verano. Et son las vocerías^ la una por cima 
de la cumbre de la sierra del Pozuelo; et la 
otra por el camino que viene del Pozuelo Vie- 
jo á la Majadiella Vieja del Castañar: et la otra 
por el camino que viene de la Majadiella Vieja 
del Castsünar fasta el camino que vá de Mase- 
goso.á Val de la Cama, teniendo los rostros 
contra la sierra del Pozuelo. £t son las arma- 
das en el camino que vá de Masegoso á Val de 
la Cama* 

La sierra Luenga es buen monte de oso, et 
de puerco en ivierno, et en el comienzo del 
verano. 

La Moheda, et el Arenal de Pero López es 
todo un monte, et es bueno de oso, et de puer- 
co en ivierno, et en el comienzo del verano. £t 
son las vocerías la una por cima de la cumbre 
de la Moheda fasta la Nava de Valfondiello: 
et la otra desde el cerro de Nava Fria, atrave- 
sando el camino Toledano, fasta el Ata3ruela 
de la Barca. £t son las armadas, la una en la 
Nava de Valfondiello et la otra en la Cabezue^ 
la que está encima del camino, que vá de Mo- 
ñellas á Navalbso (i). 

£1 Rencon del Moro es buen monte de puer- 



(x) Este monte y los seis siguientes son los que describe «a el 
Capitulo «aterior el Códiot d* LiaguttQy Cer4á, 






DON ALFONSO %i, ú^¡ 

co en ivierno, et en el comienzo del verano. Et 
es la vocería por cima de la cumbre del Ranal. 
£t son las armadas al rio. 

La sierra de Chueca, et la Cabeza de la 
fuente de la Figuera es todo un monte, et es 
bueno de oso, et de puerco en ivierno, et en el 
comienzo del verano. Et son las vocerías, la 
una por Val de Infierno, et la otra por allende 
del rio de Guadiana, desde en derecho de la 
Fuesa fasta el Rencotí de Don Ñuño. Et soft 
las armadas, la una en el collado de entre amas 
las sierras, et la otra al Carrizal, et la otra 6ñ 
el Encinarejo de Despierna Caballos. 

Las Engafas es buen monte de oso, et de 
puerco en ivierno, et en el comiefizo del ve- 
rano. 

El Chorro es buen monte de oso, et de puer- 
co en ivierno et en el comienzo del verano. 

La Cabeza del Arenal es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno, et en el comien- 
zo del Verano. Et es la vocería desde el Col- 
menal de la Celadiella fasta el rio. Et son las 
armadas al rio Guadiana. 

La sierra de Castiel Negro, et Val de Gavi- 
lanes es buen monte de oso, et de puerco en 
ivierno, et en el comienzo del verano. Et son 
las vocerías, la una desde él rio fasta la Cela- 
diella, et la otra desde la Celadiella, por cima 
de la cumbre de la ^erra fasta el collado de 



246 BIBLIOTECA VENATORIA. 

Val de Gavilanes, et dende fasta asomante al 
camino de la Barca. 

La sierra del Molino es buen monte de oso 
et de puerco en ivierno, et en el comienzo del 
verano. Et son las vocerías la una por cima de 
la cumbre de la sierra, et la otra por el camino 
jque vá del molino Viejo á Benoja, et la otra 
por el camino que vá del molino Nuevo al ca- 
mino viejo de Abenoja, et la otra por el cami- 
no que vá de Piedra Buena á Masegoso desde 
en par del camino viejo fasta el arroyo pri- 
mero de Sanct Andrés. £t son las armadas en- 
tre el molino Nuevo, et el molino Viejo. 

La sierra de Aigamasiella es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno, et en el comien- 
!so del verano, et son las vocerías desde el ca- 
mino del Azeban por cima de la cumbre de la 
sierra fasta la Nava del Moro. £t es el arma- 
da en el camino del Azeban. 

ir Fasta aquí son los montes de contra Guadiana. 

ir Otrosí de la otra pa/yte contra la fumte por ci- 
ma hay estos montes» 

La sierra del Corchete es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno, et en el comien- 
zo del verano. £t son las vocerías, la una por 
el camino que vá de Peña Negra á la (1) 



(I) Ajú «e lee en el Códiu de Paifimarts, y en el Códice de U 



DON ALFONSO XI. 247 

La sierra del Cañal, et la Playosa es todo 
un monte» et es bueno de oso, et de puerco en 
memo, et en el comienzo del verano. Et son 
las vocerías, la una por cima de la cumbre de 
la sierra del Cañal, et la otra por cima de las 
Cabezuelas de cabo el Cañal, et la otra el rio 
ayuso de Bidlaque, et son las armadas en la 
Nava del Quial. 

Val de Don Gil es buen monte de oso, et de 
puerco en ivierno, et en el comienzo del ve- 
rano. 

La sierra de Navalsordo es buen monte de 
oso et de puerco en ivierno, et en el comienzo 
del verano. 

La sierra de la Mora es buen monte de oso 
en ivierno, et en el comienzo del verano. Et 
son las vocerías, la una desde la boca del Con- 
gosto fasta encima de la Maleza de la Mora, 
por cima de la cumbre de la sierra^ que non 
pase á Val de Calabazas: et la otra desde la 
boca de la fuente Fría, fasta que se ayunte en 
medio de la sierra de la Mora, que non pase 
faza Val de Posadas. Et es el armada en Nava 
Redondilla. 

El monte de Val de la Cárcel es buen mon- 



Cartuja de Sevilla se vé qoe iba k continuarse la lectura, ¡meato que 
dice «de Peña Negra á la ^>; pero queda aqni auapeodlda la pala- 
te* y U frase. 



24B BIBLIOTECA VENATORIA. 

te de eso, et de puerco en ivierno, eten dlco- 
xmenzo del verano. Et es la vocería desde la 
fvente Fha fasta él Congosto. £t es el arma- 
da en Nava Redonda. 

Val de Bracea es buen monte de oso, et de 
poeico en ivierno» et en el comienzo del vera- 
no. Et son las voceiias, la una desde las Pea- 
ñas de Martin de Oreja, por cima de la cum- 
bte iiasfta el Robcedo del valle, fasta el For- 
cajo^^t fasta los Salobrales, et desde fasta 
la Modorra. Et son las armadas en Val de 



Val de Simón es buen monte de oso, et de 
puerco en ivierno, et en el comienzo del vera- 
no. £t son las vocerías, la una desde encima 
de Val de Simon^ por cima de la cumbre fasta 
«n defecho de la fuente Azeda: et kt otra desde 
en derecho de la fuente Azada fasta los Salo- 
brales. Et es el armada en la Cabezuela que 
está en medio del Valle de Simón. 

La sierra de la fuente del Emperador es 
buen monte de oso et de puerco en ivierno, et 
«n el oomienzo del verano. Et son las voce- 
rías, la una desde el collado de la Sarzuela por 
cima de Id cumbre fasta la posada de Domin- 
go Aparicio. Et la otra desde la posada de 
Domingo Aparicio, por cimft de la cumbre de 
la sierra, fasta en derecho de la fuente del 
Emperador. Et es el armada en el Colla* 



DON ALPOnSO XI. ^9 

diello de la t>fehesa de la fuente del Empe* 
lador. 

La sierra de Calderin es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno, et en el comien- 
zo del verano. Et este non ha vocería, et es el 
armada entre la sierra de Calderin, et la Cu- 
charera. 

Ld sierra de la Cucharera es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno, et en el comien- 
zo del verano. Et es la vocería desde el colla- 
do de la fuente del Robre, por cima de la 
cumbre de la sierra, fasta el camino que vá á 
la fuente de Almoguera. Et es el armada en 
el Torilejo. 

La Modorra es buen monte de oso, et de 
puerco en ivierno, et en el comienzo del vera- 
no. Et es la vocería por las Cabezas Rasas que 
non pase contra la Cucharera, et que estén ca- 
nes de renuevo encima de la Cabeza de la Mo- 
dorra. Et son las armadas la una en el cami- 
no que vá del Acebuchar á Malagon en de- 
recho del soto: et la otra en la Cabezuela 
Guijosa, que es entre el Acebuchar et la Mo- 
dorra. 

La sierra de Malagon el Viejo, es buen mon- 
te de oso, et de puerco en ivierno, et en el co* 
mienzo del verano. Et son las vocerías, la una 
por cima de Valfondiello fasta el Castellejo, 
et desde el Castellejo por cima de la oumbre 



250 BIBLIOTECA VENATORIA. 

fasta el collado: et la otra desde el collado, 
por cima de la ciímbre de Malagon el Viejo. 
Et son las armadas la una en la Cabeza de 
sobre el Sotillo, et la otra en el lomo de Val- 
fondillo. 

£1 monte del Colmenar de la Salzeda Nueva, 
et de la Salzeda Vieja, es buen monte de oso, 
et de puerco en ivierno, et en el comienzo del 
verano. 

La Veceda que es sobre Sancti Spirítus en- 
tre Malagon, et la Porcuna es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno. 

La sierra de Sancti Spiritus que es cabo Ma- 
lagon el Viejo, es buen monte de oso en ivierno. 

La sierra del Cabrón, que es cabo los Po- 
yos, es buen monte de oso, et de puerco en 
ivierno, et en el comienzo del verano. 

El Serrejon de Cabeza de Aradros, que es 
entre Abenoja, et Almodóvar, es buen monte 
de oso en ivierno. 

La sierra del Salcejo, que es cabo el Corral 
de Caracuel, es buen monte de oso« et de 
puerco en ivierno, et en el comienzo del vera- 
no. Et son las vocerías, la una desde la Nava, 
el camino arriba, que vá del Corral á los mo- 
linos: et la otra por cima del Rebenton. Et que 
estén renuevos por cima de la sierra del Sal- 
zejo. Et son las armadas, las unas en la Nava» 
et las otras en el Colmenar* 



DON ALFONSO XI. 25I 

Valfondillo es buen monte de oso en ivierno/ 

ir En demdor de Puerto Uano hay estos montes. 

£1 Serrejon de sobre Villa Mayor, es buen 
monte de oso et de puerco. 

La sierra que es entre Puertollano, et Al- 
modóvar. 

Lfa sierra de Sancta Ana* 

El Serrejon de Villa Arroyuelo. 

El monte de la Grúa. 

Lra sierra del Enebro. 

La sierra de los Gavilanes. 

La sierra de cabo Salvatierra. 

La Cabeza del Endrinal es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno, et en el comien- 
zo del verano. Et son las vocerías por cima de 
la Foz de Foyalora fasta en derecho de la casa 
del Colmenar. Et son las armadas en la casa 
del Quintanar. 

Peña Cabrones es buen monte de oso, et de 
puerco en ivierno, et en el comienzo del ve- 
rano. 

Robrediello es buen monte de oso, et de 
puerco en ivierno, et en el comienzo del ve-* 
rano. 

La sierra de la Peña Horadada, et la lade- 
ra de la Peralosa es todo un monte, et es bue- 
no de oso, et de puerco en ivierno et en el co« 
mienzo del verano. 



d5^ BIBLIOTECA VENATORU. 

La siena de la Gallega es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno, et en el comien- 
zo del verano. Et son las vocerías, la una por 
el camino que vá Andújar, que vá por sobre 
la Foz de la Fresneda, et desde el comienzo 
de la Foz hsta. el campo Dalcudia. £t que 
estén renuevos de canes en el puerto de Frey 
Domingo, et la otra desde el puerto por cima 
de la sierra fasta el puerto del Burcio: et la otra 
desde el Colmenar del Burcio por el puerto del 
Burcio fasta la Salcediella^ que es cabo la Ga- 
llega. Etson las armadas, la una en esta Sal- 
cediella, et la otra de yuso del puerto de Frey 
Domingo: et la otra en la huerta de Martin 
Gil diuso del puerto del Romo. 

La sierra del Alberquiella es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno, et en el comien- 
zo del verano. Et son las vocerías la una des- 
de el puerto del Burcio por cima de la sierra 
fasta el puerto del Alberquiella por el campo 
de Alcudia fasta la huerta de la Alberquiella. 
Et son las armadas en las Cabezas del Ver- 
dugal, d^ Et la primera vez que corrimos 
este monte, matamos en él un oso de los gran* 
des que matamos fasta este dia. 

La sierra de Garci Costiella es buen monte 
de oso, ct de puerco en ivierno, et en el co- 
mienzo del veíano. Et son la^ vocerías, la una 
desde el puerto de Quebranta Tinajas, por cí- 



DON ALFONSO XI. 253 

ma de la cumbre de la sierra íasta la Pdía del 
puerto del Roble, et la otra desde las huertas 
por la seada de García Costiella: et la otra 
por la senda de Pero Sancho fasta el campo 
de Alcudia. £t son las armadas, la una en el 
puerto de Quebranta Tinajas, et la otra en el 
collado, que está encima de la senda de Pero 
Sancho; et la otra de yuso de la Peña de la 
fuente del Puerto. Et la otra de yuso del puer- 
to del Robre. 

La sierra de Cabezas Rubias. 

La Mata de Iban Rubio es buen monte de 
pso, et de puerco en ivierno, et en el comien- 
zo del verano. Et son las vocerías la una por 
cima de la cumbre de la sierra; et la otra por 
el camino del puerto del Alcornoque fasta el 
campo Dalcudia: et la otra desde la Nava de 
Sant Muñoz fasta encima del puerto, et des- 
de encima del puerto fasta el campo Dalcu* 
dia. Et son las armadas en la Nava de Suelta. 

La sierra del Castiello de Suelta como tien 
fasta el puerto, del Alcornoque, es todo un 
monte, et es bueno de oso, et de puerco en 
ivierno, et en el comienzo del verano. Et son 
las vocerías, la una desdel puerto de Suelta 
por cima de la cumbre de la sierra fasta el 
puerto del Alcornoque. Et la otra desdel puerto 
del Alcornoque a3aiso fasta la Nava de las Va- 
cas. Et son las armadas en la Nava de Suelta, 



254 BIBUOTBCA VSNATORU. 

El monte que es entre el puerto del Alcor- 
noqae, etel puerto de las Tres Ventas, es buen 
monte de oso, et de puerco en ivierno, et en 
d comienzo del verano. Et son las vocerías, 
la una por cima de la cumbre de la sierra, et 
la otra por el camino del puerto del Alcorno- 
que: ét la otra por el camino del puerto de las 
Tres Ventas, et son las armadas, (i] 

La sierra del Robredo, et la Cabeza de la 
Peralosa, que es cerca de Santiago Dalcudia, 
es todo un monte, et es bueno de oso, et de 
puerco en ivierno. £t son las vocerías^ la una 
por cima de la cumbre de la sierra; et la otra 
por la senda rubia de Sanct Johan fasta enci- 
ma de la cumbre; et la otra por el ombrío de 
la sierra del Robredo, desde encima de la sier- 
ra fasta el campo. Et son las armadas, la una 
en el collado de la Peralosa, et la otra en la 
rsma encima de la Peralosa. 

La sierra de Val de Azogue, et la Cabeza de 
la Figuera que es cabe el puerto de las Tres 
Ventas, es buen monte de oso, et úe puerco 
en ivierno, et en el comienzo del verano. Et 
son las vocerías, la una por cima de la cumbre 
de la sierra, et la otra por la senda de la Muía; 



(i) Aqui pone ponto final el Códiu de Palomares, k diferencia 
del Códiu de la Cartuja de Sevilla^ que no pone ningún signo, como 
para indicar que tatk la frase incompleta^ 



DON ALFONSO "XL 255 

et la otra por el camino de las Tres Ventas. 
Et son las armadas en las Navas de Val de 
Azogue. 

La Cabeza del puerto del Romo, que es ca- 
bo Almodóvar, es buen monte de oso, et de 
puerco en ivierno. Et son las vocerías, la una 
por el puerto de Sancti Spirítus, et la otra por 
el puerto del Ojruelo, et dende por el camino 
que vá de Almodóvar á las Tres Ventas. Et 
es el armada en la Nava del Romo. 

Las Cabezas de la Sarza que es á una le- 
gua de Gargantiel, es buen monte de oso en 
ivierno. Et es la vocería por allende del rio, 
que non pase á la sierra Dalcudia. Et son las 
armadas, la una en el Colladillo de entre amas 
las Cabezas; et la otra en la Cabezuela Aguda 
sobrel Colmenar catante el rio. 

Val VerzosD, et la Cabeza de Muño Alfonso 
es buen monte de oso en ivierno. 

ir En derredor de Navalcahallo hay estos montes* 

La sierra de4as Covatiellas, et el monte de 
las Veredas, que es entre Villa Gutierre, et 
Navalcaballo, et las Cabezas de Villa Gutier- 
re, es todo un monte. 

La sierra del Endrinal es buen monte de 
oso en verano, et son las vocerías, la una por 
la senda que viene de Quexigares á Navalca- 
ballo; et la otra por la Hocecilla del Endrinal, 



^¡fií BIBLIOTECA VENATORIA. 

Et8<mla6 armadas en el Canrasícalejo que es 
entre la sierra del Endrinal, et la Cabeza de 
las Covatiellas. 

La sierra del Rotírediello. 

La Cabeza de Navalcaballo. 

La sierra de Cilleruelo Cerrado. 

ir Otrosí f en la otra sierra que es allende el Cam- 
po de Alcudia, hay estos montes (i). 

La sierra de allende la Foz de Xandola es 
buen monte de oso, et de puerco en ivierno, 
et en el comienzo del verano. 

La Foz de Xandola. 

Val del Oso es buen monte de oso, et de 
puerco en ivierno, et en el comienzo del verano. 

La sierra del puerto Toledano, et la Cabeza 
de Esteban Domingo es todo un monte, et es 
bueno de oso, et de puerco en ivierno, et en el 
comienzo del verano. Et son las vocerías la 
una desde el Alamiello fasta el puerto Tole- 
dano: et la otra desdel puerto Toledano, por 
cima de la cumbre de la sierra: fasta el puerto 
del Romí, et dende fasta en par de las Nava- 
zuelas: et la otra desde en par de las Navazue- 
las, la loma a3aiso, fasta las Navazuelas. Et 
son las armadas en Navagirote. 

La sierra del puerto Lebrachos. 



(i) Argote de Molina no hace esta diviyioo. 



DON ALFONSO XL ^¡J 

La sierra del puerto Hamusco. 
La Fo2 de Montoro. 

Y Estos son los montes de término de Consuegra^ 
it están en derredor de Sancta María del Monte. 

La sierra de sobre Sancta Maiia del Monte, 
que está á man derecha del camino que vá de 
Sancta María á Malagon, es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno. 

La Gineta es buen monte de oso, et de puer- 
co en ivierno. Et es la vocería por cima de la 
cumbre de la sierra. Et son las armadas entre 
el monte de la Gineta, et las Cabezas de Val 
de Peral (i). 

Las Cabezas de la boca de Val de Peral, et 
de Val de Cabra, et de Valdespino, es todo un 
monte, et es bueno de oso, et de puerco en 
ivierno. Et son las vocerías, la una por cima 
de la cumbre desde asomante de* Valdespino 
por cima de la cumbre fasta asomante á Na- 
val Peral. Et la otra por las cumbres de allen- 
de de Valdespino. Et son las armadas en Val 
de Peral. 

Val de Infierno et el Cabalgador es buen 
monte de oso, et de puerco en ivierno. 

Val de Sarza es buen monte de oso et de 
puerco en ivierno. 



(x) Ecte monte no lo deicffbe Aifote de MoUai. 

TOMO n. 17 



%fi BIBUOTl^A VENATORIA. 

La Canaleja es buen monte de oso, etde 
puerco en ivierno. 

£1 arroyo del Castaño, que es entre Sancta 
Maifa et Xetar es buen monte de oso, et de 
puerco en ivierno. 

Las Cabezas de Val de Sansa es buen mon- 
te de oso, ét de puerco en ivierno (i). 

V Em tierra de Talaoera hay estos montes. 

La Dehesa de Baroeal, que es sobre el rio 
de Tajo es buen monte de puerco en ivier- 
no. Et es la vocería allende el rio. Et son las 
armadas la una á la punta de la Dehesa del 
un caboet la otra ala otra punta de la Dehesa. 

El soto de Men López, que es entre Tajo 
et Albeiche, es buen monte de puerco en ve- 
rano, et non há vocería, et son las armadas 
allende del rio. 

La Cabeza del Moro es buen monte de puer- 
co en ivierno, et algunas veces en verano (2). 

Val''de Pusa es buen monte de puerco en 
ivierno. 

El Salobralejo, que es entre aldea Nueva, 
et Val de Morales es buen monte de puerco 



(i) Este monte tampoco lo nombra Argote de Molina, 
(a) También se omite la descripción do este monte por Airóte 
de Molina. 



DON ALFONSO XI. 959 

en merao* Et es la voceifa desde aldea Nud<- 
va fasta el Portezuelo, que llega al eamino de 
Alcardete. Et es el armada en la Nava de so- 
bre aldea Nueva. 

Val de Sanglera et soto Gordo es todo uñ 
monte et es bueno de puerco en ivierno, et á 
veces hay oso. 

La Foz de Alcaudete es buen monte de oso 
en ivierno (i). 

El Zarzoso es buen monte de puerco en 
ivierno. 

El monte de la sierra del 'Picazo es buen 
monte de oso en ivierno. 

El monte de Belvis es buen monte de puer- 
co en ivierno. 

Holligoso es buen monte de puerco en ivier- 
no, et á veces hay oso. Et son las vocerías, la 
una en el camino que vá de Talavera al Es- 
trella desde la Hoz de Jujo fasta asomante de 
la Zarzuela, et la otra por cima de la cumbre 
deste valle, et la otra por la cumbre de la otra 
ladera, que está catante este valle. Et son las 
armadas en el camino que vá por medio del 
valle, et otras en la raña de la Perdiz, cerca 
de Sancta María de Barbarroya. 

Las Cabezas de Makhristiano es buen mon- 



(i) Este monte está pospuesto al siguiento en la edición de 
Axgote de Molina. 



a6o BIBLIOTECA VENATORIA. 

te de oso en ivierno, et aun hay buenos puer- 
cos. Et es la voceiia en el camino de Talave- 
ra desde un poco Byuso de Malchristíano por 
el camino adelante fasta á ojo de la Barca de 
Canturías. Et son las armadas, las unas á la 
rana de la Perdis, et la otra al Colmenarejo. 

La Foz de Jujo, et el Berrocal de Vascoses 
todo un monte, et es bueno de oso en ivierno. 
Et son las vocerías, la una por las Cabezas de 
Malcbristiano, et la otra en el camino que vá 
de Malchristíano á Zoltan entre la Foz, et la 
sierra. Et la otra en el camino que vá de Mal- 
christíano, que non pase á la sierra del Estre- 
lla. Et son las armadas, la una al molino de 
jujo, et la otra al Colmenarejo, et las otras al 
camino de Talavera. Et que estén renuevos 
en el comedio de la Hoz, porque el monte es 
grande. Otrosí, que estén homes que deseñen 
en las Cabezas del Conde. 

El Rencon de Malulo que es encima de la 
raña de la Perdiz, es buen monte de oso en 
ivierno; et es la vocería por la senda que vá 
desde la posada de Riofrio entre la sierra de 
Bonas Bodas, et el Rencon de Malillo contra 
la raña de la Perdiz, et es el armada en el co- 
llado de entre Bonas Bodas, et este monte. 

La sierra del Estrella es muy real monte de 
oso en verano, et algunas veces en ivierno. Et 
son las vocerías por la senda de Nueva, que 



DON ALFONSO XI. 261 

vá por la cumbre. £t son las armadas, la una 
en medio del camino que vá del aldea del Es- 
trella fasta Zoltan, et la otra en el collado de 
sobre la aldea; et la otra á los prados de sobre 
el molino de Jujo. 

El monte de la sierra de Benamira es buen 
monte de oso en ivierno. 

La Xariella de Vayañes es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno, et en tiempo de 
las colmenas. Et non bá vocería, Et son las 
samadas, la una á la Iglesia de Santiago, etla 
otra en el camino que vá al puerto de San Vi- 
ceinte catante el arroyo. 

Val Sequiello es buen monte de puerco en 
ivierno, et algunas veces mora faí el oso. Et 
son las vocerías desde Nava la Gamella, la 
Brama a3ruso, fasta la senda de la Cordobesa, 
et por la senda fasta el campo del Caste- 
Uejo; et homes que deseñen por cima de la 
cumbre. Et son las armadas, las unas en Na- 
va la Gamella, et las otras al campo del Caste- 
llejo. 

La Cabeza de Montoro es buen monte de 
puerco en ivierno. Et - non há vocería, salvo 
homes con canes de renuevo que deseñen en- 
cima de las cabezas deste monte. Et son las 
armadas en las vegas de Montoro. 

La sierra que está sobre el puerto de Sanct 
Vicente, et Guadananqu^o ee todoun monte 



afia BDUOTBCA VENATORIA. 

et es bueno de oso en ivierno. Et son las vo- 
cerías» la una desde el puerto de San Vicente 
el camino ayuso, fasta Guadarranquejo; et la 
otra por cima de la cumbre de la sierra fasta 
él collado del Covilar; et del collado del Covi- 
lar, el lomo ayuso fasta la Cabeza del Gento: 
et que estén canes de.renuevo en la senda que 
vá del puerto 4 la posada de Martin Ivanez. 
Et son las armadas, la una en la Nava de Gua» 
darranquejo^ et la otra en las Cabezas del Bo- 
donal: et otras dos armadas en la vereda de 
Guadarranquejo; et otra al Colmenar de Mar- 
tin Ivañez. 

El monte de cabo la casa del Angostura, que 
es cabo Halía» es buen monte de puerco en 
ivierno. Et es la vocería desde el Colmenar, 
que está carrera de la casa del Angostura, por 
cima de la sierra fasta el camino que vá de To- 
ledo á la casa de Val de Cadazos. Et son las 
armadas en el camino que vá de Haif a á la ca- 
sa de Val de Cadazos. 

El monte de la Pared de Falia es buen mon- 
te de oso en ivierno. 

£1 Encinar de Halía es buen monte de puer- 
co en ivierno. 

1Í Estos son los montes de en derredor de Sancta 

Y 

María de Guadalupe. 
.V«il 4^.PiMFaÍBQ.i«s>b}ien monte de oso en 



DON AJLPGSSO XI. 263 

ivierno. Et son las vocerías, la una desde la 
Cabeza del Cerezo por el lomo fasta el Casta- 
ñar, et dende por la vereda á Val de Paraíso, 
et por la ladera de la sierra fasta el puerto de 
Suda Mulos: et la otra vocería desde el puerto 
fasta la Nava de Halia. £t son las armadas, la 
una en el cerro del Castañar, et la otra en los 
Acolgadizos del Castañar, et la otra en la Nava 
de Suda Mulos. 

Cabe^ Encinosa, et Val de Fuentes es todo 
un monte, et es bueno de pueico en ivierno, 
et algunas veces hay oso. 

Valfondo es buen monte de puerco en 
ivierno. 

Robredo Fermoso et la solana del lomo de 
Halía, et de la Fuent Fría es todo un monte, 
et es bueno de oso en ivierno. Et son las vo- 
celias la una desde la Cabeza de Robredo Fer- 
moso por cima de la cumbre que dicen el lo* 
mo de Halía, et dende por cima de la cumbre 
fasta los Guijos de Ibor, et la otra desde los 
Guijos de Ibor fasta el camino de Plasencia. 
Et son las armadas, la una en la Cabeza de 
Robredo Fermoso, et la otra en los Guijos de 
Ibor. Et las otras en el camino de Plasencia. 
Et que estén renuevos en la senda que viene 
de Robredo Fermoso al Colmenar del Aliseda. 

La Pared del Conejo, et el arroyo del Co- 
nejo es todo U9 monte, et es bu^ip de odo en 



264 BmUOTBCA VENATORIA. 

ivienio, et scm las vocerías, la una desde el 
zmyo del Conejo, di por Nava el Conejo ar- 
riba fsLSta la áerra, et fasta Naval Fomiello: 
et la otra desde Naval Fomiello por la vereda 
fasta la Nava del Eq;>inareío, etdende£aistaél 
Guijo; et del Guijo por la vereda fasta Robre- 
do Fermoso, di dende al Cimal de Valfondo. 
Et son las armadas, la una en Naval Conejo» 
ét la otra end Espinarejo; et que estén renue- 
vos en la sóida nueva fasta la posada del Ed- 
pinazejo: et otra armada á este arroyo que di- 
cen del Conejo. 

La ladera de Ibor es buen monte de oso en 
ivierno. 

La Gaiganta del puerto de la Serezeda, et 
Gaiganta Fonda es todo un monte, et es bue- 
no de oso en ivienio. 

El valle de Vieja es buen monte de oso en 
ivierno. Et son las voceiias, la una por la cum- 
bre de la sierra que es catante al valle de Vie- 
ja desde el collado de cima fasta en derecho 
de la Majada del Helechar: et la otra por la 
cumbre de la sierra que es catante á Roturas 
desde collado por cima de la cumbre fasta ci- 
ma de la Gaxgantiella de Juanes Domingo. Et 
son las armadas en esta Majada del Madroño, 
et otra en la Majada del Helechar. Et que es- 
tén renuevos de canes en los Riscos, et sobre 
la Texeda porque es el monte grande. 0r Et 



DON ALFONSO Xh ^6¡ 

la primera vez que corrimos este monte, falla- 
mos faí diez osos, et soltamos á los seis» et mu- 
rieron los cuatro. 

Et en esta Garganta de Viej a hay otro mon- 
te que dicen el Campanario, et el Palancar de 
las Cuevas de Vieja» et el Escorial, et el arro- 
yo de Majadas Viejas, et el arroyo de la Hoya 
de Vieja fasta los molinos: es todo un monte, 
et es bueno de oso en ivierno. Et son las vo- 
cerías, la una desde cima de collado Llano por 
cima de la cumbre de la sierra de Vieja, fasta 
él arroyo de Majadas Viejas. Et la otra voce- 
ría desde cima del pié de Vieja por cima de la 
cumbre de la sierra catante el arroyo del Cas- 
tanOf fasta el arroyo de Majadas Viejas. Et son 
las armadas, la una de 3niso de collado Llano 
á los Xaralejos de Vieja; et la otra armada en 
par del Escorial: et las otras á la boca de Vieja. 

La Gaxiganta de la Serecediella es buen 
monte de oso en ivierno. Et son las vocerías 
por el lomo de la Serecediella entre Garganta 
Fonda et la Serecediella, entre Garganta Fon- 
da et la Serecediella él lomo arriba fasta d6 
nasce la Serecediella, et la otra desde el lomo 
de Navalvillar fasta el Camorchon de Naval- 
villar, como parte el camino de Sancta María 
arriba. Et son las armadas, la una en el lomo 
de la Serecediella; et la otra á dó nasce la Se- 
recediella. 



t66 BIBUOTBCA VBNATOUA. 

ir Et fasta aquí tienen los de entedeior ie Sancki 

Marta. 

Gaiganta L6br^;a, que es sobre el Colme- 
nar de NavalvíUar es buen monte de oso en 
ivierno. Et son las vocerías, la una desde la 
Cabeza del Castañar por la cumbre aniba, fas- 
ta el puerto de Porrinas. Et dende fasta d puer- 
to de la Sereceda, por ó viene el camino de 
Sancta Maxfa; et la otra desde el camino de 
Sancta María fasta el Camorchon de Navalvi- 
Uar, et que llegue fasta el anxqro de las Fi- 
güeras. Et son las armadas, la una de yuso de 
la Cabeza del Castañar de suso de las Alber- 
quiéllas; et la otra á dó nasoe el arroyo del 
Castdio. Et la otra de yuso del Camorchon. 

El arroyo del Avellaneda es buen monte de 
oso en ivierno. 

La ladera de sobre Sanct Román es buen 
monte de oso en ivierno. Et son las vocerías 
la una por el camino que vá de Sanct Román 
á la Peraleda. Et la otra desde el Castiello de 
Alixa fasta el río de Guadalixa. Et son las ar- 
madas en el valle de Sanct Román cabe el río 
de Guadalixa. Et que estén renuevos de canes 
en los Cabezos que están en comedio del mon- 
te, porque es monte grande. 

Val de Porrinas es buen monte de oso en 
ivierno; et son las vocerías, launa desde dea- 



DON ALirONSO XI. 267 

mino de Val de Porrinas por la cumbre, fsista 
la Foz de Porrinas catante á Val ^e Porrinas; 
et la otra desde el camino de Val de Porrinas 
por la cumbre fasta los Aguilones. Et son las 
armadas la una en los Aguilones, et la otra en 
fondón del puerto de Poninas en el camino. 

T Estos son los tnofiUs de en denedot de Mal^ 

pofiídeu 

La Xara del Algibejo, et la Cabeza de la 
Torreciella de Johan Martines es todo un mon- 
te, et es bueno de puerco en ivierno, et á ve- 
ces hay oso. 

£1 Rencon de las Moras, que es encima de 
Robredo de Sant Vicente, es buen monte de 
puerco en ivierno, et á veces hay oso. 

£1 Parralejo, que es cerca de Sancta María 
de la Pachosa es buen monte de puerco en 
ivierno, et á veces hay oso. 

El Zarzalejo , et Val de Celada es todo un 
monte, et es bueno de puerco en ivierno, et á 
veces hay oso. 






CAPITULO XVIII (i)- 



Dfi h$ numUs de tierra de Trogiello, 



L monte de Sancta Anna, que es ca- 
bo Albalate, es buen monte de puer- 
co en tiempo de panes. Et es la vo- 
cería en el camino que vá de la Bar- 
ca de Albalate fasta la casa de Almaraz. Et 
es el armada al arroyo del Tamujoso. 

La ladera del Miravete es buen monte de 
puerco en verano et en tiempo de panes, et á 
las veces hay oso. Et son las vocerías, la una 
desdel Castiello de Miravete por cima de la 
cumbre de la sierra fasta la Foz: et la otra 
allende de la Foz que non pase el rio. Et son 
las armadas, la una en el camino del puerto, 
et la otra al prado de la Venta. 



(x) En el Códic$ dé Pai&menti no ae ñamen tampoco este Csf- 
pitulo, quedando en blanco el logar de la cifra. En el Códice d$ la 
Cartuja dé Sevilla lleva el numero arriba marcado, que es el qns 
le 



DON ALFONSO XI. 969 

Los Colmenarejos es buen monte de oso en 
verano, et en tiempo de las colmenas* 

La Xara de Xaharizejo es buen monte de 
puerco en ivierno. 

£1 monte de sobre Sancta María de Guada- 
lupe es buen monte de oso en verano. 

El Covilar es buen monte de puerco en 
ivierno. Et es la vocería por cima de la cum- 
bre. Et son las armadas, la una en la loma» 
et las dos al rio. 

El monte de Val de Palacios es buen mon- 
te de puerco en ivierno. Et es la vocería del 
cabo del collado tras la Xaríella. Et es el ar- 
mada en el camino que vá de Palacios á la 
Parriella. 

Los valles de sobre Garcies es buen mon- 
te de oso, et de puerco en ivierno, et aun en 
verano, et son las vocerías la una desde el Ro- 
bredo por cima del cerro asomante á Garciez 
fasta el Colmenar: etla otra el valle ayuso 
fasta el camino de Berzocana. Et son las ar- 
madas, las dos en la loma que vá por encima 
de la cumbre, que es entre amos los montes; 
etla otra al Colmenar, et la otra á la Nava. £t 
sin esto es el monte muy bueno de andar, que 
es muy grant ayuda para los de caballo. 

La Madroñera es buen monte de oso en ivier- 
do. Et non há vocería, nin armada cierta, si 
non que ha mester muchos renuevos, ethomes 



970 BIBLIOTECA VENATORIA. 

que deseñen, etcon cada busca que vaya un 
home de caballo, porque es monte tendido, et 
es encinar hueco por ó puede andar home de 
caballo, porque si levantare, que guarden los 
canes, pues que el monte es bueno de andar. 

El Igrejuera es buen monte de puerco en 
iviemoy et algunas veces hay oso. Et es la vo- 
cería por cima de la cumbre. Et son las arma- 
das, la una en el camino de Trogiello, et la 
otra á la Laguna, et la otra en el lomo que 
está á ojo de la Torre de Miranda. 

La siena de Sancta Cruz es buen monte de 
oso en ivierno, et aun de puerco. Et es la vo- 
cería por cima de la sierra. Et son las arma- 
das, las dos al prado de la Xariella, et que 
esté otra vocería que atraviese la Xariella, que 
está á ojo de la Torre de Miranda; et otras dos 
armadas á los prados del Puerto. 

El Berrocal de Burdalo es buen monte de 
oso en ivierno, et aun en el tiempo que yacen 
en las oseras. Et son las vocerías la una desde 
el Castellejo fasta el collado. Et la otra en el 
camino que vá del monte á Robrediello fasta 
encima de la collada, que non pase á Sancta 
Cruz. Et son las armadas la una al Colmenar, 
et la otra á la Roza Nueva. 

La Xara de Burdalo es buen monte de oso 
en ivierno, et hay buenos puercos. Etesla 
vocería desde Sanct Bartholomé fasta la sier- 



DON ALFONSO XI« 27X 

ra; et por la sierra fasta en par del Robredie- 
lio. Et son las armadas entre el monte de Bur- 
dalo et de Sancta Cruz, porque non pase al 
monte de Sancta Cruz. 

Val Cerrado que es cabo Robrediello, es 
buen monte de oso, et de puerco en todo tiem- 
po. Et son las vocerías, la una por la senda 
nueva que vá por cima de la cumbre, et la 
otra en el Portízuelo, que está en el camino, 
que vá de Robrediello á la Sarzuela. Et son las 
armadas la una á los prados de la Sarzuela et 
la otra al Hermita del Robrediello, et otras 
dos en el camino. 

El monte de sobre la Sarzuela, et las Xa-» 
riellas es buen monte de oso, et de puerco en 
ivierno. Et es la vocera desde el Quemado 
por cima de la cumbre fasta la Cabeza del Al* 
mestizan. Et son las armadas las dos al pra- 
do de la Xariella. Et otras dos á par de la 
Huerta. 

La Dehesa de la Torre de Sancta María es 
buen monte de oso, et de puerco en ivier- 
no. Et es la vocería por cima de la cumbre. 
Et son las armadas estas mesmas deste otro 
monte. 

La sierra de Pela es muy real monte de oso 
en ivierno et algunas veces en verano, et hay 
siempre buenos puercos. Et son las vocerías, 
la una por cima de la cumbre de la sierra; et 



372 BIBUOTBCA VBNATORU 

si yoguiere el venado catante del aldea Dore- 
llana; 6 en el valle de la fuente del Azor, son 
las armadas, la una en la loma de sobre la 
senda nueva; et otras dos en los prados que 
son entre Pela Menor, et la fuente del Azor. 
£t sí yoguiere el venado catante á la Parriella, 
ó sobre el Colmenar del Villar, es la vocería 
eso mesmo por cima de la sierra, los rostros 
contra la Parriella. Etson las armadas, la una 
al Colmenar del Villar, et la otra al Encinar, 
que non pase contra Val de Palacios: et otra 
armada encima de la loma de sobre la senda 
nueva. £t demás desto en los Cabezos de la 
sierra ha mester homes que deseñen con ca- 
nes de renuevo, porque es el monte grande. 

La Xariella de Juste es buen monte de puer* 
có en verano, et en tiempo de los panes. Et 
non há vocería. Et es el armada á las Navas. 

La sierra de Pela Menor es buen monte de 
puerco en ivierno, et algunas veces hay oso. 
Et son las vocerías, la una por cima de la ciun- 
bre de la sierra; et la otra en la senda que es 
entre Pela la Mayor, et este monte, que non 
pase á Pela la Mayor, et \sl otra al canto desta 
sierra, catante á la Puebla de Alcocer. Et son 
las armadas á los prados que son entre Pela la 
Mayor, et la Menor, catante la fuente del 
Azor. 

La raña que es sobre Val de Palacios, es 



DON ALFONSO XI, 273. 

buen monte de oso en ivierno, et en tiempo 
de colmenas; pero que en este tiempo de las 
colmenas hay poca agua. 

Otrosí, entre la sierra de Sancta Cruz, el 
Berrocal de Burdalo, hay un monte quel di- 
cen la sierra de Encina Fermosa, et es bueno 
de oso en ivierno á las veces, et hay puerco hf 
todavía. Et es la vocería al camino del puerto 
de Fojalimar: et la otra por cima de la cumbre. 
Et son las armadas, la una á la fuente del 
Alozar, et la otra á las casas de Encina Fer- 
mosa. 

La Xariella de Zorita es buen monte de puer» 
co en ivierno, et en tiempo de panes. Et este 
non há vocería, porque es todo campo en der- 
redor. Et son las armadas en derredor del 
monte. 

La Mata Tornera, et la Cervaleda es buen 
monte de puerco en ivierno. 




TOMO II. 18 





CAPITULO XIX (i). 

De los moiites de tierra de Capiella^ et de la Pue- 
bla de Alcocer. 



L monte de Aznatoiahe es buen mon- 
tfe de oso en ivierno, et es la vocería 
por cima de la cumbie desde en de- 
recho de Val de Fomo, fasta en de- 
recho de Val de Pelonche. Et son las arma- 
das^ la una á la casa de la Rolda que fué 
Eglesia, et la otra á la Barea, et la otfa al Cas- 
tellar de Casarente. 

La ladera de Pelonche es buen monte de 
puerco en ivierno. Et son las vocerías, la una 
por cima de la cumbre, et la otra desde el ca- 
mino que Vá á Pelonche fasta encima de la 
sierra. Et 9on las armadas, la una al rio, et la 
otra al Quemado. 



(z) También está en blanco el sitio del n6mero que corresponde 
k este Capitulo en el Códiu dá Palomares^ llenándolo el Códiu dé 
ln Cartuja de StviÜa con el correspondiente, que es el que le he- 
nos puesto • 



DON ALF01V90 %L Úf^ 

La Fez et la Cabeza de Abetieáydé es todo 
un monte, et es muy real de oso, et de puetco 
en iyietno. Et son las vocerías la una desdé 
encima del puerto por cima de la cumbre fas- 
ta catante á la Foz: et la otra por cima la Fo¿ 
catante el rio. Et son las armadas, la una al 
camino de Toledo, et la otra al Encinar, et la 
otra al Sarzal de cabo el rio. 

La ladera de fuente Labrada es buen mon- 
te de oso en ivierno. Et son las vocerías, la 
una desde la senda que vá del Colmenar de Ro»- 
drigo fasta la sierra: et la otra por cima de la 
cumbre fasta encima del puerto. Et sonlasáir- 
madas la una en el camino de Toledo^ ét hi 
otra al Colmenars-. 

1Í En turra de Capidla hay estos montes. 

La sierra de Sancti Spiritus es buen moüte 
de puerco en ivierno et de oso á las veces. Et 
es la vocezía por cima de la sierra fasta la 
huerta del Risco. Et son las armadas, la una 
á la iglesia de Sancti Spiritus, et la otra en la 
vereda de las Ovejas, que sale de Pizarrosa, 
et vá al Portizuelo de la huerta de Pero Ló- 
pez. 

La sierra, que es cabo Sanct Alifonso, es 
buen monte de oso en invierno. 

El monte de la Moraleja, et la Foz de Gar- 
litos eá todo un monte, et es muy real de osó 



376 BIBLIOTECA VENATORIA. 

en ivierno. Et ea la vocetía por el camino que 
vá sobre la Foz: et la otra desde la Moraleja 
por cima de la sierra fasta la Foz. Et son las 
armadas, la una en el arroyo que viene de Na- 
va Cerrada, que entra en la Foz en el Campie- 
lio, et la otra á las Peñuelas, et la otra en la 
Nava entre la casa de Gil Gómez, et el mon- 
te. (2^ Et acaescionos asoltar en este monte 
un lunes después de Pascua Florida á un oso 
muy bueno, que vieron de vista ante quel sol- 
tasen; et diéronle bien doce canes: et andando 
todos con él, tomaron con una banda de puer- 
cas, salvo dos que fincaron con él. Des hi co- 
bráronle los monteros, et diéronle luego unos 
diez canes, et andidose ladrando por este mon- 
te de la Hoz fasta el tercio del dia, et pasó por 
los que estaban en la voceda, et fué ladrando- 
se por la sierra de Almagra, que nunca se pa- 
ró. Et llegó á la Foceciella de sobre Nava 
Fermosa, et paróse á ladrar. Et allí andido muy 
grant rato fasta que fué ferído de una ferida, 
et esto era ya en poniéndose el Sol. Des hí to- 
mónos allí la noche, que nunca lo podiemos 
matar ese dia. Et desque fué noche, tomóse á 
la Foceciella á ladrar. Et desque aquello vie- 
rnes, feciemos pasar los monteros de cada'par- 
te del monte: et mandámosles . facer muchos 
fuegos, lo uno para que Nos calentásemos, et 
sofriésemos el frió de la noche; et lo al porque 



DON ALFONSO XI. 277 

non probase de pasar para ir á ninguno de los 
otros montes, que estaban en derredor, por ó 
se podiese perder. Et enviamos á todas las al- 
deas de hí en derredor, que Nos acorriesen con 
vianda. £t como Nos ellos acorrieron así los 
medre Dios! £t estido alli ladrándose fasta la 
media noche. £t desde la media noche ayuso 
fueron dejando los canes, cuando dos, cuando 
tres, fasta que non fincó con él can ninguno, 
salvo uno, que habia las voces gruesas, que 
sospechamos que era Natural uno que guarda 
Martin Gil, porque esa noche non recudió á 
ninguno de los fuegos dó estaban los monteros; 
et estídolo ladrando fasta la hora de los maiti- 
nes. £t otro dia á la muerte del oso falláronlo 
hí. £t desde que fué la hora de los maitines, 
royó la trayella Barbada^ que estaba allí á aquel 
fu^o dó Nos estábamos, et fuese para el oso, 
et comenzólo de ladrar: des hí allí mandamos 
á Johan Tenorio, et á Diego Bravo, que fuesen 
á veer si estaban aquellos dos canes con el oso. 
Et llegaron hí, et fallaron luego una cama dó 
habie estado un rato de la noche, et estaba lle- 
na de sangre; et fueron mas adelante, et vié- 
ronle por ojo salir de otra cama, et Barbada^ 
et Natural ladrándolo. Des hí allí, en amanes- 
ciendo, tañó Valero un nuestro montero de viS" 
ta^ et de ladradura. Et allí llegó Pero Ferran- 
dez de Sanct Martin con seis canes, ét pusóge- 



278 BIBLIOTSCA SENATORIA. 

los, et después fué el valle ayuso, et ñieron 
los monteros en pos él del un cabo de la lade- 
ra, et de la otm, et cargáronle de canes, et an- 
dudo fasta el medio día, et fué morir al Col- 
menar de sobre Nava Fermosa. Et por esto 
prohamos Nos, que el buen venado qui lo bien 
porfiare, facierdo los monteros como buenos, 
non habrá al si non morir, demás sabiendo los 
monteros la tierra (i)« 

La ladera de Garlitos es buen monte de 
080| et de puerco en ivi^no. Et es la voceiía 
por cima de la sierra, desde asomante á la Foz, 
fasta pasante el Castiello de Garlitos. Et otra 
en el camino de sobre la Foz, que vá á los mo- 
linos de Garlitos. Et son las armadas, la una 
en el valle en par del Azeña Trapera; et la otra 
en la Cabezuela, que está entre el monte de 
Valfondiello, á la ladera de Garlitos, catante 
á Val dé Centeno. 

Valfondiello es buen monte de oso en ivier- 
no, et en verano á las veces. Et son las voce- 
rías, la una por allende el río de Espera desde 
la punta de la Hoz fasta las casas del Borra- 
cho, 0t dmde fasta la posada del Tamujoso; ei la 
oím de la otra parte del monte^ catante á Naval 



(i> Eb Mta relación también se presenta el Rey como direetor 
^ H B^oft^sia; luibU 4e «os monteros; cita k Martin Gil y & Dit- 
ero Bravo, y figura como autor de la obra» no en las adiciones, sino 
en el texto primitivo. 



DON ALPPM§P X|« 279 

Borracho (i), 46sde la sierra fasta asomante al 
arroyo del Tamujoso. E^ que estén canes de 
renuevo en el lomo de sobre Valfondiello. Et 
son las armadas, la una en el armada que dien 
del Rey; et la otra en la Cabeza que está en- 
tre Val de Fondiello, et la ladera de Gallitos 
catante á Val de Cepteno. 

La Foz de Esfera es buen monte de oso en 
ivierno, et aun en verano. Et es la vocería ppr 
cima de la cumbre del un cabo de la Foz, ni 
del otro. Et son las armadas, la una pnp^e ¡a 
sierra del Mazauo et la Foz^ en la Cabeza del Mo^ 
jo» de Capiella et de la Pueble^; etla otra del otro 
cabo de la sierra saliente del monte. 

La sierra del Mazano es buen monte dfi psp^ ft d^ 
puerco en ivierno* Et es la vocería por cipta 4f l^ 
sierra. Et son las armadas^ la una (2) al rio ^ 
Estera al molino de Gonzalo Roiz; p\ la otra 
en el camÍAO, entre la >(a^a d^ Pero B^b^- 
te en el camino de Caj;>iella, §t d^ Cbilon; ^ 
la otra allende la sierra en el río 4^ Estera ca- 
tante al Porracho; et }a, otxa^ entr^ la Foz de 
Estera, et la sierra del Mazano. 



(i) Lo que ▼& de letra cuniva falta en la edición de Argote de 
Molina: por consiguiente, el párrafo queda completamente descoip- 
pueato. 

(a) Lo marcado con cursiva al principio de este p&rrafo y al 
final del anterior falta en la edición de Argote de Molina, con la 
rara circtinstancia de que, suprimidas esas dos parces, van empal- 



28o BIBLIOTECA VENATORIA. 

La sierra de la Viñuela es buen monte de 
oso en ivierno. Et son las vocerías, la una por 
cima de la cumbre de la sierra: et la otra des- 
del Alcornoque del Rey por la vereda nueva" 
que vá por cima del lomo fasta el Colmenar de 
Domingo Pérez de la Puebla que dicen del 
Sauzejo. Et son las armadas, la una en la Ma- 
jada del Capellán; et la otra allende de la 
huerta de Martin et de Mari Johan, catante al 
Mojón de la Puebla de Chilon; et la otra al rio 
de Suja en cabo de la sierra. 

La sierra de Capiella la Vieja es buen mon- 
te de oso, et de puerco en ivierno. Et es la vo- 
cería por cima de la sierra. Et son las arma- 
das la una al arroyo del Texar, et la otra en- 
cima de las huertas de las Colmenas de la 
huerta Vieja, que non pase á los Toros. 

El monte de Val de Marina es buen monte 
de puerco en ivierno. Et es la vocería por ci- 
ma del lomo fasta la fuente. Et es el armada 
entre el Torozo, et Val de Marina. 

La sierra del Torozo es buen monte de oso 



ouuiUui 1m que quedan de ambos p&rrafos; es decir, el principio de 
la descripción de la Fo£ de Estera, y el fin de la que se hace de la 
sierra del Mazano; de lo que resulta una confusión con que se in— 
duce al lector en error gravísimo, sin describirse ni uno ni otro 
monte. Por estos errores tan crasos y tan abundantes, pues se en- 
cuentran en todas las p&ginas, y en algunas por docenas, ec por lo 
que todos los críticos 6 historiadores han condenado tan agriamen- 
te el texto de Afgote de Molida . 



DON ALFONSO XI. a8x 

€t de puerco en ivierno, et aun en verano. Et 
es la vocería por cima de la sierra. Et son las 
armadas, la una encima de la huerta del Per- 
rero; et la otra en la posada Vieja de Domin- 
go Gil de Torozo; et la otra en la Nava de 
allende de Torozo. 

El monte de la Nava del Mellado es buen 
monte de oso en ivierno, et aun en tiempo de 
las colmenas. Et son las vocerías, la una des- 
del Rostro de la posada de Domingo Pérez de 
Capiella fasta el arroyo de entre amas sierras; 
et la otra desdel puerto del Mellado como vá 
por cima de la sierra fasta este arroyo de en- 
tre amas sierras. Et son las armadas, la una 
en la Cabeza, que está sobre la Nava del Me- 
llado; et la otra en el camino del puerto del 
Mellado. 

La Cabeza de Monjarafe, que está cabe la 
Moraleja, es buen monte de oso, et de puerco 
en ivierno, et en el comienzo del verano. Et 
es la vocería, desde la Moraleja por el camino 
délos molinos fasta la Cabeza de Monjarafe, 
catante á los molinos de Garlitos. Et es el ar- 
mada en el collado de la Moraleja. 

La sierra de huerta la Vieja es buen monte 
de oso, et de puerco en ivierno. Etson las vo- 
cerías, la una desde los Castellejos por la sen- 
da que vá á la posada del Torozo; et la otra 
por cima de la cumbre desta sierra; et la otra 



Q&2 BI^UQT^QA VENATORIA. 

por el lomo que es catante esta siena, et que 
non pase contra el rio de Suja. £t son las aro- 
madas, la una en el Cabezuelo que está cerca 
huerta Vieja» et la otra de yuso de la posada 
del Torozo. 

H En derredor de Seruela hay estoi montes. 

La Pared de Almagra, et el arroyo del Cas- 
taño, que es sobre VUlanueva, e^ buQQ monte 
de oso en ivierno. Et son las voceiía^, la una 
por el puerto del Aliseda desde comi^nzo del 
puerto fasta encima; et la otra por cima de la 
cumbre de la sierra; et que estén renuevos en 
los collados de la sierra. £t son las andadas 
en el valle del puerto de Almagra. £t que 
esté otra vocería & espald^^s deste valle por el 
puerto de Almagra. 

Desde el puerto de Almagra fasta la Foz de 
Estera es otro monte, et es bueno de oso en 
ivierno. Et son las vocerías, la una por la Foz 
de Estera, et la otra por cima de la cumbre de 
la sierra. Et son las armadas en el valle del 
puerto de Almagra. 

La sierra de Tamur, et la Cabeza del Águi- 
la es todo un monte, et es bueno de oso en 
ivierno. 

La sierra de Agudo con la Vera de Agu- 
do es todo un monte et es bueno de ' oso en 
iviema 




CAPITULO XX (i). 



De los montes de tierm de Plasencia. 



A sierra del Bo^^e es buen xqqnte de 
oso en ivierno, et son las vocerías, 1^ 
lina por cima de la cumbre, et la otra 
allende Tajo que noq pase el rio. Et 
es el armada al Castiello. 

La Dehesa de Aimaras es buen monte de 
puerco en tiempo de panes. 

El monte que es cabo el Escaleruela e^ but^p 
monte^de puerco en ivierno. 

El monte del Atalaya es buen monte de 
puerco en ivierno (2), 

Monfrontin es buen monte de oso, etde 
puerco en ivierno, señaladamiepte en tiempo 
de In bellota. Et es la vocería por pimit díQ la 



(x) Seguimoe llenando lo« blancos que deja el Cádics de Palo^ 
nutres en la numeración de los Capitules, con las cifras que les po- 
ne el Códice de la Cartuja de Sevilla, que son las correspondientes. 

(a) Este monte ni siquiera st mendooa en la edición de Airóte 
de Molina. 



284 BIBUOTBCA VBNATORU. 

cumbre. Et son las armadas, la una al Enci- 
nar, et la otra á par de la Xariella. 

El monte del Angostura es buen monte de 
oso et de puerco en ivierno. 

El monte que está sobre la Cabeza de Olid 
es buen monte de puerco en ivierno. 

Los Colmenarejos es buen monte de oso, et 
de puerco en ivierno (i). 

El Pié de la Huerta es buen monte de oso 
en la otoñada, et en el ivierno. 

La Gaiíganta de la Huerta es buen monte de 
oso en la otoñada, et en el ivierno. 

La Xariella de la Carguera es buen monte 
de puerco en ivierno. Et este non há vocería. 
Et es el armada al Berrocal. 

La Cabeza del Endrinal es buen monte de 
puerco en ivierno, et es la vocería por cima de 
la Cabeza. Et son las armadas la una á los 
prados, et la otra al Encinarejo. 

La Cabeza del Madroñal que es allende Tié- 
tar, en derecho de la Barca de los Rencones, 
es buen monte de oso en ivierno. Et es la vo- 
cería por cima de la Cabeza. Et son las arma- 
das, la una al arroyo, et la otra al Encinar. 

El monte de la Cueva dó nasce la Garganta 
de S^pira es buen monte de oso en la otoña- 



(z) Este monte lo poq>one Argote de Molina por eqaivocadoa 
•1 qoe eigne» 



DON ALFONSO ZI« 285 

da, et en el ivierno. Et son las vocerías, la una 
desde Postuero de los Butreros fasta las Me- 
sadas del Ombligo, et dende fasta el collado 
de la Yegua, et dende fasta el Risco de Pié 
Morisquiello: et la otra desde Cabeza Hornos 
fasta el Pié Morisquiello: et la otra de las vi- 
ñas del Pitute de Segura fasta los Mesados: et 
la otra de las viñas del Sarzoso por el qollado 
de Marin fasta la Cabrera, que non pase á la 
Garganta de la Huerta, et son las armadas (i). 

£1 monte del Arroyo de Xarahiz el beudo 
es buen monte de oso, et de puerco en ivierno. 

£1 arroyo de Godino, que es cabo Sanct Pe- 
dro, es buen monte de oso en ivierno, et es la 
vocería só Sanct Pedro, como vá el camino de 
Plasencia. Et es el armada en la raña que es 
entre Tiétar, et la Xara. 

Val Morisco, et Robredo Fermoso, et Val 
de Midos, es todo un monte, et es bueno de 
oso, et de puerco en todo tiempo^ Et son las 
vocerías, la una por el lomo de la Puente Vie- 
ja fasta el camino que vá de Cuacos á Val Mo- 
risco. Et la otra desde la Garganta de Perla 
fasta el camino de Cuacos, asomante por el 
lomo que asoma á Val Morisco. Et es el ar- 
mada en las Atalayuelas de Val Morisco. 



(z) Aiivi ponen punto final tanto el Códiu de PaUmares como el 
Cáiiu de ía Cartuja de SmUa^ cuando evidentemente qooda tnm» 
cade el leatido. 



286 BIBLK)TÉCA VMAÍ^(!fl¿IA« 

La Gaíganta de Jatatida> que es ¿abo Jaran-^ 
díella es buen monte de oso en todo tiempo. 

La Xara del Tomo, qiíe es entre Jarandie- 
Ua, et Valverde, es buen monte de oso en ve- 
rano, et en ivierno. £t son las vocerías, la 
una por cima del arroyo de Mari Sancho fas- 
ta la Fresnediella: et la otra Valfondíello ayu- 
so. Et es el armada entre Tiétar, et la Xara 
del Tomo. 

La Xara de las Lagunas, que es entre Val- 
verde, et la Candeleda es buen monte de oso 
en ivierno et en verano. £t son las vocerías, 
la una desde el Colmenar de Gonzalo Diaz 
por la Majada de Chilla fasta Alardes: et la 
otra Alardes arriba fasta el Pié de la Texeda. 
Et es el armada en el Robredo á la Laguáa. 

La Garganta del Losal es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno. 

Robrediello et Val de la Torre es todo un 
monte, et es bueno de oso en ivierno. 

La Garganta de Quartos, et la Bruxa, et la 
Hoz de Ladrones es todo un monte, et es bue- 
no de oso en todo tiempo. 

El Abantera, et Garganta Seca es todo un 
monte, et es bueno de oso, et de puerco en 
todo tiempo (i). 



(x) Bate monte no m describe ea Ift edidoo de Argote de Ifo- 



DON ALfOMSO XI. lüf 

La Garganta de Cereceda es buen monte de 
oso en todo tiempo. Et es la vocería por cima 
de la cumbre, et por el cerro Trigueroso ayu- 
so fasta la Majada del Chorro. Et son las ar- 
madas á la Majada de Encima (i). 

Alardos, et Regadera, et el arroyo de Vi- 
ceinte es todo un monte, et es bueno de oso 
en todo tiempo. Et son las vocerías la una 
desde encima de la cumbre desde dó nasce el 
arroyo de Viceinte por la vereda del Fomie- 
11o fasta el Pié de la Texeda: et la otra Pié 
Medroso a3mso fasta los Labrados. Et son las 
armadas en la Majada primera de Pié Medro- 
so (2). 

El ]guerto del Madroño es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno (3). 

ir Estos son los montes de Val de Xereie* 

"La Garganta de Val de Infierno, et la Gar- 
ganta de Tormantos, et la Garganta del Texe- 
diello, es todo un monte, et es bueno de oso 
en verano. Et son las vocerías, la una desde 
Pié Calvero arriba fasta en Tormantos; et la 
otra desde el Pié de Xerete fasta encima de la 
Serreda. Et son las armadas la una entre la 



(1) TAitapoco se mle&ta este monte ea la edieiMí cátida. 
(^ X>e eBte monte ni se hace la descripción ni fcon se citl^ «a 
nombre. 
(3) iüiiñisxittí se omite el hablal- de este moáte. 



288 BIBLIOTECA VENATORIA. 

Cabezuela et Xerete; et la otra en el collado 
de la Yegua. 

La Garganta de Endura, et la Garganta de 
la Huerta, et el collado Rubio es todo un 
monte, et es bueno de oso en verano. £t es la 
vocería desde la Cabezuela, el Cabril arriba, 
fasta el CoUadiello Rubio. £t son las arma- 
das la una en el collado de Endura entre amos 
los montes; et la otra en el cerro del Aldeyue- 
la, et la otra en el cerro de Andrés. 

Las Rozas es buen monte de oso en verano 
et es la vocería desde el Pié de las Rozas fasta 
Majada de Reina: et otra vocería desde San- 
cho Tello fasta Castriel Freyo. Et son las ar- 
madas la una entre las Rozas, et Sancho Tello, 
et la otra al Pié del puerto de las Rozas. 

Sancho Tello, et la Garganta de los Bui- 
tres es todo un monte, et es bueno de oso en 
verano. Et. es la vocería desde los Parrales 
fasta Castriel Frió: et la otra desde el Pié 
de Sancho Tello fasta Centenera. Et la otra 
desde Centenera fasta Castriel Frío. Et son las 
armadas, la una á la vega de Sancta María 
Magdalena: et la otra á las Paxaríellas del Va- 
diello. 

Majada Tomos, et la Garganta del Señor es 
todo un monte et es bueno de oso en verano. 
Et son las vocerías la una al pie de la fuente 
del Viezo fasta el Arroyaliza; et la otra á los 



DON ALFONSO XL 289 

collados de la fuente de Gascón: et la otra des- 
de la fuente de Gascón fasta el collado de la 
Mihara. Et es el armada encima de Xerete. 

La Garganta de Vecedas es buen monte de 
oso en verano, Et son las vocerías la una des- 
de el pié del Azanda fasta el collado de Gas- 
cón como sale al Chistero: et la otra al colla- 
do de la Mirra, et por Calameca, et á las Puer- 
tas de Béjar, et la otra á los Hueles, et al Can- 
zal de Gómez Sancho. 

Ojalba es buen monte de oso, et de puerco 
en verano. Et son las vocerías la una desde el 
río, el Pié de Don Duran arríba, fasta la Va- 
queríza: et la otra desde Nava Concejo, á la 
Peña de Sancho Velasco; et la otra desde la 
Peña de Sancho Velasco fasta la Vaqueríza. 
Et son las armadas, la una á los prados de 
Nava Mojada, et la otra á la Nava Regadiella. 

El Asperíella es buen monte de oso, etde 
puerco en verano et en ivierno. Et son las vo- 
cerías la una desde el Romancejo, el Canchar 
arriba, fasta la Majada de Mingalbo: etla otra 
en el cerro de la Garganta de Anduja fasta la 
Vaqueriza. Et son las armadas, la una al Can- 
chal de Romanejo, et la otra á los Perales de 
la Vaqueriza. 

El collado de la Yegua es buen monte de 
oso en verano, et son las vocerías, la una des- 
de el collado de la Yegua, por la cumbre ayu- 

TOMO II. ig 



290 BIBLIOTECA VENATORIA. 

SO fasta el Pié de los Cantos, et el Pié de los 
Cantos ayuso fasta Cabeza Fomos; et la otra 
á la vega de contra el camino de parte de 
Monfrontin. 

La Dehesa de Piornal es buen monte de oso 
en verano. £t son las vocerías, la una desde 
Piornal, carrera ayuso fasta en Ojalbo, et la 
otra de Piornal al Castañar de la Cepeda fasta 
el río. Et son las armadas, la una en los lla- 
nos de los Piornales, et la otra en el Pié de la 
Boca. 

' La sierra de Rabaniello es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno, et en verano. Et 
son las vocerías, la una desde San Bernabé 
por la cuerda de la sierra fasta San Bartolomé: 
et la otra por el Risco de Rabaniello a3ruso 
fasta el río. Et son las armadas, la una en Na-~ 
va Fermosa, et la otra encima de la sierra en 
San Bernabé. 




CAPITULO XXI (i)- 

De los motUes de tierra de Corta, ei de Galisteo, et 
de Alcántaray ei de Alhorquerque. 



L monte de Sancta Cruz es buen mon- 
te de puerco en ivierno, et aun en 
verano, et non há vocería, tt es el 
armada contra Palomera, en el ca- 
mino que viene de Villanueva para Sancta 
Cruz. 

£1 monte de la Renconada, que es en tierra 
de Galisteo, es buen monte de oso, et de puer- 
co en ivierno, et en verano. £t este non há 
vocería. Et es el armada contra el Grijo de 
Galisteo, et contra Cozuela, en el camino que 
viene de la Renconada para Cozuela, 

£1 monte de Cozuela es buen monte de oso, 
et de puerco en ivierno, et en verano. Et es 




<i) Tampoco estfc numerado este Capitulo en el C^¿ici de Palo^ 
mares, al contrarío que en el Códice de la Cartuja de Sevilla, donde 
Ueya la cifrm correspondiente. 



SgS BIBLIOTECA VENATORIA, 

la vocería encima de la Cabeza de Cozuela, et 
de Val de Mari Franca. Et es el armada en la 
ribera de Cozuela. 

El monte de Sancta María de Alíarageme 
es buen monte de puerco en ivierno, et aun en 
verano, et non há vocería, Et es el armada 
contra la Cabeza de Cozuela. 

El monte de Val de Rey es bueno de puer- 
co en ivierno, et en verano. Et es la vocería 
faza el Sierro en el camino que vá de Coria 
para Val de Mari Franca. Et es el armada en 
Val de Rey. 

El monte de Zueca es bueno de oso, et de 
puerco jsn ivierno, et aun en verano. Et es la 
vocería contra Cecravin. Et es el armada á los 
Casares de Zueca en el camino que viene de 
Coria para Cecravin. 

El monte del Sierro es buen monte de puer- 
co en ivierno, et en verano, et á las veces en 
tiempo de las uvas, et en el tiempo de la Lan- 
de hay 'en él oso. Et es la vocería escontra la 
Sarzuela. Et son las armadas, la ima en Val 
de Rey, et la otra en Espinel. 

El monte de la Candeleda es bueno de oso 
et de puerco en ivierno, et aun en verano. Et 
es la vocería por cima de la sierra del puerto 
de Perosin. Et es el armada en la Calzada que 
sube al puerto. 

El monte de la Sarzuela es bueno de oso. 



DON ALFONSO XI. 293 

et de puerco en ivierno, et aun en verano. Et 
es la vocería en las Navas de Morante en el 
Carril de la Calzadiella. Et es el armada en 
Espinal. 

El monte de las Fenerías es bueno de puer- 
co en ivierno, et en verano, Et es la vocería 
desde la ribera de Arrago por cima de las Per- 
rerías. Et es el armada contra las Canalejas de 
Gazulete. 

El monte de Mastores es bueno de puerco 
en ivierno, et en verano. Et á las veces hay 
oso. Et es la vocería en el camino que viene 
de la Reina á Sanctyvañez. Et es el armada 
en el camino que vá de Sanctivañez para Fer- 
nant Pérez. 

El monte del Aliseda de Sanctivañez es 
bueno de puerco en ivierno, et en verano, et 
á las veces hay oso. Et es la vocería en el 
camino que viene de Villas Buenas para Ga- 
ta. Et es el armada escontra Cadahalso en el 
camino que viene de la Torre contra Sancti- 
vañez. 

El monte del Helechoso es bueno de puerco 
en ivierno, et aun en verano. Et es la vocería 
escontra la Dehesa de Gatezna. Et es el arma- 
da en el camino que viene de Villas Buenas 
para Gata. 

El monte de Tragudo es bueno de puerco 
en ivierno, et en verano. Et este non há voce- 



294 BIBLIOTECA VENATORIA. 

ría. £t es el armada allende la ribera de Gata 
contra Peralejos. 

El monte de la Calera, et de la Madroñera 
es bueno de puerco en ivierno, et en verano. 
£t es la vocería en fondón del Fresnedoso. Et 
es el armada desde Val Morisco fasta el Fres- 
nedoso. 

La Mata del Llano del Masegal es buen 
monte de puerco en todo tiempo. Et es la vo- 
cería en la senda que viene de Sapiello para 
Tinajas. Et son las armadas, la una en la ri- 
bera de Tinajas, et la otra en la ribera de Sa- 
piello. 

Las Elias es buen monte de oso en ivierno, 

et en verano, et de puerco eso mesmo. Et es 

la vocería por cima de la sierra contra Quadra- 

* les. Et es el armada contra Valverde en el 

pu^o que vá para Sabugal. 

Las Cabreras de Trebejo que es en la Orden 
de Sanct Johan cabo deste monte de Elias, es 
buen monte de oso, et de puerco en ivierno, 
et en verano. Et es la vocería encima del ar- 
royo del Castaño. Et es el armada en la Tor- 
viscosa. 

La Cabeza de Villa Alba es buen monte de 
puerco en verano. Et es la vocería en el ca- 
mino que vá de Cilleros á Villa Alba. Et es el 
armada en el Robredo contra la ribera de 
Elía. 



DON ALFONSO XI. 295 

Lk sierra de Cilleros es buen monte de oso, 
et de puerco en todo tiempo. £t es la vocería 
de la parte de la sierra de Sanct Pedro. £t es 
el armada en el Alcomocosa en el camino que 
viene de Cilleros para Perales. 

Sancta María de la Peña es buen monte de 
oso en ivierno, et en verano. Et es la vocería 
por cima de la sierra de Sancta María. £t son 
las armadas, la una en el valle de Aguilar, et 
la otra en el Alcomocosa. 

£1 monte del Casar de Pavía es buen mon- 
te de oso, et de puerco en ivierno, et en vera- 
no. £t son las vocerías, la una encima del La- 
gañoso; et la otra del cabo de los molinos de 
Bríta Peñas. £t son las armadas, la una al 
Casar de Pavía, et la otra á la casa de Don 
Anas. 

El monte de Peñas Rubias es bueno de oso, 
et de puerco en ivierno, et aun en verano. £t 
es la vocería del cabo de la sierra: et la otra 
del cabo de la ñbera de Elía. Et son las ar- 
madas, la una á Peñas Rubias, et la otra del 
cabo de la Dehesa de Benavente. 

Menuegas es buen monte de puerco en ivier- 
no, et en verano, et es la vocería contra la 
Sarza. Et es el armada al Pizarroso en la ri- 
bera de Elía. 

Castiel de Regosa es buen monte de puer- 
co en ivierno, et en verano. Etes la voce-* 



296 BIBLIOTECA VENATORIA* 

ría es contra Penañel. Et escontra la Sarza. 
£t es el armada en la cañada que viene para 
la Sarza. 

Piedras Albas es buen monte de puerco en 
ivierno, et en verano. Et es la vocería del ca- 
bo de la puente de Segura allende del agua. 
Et son las armadas launa contra Estorninos 
et la otra contra el Albergueria en el camino 
de Piedras Albas. 

El Acebuchar, que es entre Alcántara, et 
Estorninos, es buen monte de puerco en ivier- 
no, eten verano. Et non faá vocería. Et es el 
armada contra la Moheda. 

El monte de la Mata es bueno de puerco en 
verano, et á las veces en ivierno. Et es la vo- 
cería allende Tajo contra Cecravin. Et es el 
armada en la ríbera de Fresneda. 

Valorino es buen monte de puerco en ivier- 
no, et aim en verano. Et son las vocerías la 
una encima de Salorino, et la otra en el Salor. 
Et es el armada en el camino de la Barca, que 
vá para Cinta. 

Las Rodelladas es buen monte de puerco en 
ivierno, et en verano. Et non há vocería. Et 
es el armada contra la sierra de Sanct Pedro. 

La sierra del Cañaveral, que es sobre Por- 
tizuelo, es buen monte de puerco en verano, 
et á las veces hay oso. Et es la vocería por ci- 
ma de la sierra. Et es el armada en el cami- 



DON ALFONSO XI. 297 

no que viene del Cañaveral contra Grímaldo. 

Las Garroviellas es buen monte de puerco 
en ivierno, et en verano, et á las veces hay oso. 
Et es la vocería en el camino que viene del 
Casar para las Garroviellas. Et es el armada 
escontra la Cabeza de Araya sobre el camino 
que vá para las Garroviellas. 

La Cafra de Bienpartida, que es en término 
de Cáceres, es buen monte de puerco en tiem- 
po de panes, et en tiempo de la Lande. Et es 
la vocería contra el camino del arroyo del 
Puerco que viene para Cáceres. Et es el arma- 
da en el camino que viene de Cáceres á Bien- 
partida. 

La Mata de Femandiello es buen monte de 
puerco en ivierno et en verano, et es la voce- 
ría contra el puerto de Perrera. Et es el arma- 
da contra la sierra del Esparragal encima de 
las casas de Don Sabastian. 

Las Mestas de Alburre, et de Seu es buen 
monte de puerco en ivierno et en verano. Et 
es la vocería encima de amas las riberas. Et es 
el armada en los molinos á la ribera. 

La ribera de Arrela es buen monte de puer- 
co en ivierno, et en verano. Et es la vocería 
en fondón de la ribera de Órela ante que en- 
tre en Tajo. Et es el armada encima de la vo- 
cería contra Tajo. 

Las Cedadorias es buen monte de puerco en 



198 BIBUOTBCA VENATORIA. 

ivierno» et en verano. Et es la vocería contra 
la Morera, et es el armada contra la ladera de 
Mayorga en el camino que viene de Mayorga 
para las Cedadorias. 

La ladera de Mayorga es buen monte de 
puerco en ivierno et en verano. Et es la voce- 
ría por cima de la sierra contra Exoa. Et es el 
armada contra el aldea de Aleóme en la ri- 
bera. 

El monte de la Cebolla -es bueno de puerco 
en ivierno, et en verano. Et es la vocería con- 
tra el monte de la Sarza, porque non pase al 
dicbo monte de la Sarza. Et son las armadas, 
la una en la ribera de Salguero; et la otra con- 
tra MajTorga en el monte de Mayorga et el de 
la Cebolla. 

La Sarza es buen monte de puerco en todo 
tiempo, et es la vocería entre el monte de la 
Sarza, et el de la Cebolla. Et es el armada 
contra la ribera del Salguero. 

El monte de la Torre Agena es bueno de 
puerco en verano, et á veces en ivierno. Et este 
non há vocería. Et es el armada contra las Cor- 
tes en el camino que vá para Badajoz. 

Las Atalayas Rubias es buen monte de puer- 
co en ivierno, et non há vocería. Et es el ar- 
mada contra la sierra de Sanct Pedro en el 
camino que vá de Alborquerque para el Ali- 
seda. 




CAPITULO XXII (i). 



De. los montes de tierra de la Orden de Sanctiago. 



L arroyo del Fresno, que es entre 
Cazalla, et Guadalcanal, es buen 
monte de puerco, et á las veces hay 
oso. Et es buen monte de ivierno et 
en el comienzo del verano. Et es la vocería 
desde en par de la casa de Johan Royz fasta 
en asomante de la casa de Sancho García el 
Carnicero, por cima del arroyo del Fresno. Et 
son las armadas entre la casa de Sancho Gar- 
cía, et el río de Benalixa,. Et es otra armada 
encima de la casa de Sancho García cerca de 
la vocería. 

El Tamujoso, que es entre Guadalcanal, et 
Azuaga es buen monte de puerco en ivierno, 
et en el comienzo del verano, et á las veces 
hay oso. Et non há vocería salvo monteros que 



(z) FftlU asimismo la nnmeracion k este Capitulo en el Códice 
de PahtnareSf pero le corresponde la cifra qae le hemos puesto C(ni« 
forme con el Códiet dé la Cartuia de Sentía. 



300 BIBUOTBCA VENATORIA. 

fablen de encima de las cabezas del Guijo. Et 
son las armadas en el Encinal, que es entre 
este monte, et los Bodegones que están en el 
camino, desde el Colmenar que fué de Pero 
Garda de Magaz, por el arroyo del Tamujoso 
ayuso. 

El monte de la Parrilla es buen monte de 
puerco; et á las veces hay oso en ivierno, et en 
el comienzo del verano. Et es la vocería por 
el cerro que es entre el rio de Benalíxa, et la 
senda de las Rozas fasta en derecho de la Ca- 
beza del Catalán. Et son las armadas, la una 
al Colmenar de Sancho Muñoz, et la otra al 
Colmenar de María Esteban. 

El Alcornocal de la sierra de Montanjes es 
buen monte de oso en verano et en tiempo de 
oseras. Et es la vocería por cima de la cumbre 
de la sierra. Et es el armada en el collado que 
viene en el camino que viene de arroyo de 
Molinos á la Sarzuela, que non pase contra los 
montes de la Sarzuela. 

El Atala3ra de Ramos es buen monte de 
puerco en ivierno, et en tiempo de panes, et 
non há vocería ninguna si non homes que es- 
tén encima de la cabeza de Atalaya para que 
deseñen á cual parte vá el venado. Et son las 
armadas, la una al Colmenar de la Huerta; et 
la otra á la Peñuela cabo la Foceciella; et la 
otra al Encinar. 



DON ALFONSO Xh 3OI 

El monte de la Albuhera de sobre la casa de 
Femant González es buen monte de puerco en 
tiempo de panes, et es la vocería por cima de 
la ladera de la sierra. £t son las armadas la 
una en el collado que es entre este monte, et 
la Cabeza de Ramos, que non tome á la Ca- 
beza de Ramos: et la otra en los prados de la 
Albuhera, et la otra al Encinar. 

Las Tiendas es buen monte de puerco en 
tiempo que há Lande, et en el tiempo que há 
panes. Et es la vocería allende del arroyo. Et 
son las armadas, la una á los Casarejos, et la 
otra catante las Tiendas. 

'El soto de Johan Antón que es entre Amas 
Aguas, es buen soto de puerco en verano. Et 
non há vocería. Et es el armada en la Nava 
que es á la punta del soto, que non pase al 
soto de Covillana. 

El soto de Covillana es buen monte de 
puerco en verano. Et es la vocería entre este 
soto, et el soto de Lobon, que non pase al 
soto de Lobon. Et es el armada en la punta 
deste soto. 

El soto de Lobon es buen soto de puerco 
en verano. Et es la vocería en este mismo lo- 
gar desta otra vocería catante contra Lobon, 
porque non pase al soto de Covillana. Et es 
el armada en el puntal del soto á las Barran- 
queras, 



303 BIBLIOTECA VENATORIA. 

La sierra de Colamonte la Mayor es buen 
monte de puerco en ivierno, et en tiempo de 
panes. £t si yoguiere el venado de contra Mé- 
rída, es la vocería en el camino que viene del 
Almendral para Mérida fasta encima de la 
sierra, et la otra por cima de la sierra. Et es 
el armada al pié del lomo de Colamonte. Ei 
si yoguiere del otro cabo de la ladera^ catante la 
casa del Tripero^ es la vocería en este camino mis-- 
mo que viene del Almendral para Marida fasta en- 
cima la sierra* Et otrosí catante á la casa del Try- 
pero. Et es el armada pasante el arroyo encima de 
las casas del Tripero (i). 

Colamonte la Pequeña es buen monte de 
puerco en ivierno, et en tiempo de panes. Et 
son las vocerías, la una por cima de la sierra, 
et la otra en el camino que non pase contra 
Alhacen. Et es el armada entre este monte, et 
Colamonte Mayor. 

Las Cabezas de Cervera es buen monte de 
oso en ivierno et en tiempo de las colmenas, 
et hay siempre puercos. Et es la vocería desde 
la Huerta fasta el rio de Matachel, que non 



(i) Todo lo que v& de letra cursiva falta en la edición de Ar— 
gote de Molina. Por graves que sean las faltas volvemos á prescin- 
dir de ellas, porque tendríamos que llenar de notas todas las pagi- 
nas. Nos limitaremos á citar solamente, para ilustración de loa lec- 
tores, las faltas absolutas de descripciones de montes que han de- 
saparecido en «1 libro de Arcóte. 



DON ALFONSO XI. 303 

vaya el rio ayuso. Et son las armadaS) la una 
en Cabeza de Hatos, et las otras en el camino 
de Sevilla. 

Sierra de Pinos es buen monte de oso, et de 
puerco en ivierno. £t son las vooeiías, la una 
por cima de la sierra fasta el collado: et la otra 
desde el collado fasta en cabo de la sierra: et 
la otra por el camino ayuso fasta en cabo del 
monte. Et es el armada á las Navas, que son 
cabo del camino, que vá á la Puebla. 

Monte de Rey es buen monte de oso, et de 
puerco en ivierno. Et son las vocerías, la una 
por la senda que vá entre la sierra, et el mon-» 
te, que non pase contra la sierra: et la otra en 
el camino que vá de la Puebla á Fomachos, 
que non pase contra sierra de Pinos. Et es el 
armada entre la Cabeza de la Calera, etel 
monte allende del arroyo, et que esté una ata- 
laya encima de la Cabeza de la Calera, que 
deseñe á dó fuere el venado. 

El monte de las Colmenas del Alcayde es 
buen monte de oso, et de puerco en ivierno. 
Et son las vocerías, la una por cima de la 
cumbre, et la otra en el camino de Fomachos, 
que vá á Monte de Rey. Et son las armadas, 
la una en los Quemados de sobre el arroyo, 
que non pase contra Máchicas: et ía otra de 
3ruso de la Cabeza de la Calera que non pase 
contra la fuente del Corchon. 



304 BIBLIOTECA VENATOIUA. 

La Dehesa de Fornachos es buen monte de 
puerco en ivierno, et en verano. Et es la vo- 
cería en el camino que vá de Valenciuela á 
Fornachos. Et son las armadas la una en la 
senda que viene de Fornachos á las colmenas 
dó se a3aintan los caminos: et la otra en el ca- 
mino asomante á Fornachos; pero que pongan 
canes en los collados de la sierra á espaldas de 
la armada, que aunque pase del armada, que 
lo tomen. 

Vellitas es buen monte de puerco en ivier- 
no, et en tiempo de panes, Et non há vocería^ 
salvo que estén homes en la cumbre del mon- 
te que deseñen á dó vá el venado. Et son tres 
armadas, las dos al río, et la otra encima de 
la cañada contra Máchicas, et que esté un 
home con canes de renuevo que deseñe en el 
atalaya en derecho del Hato de Vellitas. 

Máchicas es buen monte de oso, et de puer- 
co en ivierno, et en tiempo de panes. Et non 
há vocería, salvo que estén homes en la cum- 
bre del monte, que non pase al monte del 
Campiello. Et son las armadas la una en la 
Nava que es en cabo del Angostura en par del 
camino, que viene de Sanct Martin: et la otra 
á los Casares de Ruy Martinez. Et há mester 
encima de la cumbre homes que deseñen á dó 
vá el venado. 

El monte de Val de Campiello es buen mon- 



DON ALFONSO XL 365 

te de 0SO9 et de pueico en tiempo de la Lan* 
de. Et es la vocería por cima del camino, que 
vá á Sancta María de las Posas. Et es el ar- 
mada de yuso deste camino que vá á Sancta 
María de las Posas contra Peña Lobal: et otra 
vocería á las espaldas desta armada en el al- 
tura, que aunque pase del armada, quel tor- 
nen otta vez al armada. 

El arroyo de la Figuera, etla Lapa, es todo 
un monte, et es bueno de oso en ivierno. Et 
es la vocería por Albufute3ma que es entre 
amas las sierras. Et son las armadas, las unas 
en el camino que viene de Fomachos al Cam- 
piello: et las otras á las Navas, que están en 
cabo del camino. 

El Serrejon de la fuente del Corchen es 
buen monte de oso, et de puerco en ivierno. 
Et son las vocerías, la una por cima del Ser- 
rejon, et la otra en el camino, que vá entre hi, 
et la sierra de Fomachos. Etson las armadas, 
la una en la fuente del Corchen, et la otra al 
arroyo contra Máchicas. 

La Mata del arroyo del Tamujoso á par de 
Sancta María de las Entradas, es buen mont^ 
de puerco en ivierno, et á las veces hay oso. 
Et es la vocería por el camino del Retamar 
fasta el asomada del aldea. Et son las arma- 
das laguna á la fuente del Cerchón, et otra á 
Sancta María de las Entradas. 

TOMO II. ao 



306 BIBLIOTECA VENATORIA. 

Matallana es buen monte de puerco en ivier* 
no. £t es la vocería desde la Nava de la De- 
hesa del Alcayde fasta el Renal. £t son las 
armadas el arroyo ayuso, que es contra la Ca- 
beza de Cervera. 

La huerta del Maestre que es cabo Foma- 
chos, es buen monte de puerco en ivierno. 

ir (7 Estos numUs son de tierra de la Orden de 
Alcántara (i); et porque están juntos con estos 
montes de tierra de la Orden de Sanctiago^ po- 
stémoslos aquí á vueltas dellos, 

Algale es buen monte de oso et de puerco 
en tiempo de la Lande.^ Et es la vocería por 
cima del collado fasta el camino, que viene de 
la Figuera para el camino de las Posas. Et es 
el armada en el arroyo deyuso del camino que 
viene de las Posas. 

El monte de Femant Pérez es buen monte 
de puerco en ivierno, et en verano. Et son las 
vocerías la una contra la sierra de Ortiga en 
vera del monte: et la otra contra la Carbone- 
ra. Et es el armada entre el monte et el aldea 
que dicen de Femant Pérez. 

Ortiga es buen monte de puerco en ivierno. 



(x) La manedUa que al comennr eite p&rrafo lleva el Códice 
ééPalomarUf indica aeguramente la yariaate que en realidad hay 
entre ette y el CóÜee 4» la CaHujt^ tU Stvilla, que escribe Caía- 



DON ALFONSO XI. 307 

et en verano. £t son las vocerías, la una con- 
tra la Carbonera, et la otra contra la sierra 
de Ortiga, et es el armada en las Radas de 
Medio. 

Sejo Viejo, et el monte de la Lapa es todo 
un monte, et es bueno de puerco en ivierno, 
et en verano. Et son las vocerías contra el al- 
dea de Femant Pérez. £t son las armadas en 
el camino que vien de la Guarda, 

La sierra de Johán Pérez es buen monte de 
oso et de puerco en ivierno, et en verano. Et 
es la vocería por cima de la sierra. Et son laS' 
armadas la Asómela camino de Guadalcanal; 
et la otra entre la sierra de Johan Pérez et la 
Cabeza de la Palma, en el camino que vá á la 
Peraleda. 

La sierra del Gato es buen monte de puer- 
co en ivierno. Et son las vocerías, la una con- 
tra la sierra de Lora en el camino de Sivora: 
et la otra como sale del Rencon fasta el Enci- 
narejo de Guadalcanal. Et son las armadas la 
una en el Encinarejo del Rencon, camino de 
Sivora, et la otra en la Nava de Fagundo. 

La sierra de Lora es buen monte de oso, et 
de puerco en ivierno et algunas veces en ve- 
rano. Et es la vocería por cima de la sierra. 
Et son las armadas, la una á la buerta Vieja, 
et la otra contra el Fomiello. 

El monte de Castoria es buen monte de 



308 BIBLIOTECA VBNATORIA. 

puerco en ivierno et en verano, Et non há vo* 
cería. £t son las armadas, la una contra Ben- 
querencia; et la otra en el Val de Hamin. 

La Menjorada es buen monte de puerco en 
ivierno, et en verano. Et es la vocería á las es- 
paldas del armada. Et es el armada en la ca* 
nada de la Menjorada. 

Despierna Caballos es buen monte de puer* 
co en ivierno, et en verano, et son las voce- 
rías á espaldas del armada: et la otra por cima 
de la sierra contra Almorchon. Et son las ar- 
madas, la una en la Nava de Menga Velasco» 
et la otra contra la Menjorada. 

La sierra que es sobre Cabeza del Buey es 
buen monte de oso en ivierno. Et son las vo- 
cerías, la una por el camino de Monecir que 
vá de CaJbeza de Buey á Gahete; et la otra por 
el puerto de Hojuerta: et la otra por cima de 
la cumbre de la sierra. Et son las armadas la 
una en la Nava del Aliso, et la otra en el lomo 
que está catante el puerto de Hojuerta. 

La sierra de Nava Cerrada, et el Torozo de 
Malamoneda que es cabo la Cabeza del Buey, 
es todo un monte, et^es bueno de oso en ivier- 
no. Et son las vocerías, la una por cima d? U 
sierra^ et la otra por el arroyo del Buey ayu- 
so fasta qI Totojíq de Mala^oooneda; et la otra 
por Nava Cerradsi «(^nsi^, que noa pasa al To- 
TQf^o M^y^r. Et son las. i^rmada3, Isi una en la 



DON ALFONSO XI. 3O9 

Cabeza de la Brama, et las otras diuso del ca- 
mino de Nava Cerrada. %^ Et en este mon- 
te Nos acaesció de soltar un lunes á un buen 
oso; et soltóle Gonzalo de Alborquerque, et 
cuidaron todos que era pequeño, et era bueno, 
et andudieron los monteros, et los canes con 
61 todo el dia; et maguer bobo dos feridas pe- 
queñas, non lo pudiemos matar este dia. £t 
de que vino la noche, fueron dejando los ca- 
weSf m. non irnos quince que estudieron con 61 
fiísta la media noche en el arroyo del Buey. 
Et Pero Carriello con pieza de monteros fin- 
caron esa noche en el monte, et Nos tomamos 
á la Cabeza del Buey esta noche. Et de la me- 
dia noche adelante, de los quince canes que 
estaban con él, dejaron todos si non seis, que 
estudieron con 61 fasta las dos partes de la no- 
che. Et cuando vino contra la mañana, deja- 
ron todos si non una peira Tudela^ et un can 
que dicen Hmmiaño* Et otro dia martes en- 
viamos monteros que diesen traviesas para fa- 
llar la ida del; et'faUároKüii á dó dicen las Mor- 
ras, et pusieron luego en ella unos diez canes, 
et erranm todos, si non Certero el que guarda 
Pascual Pérez de las Rozas, ^Salido el que 
guarda Benito de Sanct Martin. Et después 
tomaron la ida otros monteros, et fueron fasta 
dó vieron que estaban con él estos dos carnes 
ladrándolo: et.alli diéronle unos diez, ó doce 



3IO BIBUOTBCA VBNATORU. 

canes» et andudiemos con 61 todo el dia fasta 
hora de viésperas; así que duró la monteiia 
deste oso que non murió» desde el lunes fasta 
el martes á hora de viésperas quel matamos en- 
tre la Cabeza del Buey» et Madroniz (i). 

ir Et fasta aquí tunen los de tierra de Alcán^ 

tara (2). 

El monte que es cerca del Castiello de Ri- 
ña» que llaman los Vagos» es buen monte de 
oso, senaladamiente en tiempo que hay uvas. 
Et es la vocería por cima de la cumbre. Et 
son las armadas la una al arroyo» et la otra al 
Colmenar. 

La ladera de Agua de Toca es buen monte 
de puerco en tiempo de panes» et á las veces 
hay oso en tiempo de las uvas» et de los pa- 
nes. Et es la vocería por cima de la cumbre de 
la sierra. Et son las armadas al arroyo. Et es 
otra armada en el Cabezudo que está allende 
el arroyo. 

Val de Fuentes es buen monte de puerco en 
ivierno. 

La Cabeza de Avila» et el Pizarroso» et el 



(i) También figura como autor de eata otra rdadoo en el texto 
primitivo el miamo Rey* 

(a) Ia conformidad que ahora le nota en amboa Códicee al e»- 
Gfibir Alcántart^f prueba el acierto de la corrección dd C64iu de 
FáUmarts, que hemoi uguldo como iiempf e. 



DON ALFONSO XI. 3II 

Acebeda de Guadarnés, et Cabeza Fermosa, 
es todo un monte, et es bueno de oso, et de 
puerco en ivierno. 

Las Chamorras es buen monte de oso, et de 
puerco en todo tiempo, et es la vocería desde 
el arroyo del Moro fasta la Cabeza de Lloren- 
zo. Et son las armadas la una al arroyo del 
Moro, et las dos en Val de la Cigüeña: et otra 
vocería desde la Cabeza del Encina fasta Val 
de la Grúa. Et que estén canes de renuevo, et 
homes que desden en las Cabezas de las Cha- 
morras. 

La sierra del Venero es buen monte de oso, 
et de puerco en ivierno. 

El arroyo de Corcheros es buen monte de 
puerco en ivierno, et á veces hay oso en tiem- 
po de las colmenas. Et es la vocería desde el 
arroyo de Corcheros fasta la Nava, que está 
camino del Juncar. Et son las armadas en der- 
redor del Monte Molin. 

La sierra de Hayon es buen monte de puer- 
co en ivierno, et á veces hay oso. Et son las 
vocerías la una desde los Veneros fasta la sen- 
da que vá de Guadalcanal á las casas de Don 
Berenguel; et la otra vocería es entre los Gui- 
jos, et esta sierra sobre el molino de Alfon Pé- 
rez; et que estén homes que deseñen encima 
de la cumbre. Et son las armadas, la una á la 
Xara de Cordobilla, et la otra á Sancta María 



312 BIBLIOTECA VENATORIA. 

de Laiia. Et la otra deyuso del molino de Al- 
fon Pezez* 

La Xara de Domingo Fidalgo es buen mon- 
te de oso, et de puerco en todo tiempo. Et es 
la vocería desde la Fuent Fría por el camino 
que vien de Guadalcanal fasta Talaguera. Et 
son las armadas la una en el cerro de sobre la 
Fuent Fría; et las otras en la cumbre» que es 
entre este monte, et el Acebuchal. 

Los Guijos d^ Tras Sieira son dos montes, 
et son buenos de oso en ivierno. Et son las 
vocerías la una al cabo del monte del Guijo 
Menor que es oxitra Guadalcanal, et la otra á 
la punta del Guijo Mayor que es contra Monte 
Molin, que non pase á Villacelubre; et la otra 
por el camino que vien por entre amos estos 
montes; et que estén canes de i^enuevo, et ho- 
mes que deseñen las Cabezas de los Guijos. Et 
son las armadas en las Navas que son en estos 
montes, et la sierra de Hoyon. 

El monte del Rencon es bueno de oso, et de 
puerco en verano, et es la vocería onde nasce 
el arroyo del Moro. Et son las armadas la una 
á la casa de Clemeinte, et la otra al Rencon. 

Castiel de Culuebras es buen monte de oso, 
et de puerco en todo tiempo. Et es la vocería 
desde diuso del Castieilo fasta la senda que vá 
al Juncar. Et son las arnMdas en derredor del 
monte. 



DOK AtFOKSO XI. 3I3 

Castiel de Culuebras es buen monte de oso 
en ivierno, et en tiempo de panes, et de col- 
menas. £t son las vocerías la una desde Cas- 
tiel de Culuebras fasta en cabo de la sierra 
por cima de la cumbre: et la otra desde Cas- 
tiel de Culuebras fasta que tope en el camino 
que descende de la sierra al Colmenar. £t son 
las armadas la una en las Rozas del Colme- 
nar, et la otra de yuso del Colmenar; ^ la otra 
^n la loma que está sobre el arroyo. 

Val de la Madera, cabo Sancta María de Tu- 
dia, es buen monte de puerco en iviertao, et en 
tiempo de panes, et non há vocería, salvo ho- 
mes que deseñen en lo mas alto del monte. Et 
son las armadas en derredor del monte. 

El arroyo del Moro es buen monte de oso, 
et de puerco en ivierno, et en tiempo de lais 
colmenas. Et es la vocería desde la Nava de 
Iban del Ojo fasta la Dehesa del Maestre. Et 
es el armada entre Sancta Julia, et el monte. 

El monte de Sancta Julia es buen monte de 
puerco en ivierno, et á veces hay oso. Et es la 
vocería de parte de la sierra del Cucharero. Et 
es el armada de parte de Sancta Julia. 

El monte de las Marismillas es buen monte 
de oso, et de puerco fen ivierno. Et es la vo- 
cería desdel Cortijo, et por Castriel de Culue- 
bras fasta encima del arroyo del Moro. Et es 
el armada en el Toril. 



314 BIBUOTBCA VENATORIiL 

£1 monte de Cabo Segura es buen monte de 
oso en tiempo de los panes, et otros! en tiem- 
po de las uvas. 

£1 arroyo de Sancta Maiía es buen monte 
de oso, et de puerco en ivierno. 

La Cabeza del Águila, que es cabo Calilla, 
es buen monte de puerco en tiempo de panes, 
et á las veces hay oso. £t es la vocerfa por cima 
de la cumbre. £t son las armadas la una en la 
Cabeza que está sobre el Hermita de Sanct 
Pedro. £t otra al arroyo; et la otra al £ncinar, 
que non pase á la Dehesa de Sant Olalla. 

La Xara del arroyo del Tirado, et el Alcor- 
nocosa es buen monte de oso, et de puerco en 
verano. £t es la vocería por el camino del Mal- 
cocinado fasta la fuente de Malcocinado. £t 
son las armadas la una á la senda del Montes, 
et la otra al Álamo. 

£1 monte de la sierra del Quexigar es buen 
monte de puerco en verano, et es la vocería 
por cima de la sierra, et son las armadas la 
una á la casa de Johan Roiz, et la otra á la 
casa de Domingo Martin del Postigo (i). 

£1 Tamujoso es buen monte de puerco en 
todo tiempo, et es la vocería á la casa de Gar- 



(i) Este monte no lo menciona ni describe Arfóte de Bf olian; 
pero con algunas de sus palabras finales, afiadiéndolas al p&rraf o 
anterior, en vtx de otras qae le Baprime* descompone y altera la 
descripción de la Xara del arroyo del Tirado. 



DON ALFONSO XI. 3X5 

ci Pérez Ballestero, £t son las armadas en 
derredor del monte. 

La Cabeza del Catalán es buen monte de 
puerco en verano, et á las veces hay oso. £t es 
la vocería por cima de las veredas fasta la Ma- 
jada de Mari Esteban, et son las armadas en 
derredor del monte (i). 

El monte de la Dehesa del Castaño es buen 
monte de puerco en ivierno, et á veces hay 
oso. Et son las vocerías la una desde la senda 
que viene á la Cabeza de la Vaca fasta la Na- 
va. Et la otra por el lomo. Et son las armadas 
en derredor del monte en las Navas. 

La sierra de Despierna Caballos, que es ca- 
bo el Oliva, es buen monte de oso en ivierno. 
Et son las vocerías la una en el puntal de la 
sierra del camino que vá de arroyo de Palo- 
mas al Oliva. Et la otra por la senda que vie- 
ne del Oliva, et atraviesa la sierra, et vá al Col- 
menar de Gonzalo Ferrandez. Et son las ar- 
madas en la senda que sale del camino vera 
de la sierra, et vá á la Nava: et la otra en la 
Nava. Et homes con canes que deseñen en los 
Portiellos de la sierra. 

La Cabeza de la Labor que es cabo el al- 
dea del Oliva et es buen monte de puerco en 
ivierno. 



(i) Bate monte et deeconocido pera Aifote de MoUttu 



CAPITXJLO XXIII (i). 

D$ ¡os moHíes de tierra de Badajos^ H de Kmt de 

Badajoz. 




ONSALüT es buen monte de puerco en 
todo tiempo, et es la vocería por ci- 
ma de la sierra. Et son las armadas 
la una en el lomo de sobre el arroyo, 
et la otra á la fuente. 

La sierra de sobre la Parra es buen monte 
de puerco en todo tiempo, etes la vocería por 
cima de la sierra. 

£1 Soriano es buen monte de puerco en todo 
tiempo. 

La Gineta e^ buen monte de puerco en todo 
tiempo, et es la vocería de parte de Olivencia. 
£t son las armadas en el camino que vá á Vi* 



(t) Continúa tin nomencion de CapttnlM el CMiu de . 
ns, y aigae nnmer&ndoloe el Códice de la Cartuja de Sevilla, difé- 
rand&ndoee adem&a eite en titular el presente: De lot moalet de 
tierra de SeddioM* 



DON ALFONSO XI. 317 

llanueva, et á Saxicarrota; et canes de renuevo 
en los collados de la sierra. 

£1 monte de Sanct Bartholomé es buen mon- 
te de puerco en tiempo de panes, et non há 
vocería. Et es el armada en el prado» que non 
pase á la Dehesa de Mombrales. 

La ladera de Bobrales es buen monte de 
puerco en todo tiempo, et non há vocería. Et 
son las armadas la una al arroyo, et la otra al 
Alcornocal. 

El Alcornocal de cabo Xerez es buen monte 
de puerco en ivierno. 

El monte de la Cierva es buen monte de 
puerco en ivierno. 

El monte de Sanct Blas es buen monte de 
puerco en ivierno. 

La Cabeza de Moncarche es buen monte de 
puerco en todo tiempo, et non há vocería sal- 
vo homes que estén encima de la Cabeza para 
deseñar; et son las armadas al arroyo. 

La sierra de cabo Olivencia es buen monte 
de puerco en ivierno, et es la vocería por cima 
de la cumbre de la sierra. Et es el armada al 
puntal de la sierra, que non pase contra la Gi- 
neta. 

Las Medianas que están entre Olivencia, et 
Julumeña son buenos montes de puerco en 
ivierno. Et non há mester vocería, salvo que 
entren buscas por amos los montes. Et son las 



3l8 BIBUOTBCA VBNATORU. 

•nnadfts en medio de amos los montes. Et le- 
vantado en cualquier dellos han de recodlr los 
venados á las annadas, porque son en medio 
de los montes, et son de recorrer amos en un 
diSi cí non fincarle hí venado eu ninguno de- 
llos para otro dia, porque roido que se ficiese 
en el monte, farie salir los venados pan el 
otro monte. 




CAPITULO XXIV (i). 

De los montes de tierra de Sevilla^ eí de Niebla et 

de Gibraleon. 



A Dehesa de Cala es buen monte de 
puerco en ivierno et á las veces hay 
oso en tiempo de los panes, et de las 
uvas, Et es la vocería por cima del 
cerro, que vá por medio del monte. £t son las 
armadas la una en las Navas del Valle, et las 
dos al collado que está en el camino que vá de 
Cala á Sant Olalla. 

La Dehesa de Sanct Olalla es buen monte 
de puerco en ivierno, et á las veces hay oso en 
tiempo de los panes, et de las uvas. £t es la 
vocetla en el camino que vá de Sanct Olalla 
al Realejo. Et son las armadas la una en las 
Navas que son entre esta Dehesa et la de Ca- 
la, et la otra al Guijuelo de sobre el arroyo. 



(i) Aquí también ponemcM el ntoiero que lleva el Capitulo del 
Cóttíc» d$ la Cartuja ds Sevillft y que ae ngne omitieodo en el Q^ 
4ic€ de Palomar ft. 



320 BIBLIOTECA VENATORIA. 

La siena del Cucharero es buen monte de 
puerco en ivierno. 

El arroyo del Crespin es buen monte de oso, 
et de puerco en ivierno. £t son las vocerías 
por cima de la cumbre del un cabo, et del otro. 
£t son las armadas al arroyo del Crespin en la 
boca del valle. 

El Mármol es buen monte de puerco en 
ivierno, et á las veces hay oso. 

El Castrejon de los Cabrones que es en el 
Corviello es buen monte de oso en el ivierno, 
et en tiempo de las colmenas. Et son las vo- 
cerías la una desde la casa de Tejada fasta las 
veredas del Mármol el rio arriba de Cala; et 
Val de Cala arriba fasta que junte con la vo- 
cería del camino del Campillo. Et la otra des- 
de el vado del Corvillo, el camino arriba fas- 
ta la boca de Val de Cala, et que junte con es- 
ta otra vocería. Et son las armadas entre los 
Cambronales et el Corvillo. 

El monte de la ribera de Buerva es bueno 
de puerco en ivierno, et á las veces hay oso. 
Et es la vocería allende del rio de la parte de 
Guillena catante el rio fasta en derecho del 
Colmenar del Bezudo. Et es el armada encima 
del Colmenar del Bezudo. 

El Helechoso es buen monte de puerco en 
el ivierno et non há vocería salvo renuevos en 
los Cabezos del monte. Et es el armada en el 



DON ALFONSO XL 32X 

llano que es entre este monte, et el Corviello* 

La Dehesa de Guillena es buen monte de 
puerco en ivierno, et en tiempo de panes. 

Los valles de cabo de HaznalcoUa es buen 
monte de puerco en ivierno. 

El arroyo de las Torres, que es cabo Gore- 
ña, es buen monte de puerco en ivierno, et en 
tiempo de panes, et en tiepapo de uvas. 

£1 Carcaboso es buen monte de puerco en 
ivierno. Et es la vocería en el camino de Se- 
villa, que está sobre el Carcaboso. Et es el 
armada en la loma que es entre el Carcaboso, 
et el arroyo de las Torres. 

Siete Arroyos que 3race cabo Fazcardiel, es 
buen monte de puerco en ivierno, et á las ve- 
ces hay oso. 

La Dehesa deCastriel Blanco es buen mon- 
te de puerco en ivierno. Et son las vocerías la 
una desde los Arrebáñales fasta Zamoreta: et 
la otra desde la Fuent Fría fasta el Alcarano- 
sa: et la otra en el camino de la Plata. Et son 
las armadas en el camino de Sanct Benito. 

Los valles de sobre Viar son buenos montes 
de oso, et de puerco en ivierno, et en tiempo 
de los panes et de las uvas. (^ Et acaescio- 
nos un dia de soltar á una osa en este monte, 
et era en el mes de mayo, et podia ser tercia 
cuandp le soltaron, et andudo con los canes 
fasta el sol puesto, que nunca le podieron fe- 

TOMO II. 21 



3^2 BIBLIOTECA VENA'TOiaA. 

I 

rir. Et cuando quería anochecer, hobo una fe- 
rida pequeña: des hi metióse á un valle muy 
espeso en guisa que non la podiemos matar 
esa noche. Et desque viemos que Nos tomó 
allí la noche, cercamos aquel valle en derre- 
dor, et feciemos fuegos, lo uno por escalentar- 
nos, et lo otro porque recelase de salir del va- 
lle. Et estodieron los canes con ella fasta el 
tercio de la noche. Et del tercio de la noche 
adelante, dejáronla todos los canes que esta- 
ban con ella, et viniéronse para los fuegos dó 
Nos estábamos, salvo ün can nuestro que lla- 
man Viadoy que estido con ella fasta cerca de 
los maitines. Des hí por la friura de la maña- 
na que venia, hobo á dejar, et vínose á uno de 
aquellos fuegos, que estaban en derredor. Et 
desque viemos que non fincaba can ninguno 
con ella, esperamos fasta que vino la mañana. 
Et desque amanesció, tomamos tiento allí á dó 
dejaron los canes, et pesiemos en el rastro á 
un can nuestro que dicen Vaquero^ et levábalo 
en la trayella Diego Llorenzo que lo guarda- 
ba estonce; et habíala levantado este can el 
día de ante, et habia andado con ella fasta el 
primero sueño: et fué en el rastro della fasta 
el rio de Viar, que habia bien media legua. Et 
desde que llegó al rio non se detobo, et pasó 
allende, et el montero en pos él á nado, que 
lo levaba en la trayella. Et desque fué allende 



DON ALVONSO XI. 393 

del rio tanzó de iastro« £t desque oyemos que 
tanie de rastro, fuemos Nos para él, et leva* 
mosle unos ocho canes; et viemos que el can 
que se quejaba en la trayeUa porque la sentía 
cerca, et mandamos que lo soltase, et fuéla la- 
drar á dó estaba en la Dehesa de Cantillana. 
£t desque viemos que estaba con ella^ et la 
ladraba, diémosle aquellos otros ocho canest 
et moviéronla de allí dó estaba, et andodieron 
con eUa fasta el medio día que la matamos en 
la ladera de Montorcaz. Et por tales monte- 
rías como estas, cuando acaesceQ, probamos 
Nos, que si los monteros porñan bien, et los 
canes non dejaren, que non hay al si non aca- 
barse, demás si los monteros saben la tier- 
ra, (i) 

El arroyo de los Ballesteros es buen monte 
de puerco en ivierno, et en tiempo de panes. 

El arroyo del Gardon, que está sobre la 
huerta del Gardon es buen monte de puerco 
en ivierno, et á veces hay oso. 

El arroyo del Tamujoso es buen monte de 
puerco en tiempo de panes, et á las veces hay 
oso. 

La Cabeza del arroyo del Cincho, et la Ma- 



(t) En todos los lances de las monterías se presenta el Rey h»- 
blando ta primera persona, osando del mismo leogoaie y hasta de 
las mismas figuras en su estilo sentencioso, como para que nadie 
le nampe la {iropiedad del libro desde sn primitiva forma. 



\ 



324 BmUOTBCA VENATORIA. 

jada de DonHngo Azanar, et el Rencon del 
MUano, et el Alcomocosa, et el Risco Travie- 
so, es todo un monte, et es bueno de oso en 
ivienio, et en el comienzo del verano. £t son 
las vocerías la una por allende del rio de Viar, 
desde la Majada de Bolsa de Sierro, Viar ayu- 
so £asta las casas de Esteban Pérez el viejo: et 
la otra desde estas casas de Bolsa de Sierro 
por cima del Alcomocosa fasta el collado del 
Renoon de la Figuera. £t la otra desde la Ca- 
beza del Cincho por dma de la cumbre; et la 
cumbre ayuso £aista Viar en derecho de las ca- 
sas de Esteban Pérez. Et son las armadas, la 
una á dó se ayuntan los dos arroyos del Cin- 
cho, de yuso de la Cabeza de enmedio: et las 
otras dos armadas son en el collado, que es 
entre la Cabeza del Cincho, et Risco Travieso: 
et que estén renuevos en el cerro que es entre 
el arroyo del Cincho, et el Alcomocosa, por- 
que fagan ir el venado el arroyo arriba. (^ 
Et la primera vez que corriemos este monte 
matamos en él un oso de los buenos que nun- 
ca viemos fasta aquel dia. 

El Rencon de la Figuera es buen monte de 
oso en ivierno. Et son las vocerías, la una 
allende del rio de Viar en derecho desde la 
Bolsa de Sierro fasta en derecho de la Can- 
chosa. Et la otra por cima de la cumbre sobre 
este monte fasta el rio. Et la otra vocería es 



DON ALFONSO XI. 335 

por cima del cerro que es entre este monte» et 
Val Fondo por la senda, que vá al rio fasta 
qué tope en la vocería del rio. Et son las ar- 
madas á la boca de este valle. 

ir Estos montes son entre la Puebla del Infante, et 

Costantina, 

El monte de los Aguijones es buen monte 
de oso en ivierno. 

Val de Infierno es buen monte de oso en 
ivierno. Et son las vocerías la una por la sen- 
da que vien de Sietefilla á Costantina por ci- 
ma del Valle de Infierno; la otra por la cum- 
bre de la Mesa. Et que estén renuevos en los 
Cabezos de Val de Infierno. Et son las arma- 
das en el camino que vá de la Puebla á Cos- 
tantina. 

La sierra que es entre Sietefilla, et Val de 
Infierno es buen monte de oso en ivierno. 

Gibraloriga es buen monte de oso en ivierno. 

La Foz de rio Tortiello es buen monte de 
oso en ivierno. 

La ladera del Madroñal es buen monte de 
oso en ivierno. 

El monte de Cibdadeja es buen monte de 
oso en ivierno. 

El monte de Marzacana es buen monte de 
oso en ivierno. 



326 BIBLIOTECA VENATORIA. 

£1 monte de la Majada del Vaquero e$ buen 
monte de oso en ivierno, (i) 

La Mesa es buen monte de oso en ivia:* 
no. (2) 

El monte del arroyo Viel Puerco, que es ca- 
bo el Bodegón que es entre Villanueva, et Cosk 
tantina es buen monte de oso en ivierno: £t 
son las vocerías en el camino que vá de Villa- 
nueva á Costantina. £t son las armadas en el 
sendero» que vá de Costantina á Lora. (3) 

La Dehesa de la Puebla del Infante es buen 
monte de puerco en ivierno, et en tiempo de 
las uvas, et en tiempo de la bellota. Et son 
las vocerías, la una desde el Tamujoso por 
cima de la sierra catante á Gibraloriga fasta el 
Esparragal: et la otra desde el puerto del ca- 
mino de la Puebla por Val del Infierno fasta 
el Encinar de Villanueva. Et son las armadas, 
la una al Encinar de Villanueva et la otra al 
Reventón del camino de la.Puebla. (4) 

El arroyo de Sanct Benito es buen monte 
de puerco en ivierno, et en tiempo de panes; 
et aveces hay oso. 



(z) Este monte no se menciona en el libro de Aigote de Molina. 
(3) Ni este tampoco. 

(3) Falta también en Argote la deacripcion del monte d^l arroya 
del Puerco. 

(4) Con eate son cnatro montes seguidos los que deja de des- 
cribir y basta de nombrar Argote de MoUnaé 



DON ALFONSO XI. 327 

£1 arroyo del Romeral es buen monte de 
puerco en ivierno, et á veces hay oso. Et son 
las vocerías la una encima de la Garganta, que 
non pase contra Castriel Blanco. £t la otra en 
el cerro que es entre este arroyo, et Siete Ar- 
royos, que non pase á Siete Arroyos. Et son 
las armadas, las dos al rio, la una en derecho 
de la Dehesa: et la otra en derecho de los Bo- 
degones, et la otra en el Cabezo de los Res- 
trojos, 

£1 monte que es entre la Dehesa, et los Bo- 
degones, que llega fasta el rio de Viar, es bue- 
no de puerco en ivierno. Et son las vocerías, 
la una por allende del rio, que está en derecho 
deste monte; et la otra en el camino desde en 
derecho de los Bodegones fasta encima del 
arroyo Tamujoso. Et son las armadas, la una 
en el paso del arroyo Tamujoso, que es entre 
este monte, et la Dehesa; et la otra en el ca- 
mino que vien de los Bodegones á la Dehesa 
en derecho de las Cabezuelas. 

La Dehesa de Monte Gil, que es entre los 
Bodegones, es buen monte de puerco en ivier- 
no, et aun en verano, et son las vocerías, la 
una en el camino que vá de Cantillanaá Mon- 
te Gil: et la otra desde el Bodegón, que está 
allende del rio fasta en derecho de la Defesa 
por allende del rio. Et son las armadas la una 
á las Peñuelas; et la otra al arroyuelo que 



328 BIBUOTBCA VBNATORU. 

¥i topar en d río; et la otra al arroyo Tamu- 

J060. 

Las Dehesas de CantUlanay et el arroyo de 
Trogiello es todo un monte et es bueno de 
puerco en tiempo de las uvas et en ivierno, et 
á las veces hay oso en tiempo de las colmenas, 
et de las uvas. Etson las vocerías, la una des- 
de Montoicaz por dma de Sierra Traviesa fas- 
ta el Rencon del Milano. £t la otra por el ca- 
mino que vá de Cantillana fasta puerto Rubio 
pasante los Bodegones. £t que estén algunos 
allende el rio de Viar porque non vaj^ el ve- 
nado desfurtado. £t son las armadas, la ima 
en el cerro de la cordellera del arroyo de 
Trogiello, etla otra sobre la huerta de Fuent 
Luenga; et la otra á las Callejuelas. 

La ladera de Montorcaz es buen monte de 
puerco en tiempo de uvas. 

£1 monte de Portogales, que es cabo Monte 
Gil, es buen monte de puerco en ivierno. £t 
son las vocerías, la una desde en derecho del 
Castiello de Monte Gil por cima del camino, 
et por la cumbre fasta las Cabezuelas. £tpor 
las Cabezuelas fasta Nava Redonda. Et son las 
armadas la una á Nava Redonda, et la otra á 
los Barreros; et la otra al arroyo que está diu- 
so del Castiello. 

El monte de Nava Redonda es buen monte 
de puerco en ivierno. Et es la vocería por ci- 



DON ALFONSO XL 3^ 

ma del cerro de Nava Re4onda. Et otros ho- 
mes que estén allende del rio. £t es el armada 
en la Gaiíganta del Membrillo. 

La Dehesa del Pedroso es buen monte de 
puerco en ivierno. £t son las vocerías, la una 
desde la Majada de los fijos de Johan Barbosa 
fasta encima de Uoar: et la otra desde el ca- 
mino de Montorcaz por cima de la cumbre 
fasta el atalaya de Monte Gil. Et es el armada 
en las Cabezas Mesadas, que son entre la Po- 
ya del Mimbre, et el Cubiello. 

Val Fondo es buen monte de oso, et de 
puerco en ivierno. Et son las vocerías, la una 
desde el Rencon de la Figuera por cima de la 
cumbre fasta las colmenas de Alfonso Martin: 
et la otra desde las colmenas de Alfon Martin 
fasta las Membriellas. Et es el armada en la 
senda de los Carboneros. 

El arroyo de las Truchas, et el arroyo del 
Palo es todo un monte, et es bueno de oso et 
de puerco en ivierno. Et son las vocerías la una 
desde la fuente Riña por el camino de Sanct 
Nicolás fasta do nasce el arroyo de las Tru- 
chas; et la otra desde la fuente Riña por las 
veredas fasta las Navas. Et son las 'arma- 
das la una á la fuente Riña, et las dos á las 
Navas. 

La sierra de las Navas es buen monte de 
oso, et de puerco en todo tiempo, Et son las 



330 BiBLiormcÁ venatoria 

ToeeHas, la una desde el arroyo del Palo fasta 
el camino que vá de Costantina á Sanct Nico- 
lás: et la otra desde cabo de Huesna el rio 
xpíso fasta el Aceña de Pascual Gil de Ála- 
nis. Et son las armadas la una á la Quinteiía 
de Johan García, et la otra al arroyo de las 
Trucfaas. 

La áerra de San Christobal es buen monte 
de oso en ivierno. 

El monte de la Lanchosa es bueno de oso 
en todo tiempo. Et son las vocerías la una en 
el arroyo de la Lanchosa de la parte del Val 
Fondo. Et la otra encima de los ceños á par 
del camino de Monte Molin. Et son las arma- 
das, la una en el puerto del camino de Monte 
Molin, et la otra sobre las colmenas de Alfon 
Martin. 

Laladera de Sancta Maiía de Aguas San- 
tas es buen monte de oso en tiempo de panes, 
et de uvas. Et es la vocería por cima de la 
cumbre. Et son las armadas la una en Sancta 
Mada de Aguas Sanctas, et las dos al puntal 
de la sierra sobre el arroyo, (i) 

El Castellejo es buen monte de oso en ivier- 
no, et en tiempo de las uvas. Et es la voceiia 



(z) Afgote de Moliiui afiade: tAliora está hi fundado el Monaa- 
terio de la CartQJa;t lo cual, como obienra el Cádice d* Llagtmo y 
CMvMi no te halla «D el MS* dd Btcoitel» 



|>0|l ALFONSO XI. 331 

en el camino que vá de Costantina á Sanct 
Nicolás; et homes que deseñen en los Cabexos 
del Castellejo. £t han de estar ties armadas de 
alanos en la ribera del rio á tzechos, que se 
vean unos á óteos. Et que estén canes de re- 
nuevo en la cumbre de Huesna; et hay otra 
armada en las Navas. 

La Paltrota es buen monte de oso en ivier- 
no. Et son las vocerías, la una al Campalian 
et la otra desde la Cabeza del Ajo fasta Hues- 
na. Et son las armadas la una al Aceña de Al- 
fon Martin, et la otra en la Nava que está en- 
dma de la cumbre* 

El arroyo del Ciruelo, et la sierra de Gibral 
Rayo es todo un monte, et es bueno de oso en 
ivierno, et en verano, Et son las vocerías la 
una desde la fuente del Castañar por cima de 
la sierra del Negriello fasta la Torreciella, et 
desde la Torreciella fasta Navalonguiella. Et 
la otra desde la Nava del collado fasta Nava 
Sedcmdiella. Et desde Nava Redondiella fasta 
Navalonguiella. Et es el armada á la Nava 
del Rebollar. 

La fuente de Riña es buen monte de oso 
en ivierno. Et son las vocerías, la una desde 
Huesna el arroyo arriba fasta la fuente de Ri- 
ña: et la otra desde el Rencon de las Navas 
de Huesna j^ el cerro del arroyo del Palo, 
«t por las vei^edaa fasta el Castañar de Estu* 



33^ BiBLionnscA venatoria. 

ría. Et es el annada en las Cabezas de las Ve- 
redas. 

Piedra Buena, que es cabo Costantina es 
muy real monte de oso en ivierno, eten tiem- 
po de panes, et son las vocerías la una por 
allende del arroyo de Bonagil fasta el arroyo 
de Sevilla. £t la otra por allende del arroyo 
de la Villa fasta que tope en el arroyo del Cas- 
tellejo. Et son las armadas, la una al Colme- 
nar de Mari García, et la otra al Castellejo 
allende del arroyo, et la otra al Encinar. 

Bona Gil es buen monte de puerco en ivier- 
no, et i veces hay oso. Et son las vocerías, la 
una por allende de los Quemados por las Car- 
boneras fasta que tope en el camino viejo de 
Sevilla. Et son las armadas las dos al camino 
de Sevilla, et otra al Colmenar de Mari García. 

El Monteciello de Pero Carriello es buen 
monte de puerco en ivierno, et á veces hay 
oso. Et son las vocerías la una desde la punta 
de Huesna, et del arroyo de la Villa fasta los 
Cabriles: et la otra desde Bona Gil fasta Hues- 
na: et es el armadst en el camino de Dos Her- 
manas que vá al Carrascal de Ferrant Porca- 
rizo. 

Los Cabriles es buen monte de oso en ivier- 
no. Et son las vocerías, la una desde Bona 
Gil por cima de la cumbre fasta los Cabriles 
de Buesna. Et la otra desde la fuente del Pe» 



\ 



DON ALFONSO XI. 333 

Iligero por cima de la cumbre catante á Hues- 
na fasta la Navalfresno: et la otra desde la 
Naya del Fresno fasta el arroyo de Majelhi- 
mar. £t es el armada en el campo de Reyella. 

£1 monte del arroyo de Majalhimar et la 
ribera de Huesna, que es sobre Villanueva» es 
buen monte de oso en ivierno. £t son las vo- 
cerías, la una desde en fondón de los Cabrí- 
les catante al río de Huesna, que non pase 
este rio contra Viar: et la otra desde en fon- 
don de la Roza de Miguel Perer de Costanti- 
na, et por la cumbre de la Cabeza de la Tabla 
del Fresno, et por la senda de Reyella que vá 
á Costantina, teniendo Huesna alas espaldas, 
et los rostros contea el arroyo de Majalhimar 
que non pase á los Cabriles: et la otra por el 
camino de Sevilla. 

£1 arroyo de los Puches es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno. Et son las voce- 
rías, la una desde la Mesa fasta el Torrejon 
Mayor. Et la otra, el arroyo de Puches arriba. 
Et son las armadas por las veredas, que van 
de Puches al Encinar. 

£1 monte de Reyella es buen monte de oso, 
et de puerco en ivierno. 

£1 monte de cabo SietefíUa es buen monte 
de oso en ivierno, et en tiempo de panes. 

El Porrinoso et Guadalbácar es todo un 
monte, et es bueno de oso en todo tiempo. Et 



514 BJSUOrECA VBHATORIA. 

SO» las vocedas, la una entrel Porrínoso, et el 
camino, que vá para la Puebla del Infante: et 
la otza desdel armada de Guadalbácar fasta el 
camino de la Puebla del Infante. Et son las 
armadas la una en el camino de la Puebla del 
Infante, et la otra en Guadalbácar en fondón 
del monte. 

£1 monte de sobre Lora es buen monte de 
puerco en ivierno, et en tiempo de uvas. 

El Cañaveral de la Torrentera, hay puerco 
en él á las veces en verano. 

El arroyo de Guadalbardiella es buen moa- 
te de puerco en ivietno. Et es monte llano, et 
non há vocería, nin armada ninguna si non 
aguardar los canes por saber á cual parte vá 
el venado, porque es buen monte de andar. 

1^1 monte de la Serrezuela, que es allende 
de Sevilla es buen monte de puerco en ivierno. 

£1 arroyo de Sanct Johan, et el arroyo del 
Conejo es todo un monte, et hay siempre puer- 
co en ivierno. 

La Xara del Fomiello es buen monte de 
puerco en ivierno. 

La Xara de Mures^ que es en el Axarafe, es 
buen monte de puerco en ivierno. 

La Xara de Utrera es buen monte de puer- 
co en ivierno et non há hi vocería ninguna, 
porque es la tierra llana salvo qué vayan dos 
de caballo en cada busca, et que oyan los ca- 



DON áLVOMSO XL 33J 

nes. Et fadendo esto, s^oiendo él ytaadOf 
puedeiüo á hí matar, porque es la tierra bue- 
na de andar. 

£1 monte que dicen la Xarílla de Mosquete, 
que es cabo las cabezas de Sanct Johan, es 
buen monte de puerco en ivierno, et en tiem- 
po de los panes. 

La Xara de Vihuelas, que es cabo Alcalá de 
Guadayra, es buen monte de puerco en ivierno. 

La Xara del Rey es buen monte de puerco 
en ivierno. Et este non há vocerfa, salvo bo- 
rnes que estén encima de los Cabezudos del 
monte por deseñar, et que esté renuevo en el 
camino que vá déla Torre del Águilaá la Xa- 
ra de Garda Gómez. Et son las armadas, la 
una en el Casar; et la otra al arroyo; et la otra 
entre este monte, et la Torre del Bollo. 

La Xara de García Gómez e$ buen monte 
de puerco en ivierno. Et este non há vocería. 
Et es el armada entre esta, et la Xara del Bar- 
nete. 

La Xara del Bamete es buen monte de 
puerco en ivierno. Et es la vocería por cima 
de la cumtHre de la Xara. Et son las armadas 
al arroyo. 

La Xara de Gaellin es buen monte de puer- 
co en ivierno. 

Los Cañaverales de Guadalete son buenos 
de puerco en verano. Et en el cañaveral que 



336 BIBLIOTECA VENATORIA. 

sopíeren que está el puerco, pongan la voce- 
ría á la punta del cañaveral. £t es el armada 
á la otra punta. 

La ladera de Matrera es buen monte de 
puerco en ivierno. £t es la vocería por cima 
de la cumbre de la ladera de este monte. £t 
son las armadas al Encinar. 

El Espinar de Alcaudete, que es cabo Ma- 
trera, es buen monte de puerco en ivierno. Et 
es la vocería por cima de la cumbre deste mon- 
te. Et son las armadas al arroyo del un cabo 
del arroyo, et del otro, et otra en el camino 
que vá de Matrera á Zahara. 

El Espinarejo, que es cabo este monte que 
de suso habemos dicho, es buen monte de 
puerco en ivierno. Et es la vocería por cima 
déla cumbre deste monte. Etson las arma- 
das, la una en el camino de Zahara; et la otra 
entre este monte et el Pinar de Alcaudete. 

En tierra de Niebla hay una tierra quel di- 
cen las Rocinas, et es llana, et es toda sotos, 
et hay siempre hí puercos. Et son de correr 
desta guisa. Poner la vocería entre un soto, et 
otro en lo mas estrecho, et poner el armada al 
otro cabo en lo más ancho. Et non se puede 
correr esta tierra si non en ivierno muy seco, 
que non sea llovioso: et la razón porqué, por- 
que hay muchos tremedales en ivierno lluvio- 
so; et en verano non es de correr porque es 



DON ALFONSO XI. 337 

muy seca, et muy dolenciosa. Et señalada- 
miente son los mejores sotos de correr cabo un 
iglesia que dicen Sancta María de las Rocinas. 
£t cabo otra iglesia, que dicen Sancta Olalla. 

La Xara del Cañuelo, que es cabo Morón, 
es buen monte de puerco en ivierno. Et es la 
vocería desde la Cabeza de la Mata del Maes- 
tre, fasta en cabo de la Dehesa de Gutier Roiz. 
Et es el armada en la Dehesa de Gutier Roiz. 

El Alameda es buen monte de puerco en 
ivierno. 

El monte que es cabo la Cabeza de Montú- 
far, es buen monte de puerco en ivierno. 

Nava Fermosa es buen monte de puerco en 
ivierno. 

La ombría que es cabo Santiago de Chiste 
es buen monte de puerco en ivierno. 

La Porquera de Espera es buen monte de 
puerco en ivierno. 

H Estos montes son en derredor de Arcos» 

La Foz de Santitar es buen monte de puer- 
co en verano. 

Bañuelos es buen monte de puerco en ve- 
rano. 

Ain es buen monte de puerco en verano. 

La Xara del Obispo es buen monte de puer- 
co en verano. 

Heliches es buen monte de puerco en verano* 

TOMO II. 22 



338 BIBLIOTECA VENATORIA. 

Vediello es buen monte de puerco en ve- 
rano. 

La Xara Redonda de Johan Vivas es buen 
monte de puerco en ivierno. 

El monte de Dos Hermanas es bueno de 
puerco en verano. 

La Fez de Guillena es buen monte de puer- 
co en ivierno. 

£1 Bodonal de Gil Gómez es buen monte 
de puerco en verano. 

El Labadin es buen monte de puerco en 
verano. 

Atrera es buen monte de puerco en verano. 

La Xara de Algar es buen monte de oso, et 
de puerco en verano. Et es la vocería en cabo 
de la Foz, que non pase contra la sierra de las 
Cabras. Et porque es el monte grande há 
mester que estén monteros con canes para re- 
novar; et para que deseñen que digan á cual 
parte quiere ir el venado. Et son las armadas 
en la ladera del Alcornocal. 

ir En tierra de Gibraleon hay estos montes. 

El monte del Atalaya de Don Quilez, et del 
arroyo del Valle es buen monte de oso, et de 
puerco en todo tiempo. Et son las vocerías, la 
una entre el Atalaya, et la Mesa. Et la otra 
desde las viñas fasta el camino de Aroche. Et 
spn las armadas, la una en el arroyo del Valle 



DON ALFONSO XI. 339 

qtte es w somo de la Majada, et la otra cerca 
del Atalaya. 

El monte de la Mesa es buen monte de oso, 
et de puerco en todo tiempo. £t son las voce- 
rías, la una desde el rio de Odiel fasta la Me- 
sa. £t la otra desde la Mesa, fasta Odimeta. £t 
la otra en el monte de Masegoso. Et son las 
armadas, la una en la Mesa, et la otra éntrela 
Majada del Valle, et la Mesa en el Campillo; 
et la otra en el camino de Aroche. 

Hay otro monte que cae de la otra parte de 
la Ordimeta, et es buen monte de oso, et de 
puerco en todo tiempo. Et son las vocerías, la 
una desde la Ordimeta fasta la Majada de 
Martin Gómez. Et la otra en las espaldas de 
contra Odiel. Et es el armada en las Cortecie- 
Uas. 

El monte que es entre Amas Aguas de las 
Ordimetas es bueno de oso, et de puerco en 
todo tiempo. Et son las vocerías, la una desde 
la Majada de Johan Izquierdo por entre Amas 
Aguas fasta la BramiUa. Et la otra desde el 
Charco de las Mestas fasta la fuente de la 
Brama. Et son las armadas, la una en el Ren- 
con de Femant Alfonso, et la otra en la Bra- 
miella. 

El monte del Álamo es bueno de oso, et de 
puerco en todo tiempo. Et son las vocerías, la 
una desde la corte del Álamo fasta la corte de 



340 BIBLIOTBCA VENATORIA. 

LloreDZO Alfonso. £t la otra, desde la corte 
de Llorenzo Alfonso fasta el Gixo de las Buy- 
tieras, et la otra desde las Buytreras fasta la 
fuente del Covo. £t son las armadas, la una 
á la corte del Álamo, et la otra á la corte de 
Llorenzo Alfonso, et la otra en la vega del 
Charco de los Carrizos, 

£1 monte de las Cabezas de Domingo del 
Álamo es buen monte de puerco en todo tiem- 
po. £t son las vocerías, la una por el camino 
del León fasta el Lanchoso, et la otra desde el 
Álamo fasta el Rencon. £t son las armadas, 
la una en la corte del Álamo, et la otra en el 
Rencon. 

£1 monte del León, que es entre el Charco 
de la Osa, et la Majada es buen monte de oso 
en todo tiempo. £t es la vocería en medio del 
monte porque es grande, et las armadas de 
fuera del monte, et muchas. 

£1 monte de la sierra del Fomo es bueno de 
oso, et de puerco en todo tiempo. £t son las 
vocerías, la una al Agua de la Sarzuela del 
camino de Villanueva del Campo que vá al 
Alozno; et la otra á la fuente de la Palma. £t 
son las armadas, la una al Barceal, et la otra 
á las Dos Hermanas. 

£1 monte del Puntal de Nava Muloa es 
bueno de oso, et de puerco en todo tiempo. £t 
es la vocería desde la Majada de Duran Gar- 



DON ALFONSO X!. 34X 

da fasta el campo. £t es el armada en los Ci- 
majos del Lanchoso, que cae cerca del Guijo 
de la Alcantariella. 

£1 monte de la corte de los Ballesteros que 
llaman de Pay Sardina, es todo un monte, et 
es bueno de oso, et de puerco en todo tiempo. 
Et son las vocerías, la una en la corte de Al- 
fon Gallego; et la otra en la corte de los Ba- 
llesteros. £t la otra en la corte del Moral. Et 
son las armadas la una en la corte de Pay Sar- 
dina, et la otra en la cañada del Tomiello. 

£1 monte de Don Bueso es bueno de oso, et 
de puerco en todo tiempo. Et es la vocería des- 
de el Charco de Bruna fasta el Alearía de Mar- 
garida. £t son las armadas, la una en la corte 
de Pay Sardina, et la otra á la Majada de la 
Borralla. 

£1 monte de Pimienta es bueno de oso, et 
de puerco en todo tiempo. Et es la vocería 
desde Pimienta fasta la Majada del Gavilán. 
Et son las armadas, la una en las Quebradas, 
et la otra en la corte de Malatado. 

£1 monte de Aben Mofon es bueno de oso, 
et de puerco en todo tiempo. Et son las voce- 
rías, la una en el camino de Ayamonte fasta 
el río de Piedras. Et la otra del otro cabo del 
río de Piedras, et es el armada en la cañada 
de Aben Mafon. 

£1 monte de Arca de Buey, que es en la 



34^ BIBLIOTECA VENATORIA. 

costa de la mar es buen monte de puerco en 
todo tiempo. Et son las voceiías, la una á las 
Lagunas de Arca de Buey, et la otra al Estero 
de Don Gil, et la otra al Estero de la Corte; et 
la otra desde las Torrenteras de Cartaya hasta 
la corte de Arias Martin. Et es el armada al 
Estero de Don Gil. 

El monte del Rencon de Per Yañez Tosca- 
no es bueno de puerco en todo tiempo. Et son 
las vocerías, la una desde la Cabeza de Alfon 
de Sera fasta la mar; et la otra en el arroyo 
de Aliaraque. Et es el armada en Val de Sanct 
Antón. 

El monte de la Almedina es bueno de 
puerco en todo tiempo. Et es la vocería en el 
camino de Aliaraque: et otra en el arroyo de 
Aliaraque. Et son las armadas, la una en Tar- 
racona, et la otra en el Val de Sancta María. 

El monte de la Mezquita es bueno de puer- 
co en todo tiempo. Et es la vocería desde la 
corte de María Frada fasta las veredasdel Bies- 
no de Zereso. Et son las armadas la una en el 
Bxesno, et la otra en el Val de Johan Daponte. 

El monte de Tarracona es bueno de puerco 
en todo tiempo. Et es la vocería en el camino 
de Aliaraque. Et son las armadas, la una en 
Tarracona, et la otra en Val de Sancta María. 
(ST Et en este monte Nos acaesció de matar 
un puerco el mayor que nunca viemos. 



DON ALFONSO XI. 343 

El monte del Rencon del Zodo es bueno de 
puerco en todo tiempo, et hay oso á las veces. 
Et son las vocerías, la una en la Dehesa de . 
Nava Mulera, et la otra en el Alcor de la Huer- 
ta de Don Johan. Et son las armadas, la una 
en el Rencon del Zodo; et la otra á la Laguna 
de Talaverano. 



CAPITULO XXV (i). 



De los montes de tierra di Córdoba, 




A ladera de Montiella es buen mon- 
te de puerco en ivierno, et es la vo- 
cería por cima de la cumbre. £t es 
el armada en el collado. 
La Mata de Urraca es buen monte de puer- 
co en ivierno et non há vocería. Et es el ar- 
mada al Casarejo. 

La Dehesa de Monte Mayor es buen monte 
de puerco en ivierno. £t son las vocerías, la 
una por cima de la cumbre, et la otra en el 
camino que vá de la Rambla á Aguilar. £t es 
el armada en los prados de Dos Hermanas. 
El soto de Picacho es buen monte de puer- 
co en ivierno, et non há vocería. Et es el ar- 
mada á la Torrentera. 
En los Cañaverales hay puerco en verano, 



(x) Continua el Códice de Palomares, sin numerar los Capítulos, 
al revés que el Códice de la Cartuja de Sevilla que pone el numero 
que queda arriba estampado. 



DON ALFONSO XI. 345 

et non há vocería. £t es el armada entre el un 
Cañaveral, et el otro. 

La Matiella es-^buen monte de oso, et de 
puerco en ivierno, et en tiempo de uvas. Et 
son las vocerías, la una por la senda nueva, 
que vá por cima de la cumbre; et la otra al Al- 
cornocal, que non pase contra Fornachuelos. 
Et son las armadas la una al Colmenar, et la 
otra á las Cabezuelas, et la otra en par de la 
Torre. 

El monte de Guada Cabriellas es buen mon- 
te de oso, et de puerco en ivierno et en tiem- 
po de uvas. Et son las vocerías la una guar- 
darle que non pase á Guadiato escontra la 
sierra. Et la otra guardarle que non pase al 
monte de la Matiella. Et son las armadas, la 
una encima de la casa del Colmenar, et la 
otra á dó se cruzan las sendas nuevas; et la 
otra á la boca del valle, que non pase contra 
la sierra. 

Los Vallejos del Casar de la Bastida es buen 
monte de puerco en todo tiempo. Et es este 
monte cerca Córdoba la Vieja. 

Guadarroman es buen monte de puerco en 
ivierno. 

La Dehesa de Homachuelos es buen monte 
de oso en ivierno. 

El río de Guadiato es buen monte de oso 
en ivierno. 



34^ BIBUaiBCA VENATORIA* 

£1 YüDaí de Asensio es traen monte de oso 
en ivierno. 

En derredor de Montoro hay buenos mon- 
tes de oso, et de puerco en ivierno. 

£1 monte del Alfondiguiella, etel monte 
Dovejo es todo un monte, et es bueno de oso 
en iviemo, et en tiempo de las uvas; et aun de 
puerco. Et son las vocerías por cima de la sier- 
ra del un cabo, et del otro fasta que se a3mn- 
ten en Peña Rubia. £t son las armadas, la una 
al Portezuelo dó se cruzan las sendas de los 
Colmenares; et las dos al rio. 

Peña Roya es buen monte de oso en ivier- 
no. Et son las vocerías, la una desde el Bodo- 
nal de Peña Roya fasta encima de la cumbre. 
£t la otra desde encima de la cumbre fasta 
Cabeza Fermosa, que non pase á la cumbre de 
la Nava del Abbat. Et son las armadas, la una 
á la senda de los Loseros á par del Barrero: et 
la otra á dó apuertan las veredas al arroyo de 
Peña Roya. 

Las Cabezas de Peña García es buen monte 
de oso, et de puerco en iviemo. Et son las vo- 
cerías, la una desde las caleras por el camino 
de Gahete fasta el pozo de Gil Gómez: et la 
otra desde la vera del monte por el camino de 
Finojosa fasta el arroyo de Torote. Et que 
estén encima de las Cabezas bornes que dése- 
ñen. Et es el armada por la senda desdel ca- 



DON ALFONSO XI. 347 

mino de Finojosa fasta el pozo de Gil Gómez. 

La sierra de Donoria es buen monte de oso 
en ivierno. Et son las voceiias, la una desde 
las Carchuniellas por el camino que vien de 
Gahete á la Fuente Ovejuna fasta la Venta 
Vieja. Et la otra desdel puerto del Rencon de 
Pérez fasta la Nava del Patudo. Et son las 
armadas por la senda de las casas de Antón 
Pérez fasta la Nava del Patudo. Et encima de 
la cumbre de la sierra que estén monteros que 
deseñen. 

La sierra del Patudo es buen monte de oso 
en ivierno. Et son las vocerías, la una desde 
la Venta Vieja por el camino que vá de la 
Fuente Ovejuna á Gahete fasta Ojo del Cam- 
po. Et la otra desde las veredas que salen de 
la Nava del Patudo fasta el Galapagar. Et son 
las armadas la una en la Nava del Patuda, et 
la otra en el Risco de la otra parte. 

La sierra Cuadrada es buen monte de oso 
en ivierno. Et son las vocerías, la una desde 
la Venta Vieja por el camino de Gahete fasta 
el campo. Et la otra desde la Nava de Alca- 
bala por la senda que vá de puerto Quemado 
fasta el campo. Et son las armadas la una en 
la solana de la sierra, et la otra del otro cabo 
en el CoUadiello de la sierra asomante al Ga- 
lapagar. Et que estén homes que deseñen con 
canes de renuevo encima de la sierra por el 



34^ BIBLIOTECA VENATORIA. 

cerro de la cumbre, porque sí quisiere tomar 
la de encima quel derñben ayuso. 

La sierra de Alioza es buen monte de oso 
en ivierno. £t son las vocerías, la una desde 
la Nava del Alcabala por la senda de puerto 
Quemado fasta el campo del Galapagar: et la 
otra desde las Navas de Catalina por el ca- 
mino de Monte Rubio fasta la fuente de Alio- 
za. Et son las armadas, la una en la solana 
de la sierra en la Cabeza del Comocalejo, et 
la otra á la posada de la Lancera. 

Las CalaveruelaSy que son cabo la Fuente 
Ovejuna, es buen monte de oso en ivierno. 

La sierra del Donadlo es buen monte de oso 
en ivierno. £t son las vocerías la una desde 
la vera del monte de Val de Maderos por el 
camino de Monte Rubio fasta las Navas de 
Catalina. £t la otra desde la posada de Garci 
González por la senda que sale á las' Navas de 
Catalina. Et son las armadas la una en el Co- 
lladiello de la senda que vá á la posada de 
Garci González, et la otra en el Val de las 
Grajas. 

La sierra de la Grana es buen monte de oso 
en ivierno. Et si yoguiere el venado en la Na- 
va del Carazo de Val de la Moneda, es la. vo- 
cería desde el Castiello de la sierra de la Gra- 
na por cima de la cumbre fasta Navalvillar 
que non pase al ombría. Et son las armadas, 



DON ALFONSO XI. 349 

la tina á la Cabeza del Armada del Rey, et la 
otra á la Nava del Carazo. £t si yoguiere en 
la ombría, es la vocería desde este Castiello 
por cima de la cumbre fasta la posada de Jo- 
han Miguel. £t que tengan los rostros contra 
el Risco de la Nava de Pero Pérez. Et son las 
armadas en la senda que vá de Naval Salzejo 
á la posada de Johan Miguel. Et que estén 
monteros que deseñen en los riscos de la Nava 
de Pero Pérez. Otrosí, que estén monteros 
con canes de renuevo en el collado de asoman- 
te á la posada de Johan Miguel, et del Arma- 
da del Rey. 

Monte Oliveties buen monte de oso en 
ivierno. Et son las vocerías, la una como vá 
el camino de la casa de Johan Gil, que vá á 
Zuaga fasta el campo. Et son las armadas la 
una como vá el camino de la casa de Johan 
Gil fasta el arroyo del Cañaveral; et la otra al 
arroyo del Azor. Et que estén monteros que 
deseñen en el Atalaya del Azuthen. 

La Dehesa del Castiello de Madroñiz es buen 
monte de puerco en ivierno. Et es la vocería 
desde el Castiello de Madroñiz por cima de la 
cumbre fasta el camino de encima que sale al 
Portizuelo. Et son las armadas al río en el 
camino de Campilla. 

La sierra de los Sanctos, que es cerca del 
Castiello de Viandar es buen monte de oso eu 



350 KBLIOTICA VBNATOKU. 

hríernoy et en el comienzo del verano, et son 
las vocerías desde la senda que se desina á las 
casas de Johan Escribano por el camino fasta 
las Navas de Dona Rama» et el camino ade- 
lante fasta en asomante á la posada de Diego 
Alfonso por el cerro ayuso fasta que U^ue al 
arroyo que sale de la posada del dicho Diego 
Alfmiso, et por allende de este arroyo ayuso 
fasta que U^ueal campo de las Foyas de Do- 
na Sancha; et que tengan los rostros contra la 
siena de los Sanctos, porque non pase el ve- 
nado contra las cumbres de Fresnedoso. Et 
que estén monteros encima de la sierra de los 
Sanctos que deseñen. Et son las armadas la 
una en el Foyo de Viandar. £t la otra en las 
Navas de Doña Rama. 

Peña Roya es buen monte de oso^ etde 
puerco en ivierno. Et son las vocerías, la una 
entre la sierra de Peña Roya et la sierra de 
Escarga Colleras; et la otra por cima de la 
cumbre de la sierra. Et son las armadas entre 
la sierra del Almadén et Castiel Seras (i). 

La sierra del Almadén es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno. Et son las voce- 
rías, la una por entre la sierra del Almadén et 



(x) Áqui añade Argote de Molina: «et la otra por cima de la 
cumbre de la sierra. Et aon las armadas al Almadeni; lo cual le ta- 
p))a e| Códiet dé ZJagtmoy Cerda* 



DON ALFONSO XI. 35 1 

Castiel Setas. Et la otra por cima de la cum- 
bre de la sierra. £t son las armadas en la 
huerta de Rodrigo Alfonso. 

La sierra de Chillón es buen monte de oso, 
et de puerco en ivierno. £t son las vocerías la 
una por entre la sierra de Chillón, et la sierra 
del Fomiello. Et la otra por cima de la cum- 
bre de la sierra. Et son las armadas á la huer- 
ta de Rodrigo Alfonso. 

La sierra del Aceytuno, et la sierra del For- 
niello, et la Dehesa de la Puebla de Chillón es 
todo un monte, et es bueno de oso, et de puer- 
co en ivierno^ et en tiempo de las uvas. Etson 
las vocerías, la una á la Hoz, que non pase á 
la sierra de Chillón: et la otra por cima de las 
cumbres de estas sierras; et la otra por cima 
de la cumbre del cerro de la Dehesa. Et son 
las armadas la una á la Cabeza Rubia, et la 
otra á las Navas de la Xara de Pedro Barban. 

El Acebuchar que es diuso de la casa de Al- 
bar González, es buen monte de puerco en 
ivierno, et en tiempo de panes. Et es la voce- 
ría por cima de la cumbre catante el río. Et 
son las armadas al rio de Guadarmés. 

El monte de Aznaharon es buen monte de 
puerco en ivierno. Et non há vocería salvo que 
estén algunos en la Cabeza para deseñar. Et 
son las armadas la una al arroyo et la otra en 
cabo del Soto, 



35^ KBUDTTBCA VBNATOKDU 

El monte de Nava Redonda es baeoode 
oso en ivierno. £t son las vocerías^ la una qoe 
vaya por el camino, que vá de la Finojosa á 
Belmez fasta Nava Redonda. Et del camino 
que vá por la Nava ayuso fasta la de Martin 
Pérez del Pozuelo, et que recuda fasta enci- 
ma de la cumbre que está encima del Po- 
zuelo. Et que vayan por la cumbre iasta la 
cañada Real, et la parada del Rey es en la 
Nava. 

Castiel de Cabras que es ribera de Guadar- 
més, es buen monte de oso et de puerco en 
ivierno, et en el comienzo del verano. 

Cabeza Encinosa, que es Dehesa de la Fi- 
nojosa es buen monte de oso, et de puerco en 
todo tiempo. Et non há vocería salvo homes 
que desden encima de las Cabezas. Et son 
las armadas en las Navas de en derredor del 
monte. 

Cabeza Mesada, que es cabo el monte de 
Nava Redonda^ es buen monte de oso en 
ivierno, et en el comienzo del verano. 

La Garganta del Robre, que es en la sierra 
de Santa Enfímia, es buen monte de oso, et 
de puerco en ivierno. 

El Saladiello, et la sierra de Calderin es 
buen monte de oso, et de puerco en ivierno, 
et en el comienzo del verano. Et es la vocería 
desde el Colmenar de Don Gil el mozo por el 



ÍDON ALFONSO XI. 353 

Colladiello, et por cima de la cumbre fasta el 
rio Saladiello. £t que esté renuevo de canes 
en el Colladiello. £t son las armadas en Val de 
Femando. 

La Cabeza del Cuete, et la Xara del Rey, 
que es cabo la Finojosa, es buen monte de 
oso, et de puerco en todo tiempo. £t es la 
vocería por el camino que viene de la Finojo- 
sa al Galapagar. Et que estén homes que de- 
señen en la Cabeza, et canes de renuevo en las 
veredas que vienen por medio destos dos mon- 
tes; et otros canes de renuevo en la Cabeza de 
la Xara del Rey; et otros renuevos al rio. Et 
son las armadas, la una en el Angostura, et la 
otra en la Nava diuso de la Cabeza del Cuete, 
et la otra en las veredas que van á Sanct Be- 
nito. 

Valparaíso es buen monte de puerco en 
ivierno, et en el comienzo del verano. Et son 
las vocerías, la una por el camino que vá de 
la Puebla al Contadero fasta el arroyo de Ar- 
roviel, et la otra por el collado del Aliseda fas- 
ta el arroyo de Arroviel; et son las armadas 
en este arroyo mesmo. 

La Dehesa de Doña Elvira es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno. 

El valle de Domingo Minguez, es buen 
monte de oso, et de puerco en ivierno. 

El monte de los Forcajuelos, que es cerca 

TOMO 11. 33 



354 BIBLIOTECA VENATORIA. 

de Nava de Ovejo, es buen monte de oso, et 
de puerco en ivierno. 

La Nava del Ciervo es buen monte de oso, 
et de puerco en ivierno. 

La Nava del Abat es buen monte de oso, et de 
puerco en ivierno, eten el comienzo del verano. 

Las Navarras es buen monte de oso, et de 
puerco en ivierno, et en el comienzo del verano. 

La Hortíxuela que es cabo Cueros, et la 
casa de Antón Royz es buen monte de oso, et 
de puerco en ivierno. 

£1 Rencon de Pérez es buen monte de oso, 
et de puerco en ivierno, et en el comienzo de^ 
verano. 

La sierra de Tdote es buen monte de oso, 
et de puerco en ivierno, et en el comienzo del 
verano. 

El Roncadero es buen monte de oso et de 
puerco en ivierno. Et son las vocerías la una 
desde la posada de Sancho Sánchez por la 
senda que vi á la posada del Zarco. Et la otra 
desde la posada dd Zarco fasta la Hortizue- 
la. Et es el armada en Cabeza de Oveja. 

ir En turra de Estepa hay estos montes. 

El monte de Corcoya es buen monte de oso 
en tiempo de las uvas. 

El monte de Cañaveralejo es bueno de puer- 
co en todo tiempo. 



DON ALFONSO XI. 355 

La sierra de las Yeguas es buen monte de 
puerco en todo tiempo. 

£1 Villarejo de Domingo Martin es buen 
monte de puerco en todo tiempo. 

La Mata de la Grana es buen monte de 
puerco en todo tiempo. 

El monte de la Cantera es bueno de puerco 
en todo tiempo. 

La Dehesa del Campo del Gallo, que es en- 
medio del camino que vá de Éceja á Estepa 
es buen monte de puerco en todo tiempo. 

Entre Montero et Andújar hay muy buenos 
montes de oso. 

ir En término de Zukeros hay estos montes» 

El monte de la Fuent Fria es bueno de oso 
et de puerco en todo tiempo. 

El monte de la fuente de la Sarza es bueno 
de oso, et de puerco en todo tiempo. 

El monte de las Navas de la Senda Cerrada 
es bueno de oso, et de puerco en todo tiempo. 

El monte de la senda del Palancar es bue- 
no de oso, et de puerco en todo tiempo. 

El monte de la sierra de Sancta María del 
Puerto es bueno de oso en todo tiempo. 

El monte de la senda del Panizar es bueno 
de oso et de puerco en todo tiempo. 

El monte de la Nava del Adalil es bueno de 
oso en todo tiempo. 



CAPITULO XXVI (i). 
De los montes de tierra del Obispado de yahm. 

% Entre ydhen et M artos hay estos montes. 

L Madroñal, que está sobre la puen- 
te de rio Frió. 
El monte de Carchena. 
£1 monte del soto del Milano. 
El monte del rio de Víboras. 
La ladera de la sierra del Campanario, 
que es de yuso de la Torre del Estrella, et la 
Foz de Cuadros es todo un monte, et es bue- 
no de oso en ivierno. Et son las vocerías la 
una desde la cañada del Robredo fasta la Tor- 
re del Estrella: et la otra de la Torre del Es- 
trella fasta el camino del Alberquiella et el 
camino ayuso fasta el collado del Alberquie- 
lla; et que esté renuevo de canes en el lomo 




(x) También numen el Códice de la Cartuja de Setrilla, este Ca- 
l^tttlo qne el Códice de Palomares deja en blanco. 



DON ALFONSO XI. 357 

de la Cárnica. £t es el armada en el collado 
de la Alberquiella. 

El monte de Cabo Torres es buen monte 
de oso en ivierno (i). 

La sierra de Barranco Rubio es buen mon- 
te de oso et de puerco en ivierno. 

La sierra de Monte Agudo es buen monte 
de oso, et de puerco en ivierno. 

La sierra de Val de Camizon es buen mon- 
te de oso, et de puerco en ivierno. 

La sierra de Nava Luenga es buen monte 
de oso et de puerco en ivierno. 

La sierra de los ojos de rio Frió es buen 
monte de oso et de puerco en ivierno. 

£1 monte del Madroñal es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno. 



(x) En el C&dice más antiguo Escurialense, por delecto de una 
hoja faltan los montes siguientes, que se han tomado del de la 
Xiartuxa de Sevüla. « 

«Sierra Morena es buen monte de oso, et de puerco en ivierno.* 

«El Castellar de Ruy García es buen monte de oso, et de puerco 
»en ivierno.» 

«Arroyo Cereso es buen monte de oso, et de puerco en ivierno.» 

«La Sierra de Chiricales es buen monte de oso, et de puerco en 
»ivierno.» 

«La sierra de Hoyo Quemado es buen monte de oso, et de puer- 
teo en ivierno.» 

«La sierra de Azdreda es buen monte de oso, et de puerco en 
•ivierno.» 

Hagamos justicia k Argots de Molina la ünica ves que la mere-» 
ce, diciendo que en su edición comprende estos montes, aunque 
llamando k El Costillar de Ruy García, El Castellar, 



358 BIBUantCü VENATORIA. 

La Garganta de Velasco es buen monte de 
puerco en ivierno. 

Hoceciella es buen monte de puerco en 
ivierno. 

Alcolehueia es buen monte de puerco en 
ivierno. 

Los Barrancos de Mata Osos es buen mon- 
te de oso, et de puerco en iviemOf et en el co- 
mienzo del verano. 

Ortolanca es buen monte de puerco en ivier- 
no, et en el comienzo del verano. 

Los Ladernales es buen monte de oso, et 
de puerco en ivierno, et en el comienzo del 
verano. 

£1 Val de Tolosa es buen monte de oso, et 
de puerco en ivierno, et en el comienzo del 
verano. 

£1 Escorial de Cabo Tolosa, es buen mon- 
te de oso, et de puerco en ivierno, et en el co- 
mienzo del verano. 

Los Cuellos es buen monte de puerco en 
ivierno, et en el comienzo del verano: et non 
há vocerías ciertas si non rcnuevos de canes 
en los Cabezos del monte. Et son las armadas 
en los collados de la cumbre. 

El monte de la Guijosa es buen monte de 
puerco en ivierno, et en el comienzo del verano. 

El Acebuche es buen monte de puerco en 
ivierno, et en el comienzo del verano. 



DON ALFONSO XU 359 

£1 Escorial de Baños es buen monte de puer- 
co en ivierno, et en el comienzo del verano. 

Mata Morque es buen monte de puerco en 
ivierno, et en el comienzo del verano. 

ir En derredor de Cambil hay estos montes. 

El monte de Majatrienta es bueno de oso, 
et de puerco en ivierno. Et son las vocerías la 
una desde el lomo encima de Lopera catante 
á Huelma fasta el Lanchar de encima de Co- 
llar, et la otra desde el Barranco del Salado 
fasta el Angostura del Gallin. Et son las ar- 
madas, la una en la senda de Sebastian Pé- 
rez, et la otra contra la sierra de Prontin. 

El monte de Villanueva es bueno de oso, et 
de puerco en ivierno, et es la vocería desde la 
senda Pitiellos fasta la boca del Almahanaca. 
Et son las armadas, la una en el Villar de Lo- 
pera, et la otra á los barrancos de Frontín. 

El monte de Bercho es bueno de oso, et de 
pue]:co en ivierno et son las vocerías, la una 
desde la senda Dataríate fasta la Texeda, et 
la otra desde la senda Dataríate fasta la senda 
del Palo. Et la otra desde el Atalaya del Palo 
fasta las Cordelleras del Bercho. Et es el ar- 
mada en Vada Talegas. 

ir En tierra de Lorca hay estos montes. 
La sierra de Pero Ponce es buen monte de 



360 BIBLIOTBCA VENATORIA. 

OSO» et de puerco en ivierno. £t en este mon- 
te hay una fuente quel dicen la fuente de 
la Carrasca^ et otras fuentes que non son nom- 
bradas. 

Los Xarales de Chuejar es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno; et hay una fuen- 
te quel dicen Chuejar. 

Cabeza de la Xara es buen monte de oso, et 
de puerco en ivierno. 

£1 monte de Zahel es bueno de puerco en 
ivierno, et hay en él estas fuentes: la fuente 
de Tébar, la fuente de Chuecas, la fuente 
del LUimo, la fuente Dalcaria de Pero Ber- 
nalte, la fuente del Garrobo. 

La fuente del Escucha es buen monte de 
puerco en ivierno; et hay en él una fuente quel 
dicen la Figuera. 

La siena Despuña es buen monte de oso, et 
de puerco en ivierno, et hay en ella estas fuen- 
tes: la fuente de la Carrasca, la fuente del 
Buytre, la fuente de la Figuera, la fuente de 
la Plata, la fuente del Prado Mayor, la fuen- 
te Bilquiri Despuna, et otras fuentes que non 
son nombradas. 

El rio de Villa Franca es buen monte de 
puerco, et de encebras en ivierno. 



DON ALFONSO XI. 361 

ir En tierra de Celda, et de Carayaca hay estos 

montes. 

Las Ramblas de Tello es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno. 

Las Cabezas de Copares es buen monte de 
puerco et de encebras en ivierno. Et en este 
monte hay estas fuentes: la fuente de la Per- 
ríella, la fuente de la Zarza, la fuente de Co- 
pares. 

La fuente de Mojanter es buen monte de 
puerco en ivierno. 

La sierra de Solchite es buen monte de 
puerco en ivierno, et hay muchas encebras. Et 
en este monte hay una fuente quel dicen de 
Salcejo. 

La sierra Seca es buen monte de oso, et de 
puerco en ivierno. 

1í Otrosí en tierra de Cartagena hay estos montes. 

La sierra del Garrobo es buena de puerco 
en ivierno. Et én este monte hay estas fuen- 
tes: la fuente del Garrobo, la fuente Penie- 
Ua, la fuente del Milgrano. 

La sierra de Porte Main es buen monte de 
puerco en ivierno. Et en este monte hay estas 
fuentes: la fuente del Cañal, la fuente de Porte 
Main. 

El monte de Cab de Palos es muy buen 



362 BIBLIOTECA VENATORIA. 

monte de puerco en ivierno. Et este monte es 
cerca de la mar, et cerca de este monte esta 
una isla, que entra en la mar, et dura bien ima 
legua, et hay en ella muchos venados. 

ir En tierra de Murcia hay estos montes. 

El Pinacar es buen monte de puerco en 
ivierno. 

La sierra de Carrascoy es buen monte de 
puerco en ivierno, et hay en él estas fuentes: 
La fuente del Junco, la fuente de la Ra- 
pica, la fuente de la Muerta, la fuente de 
Villora, la fuente del Sisear; y hay un valle 
quel dicen la fuente del Puerco en que hay 
mucha agua. 

El monte de Mendigol es bueno de puerco 
en ivierno. Et en este monte hay una fuente 
quel dicen Mendigol. 

ir Otrosí en tierra de Molina Seca hay estos 

montes. 

La sierra Descaedura es buen monte de 
puerco en ivierno, et hay en él estas fuentes. 
La fuente del Álamo, et el rio del Alacafa. 

La Rambla de los Aguzadores es buen mon- 
te de puerco en ivierno. 

La sierra de Pila que es entre Molina et 
Favaniella, es buen monte de puerco en ivier- 



DON ALFONSO XI. 363 

no; et al pié de esta sierra hay una fuente 
muy buena. 

1í En fierra del Maestre de Sanctiago hay estos 

montes (i). 

ir Los que son en término de Ricote son estos. 

Si 

La sierra del Aprisco es buen monte de 
puerco en ivierno et hay en él estas fuentes: 
la fuente del Peral , la fuente Blanca, la fuen- 
te de la Canaleja. 

El monte de la Corona Yenchar es bueno 
de puerco en ivierno, et hay una fuente quel 
dicen de la Cueva. 

£1 monte de las Salinas de Yenchar es bue- 
no de puerco en ivierno. 

£1 Barranco que viene de Camxicar es buen 
monte de puerco en ivierno. 

1í Hasta aquí son los montes de término de Ricote. 

La fuente del Rey Moro es buen monte de 
puerco en ivierno. 

La fuente de la Muerta cabo Almorchon 
es buen monte de puerco en ivierno, et á las 
veces hay oso en tiempo del madroño. 



(x) Parece como que faltan aqui las descripcionea de loa mon- 
tea citadoa. 



364 BIBLIOTECA VENATORIA. 

El monte de la Cabeza del Asdo es bueno 
de puerco en ivierno. 

El monte que está cerca de la fuente del 
Judio, que es en término de Cieza, es bueno 
de puerco en ivierno. 

ir En término di MorataUa hay estos montes. 

El monte de Moratalla es bueno de puerco 
en ivierno, et á las veces hay oso en tiempo 
de la bellota. 

La sierra de Fondares es buen monte de 
oso, et de puerco en ivierno. 

ir Otrosí en término de Cayvieila hay muchos bue- 
nos montes de oso et de puerco en ivierno. 
El monte de Cayviella es bueno de oso, et 
de puerco en ivierno, et hay en él una fuente 
que dicen la fuente del Maestre, 




CAPITULO XXVII (i). 



De los montes de tierra de Alearas, 




% En término del Pozo hay estos montes, 

A Peña del Cabrón et la Cabeza de 
la Moheda et la Peña de Orceña es 
todo un monte, et es bueno de oso 
en verano. Et es la vocería desde la 
Foya del Oso fasta el Puerto del Villotar. Et 
es el armada en las labores de Villotar. 

La Dehesa de Cotiellas, et la Fresneda de 
rio Frío es todo un monte, et es bueno de oso 
en verano. Et es la vocería desde Castillo Ba- 
yona fasta la Majada de Martin Pastor; et den- 
de fasta el Fituero de Cotiellas. Et es el ar- 
mada en la Fresneda. 

La Dehesa de Ceniellas, et la Fresneda, et 
rio Frió es todo un monte, et es bueno de 
oso en verano, et es la vocería desde la casa 



(i) Omite también el Códice de Palomares el número de este 
Capitulo, qne pone el Códice d$ la Cartuja d^ Sevilki, 



366 BIBLIOTECA VENATORU. 

del Hermitaño (x) fasta las Gutarajas. Et es el 
armada en el Masegosiello. 

Los Picos de Villanueva es buen monte de 
oso, et de puerco en verano. £t es la vocería 
por la cañada de la Puerca catante los Sotie- 
líos: et de la otra parte por la cumbre fasta 
CoUe Vella, et dende al Pico Rubio, et á las 
Peralejas. Et es el armada en Valverzoso. 

ir En término de Riopa hay estos montes. 

El monte de Riopa es muy bueno de oso, 
et de puerco en ivierno, et en verano. Et esla 
vocería desdel Espolón de la cañada de los 
Mojones por. las vertientes de la sierra del 
Mundo fasta el vado de Yeste. Et son las ar-r 
madas, la una en las Majadas someras de Po- 
yo Garde, et la otra en el puerto del Arenal* 

El monte de la Raygada, que es á espaldas 
de Poyo Garde es bueno de oso, et de puerco 
en verano. Et son las vocerías, la una desde la 
Lastra fasta la Covatiella: et la otra desde la 
sima de Fátima fasta la Garganta de la en* 
trada de la cañada de los Mojones. Et es el 
armada en los Vadiellos de la Puerca. 

Las Peñas de los Serranos, et el ombría de 



(x) Hirmiiaño se lee en el Códice de Palomares; y como dice 
HmjHtro U edición de Argote de Molina, el Códiu de Llaguno y 
Cerda le coiTÍ|fe con esU qoU : «parece decir hermitaHo en el MS, 
del Eicorial.i 



DON ALFONSO XI. 367 

ÍDon Pero Mingo, es todo un monte, etes bue- 
no de oso en verano. Et son las vocerías desde 
la Peña de los Serranos fasta el puerto de Ro- 
yo Frío, et la otra desdel Helechar fasta las 
puertas de la ombría. £t es el armada en la 
vega de Royo Frió. 

La Celada de Bufete es buen monte de oso 
en ivierno, et es la vocería por cima de la cum- 
bre de las Mohediellas fasta la Celadiella. Et 
la otra desde la Junta fasta la Celada. Et es 
el armada desde dó dá el rio de la Celada en 
el Royo del Mundo. 

El monte que dicen las Hortezuelas es bue- 
no de oso en verano, et es la vocería desdel 
Almenara fasta la Peña del Águila: Et es el 
armada desde las Majadas de Rodrigo Pérez 
fasta la vega. 

El Padrón es buen monte de oso, et de 
puerco en verano. Et es la vocería desde la 
cumbre que entra al Carpió por la cumbre del 
Padrón fasts^ la Bateadera. Et es el armada en 
el Mesegoso de Ciniellas. 

El Padronciello es buen monte de oso, et 
de puerco en verano: et es la vocería desde el 
puerto del Pozo por la cumbre fasta la Foya 
Redonda. Et son las armadas la una en el Ro* 
yo de Val de Cotiellas, et la otra en el puerto 
del Arenal. 

Los Manaderos, que son á espaldas del Pa.« 



368 BIBLIOTECA VENATORIA. 

dren, et del Padronciello, es buen monte de oso 
en verano. Et es la vocería desdel Navazo de 
Pero Caballero fasta los Mojones, et dende al 
Padronciello de la Dehesa, et á la Covatiella. 
Et es el armada en el Masegar de la Peña 
Quebrada. 

El Villotar es buen monte de oso, et de 
puerco en verano. Et es la vocería desdel Na- 
vazo de Pero Caballero, et á la cumbre del 
Padrón, et al puerto del Villotar, et á la Peña 
del Cabrón, Et es el armada en el rio del Vi- 
llotar. 

ir Et fasta aquí son los montes de término de 

Riopa, 

ir En derredor de Siles hay estos montes. 

La Cabeza de la Mora es buen monte de 
oso, et de puerco en verano. Et son las voce- 
rías, la una desde el río de Segura fasta el co- 
llado de la Mora. El la otra desdel collado de 
la Mora fasta el Calar de la Sima. Et es el ar- 
mada en el collado de la Mora. 

El Calar de la Sima es buen monte de oso 
en verano, et es la vocería desde Pena Falcon 
fasta el Molejón de Razpillan. Et son las ar- 
madas, la una en la Nava del Príor, et la otra 
en el Pinar Fermoso de Yeste. 

El Calar de Moríellas, et el Calar del Cobo, 



DON ALFONSO XI. 369 

et el Calar de Navalpino es todo un monte, et 
es bueno de oso en verano. Et son las vocerías 
la una desde Nava el Asna fasta el Calar de la 
fuente del Rey. £t la otra desdel Calar del 
Cobo fasta la Nava del Espino. Et son las ar- 
madas, la una en Foyo Cabanas, et la otra en 
la Nava del Espino. 

Cabeza las Pozas, que yace del cabo de rio 
Segura es buen monte de oso en verano. Et son 
las vocerías desdel puerto de Marchena fasta 
Miller. Et la otra desde la puente de Miller 
fasta el Royo de Miller. Et es el armada en la 
huerta de GorgoUite, et en el Parralejo. 

Las Peñas Rubias, que yacen entre río Ma- 
dera, et el río de Peiía Rubia, es buen monte 
de oso en verano. Et es la vocería por los Bus- 
talejos de rio Madera, et por el cerro bien an- 
dante. Et es el armada en el Pinar de la Mes- 
ta, et Pira Cañada. 

Val de Fonsares que yace cerca de Torres 
aldea de S^ura, es buen monte de oso en 
ivierno: et es la vocería por cima del ombrío 
catante á Siles, et á la Peña del Cabrón. Et es 
el armada de parte del río. 

A Texeda que es cabo Siles, es buen monte 
de oso, et de puerco en verano, et en ivierno, 
et es la vocería por la Naviella del Poyo, et 
por la sierra del Poyo, et por la sierra del Tem- 
pino. Et es el armada en la Vaquerízuela. 

TOMO i|. 24 



370 BIBLIOTECA VENATORIA. 

El monte de Salar es bueno de oso et de 
puerco en verano. Et es la vocería por el Po- 
yo. Et es el armada en el collado de Sálelos 
en la Nava Fermosa. 

La Cabeza de Cocentania, et la Cabeza del 
Calar de Navalperal es todo un monte, et es 
bueno de oso en verano. Et es la vocería por 
el collado de Segura la Vieja. Et son las ar- 
madas, la una en la huerta, et la otra en el 
collado de Feña Foradada. 

II Et fasta aguí son los montes de enderredor de 

Siles. 

ir En la sierra de Segura hay estos montes. 

El Yelmo es buen monte de oso, et de puer- 
co en ivierno et en verano. Et son las vocerías 
desde las Cabezas de Fomos fasta en la vega 
del dicho logar de Fomos. Et la otra desde la 
Garganta del Yelmo aquende fasta la fuente 
de la Figuera. Et son las armadas en el cam- 
piello del Yelmo. Et la otra en la garganta de 
Fomos. 

El monte que yace entre Segura la Vieja, et 
el Yelmo que dicen los Royos de Trújala, et 
la Maleza del Calderón - fasta la fuente de la 
Figuera, et fasta el cerro de la Figuera es to- 
do un monte, et es bueno de oso, etde puerco 



DON ALFONSO XI. 371 

en verano. Et es la vocería desdel cerro fasta 
Segura la Vieja de parte de río Madera. 

£t la otra desdel Campiello del Yelmo fasta 
la fuente de la Figuera. £t es el armada en 
la Nava del Caballo. 

£1 Calarejo de Martín Negriello, et la fuen- 
te del Chorro, et la Cabeza Gorda es todo un 
monte, et es bueno de oso, et de puerco en 
verano. £t son las vocerías la una desde el 
cerro Bienandante, río Madera a3niso como dá 
en el río de Segura: et la otra como dá el río 
Madera, et el río Segura en el Escalera some- 
ra encima, et es el armada en el Argadigal. 

£1 puerto del Arenal como pasa la senda de 
Benatahe, et como recude á la Peña Alta, que 
es encima de Ortera, es buen monte de oso, et 
de puerco en verano. Et son las vocerías des- 
de el puerto del Arenal como dá en el río de 
Pelear. Et es el armada como descende en el 
puerto del Arenal. 

La vega de Pomos que es en término de 
Segura, et la sierra de Montero, et Guadabríz 
es todo un monte, et es bueno de oso, et de 
puerco en verano. Et es la vocería por el cer- 
ro que se toma de Guadalquivir, et recu- 
de á Payel, et dá en las vegas de Montoro. Et 
son las armadas del un cabo, et del otro del 
Royo. 

Los Fitueros de la Dehesa de Albaladejo, 



yj2 BIBLIOTECA VENATORIA. 

qne es en Val de Se^ra, et las Vecedíllas 
con la Foya del Oso, es buen monte de oso en 
verano. Ct son las vocerías la una Bayena 
ayuso fasta el Ojuelo de Bayona de la otra 
parte catante las cañadas de Donoría: et la 
otra por el canil de la Peña del Cabrón fasta 
la Laguoiella. Et es el armada el puerto del 
Villotar con la Peña del Oso, 



CAPITULO XXVIII (I). 

De los montes de tierra de Alcalá la Real, et de 

Priego, et de Rute. 




L monte del Atalaya de Añador es 
buen monte de puerco en ivierno, et 
en el comienzo del verano. 
ElmontedelAtalaya.de Gibral- 
quite, que es camino de Priego, es bueno de 
puerco en ivierno, et en el comienzo del ve- 
rano (2). 

Los Barrancos de Chariella es buen monte 
de puerco en ivierno, et en el comienzo del 
verano. 

El monte de rio de Huesna es buen monte 
de puerco en ivierno, et en el comienzo del 
verano. 



(i) Sigue 8in numeración de Capítulos el Códice de PaiomO' 
res, mientras continua poniéndola el Códice de la Cartuja de Se- 
villa, 

(2) Bate monte ni se describe ni se nombra siquiera en la edi- 
ción de AJiEote de Molina. 



374 BIBLIOTECA VBNATORU. 

El monte del Atalaya del Almahuel, que es 
entre Alcalá, et Moclin, es buen monte de 
puerco en ivierno, et en elcomi^izo del verano. 

£1 soto de Víboras es buen monte de puer- 
co en verano, et non há vocería ninguna* Et 
es el armada entre amos los sotos. 

El monte de Locovin cabo la sierra, es buen 
monte de oso en todo tiempo: et son las vo- 
cerías, la una por cima de la sierra fasta Puer- 
to Llano, et la otra desde Puerto Llano fasta 
el camino del Carrizal. Et son las armadas la 
una sobre la huerta de Locovin, et la otra en 
el puerto de la Torre que es asomante contra 
Alcalá. fST £t el dia que lo corrimos fallamos 
hí una osa muy buena, et acaescionos de en- 
cerrarla en cuatro cuevas, etde cada cueva 
la sacamos con hachas; et sacámosla de la pos- 
tremera, etmatámosla. 

£1 Encinar que es cabo Locovin en el ca- 
mino de Priego es buen monte de puerco en 
ivierno. Et es la vocería por cima del Enci- 
nar. Et son las armadas, la una al arroyo, et 
la otra en la loma. 

El arroyo Alcomocoso, que es allende Al- 
calá, que está apegado á la siena de Jahen, es 
buen monte de puerco en ivierno, et en tiem- 
po de panes; et non há vocería ninguna. Et 
son las armadas la una en el collado, et la otra 
en cabo del arroyo. 



DON ALFONSO XI. 375 

Monreal es muy real monte de puerco en 
verano, et aun en ivierno. Et son las vocerías, 
la una á los Portiellos de encima de la sierra: 
et la otra al puerto del Escálemela por el ca- 
mino ayuso. Et son las armadas, la una ca- 
tante Alcalá, et la otra al Cabezuelo Agudo: 
et la otra al paso del arroyo, et otra al So- 
tiello. 

El monte de las Atalayas es buen monte de 
puerco en ivierno, et aun en verano, Et es la 
vocería por cima de las Atalayas. Et son las 
armadas la una en la loma, et la otra en el 
arroyo, et la otra en el collado. 

Los sotos que son entre Priego, et Alcalá 
son buenos de puerco en verano, et non han 
vocería salvo homes que les fablen en cabo 
de los sotos. Et es el armada entre amos los 
sotos. 

El soto que es entre Priego, et Luque, es 
bueno de puerco en verano, ff^ Et matamos 
hí un dia im puerco que mató dos monteros, 
et dos alanos, et un acémila, et ñnó un ca- 
ballo (i). 



(i) a este raro y desgraciado lance aludíamos en el discurso 
preliminar cuando dijimos: «Pocos ejemplos podrían citarse hoy, 
como d que se refiere en el libro tercero del LUfro de la Montería, 
de un jabalí que dejó tendidos en el campo dos hombres, dos caba- 
llos y dos perros.» 

(Discurso sobre el Libro de la Montería^ tomo i, p¿g. lxxxviii.) 



37^ BIBUOTECA VENATORIA. 

£1 soto del azTO]ro de Ximeniella es buen 
soto de puerco en venuao. £t son las voce- 
rías por dma de las lomas del un cabo, et del 
otro. Et son las annadas la una al arroyo, et 
la otra al Cabezaelo, que está cabo la Ponte- 
cielku 

La Mata de Ximeniella es bum monte de 
puerco en ivierno, et non há voceiía. Et son 
las armadas la una al puntal del Cañizal, et 
la otra entre la Mata et el soto. 

En el Ármajal de Carcabuey hay puerco en 
verano, et non bá vocería. Et son las armadas 
la una al Espinarejo et la otra al Puntal del 
Armajal. 

£1 monte que es entre Carcabuey et Rute 
es bueno de puerco en ivierno, et aun en ve- 
rano. Et es la vocería por cima de la loma. Et 
son las armadas la una á dó se cruzan los ca- 
minos, et la otra al arroyo. 

El Hortezuelo de Carcabuey es buen mon- 
to de puerco en verano, et non há vocería, et 
es el armada á la punta del monte que non pa- 
se contra Rute. 

La ladera que está en par de Carcabuey, 
es buen monte de puerco en ivierno. Et es la 
vocería por dma de la sierra. Et son las ar- 
madas la una al collado, et la otra al arroyo. 

£1 Encinar que es entre Rute, et Lucena, 
es buen monte de 'puerco en ivierno. Et non 



DON ALFONSO XI. 377 

há voceda. £t lo mejor que puede facer el que 
corriere el monte vaya con la busca, et vaya 
siempre á oída de los canes, porque es el mon- 
te ralo, et bueno de andar de caballo. 

La ladera que está á man derepha de los 
sotos de Bebdera como vá de Rute á Izna*- 
xar, es buen monte de puerco en verano. Et 
es la vocería por cima de la cumbre. Et son 
las armadas, las dos al arroyo Seco, et la otra 
en el collado que es asomante al soto. 

La Hoceciella que es sobre los sotos de 
Bebdera, es buen monte de puerco en verano, 
et en ivierno á veces hay oso. Et es la voce- 
ría por cima de la Foz del un cabo, et del otro. 
Et son las armadas la una al arroyo, et la otra 
en el collado de contra Iznajar. 

Los sotos del arroyo de Bebdera, que son 
entre Rute, et Iznajar son buenos de puerco 
en verano. Et non há vocería. Et son las ar- 
madas entre el un soto, et el otro. Pero en el 
soto que sopieren que está el venado cierto, 
que pongan homes que fablen entre el un soto, 
et el otro, al cabo dó estudiere lo mas estre- 
cho del soto, porque lo tomen de allí, et las 
armadas á la otra punta del soto á dó fuere lo 
más ancho. 

V En derredor de Priego hay estos montes* 
El puerto del Espino es buen monte de oso 



37^ BIBLIOTECA VBNATOlUA . 

en todo tíempo. Et es la vocería desde la Pe- 
ña Falcon fasta el puerto del Espino: et del 
puerto del Espino por cima de la sierra fasta 
la fuente de Xaula. Et lo de en par de la 
fuente que sea bien tomado. Et es el armada 
en el Villar de Vichera. 

El puerto de Medio es buen monte de oso, 
et de puerco en todo tiempo, et es la vocería 
desde él puerto del Espino fasta el puerto de 
Medio, et dende por dma de la sierra Tinosa 
fasta el puerto de Marina* Et es el armada en 
Nava Sequiella. 

La sierra Tinosa es buen monte de oso en 
todo tiempo. 

El rio de Barcas fasta la puente, es buen 
monte de puerco en verano. 

La Hoz de Paymonte es buen monte de 
puerco en verano. 

El monte de Peña Rubia es buen monte de 
puerco en ivierno. 

Los Barrancos del Torcon es buen monte 
de puerco en todo tiempo. 

Los sotos de Peñas Rubias de Barcas es 
buen monte de puerco en verano. 

Los Lantiscares del camino de Alcaudete 
es buen monte de puerco en ivierno. 

La Saicedielia, como se contiene el arroyo 
arriba de Caycena, es buen monte de puerco 
en todo tiempo. 



DON ALFONSO XI. 379 

El monte del Castellar de la sierra del Ve- 
líate es bueno de puerco en ivierno. 

£1 monte de Lobras es bueno de oso et de 
puerco en todo tiempo. 

El monte del Cubiello es bueno de puerco 
en todo tiempo. 

El monte de Xobla es bueno de oso et de 
puerco en todo tiempo. 

El monte de Val de Zagra es bueno de oso 
et de puerco en todo tiempo. 

El monte de Algar es bueno de oso, et de 
puerco en todo tiempo. 

El monte de la huerta de Barcas es bueno 
de oso, et de puerco en todo tiempo. 

El monte de la huerta de Ubra es bueno 
de oso, et de puerco en todo tiempo. 

El soto de la Cabeza de Marcos Sánchez es 
bueno de puerco en todo tiempo. 

V En término de Cabra hay estos montes. 

El monte de Carchena es buen monte de 
oso, et de puerco en todo tiempo: et es la vo- 
cería en la vera de Faza Baena, et es el ar- 
mada en la cumbre de Carchena. 

El monte de la fuente de Montahed es buen 
monte de oso et de puerco en todo tiempo. Et 
es la vocería por la cumbre de Carchena fasta 
el Atalaya de Montahed: et es el armada en la 
senda de la Fresneda. 



380 BIBLIOTECA VBNATORU. 

£1 monte de Camareca es bueno de oso, et 
de puerco en todo tiempo. Et es la vocería al 
pié de la sierra en dos portiellos que hay. £t 
es el armada en el Villar de Villanueya. 

El monte que dicen Robredo de Sancta Ma- 
ría es bueno de oso, et de puerco en todo tiem- 
po. Et es la vocería desde el Torrejon fasta las 
Zahúrdas de Johan Ponce. Et es el armada en 
el Alcantaríella, et en el arroyo, que dicen de 
Sancta María. 

Dayello es buen monte de oso, et de puerco 
en todo tiempo. Et es la vocería por el arroyo 
de Sancta María fasta las Salinas de Cabra. Et 
es el armada en somo de Prado Quemado. 

El monte de la fuente de Domingo Johan 
es bueno de oso, et de puerco en todo tiem- 
po. Et es la vocería desde el Atalaya de Do- 
mingo Johan fasta el puerto de Cabra. Et es 
el armada en el campo de Palomarejos. 

El monte del Villar de la Piedra Forada es 
bueno de oso, et de puerco en todo tiempo. Et 
es la vocería por la senda de Aguilar. Et es el 
armada en el arroyo de Sancta María. 

El monte de Lomiel es bueno de oso, et de 
puerco en todo tiempo; et es la vocería desde 
Pelpite fasta el puerto de la Laguna. Et es el 
armada en el puerto de Algar. 

La senda de los Ballesteros es buen monte 
de oso, et de puerco en todo tiempo. Et esla 



/' 



DON ALFONSO XI. 381 

vocería por la senda de los Ballesteros fasta la 
sierra. £t es el armada en Beceirril. 

£1 monte del Castellar es buen monte de 
oso, et de puerco en todo tiempo. Et es la vo- 
cería desde los Fresnos fasta la Camorra. Et 
es el armada en somo de las viñas de Xarcas. 

El monte de Carmoní es buen monte de 
oso, et de puerco en todo tiempo. Et es la vo- 
cería desde la Camorra fasta la Cabeza Ló- 
brega. Et es el armada en el Villar de Car- 
moni. 

V En término éU Luana hay estos montes. 

El Atalaya del Judio es buen monte de oso 
et de puerco en ivierno. Et son las vocerías la 
una por cima de la cumbre, et la otra por el 
camino que vá de Cabra á Lucena. Et es el 
armada en Prado Quemado. 

El arroyo de Sancta Maiía es buen monte 
de puerco en ivierno. Et es la vocería por ci- 
ma de la cumbre del arroyo. Et son las arma- 
das en las Navas de entre este monte, et Car- 
chena. 

El cerro de la Figuera es buen monte de 
puerco en ivierno: et son las vocerías la una 
por cima de la cumbre del cerro de la Figue- 
ra; et la otra por el camino que vá de Lucena 
á Aguilar. Et son las armadas en las Navas de 
los Sanctos. 



382 B3UOTBCA VENATORIA. 

La Mata de Pasfcrano, et el airoyo de La- 
cena es todo un monte, et es bueno de puerco 
cu ivierno. 

V Eníre Lucena^ á Castiel Anzur hay estos 

montes. 

La Madroñosa es buen monte de oso» et de 
puerco en verano. 

La Sarzosa, et la Mata del Camielloes todo 
un monte, et es bueno de puerco en ivierno. 

£1 Lantiscar es buen monte de. puerco en 
ivierno. 

V Entre Aguilar^ et Montidla hay estos montes, 

£1 Coscojar es buen monte de puerco en ve- 
rano* 

La Cabeza del £scanciano, et el arroyo del 
Salado es todo un monte, et es bueno de puer- 
co en ivierno. £t este non há vocería si non 
homes que deseñen en las Atalayas de la Ca- 
beza. £t son las armadas la una al Atalayue- 
la; et la otra á la boca del arroyo del £scan- 
ciano. 

£1 arroyo de los Almogávares es buen mon- 
te de puerco en verano. 

£1 monte de Xoxina, que es entre Aguilar, 
et Sanctaella es bueno de puerco en ivierno. 



CAPITULO XXIX (i). 

De los montes de tierra de Alcalá de los Gazules, 
et de Medina, et de Bejer. 



L arroyo de las Puercas es buen mon- 
te de oso, et de puerco en todo tiem- 
po. Et es la una vocería por la cum- 
hce de la sierra de Moreruelos fasta 
los riscos de cabo el río: et la otra vocería por 
la ladera del Escobar de las Cuevas. Et es el 
armada, en el abertura que vá á la Breña de 
Macote. Et es la otra tras la Peñuela. 

La Breña de Macote es buen monte de puer- 
co en todo tiempo. Et es la una vocería por 
vera de la Breña del Cabo de contra Celemín 
como vá dar al collado que sal á las Navas: et 
es la otra vocería por la vera del cerro que vá 
aquende del arroyo de las Cañas fasta dó dá 




(x) Coatinüanse estampando los nümeros correspondientes fi los 
Capítulos que deja en blanco el Códicf d4 Palomares^ s^uiendo a| 
Códicg de la Cartuja de Sevilla, 



384 waUOfXWCA TDUltttlA. 

al coQado que sal á las Navas. Et es el anna- 
da en ei abertura qoe vá íaza el arroyo de las 



La Mata de los Moros es boen monte de 
puerco en todo tiempo. Et es la una vocería 
por la vera del cerro qne vá entre la Brtíía 
de Macote, et d arroyo de las Cañas. Et la 
otra vocería por la otra vera del cerro qne vá 
entre el rollado del Algatñca, et el arroyo de 
las Canas. Et es la nna armada en el collado 
qoe sale de cara á las Navas, et la otra arma- 
da en feodon de la Breña de cara al arroyo de 
las Puercas. 

El arroyo de los Gavilanes es buen monte 
de oso, et de puerco en todo tiempo, et es la 
ana vocería como se levanta del Pié del arro- 
yo de los Gavilanes de cara al camino de Al- 
teara £ista de los Riscos. Et la otra vocería 
por cima de los riscos qne son cara á Sotar 
&sla el rio de los Gavilanes. Et es la una ar- 
mada en el abertura qne sal de cara al Padrón. 
Et es la otra armada en el abertora qne sal de 
cara al arroyo de Miguel Pérez de la Pl^pura. 

El arroyo de Miguel Pérez de las Pegue^ 
ras (i) es buen monte de puerco en todo tiempo. 




cu IOS conccs* 



DON ALFONSO XI. 385 

£t es la una vocería por el cerro qu$ salieron los 
moros^ cuando fué desbaratado Ahomelique (i), fas- 
ta dó dá en el valle donde se comienza la Breña. 
Et es la otra vocería por la ladera de la Cabe- 
za de las Trompas. Et es el una armada en la 
abertura que sal de cara á la sierra de la Cruz. 
Et es el otro armada en Fondón en el abertu- 
ra que sal de cara al arroyo de las Trompas. 
El arroyo de las Trompas es buen monte 
de oso, et de puerco en todo tiempo. Et es la 
una vocería por la ladera de la Cabeza de las 
Trompas fasta como dá en los riscos del ca- 
llado. Et es la otra vocería por el cerro que vá 



(x) Esta cita histórica, escapada al autor al volar de la pluma, y 
que se escapó también k cuantos críticos 6 historiadores se han 
ocupado del Libro de la Uontetia^ escuna de las que llamaron nues- 
tra atención para fijar la época en que se escribió esta obra y el 
autor & quien es debida. 

Abomelique fué aquel piincipe moro, hijo de Albohacen, rey de 
Marruecos, que viuo & preparar íi su padre la entrada en España, 
por donde empezó para D. Alfonso XI la gloriosa jomada del Sa- 
lado. 

Esta derrota del piincipe moro, llamado r^ de Algeciras, fué 
ocasionada por las huestes castellanas al mando del famoso D. Al- 
varo, obispo de .Mondofiedo, al amanecer del dia 20 de octubre de 
1339, según se refiere en la Coránica del Muy Alto et Muy Catálieo 
Rey Don Alfonso el Onceno , capítulo ce; con lo cual, y con losdatoa 
que notaremos m&s adelante, sin olvidar el de la muerte de Diego 
Bravo (citado en el tomo i, Capitulo iv, página 20), se prueba que 
el Libro de la Montería fué escrito por D. Alfonso XI en los afioa 
que mediaron desde 1342 k 1350. 

(Véase nuestro Discurso sobre el Libro de la Montería^ en el to- 
mo I de esta obn.) 

TOMO II. 25 



386 BIBLIOTECA VENATORIA. 

de parte del arroyo Carrizoso como vá dar en 
los riscos de los Lanchares. Et es la una ar- 
mada en fondón de la Breña como sale el ar- 
royo ayuso fasta Pagana. Et es la otra armada 
en el collado que sale de cara al Padrón. 

Los Riscos de Patríte es buen monte de oso, 
et de puerco en todo tiempo, et es la vocería 
por cima de los riscos. Et es el armada en el 
abertura de las Cuevas de Martin Pérez. 

Los Riscos del Angostura de la Cabeza Are- 
nosa es buen monte de oso, et de puerco en 
todo tiempo. Et es la una vocería de parte del 
Pinarejo fasta como dá en Patrite. Et es la 
otra vocería de parte de los Riscos fasta dó 
dá en el rio que di<5en del camino de Ximena. 
Et es la una armada en el abertura que sale 
de cara á la Buytrera. Et es la otra armada 
en fondón de la Breña de cara á la Arenosa. 

El arroyo de los Almeces, que es al pié de 
la sierra del Algibe es buen monte de oso, et 
de puerco en todo tiempo. Et es la una voce- 
ría de parte de la sierra de Monsanto como dá 
en los riscos de los Almeces, et la otra de 
parte del cerro Berezoso. Et es el armada en 
el abertura que sale faza la sierra del Algibe. 

Los Fomos de Joban de Sevilla es buen 
monte de oso, et de puerco en todo tiempo. 
Et es la una vocería por cima de la cumbre 
desta sierra fasta Aojo de Barbate. Et es la 



DON ALFONSO XI. 387 

otra de parte del cerro Berezoso como vá dar 
en el rio que pasa por la Breña de los Fomos. 
£t es el armada en el abertura que sal de cara 
á la Breña de Bríz. 

La Breña de Bríz es buen monte de oso, et 
de puerco en todo tiempo. Et es la una vocería 
de parte de contra los Fornos de Johan de Se- 
villa como vá dar en Barbate encima de la 
Breña. Et es la otra vocería de parte del ca- 
mino de Tempul como vá dar al Castellejo. Et 
son las armadas la una en el abertura de cara 
á Montifarte; et es la otra armada en fondón 
de la Breña como vá Barbate ayuso. 

La Breñuela de Barbate es buen monte de 
puerco en todo tiempo. Et es la una vocería 
por cima de la Breña como vá el camino de 
Tempul, et vá dar en Barbate. Et es el armada 
en la vega de entre Barbate, et los Hardalejos. 

La sierra del Castiello es buen monte de 
oso, et de puerco en todo tiempo. Et es la vo- 
cería por cima del cerro de entre amas las 
Breñas fasta dó dá en Patríte. Et es la otra 
vocería por la vera del campo fasta dó dá en 
el arroyo tde la Texenera. Et es la una ar- 
»mada en el collado dó yace la Cabeza del 
i Home; et la otra armada en la boca de la Te- 
•xenera.» (i) 



(x) Lo que vá entre comillaSi más la silaba yo^ final de la pala- 



388 BIBLIOTECA VENATORIA. 

ir En tierra de Bejer^ et de Medina hay estos 

montes. 

La Breña de la Cabeza Degrañada, que es 
cabo Barbate, catante Bejer, es buen monte 
de puerco en ivierno. 

La Xara de Meca ed buen monte de puerco 
en ivierno. 

£1 Lanchar es buen monte de puerco en 
ivierno, et non há vocería. £t son las armadas 
en el collado del Lanchar. 

La sierra del Moral es buen monte de puer- 
to en ivierno, et son las vocerías por cima de 
las cumbres de la sierra. £t son las armadas 
la una á la fuente del Moral, et la otra al ar- 
royo. 

La Serrezuela de Medina es buen monte de 
puerco en ivierno. 

Los Lanchares de las Cuevas es buen mon- 
te de puerco en ivierno. 

El Hardal es buen monte de puerco en 
ivierno. 



bra KTToyo antecedente, se echa de ménoa por falta de una hoja en 
el Códice E$cimaUi$se, que ae ha tomado del de la CaHuja 4fi Se- 
villa. 





CAPITULO XXX (i). 



De los montes de Urmino de Tarifa^ et de Algecita, 

ir En la sierra de Retín hay estos montes. 

A Garganta del Puerto de Mora es 
buen monte de puerco en ivierno. 

El Alisoso es buen monte de puer- 
co en ivierno. 

^ Enla sierra de la Plata hay estos montes. 

Quebranta Minchos, et el Lentiscar es todo 
un monte, et es bueno de puerco en todo tiem- 
po, et alas veces hay oso. 

El monte de Ajunjulí es buen monte de 
puerco en todo tiempo, et á las veces hay oso. 

La Paya de las Adagaras et Risco Rubio, 
et Alparayate es todo un monte, et es bueno 




(x) Hasta este Capitulo ultimo ha dejado el Códice de Prnloma-^ 
res en blanco el espacio que corresponde al numero romano. El C6» 
4l»c« á< to CArto/a d« 5«v»/to ha seguido constantemente la nume- 
ración. 



390 BIBLIOTBCA VENATORIA. 

de puerco en todo tiempo, et á las veces hay 
oso. 

La Cabeza de la Grana et Boloña es todo 
un monte et es bueno de puerco en memo, et 
á las veces hay oso. 

La Breña de los Santos es buen monte de 
puerco en ivierno, et á las veces hay oso. £t 
es la vocería por cima de la cumbre que non 
pase al monte de Boloña. £t es el armada 
en el collado, que es entre este monte, et la 
Torre de los Vaqueros (i). 

£1 Madroñal de la Torre de los Vaqueros es 
buen monte de puerco en ivierno, et á las ve- 
ces hay oso, et son las vocerías la una en la 
ladera, que es de yuso de la sierra de Betix, 
que non pase á esta sierra, et la otra por cima 
del lomo fasta la mar, que non pase al monte 
de Boloña. £t son las armadas, la una á los 
prados que (2) sobre la Torre de los Vaqueros; 
et la otra al arroyo de Martín González, et la 
la otra en el collado. 

^ En la sierra de Medio hay estos montes. 

La ladera que es catante al puerto del 
Acebnche, et el arroyo de Martin González , 



(x) En la edidoo de Argote de Molina no se deecribe ni se 
mienta este monte de la Breña de los Santos. 

(a) Bttimt debe decir, axmque el texto guarda conformidad con 
el CMúe de Palomwes y el Códice de la Cartuja de Sevilla, 



DON ALFONSO XI. 39I 

et el Acebuchar, et la Laguna de Johan de Al- 
mazan es todo un monte, et es bueno de puer- 
co en todo tiempo; et á las veces hay oso. 

£1 arroyo de Desuella Cabras, et Celada 
Viciosa es todo un monte et es bueno de puer- 
co en ivierno, et á las veces hay oso. 

Los Vallejos de Fecina es buen monte de 
puerco en ivierno. Et son las vocerías, la una 
por cima de la cumbre que vá por cima de los 
Vallejos. Et son las armadas en el cerro que 
es entre estos Vallejos, et el Helechoso. 

El Helechoso, et el arroyo de Aparicio Pé- 
rez, et el puerto de Fate es todo un monte, et 
es bueno de puerco en verano; et á las veces 
hay oso. Et son las vocerías por cima de la 
cumbre de la sierra fasta el puerto de Fate: et 
la otra vocería el cerro ayuse del Helechoso 
fasta el rio. Et son las armadas en el lomo de 
Canaleja. 

La Canaleja, et la Salcediella^ et el arroyo 
de Don Sancho es todo un monte, et es bueno 
de puerco en todo tiempo, et á las veces hay 
oso. Et es la vocería por cima de la sierra fas- 
ta en derecho del arroyo de Don Sancho. Et 
es el armada á la Canaleja. 

Piedra Cana es buen monte de puerco en 
ivierno, et á las veces hay oso. 

El monte de la Peña del Águila es buen 
monte de puerco en todo tiempo, et á las ve- 



392 BIBLIOTECA VENATORIA. 

ees hay oso. £t son las vocerías, la una en el 
camino de Tarifa, et la otra por cima del lomo 
fasta la Peña del Águila. £t son las armadas 
la una entre la Peña del Águila, et la Breña 
de Pablos Gil» et la otra al arroyo de Longa- 
niella. 

£1 Colmenar de Pero Ximenez á d6 tomaron 
d Infante de Benamarin cuando á la de Tari- 
fa (i) es buen monte de puerco en verano. £t 
son las vocerías la una en el camino de Tari- 
fa, et la otra por cima del lomo fasta la Peña 
del Águila. £t es el armada en el Rebenton. 

La Breña de Pablos Gil es buen monte de 
puerco en todo tiempo, et á las veces hay oso. 
£t son las vocerías la una por cima de la cum- 
bre del monte fasta el arroyo de la Peña del 
Águila, et la otra por el cerro arriba que es 



(i) Esta es la tercera cita histórica de las que nos han servido 
para demostrar que el Ltífro de la Montería fué obra del siglo xiv 
y del Rey D. Alfonso XI. 

£1 infante de Benamarin es el mismo Abomelique; pues sabido 
es que su padre Albohacen era & la sazón en África el sucesor y re- 
presentante de los Benamarines, tanto, que con su desgraciada der- 
rota en el Salado, dio á aquella gloriosa batalla el nombre de so 
familia. La Coránica del Rey D. Alfonso el Onceno; la Coránica del 
Rey Don Pedro^ por Pero López de Ayala; la Descripción General 
de África, por Luis de Mármol Carvajal; y el Origen y Descendencia 
de los Sereníssimos Reyes Benimerines, por Ivan Vincenzo Escallon, 
entre otras muchas obras, atestiguan esta verdad. 

(Véase nuestro Discurso sobre el Libro de la Montería, en el to- 
mo I de esta obra.) 



DON ALFONSO «I. 393 

entre monte, et el Afumada fasta el arroyo de 
la Peña del Águila. £t es el armada en el pié 
que descende del Afumada, et vá dar en el 
arroyo de Longaniella. 

£1 monte del Afumada es buen monte de 
puerco en ivierno, et á veces hay oso. £t es la 
vocería por cima del cerro del Afumada fasta 
el collado que es asomante á Guadamecir: et 
es el armada en el £scobar que es entre este 
collado, et el Afumada. 

£1 arroyo de las Viñas et la Mata del Guijo 
es todo un monte; et es muy buen monte de 
puerco en todo tiempo, et á veces hay oso. £t 
es la vocería por cima del cerro de la Mezqui- 
tilla fasta la mar, et otra en el camino so- 
mero que vá de Algecira á Tarifa. £t es el ar- 
mada á los Casarejos. 

£1 arroyo de los Adaliles es buen monte de 
oso, et hay muchos puercos en todo tiempo. 
£t es la vocería en el camino Viejo que vá 
de Algecira á Tarifa la loma ayuso fasta la 
mar, que non pase al arroyo de las Viñas. 
£t son las armadas en el lomo que es entre 
este, arroyo, et el monte de Guadamecir: et 
otra armada en el paso de cima. £t es en 
este arroyo mesmo: et otra armada en el Co- 
Uadiello. 

Las Cabezas de Hinojera es buen monte de 
puerco en ivierno. £t es la vocería por cima 



394 BIBLIOTECA VENATORIA. 

de la cumbre que vá por estas cabezas. Et es 
el armada al arroyo. 

Guadamecil es buen monte de oso et de 
puerco en ivierno, et en verano porque hay 
buen agua. Et son las vocerías la una por ci- 
ma de la Pedriza, et la otra desde la Pedriza 
fasta la pasada del rio. Et son las armadas la 
una en el camino que vá de Algecira á Tarifa, 
et la otra en el CoUadiello del Villarejo. 

La Cabeza del Portízuelo es buen monte de 
puerco en ivierno. Et es la vocería por cima 
desta Cabeza. Et es el armada al rio de Gua- 
damecir (i). 

La Mata de Palomiella es buen monte de 
puerco en ivierno. Et es la vocería por cima 
del cerro que es entre el monte de los Ciervos» 
et esta mata fasta el collado. Et son las ar- 
madas, la una al rio de Guadamecir, et la 
otra allende del arroyo del Sarzalejo. 

El monte de los Ciervos et las Matiellas es 
todo un monte, et es bueno de puerco en 
ivierno. Et son las vocerías la una por cima del 
Alcomocosa, et la otra por Jel camino que vá 
á Tarifa, que vá por cima deste monte que es 
entre este monte, et la Mata de Palomiella fasta 
Ojo de la Mar. Et son las armadas, la una al 



(i) Este monte de la Cabeza del Portizuelo no se menciona si* 
qtúera en la edidon de Argote de MoNna. 



DON ALFONSO XI. 395 

collado, et la otra al arroyo de los Ciervos, et 
la otra al Mojonciello. 

£1 Alcomocosa es buen monte de puerco en 
ivierno. Et son las vocerías, la una por cima 
del cerro del Alcomocosa fasta el collado; et 
la otra el cerro ayuso, et ala boca del arroyo. 
Et son las aimadas, la una al collado, et las 
dos á los prados. 

El Alcaria de los Perales es buen monte de 
puerco en ivierno, et aun en verano porque 
hay buen agua. Et es la vocería por cima del 
Guijo, que es sobre esta Alcaria. Et son las 
armadas las dos al camino de Tarifa, et la otra 
en los Casares del Alearía. 

La Cabeza del Tomo, et el arroyo de Que- 
branta Botijas es todo un monte, et es bueno 
de puerco en ivierno. Et son las vocerías, la 
una sobre la Cabeza del Tomo, que non pase 
al Alcomocosa, et la otra en el lomo que es 
sobre este arroyo, que non pase á Monte Ver- 
de. Et son las armadas en los prados que son 
de yuso del camino de Tarífa. Et la otra al 
collado que está en par de la Cabeza del Tomo. 

Monte Verde, et la ombría es todo un mon- 
te, et es bueno de puerco en iviemo. Et es la 
vocería desde el collado del Zarzoso por cima 
de la cumbre del cerro del ombría fasta la 
mar. Et son las armadas en el camino de Tarifa. 

Monte Marín es buen monte de puarco 'ea 



39^ BIBLIOTECA VENATORIA. 

ivierno. £t son las vocerías desde la Peñuela 
por cima de la cumbre fasta Ojo de la Mar, 
que non pase al arroyo del Oliva. Et la otra 
voceiia por la cumbre que es entre este monte, 
et el arroyo del Peral. Et son las armadas la 
una en el camino de Tarifa, que vá por cima 
del Sarzoso. Et la otra en el collado que es s6 
la Peñuela. 

El arroyo del Peral, et el monte de Alme- 
nar es todo un monte, et es bueno de puerco 
en ivierno. Et son las vocerías, la una desde 
en par del aldea que dicen Portal, por la cum- 
bre ayuso fasta la mar que non pase á Monte 
Marin; et la otra desde el aldea que dicen Al- 
menar por cima de la cumbre fasta la Cabeza 
que dicen de Cotales, que es á Ojo de la Mar. 
Et es el armada en el Eruela. 

El monte de Martin Gil es buen monte de 
puerco en ivierno: et es la vocería desde el 
Atalaya de Trafa Candil por cima de la cum- 
bre fasta á Ojo de la Mar. Et son las armadas 
la una en el camino de la playa, que vá de 
Algecira á Tarifa en el Fomo de la Cal, et la 
otra en el collado de Trafa Candil. 

La Sarzuela es buen monte de pueix:o en 
ivierno: et es la vocería en la senda que vá en- 
tre la Sarzuela, et Monte Mediano, et otra en 
la ladera del Fomo de la Cal. Et es el arma- 
da á la Peñuela. 



DON ALFONSO XI» 397 

El Saizoso es buen monte de puerco en 
ivierno. £t son las vocerías la una desde el 
collado por cima de la cumbre fasta el camino 
que vá de Algecira á Tarifa: et la otra desde 
este camino fasta el arroyo. ]^t son las arma- 
das, la una en el collado, et la otra en el cer- 
ro del Atalaya, et que estén alanos al arroyo 
que es á las espaldas deste cerro, que non pa- 
se contra Monte Mediano. 

Monte Mediano es buen monte de puerco 
en ivierno. Et son las vocerías la una en el 
camino que vá por cima del cerro fasta las Ca- 
bezuelas, que non pase á los Vallejos: et la 
otra por el cerro que^s entre Monte Mediano, 
et el Sarzoso fasta en par de la Sarzuela. Et 
es el armada en el collado deste Monte Me- 
diano et el otra al Fomo de la Cal. 

Los Vallejos es buen monte de puerco en 
ivierno. Et es la vocería desde las Atalayue- 
las el cerro ayuso fasta el arroyo de Xatares, 
que non pase á Monté Mediano. Et es el ar- 
mada en el Eruela Verde. 

La Garganta de Guada Serracin es buen 
monte de puerco en ivierno. Et son las voce- 
rías, la una desde el pié de la Pedriza, la Pe- 
driza arriba fasta el collado de Guada Serra- 
cin. Etla otra por la ladera del Cabezo de 
Guada Serracin fasta el camino de Tarifa. Et 
son las armadas, la una en las Navas de 6a- 



398 BIBLIOTECA VENATORIA. 

ses, et la otra allende del arroyo en la senda 
que vá contra el collado de Guada Serracin. 

£1 Sarsal de la dehesa de Gomares es buen 
monte de puerco en ivierno. Et es la vocería 
por cima de la ladera que está sobre la Dehe- 
sa. £t es el armada á la Nava del Casarejo. 

La Garganta de la Miel es buen monte de 
puerco en ivierno, et á veces hay oso. 

El Arrehanal con el arroyo de la fuente del 
Escosa es buen monte de puerco en ivierno. 

El arroyo de Acedasin es buen monte de 
puerco en ivierno. 

El monte de la Nava es bueno de puerco 
en ivierno. Et es la vocería por cima de la 
cumbre de la sierra fasta el collado, et en el 
collado del Rabanal. Et son las armadas la 
una en la Nava, et la otra en el arroyo, et la 
otra en el cerrillo de los Alcornoques. 

La Garganta et el arroyo de Benarax es buen 
monte de puerco en ivierno, et á veces hay oso. 
Et es la vocería desde la senda del puerto de 
Escosa fasta encima de la Garganta: et la otra 
por cima de la Garganta fasta que venga la 
cumbre ayuso fasta la Derruñada. Et son las 
armadas, la una en la Nava del Rey, et la otra 
en la Celadiella, et la otra al arroyo, et la otra 
en el collado que es de yuso de la Derruñada. 

Arroyo Seco es buen monte de puerco en 
ivierno, Et son las vocerías la una en la cum- 



DON ALFONSO Xh 399 

bre que es entre este monte et el montecillo 
del Prior, et la otra al paso de arroyo Seco. Et 
son las armadas la una al collado del Pendón, 
et la otra al arroyo. 

El montecillo del Prior es bueno de puerco 
en ivierno: et es la vocería en esta cumbre 
mesma que está entre este monte, et arroyo 
Seco catante á este monte. Et es el armada al 
vado del Fresno. 

La Mata del Castillejo et el rio de Gales es 
bueno de puerco en ivierno. Et es la vocería 
en el Castellarejo, et dende el cerro ayuso fas- 
ta el rio de Gales. Et es el armada al rio. 

El Alearía de Gales es buena de oso, et de 
puerco en ivierno. Et es la vocería desde el 
Castellejo fasta el Guijo Alto, et la sierra Blan- 
ca. Et es el armada entre el rio, et la Mezqui- 
tilla. 

La Breña de las Cabezas Rubias es buena 
de puerco en ivierno. Et es la vocería como 
dice el lomo de SantacorachaTaza Murta. Et 
es el armada al rio de Palmones. 

Los Barzales del arroyo de Oida Corte es 
buen monte de puerco en ivierno. Et son las 
vocerías como dicen de las Atalayas ayuso con- 
tra el Botera de Oida Corte. Et es el armada 
entre el rio, et Albotera. 

El soto de Guadarranque, et la Isleta de 
Palmones es bueno de puerco en verano. Et 



400 BIBUOTBCA VENATORIA. 

es la vocerfa á la punta del soto entre el soto, 
et Guadarranque, et que esté renuevo al Sa- 
ladillo, que es entre la Isleta, et el Soto Ma- 
yor. £t es el armada en los Cabezuelos que es 
entre el soto» et Oída Corte. 

£1 sotillo'del Angostura que es cabo la 
fuente del Oro, es bueno de puerco en ve- 
rano: et es la vocería de parte de la fuente 
del Oro, que non vaya al soto Gotdo. Et es 
el arma4a entre este sotillo, et el soto de Gua- 
darranque. 

ir En Val de Hoxen hay estos montes. 

La Mata de Hoxen es bueno de oso et de 
puerco en todo tiempo. Et es la vocería por el 
camino viejo, et la otra por el lomo ayuso fas- 
ta que dá en el Alcana. Et es el armada en 
fondón al río de Hoxen. 
. El Palancar es buen monte de oso, et de 
puerco en todo tiempo. Et son las vocerías, la 
una en el lomo que vá contra la fuente del 
Escosa, et la otra por la senda del Palancar 
contra la Bu3rtrera. Et es el armada en la Ca- 
bezuela del Acebnche. 

Las Gargantas de la Buytrera catante á Ho- 
xen, es buen monte de oso, et de puerco en 
todo tiempo. Et son las vocerías, la una por el 
lomo de la sierra, como descende la senda de 
las Carretas: et la otra por la senda que vien 



DON ALFONSO XI. 40I 

de la Bu3^era el cerro ayuso fasta la Mezqui- 
tílla. £t son las armadas en el camino de Al- 
gecira, que vá á Alcalá. 

La ladera de la Alcana de los Perales, que 
es catante Almodóvar, es muy buen monte de 
oso, et de puerco en todo tiempo. Et es la vo- 
cería por cima de la cumbre de la sierra que 
non pase á la Buytrera. Et son las armadas la 
una en el lomo de la senda que descende de la 
Buytrera. Et la otra en fondón de la Celada 
Vieja. Et las dos armadas al arroyo de Almo- 
dóvar (i). 

Los valles de Cabezas Rubias es buen mon- 
te de oso, et de puerco en todo tiempo. Et son 
las vocerías la una por la ladera de la sierra 
Blanca fasta la Quebrantada Rubia fasta aso- 
mante el Pedregoso. Et son las armadas, la 
una al arroyo catante Almodóvar, et la otra 
armada á la Mezquitilla, que non pase contra 
Gales. 

La Garganta de Longaniella es buen monte 
de oso, et de puerco en todo tiempo. Et es la 
vocería por cima de la cumbre de la Garganta 
fasta que llegue del un cabo del collado que 
es asomante de Guadamecil; et del otro cabo 
el collado asomante á Xara. Et son las arma- 



(z) Este monte de la ladera de la Alearía de los Perales, ni se 
describe ni se menciona en la edición de Argote de Molina. 

TOMO II. 26 



402 BIBLIOTECA VENATORIA. 

das en estos dichos collados; et la otra arma* 
da al Alcana de Longaniella. 

La sierra de Mocron es buen monte de oso 
et de puerco en verano. Et es la vocería por 
cima de la sierra deste monte. £t son las ar- 
madas la una en el collado que es entre Mo- 
cron, et Xara, et la otra á la laguna. 

La Garganta de Xara es buen monte de oso, 
et de puerco en todo tiempo. Et es la vocería 
por cima del somo del Palancar; et la otra por 
la senda de las Carretas. Et es' el armada en la 
senda que entra á la Garganta de Xara; et la 
otra en el collado de Longaniella. 

La Garganta de la Buytrera es buen monte 
de oso, et de puerco en verano: et son las vo- 
cerías la una por cima de la sierra fasta que 
llegue á la senda de las Carretas: et la otra 
por la senda de la Buytrera. Et es el armada 
al Alcana de Xara. Et la otra armada en el 
coUadiello que vá al Alcornocal Fermoso. 

Alcornocal Fennoso que es catante á Puer- 
to Llano como se contiene desde la senda de 
la Buytrera fasta la laguna de Puerto Llano 
es muy real monte de oso, et hay muchos 
puercos en todo tiempo. Et son las vocerías 
la una por cima de la sierra de la Buytrera; et 
la otra el lomo ayuso que es entre este monte, 
et el arroyo de Pero Ximenez fasta que vaya 
topar en el arroyo. Et son las armadas, la una 



DON ALFONSO XL 403 

ayuso del arroyo del Alcornocal Fermoso, et 
la otra en el coUadiello que es asomante á 
Xara. ifiT L^ primera vez que corrí este mon- 
te, maté en él un oso de los grandes que nun* 
ca vi. Et fué el primero oso que maté en tier- 
ra de Algecira. 

El arroyo de Pero Ximenez con el arroyo 
del Alisoso es buen monte de oso^ et de puer- 
co en todo tiempo. Et son las vocerías por 
cima de la sierra fasta catante la laguna del 
Puerto Llano: et la otra por el cerro que es en- 
tre Alcornocal Fermoso, et el arroyo de Pero 
Ximenez. Et son las armadas entre el arroyo 
de Pero Ximenez, et el Alisoso. 

La Foz de la Cabeza de Almodóvar es muy 
buen monte de puerco en todo tiempo, et á 
veces hay oso. Et son las vocerías la una por 
cima de la cumbre deste monte mesmo, et la 
otra por la ladera de la Cabeza de Almodóvar 
fasta que cierre á la boca del rio. Et son las 
armadas á la boca de cima de la Hoz, una que 
esté allende del río, et otra que esté aquende. 

La Hoz de Acical es buen monte de oso en 
ivierno. Et son las vocerías por cima de la 
sierra del un cabo el Berrocoso. Et la otra 
fasta la senda que sale á la Mesada de Bena- 
macuz. Et es el armada al rio. 

Las Hoces de Benamacuz es buen monte xie 
puerco en todo tiempo. Et son las vocerías, 



404 BIBLIOTECA VENATINUA. 

la una por cima de la sierra fasta la senda que 
sale á la Mesa de Benamacuz. Et la otra fasta 
el arroyo de las Culuebras. Et es el armada en 
Fondón de la Hoz. 



AQUÍ SE ACABA EL TERCERO LIBRO. 



CARTA A ALBAR GARCÍA (i). 



E Nos el Capitán General de todos 
los montes desde levante fasta po- 
niente, et desde oriente fasta oci- 
dente á tí Albar García, Adelantado 
de los Galeces. Vimos el escripto que Nos en- 
viaste, en que dicias, que andando por esa 
montaña, que es poblada de los Galeses, que 
llegando á un logar que dicen Sant Pedro 
de Entramas Aguas, que pusieras cane^ á un 
puerco, et que non te catando del, que falla- 




(i) Al fin del ejemplar del Libro de la Montería de la Cartuja de 
Sevilla se halla la siguiente carta jocosa fc un montero llamado Al» 
var García, la cual se añadid también al ejemplar Bscuriatenu; 
pero asi esta como otras adiciones que tiene son de car&cter diver- 
so perteneciente al reinado del Rey Don Pedro I de Castilla. 

Las lineas precedentes son del Códice de Palomares t k lo que de- 
bemos añadir, que la presente carta se halla, no en uno sino en los 
dos Códices Bscvrialenses; de lo que resulta que estfc en todos los 
c&dices de que nos hemos ocupado. Lo de que esta como otras adi- 
ciones que tiene (el Códice I Escurialense) son de carácter diverso 
perteneciente al reinado del Rey Don Pedro I de Castillat no se opone 
k que fueran obra, y el Códice propiedad, del padre de este; es de- 
cir de D. Alfonso XI, como queda indicado en el Diteufso preli- 
minar. 



406 ' BIBLIOTECA VENATORIA. 

ras el Dragón Negro de la lana encantada á 
que tú llamas Ladrón. £t si tal era como tú 
enviabas decir, este era el su nombre que non 
Ladrón como dicia el tu escripto. Otrosí envías 
á dicir, que maguer entendias que non era tu 
prisión, que con cobdicia que non te podiste 
sofrir, et quel mandeste poner canes, et que 
andudieron todol dia con él fasta la noche; et 
que te lo pusieron por el armada dos, ó tres 
veces, et que hobo dos ferídas más pequeñas 
que grandes. Et á este punto respondemos, 
que Nos pesa, por cuanto eras montero, et en- 
tendimos la penitencia que pasaste, et place 
Nos et ende bien porque es vivo; et quiera 
Dios que sean tales las ferídas porque non 
haya de morir en su cabo muerte sopitaña, en 
algún yermo apartado por dó él suele andar 
sin oir voces de ángeles terrenales. Amen. Et 
á lo que dice$ que estudieron los canes con 
él, et los monteros fasta el primero sueño, et 
dende adelante que fueron dejando los canes, 
salvo dos bien aventurados, et porfiados des- 
amparados de los otros sus compañeros. Et á 
buena fé aun cuido que de los monteros tam- 
bién de los Estremadanos como de los Galle- 
gos, los cuales enviabas decir que sajlieran 
por la nieve por cima de una sierra con el ay 
mesquinos dellos, como yo acá donde esto he 
duelo dellos por ser tan mal acorridos, et tan 



DON ALFONSO XI. 4O7 

desamparados; et por las maldiciones con sos- 
piros, et con gemidos que ellos darían á los 
que aquel monte los levaron. £t ay pecador 
de Albar García, en aquel tiempo que los es- 
taba oyendo con todo su asesiego, con las cin- 
co partes de la malenconía. Pero pongamos 
que todo esto así conteció* ¿Qué es lo que tú 
feciste esta noche, et los monteros? ¿O qué es 
lo que otro dia hí ficiste? De lo que parece que 
dallí adelante de todo lo que habias de facer 
non feciste nada, demás yaciendo nieve en la 
tierra como dides que estaba, et teniendo con- 
tigo algunos de los que sabian la tierra como 
creo que tenias. Ca si lo dejaste de facer por 
cosas que tenias de librar fuera de montería, 
que fuesen servicio del Rey 6 del Conde su 
fijo (i), yo so cierto del Rey, que por detener- 



(x) Este Rey de quien habla la carta, es D. Alfonso XI, y su 
hijo, el Conde de Trastamara, que después niat6 k su hermano el 
Rey D. Pedro I y se llamó Enrique II. Acaso esta noticia fué bas* 
tante para persuadir á Gonzalo Argots de Molina de que toda la 
obra del Libro de la Monteria era del referido Rey D. Alonso el XI. 

Las anteriores lineas, del Códice de Palomares^ y el periodo de la 
carta k Alvar García á que se refieren, en que se habla del Rey 6 del 
Conde su fijo, constituyen la cuarta cita histórica que, con las an- 
teriores, nos pusieron en camino de probar que esta obra fué escri- 
ta por D. Alfonso XI en los años que trascurrieron entre el de 1342 
y Z350: es decir, después de la muerte de Diego Bravo en la cerca 
de Algeciras desde 1342 k 1344; después de la muerte del infante 
moro Abomelique Benamarin en 1339; durante la existencia simul- 
tanea de D. Alfonso XI y de su hijo el Conde de Trastamara (por- 



408 BIBLIOTECA VENATORIA. 

te dos días por acabar tal aventura, que como 
quier quél pasara por non se acertar en ella, 
que te pone mas culpa por non lo porfiar, que 
lo dejar por otra razón; et aun por su fijo el 
Conde eso mesmo. £t si lo dejaste por men- 
gua de canes, tenemos que tal aventura como 
esta que se pudiera cobrar por pocos canes 
que tovieses; et aunque estudiesen cansados, 
levando la ida los homes por ojo, et los canes 
consigo tales cuales estudiesen fasta muy cer- 
ca dó 61 estudiese, á que non bebiesen acha- 
que los canes si non aqdar con él, señalada- 
mient por la tierra que dices que estaba ne- 
vada. Et si lo dejaste por tiempo muy fuerte 
que te destorvase á non poder facer ninguna 
porfia de buenos monteros, esta es la escusa 
con razón que puedes poner, et non otra. Et 
si esta fué, debieras me enviar decir como te- 
nias en corazón de lo porfiar, et que te lo des- 
torbara esto del tiempo, por salvarte de caer 
en tal yerro de montero, pues fallado habías 
tal aventura, et cometiste á la probar. Pero 
aun á esta que es la mas con razón, dicen los 
Evangelistas Sanct Domingo Pascual, et Sant 



Que no otros pueden ser el Rey et el Conde su fijo); y por último, 
antes que el Rey D. Alfonso XI muriese en el real sobre Gibraltar 
el afto de 1350. 

(Véase nuestro Discurso sobre el Libro de la Montería en el to- 
nto I de esta obra.) 



DON ALFONSO XI. 4O9 

Johan de la Fuente Ovejuna, et Sant Antón de 
Val de Iglesias, et Sant Pero Pelay, que de- 
bieras estar dos, ó tres dias esperando tiempo 
para acabar tal aventura como esta con porfia 
de montería derecha. Et qui vivit et regnat 
Deus per omnia saecula saeculorum, Amen. 
Et Dios nos deje en algund tiempo seer en el 
mes de noviembre en esa tierra dó anda ese 
grant Jayán á que Nos pusiemos nombre el 
Dragón Negro de la lana encantada, porque 
podamos cobrar algo de lo que se menguó, et 
podamos dar á ti alguna emienda de la peni- 
tencia que pasaste aquel dia fuerte, et aquella 
mala noche que duró la batalla de entre tí 
et él. 



PIN PBL TOMO SEGUNDO 
Y DEL LIBRO DE LA MONTERÍA. 





ÍNDICE. 



* 



PfcginM. 

Anteportada.. i 

Portada.. iii 

Discurso sobxx bl ldro ob la montbkía v 

I.— Más sotre el Libro de la Montería y hallazgo de otro. Id. 
II.— Opinión de críticos espafioles sobre el Lütro de la 

Montería xi 

in. — Opinión de nn critico extranjero sobre el Libro de 

la Montería zxxvii 

IV.—Opinion de los sefiores Anuulor de los Rios y Ga- 

yangos xli 

V.—Bibliografia Venatoria Espafiola Mdicioii; lxii 

Libro qub mandó pacbr bl rby d. alponso db castib- 

LLA BT db LBOM, QUB PABIA BN TODO LO QUB PBRTB- 

NBSCB i LAS IIIANBRAS DB LA MONTBRÍA. X 

LIBRO TERCERO.— Aquí couibnba bl tbbcbro libro 

QUB pabla db LOS MONTBS DB TODO BL SBflORÍO DB 
CASTILLA BT DB LBON, BT ALOUNOS DB LOS RBONOS 
DB ORANADA 3 

Prólogo Id. 

Capítulo I.—- De los montes de tierra de Castiella Vieja. 6 
Capítulo II.— De los montes de Aguilar de Campo, et de 

Pemia, et de Liébana. z8 



412 BIBLIOTECA VENATORIA. 

Páginas. 

Capítulo III.— De ioi montea de tierra de Burgos et de 

Sant Millan de la CogoUa 35 

Capítulo IV. — De loe montes de tierra de Soria 49 

Capítulo V.-->De los montes de tierra de León, et del 

Vierzo ' 54 

Capítulo VI. — De los montes de tierra de Asturias.. . . 85 
Capítulo VIL— >De los montes de tierra de Gallicia. . . 89 
Capítulo VIII. — De los montea de tierra de Salamanca, et 
de Miranda, et de Montemayor, et Béjar, et de Grana- 

diella. . 94 

Capítulo IX. — ^De los montes de tierra de Avila, et de Ca- 
dahalso, et de Sant Martin de Val de Iglesias, et de Val 

de Corneja 106 

Capítulo X. — De los montes de tierra de Segovia, et de 

Mazanares, et de Val de Lozoya 158 

Capítulo XI.—- De loe montes de tierra de Buitrago. . . 180 
Capítulo XII.— De los montes de tierra de Ayllon, et de 

Sepülvega, et de Riasa, et de término de Pedraza. . . 187 
Capítulo XIII. — De los montes de tierra de Atiensa. . . 198 
Capítulo XIV.— De los montes de tierra de Moya et de 

Cuenca. aox 

Capítulo XV.— 'De los montes de tierra de Maydrit et de 

Alhamin 234 

Capítulo XVI.— De los montes de tierra de Toledo, et de 

Calatrava, et de Talayera 231 

Capítulo XVII. — De los montes de tierra de la 6rden de 

Calatrava 241 

Capítulo XVIII. — De los montes de tierra de Trogiello. . 268 
Capítulo XIX.— De los montes de tierra de Capiella, et de 

la Puebla de Alcocer 274 

Capítulo XX.—De los montes de tierra de Plasencia. . . 283 



CipíTuLO XXI.— De loa noDiea de tierra de Corii. et ile 

Gii]i>leo,et de Alcimiua, et de AlboniDeniDe. . . . 
Capítulo XXll.— De toe moatee de tiem de t* órdeo de 

SuiclUgO' .1 - • .... .-.,.... 
Capitulo XXIII.— De los montee de ticm de Btdiioi, et 

deXeritdeBidijoi 

C*pJnito XXIV.— De loe montes de lietra de Sevilta, el 

de Niebla el de GibnleoD 

CafIiulo XXV.— De loe montee de tierra de Cdrdobi.. . 
CAPirtn^ XXVI.-De loe montes de tierra det ObUpido de 

I«l«n 

Capitulo XXVII.— De loe montea de tierra de ilcirki. . 
CafUulo XXVIII.— De loa moniea de liem de AlcRlá U 

Resl, et de Priego, el de Rute 

CafIiulo XXIX. —De los nomes de tieiT* de Álcali de los 

Guules, ct de Medina, el de Bejei 

Capítulo XXX.— De lo* montei de tCnnino de Tarifa, el 



BIBLIOTECA VENATORIA. 

▼OLÚMBMBS PUBLICADOS. 

Libro tU la Mottteria del Rqt D. Alfonso XI, con un Discurso y 
notas del Excmo. Sr. D. José Gutiérrez de la Vega. Consta de dos 
tomos, que han costado por suscricion k 6 pesetas cada uno en 
Madrid y fc 7 pesetas en provincias. 

Al mismo precio podr&n adquirirlos los nuevos suscritores. 

Fuera de suscricion se aumenta el precio de venta de toda la 
obra k 50 reales en Madrid y 60 en provincias. 

£1 voldmen III de 1% Biblioteca Venatoria estfc en prensa, y 
contendr& él solo dos obras, el Libro de la Caxa^ del Principe Don 
Juan Manuel, y el Libro de las Aves de Caxa^ de Pero Lopex de 
Ayala. 



LA ILUSTRACIÓN VENATORIA. 

PERIÓDICO DE CA2A Y PESCA, 

de Sport y recreos campestres, de aclimataciOH y cría de animales 

domésticos^ y de cuanto tenga relación con la agricultura 

y con los deleites de la vida del campo. 

La Ilustración Venatoria se publica en edición de lujo de 24 co~ 
lumnas en gran folio, con magníficos grabados, los días 10, 20 y 30 
de cada mes, desde princq>io del año 1878. Cada año formará un 
lujoso tomo con índice y portada que se repartir&n k su tiempo 
^ara encuadernarlo. 

En toda Espafia cuesta la suscricion: Un mes 2 pesetas. — Tres 
meses 6 pesetas.— Seis meses 12 pesetas.— Un año 24 pesetas. 

Rebaja considerable: Todos los que hagan directamente el pe- 
dido y anticipen 20 pesetas, poniéndolas en esta Administración en 
metálico, 6 por medio de letra de fácil cobro, obtendrán la sus- 
cricion por un año. 

REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN de la Biblioteca y d? La 
Ilustración; calle de Espoz y Mina, nüm. 3, Madrid, 



X 



'i 



\ 



\ 



\ 



\